Síguenos

Opinión

Pablo Aure: Insurgencia

publicado

el

Pablo Aure, Insurgencia-acn
Foto: EFE/Orlando Barría

La ignorancia, más que el miedo es la responsable que estemos sumergidos en este pichaque de estiércol. El régimen se mantiene porque no hemos sido capaces de convencer a los que tienen la fuerza para desalojar del poder a quienes lo han usufructuado por muchísimo tiempo para enriquecerse, provocando el empobrecimiento del pueblo y destruyendo a Venezuela.

Si no sabemos lo que es un país ni tampoco lo que es una república, ¿mo le vamos a pedir a los que ni siquiera tienen qué comer, que luchen por la democracia, por elecciones libres, por la libertad de expresión o, por cualquiera de los más elementales derechos humanos? Tenemos que reconocerlo, somos un pueblo ignorante, y el régimen nos prefiere así.

Si hiciéramos una encuesta para indagar lo que pensamos sobre cuál es la función de los gobernantes, es muy probable que un alto porcentaje de la población responda que a ellos los elegimos para que nos den de comer, para que nos provean de viviendas y nos asignen una pensión. Aquí se percibe al que gobierna como un jefe a quien debemos agradecerle “lo que hace por nosotros”. De inculcar esa manera de ver a los gobernantes se han encargado no solamente los que hoy ejercen el poder, sino también, un vasto sector de la oposición.

El flagelo de la ignorancia se ha convertido en una epidemia propagada por todo el territorio nacional. Desde el mismo momento que pensamos en votar creyendo que elegiremos a gobernantes para que hagan lo que no es su obligación, y lo que es peor, que esos señores durante su campaña se promuevan como los que resolverán todas las necesidades a los ciudadanos, demuestra que ni con elecciones transparentes saldremos de este hueco.

No le pidamos a la MUD lo que no sabe hacer  

Al momento de escribir esta columna y después de leer muchos comentarios sobre las negociaciones” en República Dominicana, llegué a la conclusión de que no vale la pena seguir pidiéndole a la MUD algo en lo que ella no cree por lo tanto no lo podrán hacer.

Y no lo puede hacer porque simple y llanamente piensa igual al régimen. Nosotros, quienes nos oponemos a esas negociaciones, queremos salir de la dictadura, los negociadores no. Nosotros queremos un país de libre mercado, donde no existan controles que terminan siendo el inevitable camino a la corrupción; ellos no. Nosotros entendemos que la prosperidad surge en tanto y en cuanto se respeten y garanticen todos los atributos de la propiedad privada, ellos no. Si lo dudan, estudien las actuaciones de ambos grupos y rápidamente llegarán a la conclusión de que la MUD y el PSUV piensan muy parecido.

El régimen se quiere mantener, ellos -los “negociadores”- también. Ambos parten de la misma concepción de hacer política. No es cambiar este modelo populista lo que los anima, sino la esperanza de lograr llegar al poder para cometer los mismas excesos que hoy comete el castro-madurismo. Recordemos: Chávez fue la respuesta a los desafueros del pasado. Por esta razón, jamás deberíamos imaginar que las causas de esta desgracia ahora las podríamos considerar como la solución. Hay elementos de convicción para sostener lo que aquí escribo. Por ejemplo, uno muy reciente, la semana pasada en la Asamblea Nacional, se le negó el derecho de palabra a algunos diputados de la bancada opositora que no apoyaban ese dialogo en República Dominicana. Esto significa que no hay ninguna diferencia con aquella AN dirigida por Diosdado Cabello que limitaba los derechos de los parlamentarios.

No dejes de leer: “Gobierno y oposición se reunirán el próximo 15 de diciembre”

La MUD que siga viajando los quince y últimos de cada mes, no perdamos más el tiempo con ellos ni esperemos que de esas negociacionesresultará algo positivo para el país. La asamblea nacional constituyente seguirá conviviendo con la Asamblea Nacional, soltarán a uno que otro político que Maduro mantiene secuestrado y hasta quizá, permitirán que se alimenten y mediquen a unos tantos enfermos que hoy padecen desnutrición o de una afección terminal. En esas negociaciones no se discute la salida del régimen, sino el estilo para convivir con él.

Les pregunto: ¿es normal que se negocie la libertad de un preso político, la alimentación o los medicamentos del necesitado, que se pida reconocer al Poder Legislativo (AN) o que se exijan elecciones libres? ¿Eso hay que negociarlo? ¡Claro que no! En un país donde funcionen las instituciones, con gobernantes decentes y, honorables voceros de la oposición eso no se discute ni mucho menos es objeto de negociación. Pero aquí no hay seriedad de lado y lado, por eso dialogan y negocian y para colmo, fuera de Venezuela.

Ruptura total

Lo que expresaré en el párrafo de abajo trataré de desarrollarlo con estricto apego a lo que he venido observando a lo largo de estos años. Mis deseos a que ocurra o no, los mantendré “in pectore”. Léase entonces como lo que es: como una opinión.

Para dar al traste con esta manera de hacer política no hay una vía distinta que la ruptura total. nganle el nombre que ustedes quieran. Injerencia humanitaria, intervención militar, golpe de Estado, insurgencia, rebelión civicomilitar o revolución. El nombre es lo de menos, lo que interesa saber, es que por las vías convencionales (el voto) jamás disfrutaremos a Venezuela como una república democrática.

En Venezuela se ha enquistado el populismo gubernamental que además de la complicidad política opositora que lo sostiene, hay otros factores que imposibilitarían destituir a los gobernantes mediante el sufragio. Entiéndase muy bien: aquí hay agentes foráneos que protegerán al régimen contra cualquier intento para sustituirlo. No hablo precisamente de “carmelitas descalzas” las que están acá, sino de verdaderas organizaciones delictivas que han hecho del territorio nacional un santuario para realizar sus operaciones.

Si quieren seguir votando bajo este panorama, háganlo, pero eso sí, entiendan que nada cambiará.

Mientras otros debaten entre elecciones libres y canal humanitario, los que hemos hecho de la docencia nuestro propósito de vida, seguiremos predicando en las aulas de clases y en todas las partes que visitemos, los principios fundamentales para construir la Venezuela que merecemos.

@pabloaure

Comentarios de Facebook

Opinión

Alexis Coronel Roche: Venezuela, circo y crisis humanitaria

Publicado

el

Crisis humanitaria-acn
Foto cortesía: Cadena SER

La hambruna crece, aparecen algunos productos de la cesta alimentaria, pero con exorbitantes precios, inaccesible para los venezolanos que apenas alcanzan a cobrar un salario mínimo, se ve en la calle una desolación total en medio de unos pocos buscando el voto prometiendo y prometiendo lo que jamás han cumplido, así transcurre este diciembre en Venezuela.

Para este 15 de diciembre, se anuncia nuevamente un encuentro entre los auto- llamados dialogantes, que siguen dándole oxigeno a un moribundo narco-régimen que todos los venezolanos en general, rechazamos.

Ya el narco-régimen venezolano cuyas cabezas son Nicolás Maduro Moros, Tareck El Aissami, Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez, todos convictos narco-delincuentes a quienes les espera una condena una vez salgan del de poder que usurpan ilegítimamente en Venezuela, han manifestado lo que realmente quieren de este fracasado diálogo, quieren que la comunidad internacional les elimine las sanciones personales que les han sido impuestas a ellos y a sus cómplices familiares.

Una y mil veces dicen que las sanciones, a quienes afectan es al pueblo, que busca su libertad, mentiras y más mentiras, a quienes verdaderamente afentan es a ellos narco-delincuente, estas mentiras tienen eco en algunos solitarios dirigentes de la oposición venezolana, quienes son los voceros oficiales de lo que queda de la moribunda Mesa de la Unidad Democrática.

Ver y oír en una rueda de prensa al bueno para nada Luis Florido pedirnos paciencia, frente a las negociaciones que ellos llevan con la narco-dictadura en Venezuela, nos indigna más en esta época decembrina, se nota, que el, no sufre ninguno de los problemas que vive y padece el venezolano, este personaje a quien mucho conocemos, no tiene ninguna conexión con el pueblo, el es producto de una elección en donde se nos puso a escoger entre lo peor y lo malo, el forma parte de esa realidad que llamamos malo.

Se sabe entre telones, que los jefes de la delegación de inútiles dialogantes, han pedido a líderes de países que han sancionado a los narco-pillos, que suspendan estas sanciones para que el diálogo avance.

No dejes de leer: “Ella dice… Él dice… ¿Y ahora qué viene?

Las sanciones son parte de lo que los venezolanos hemos pedido a todos los países del mundo para salir de esta pesadilla que nos esta matando, el mundo entero no entiende como estos dialogantes ahora a nombre del pueblo bajan la cabeza ante este pedimento de los criminales narcos-gobernantes.

Este circo debe tener su final pronto, ya los Gobiernos de USA, Canadá y la Unión Europea han manifestado un no contundente, a las pretensiones del narco mayor Nicolás Maduro Moros y sus socios Tareck El Aissami, Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez y la usurpadora Delcy Eloína Rodríguez.

Al escribir este artículo, está terminando un circo que ha mantenido a unos muy pocos venezolanos entretenidos, el circo para fingir elegir a un gobernador y a alcaldes, circo montado solo para seguir legitimando a los delincuentes rectores del Consejo Nacional Electoral CNE venezolano, ese que usurpa un poder cuyos mandados son ejecutados con criminales actos.

De circo en circo, unos juran que nos mantienen distraídos, se equivocan porque hay otra realidad mas fuerte que vive el venezolano, realidad esta que esta ahí, con la que dormimos y despertamos, y que por mas que nos intenten hacer ver que todo cambiará con un diálogo o una elección, la realidad nos mata.

La crisis humanitaria que vivimos los venezolanos no tiene límite, esa que ni al narco-gobierno y a los dialogantes, pega, esa nos ha tocado al resto de los venezolanos.

En esa mesa de diálogo, ni se habla de los muertos caídos en defensa de nuestra libertad, será que la impunidad pasará debajo de la mesa con tal de lograr unos cargos que solo cederá el narco-gobierno a los dialogantes.

No dejes de leer: “Pablo Aure: ¡Transición YA!

Ya el narco-régimen anuncio que no permitirá canales para resolver la crisis humanitaria, porque para ellos lo que sufre el venezolano no es real, es ficticio, también anunció que sí no se eliminan las sanciones, no habrá elecciones, todo esto se sabia antes de iniciar el diálogo, siempre ha sido igual en 18 años de miseria a la que nos han llevado los que han creído que esta podredumbre sale con diálogos o votos.

El 2017 terminará con esta pesadilla con la que convivimos, no hay nada que nos indique que al final del año, tengamos algo distinto a lo que tenemos.

Este año nos han montado todo un circo y muchos lo han comprado, desde que el pasado año 2016 desconocieron nuestro legítimo pedimento de referéndum revocatorio, única salida constitucional que teníamos los ciudadanos, ahí debió acabarse el circo electoral y de diálogo, quienes tenían esa tarea no lo hicieron, por intereses personales, eso ya es cuento pasado, que en el año 2018 no nos vengan con el mismo cuento.

El 2018 debe ser un año de persistencia en la lucha que muchos iniciamos en este 2017, sin esa negra mancha que nos ilusiono con un país mejor, que con diálogo y voto el final se acercaba, esos bocones también están al descubierto, reagrupemos toda nuestra fuerza en torno a otros actores, dejemos lo pasado que ya conocemos atrás y enrumbémonos hacia lo nuevo que esta por venir y que nos una en la esperanza de que lo que juntos emprendamos, junto le pondremos punto final a lo que vivimos.

@ajcoronelroche

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído