Connect with us

Opinión

Purgatorio: una dolorosa opción económica

Publicado

on

terrorismo - acn - Bogotá
Compartir
  • 3
    Shares

Purgatorio: una dolorosa opción económica: Por Leopoldo Puchi.- Es continuo el deterioro de la oposición partidista;  circunstancia que se ha hecho más visible aun con la implosión de la Mesa de la Unidad Democrática;  como consecuencia de rivalidades por el liderazgo y por las divergencias sobre las estrategias;  lo que ha venido enfrentado a las corrientes proclives a incorporarse a los procesos electorales;  en las condiciones actuales a aquellas que son partidarias de seguir otros caminos;  que privilegian factores externos o formas insurreccionales de hacer política.

Esta implosión hace difícil pensar que en la oposición puedan producirse cambios políticos de importancia;  que le permitan incidir de manera decisiva sobre la difícil situación económica por la que atraviesa el país;  bien sea como interlocutor que presiona a los centros de decisión del Estado;  o bien como alternativa viable para asumir en los próximos meses, o tal vez varios años;  las riendas del poder, a pesar del gran malestar social y del fuerte debilitamiento del respaldo popular;  a la gestión económica del Gobierno;  lo que se expresa en una sucesión permanente de protestas y conflictos sociales.

Posibilidades de modificación del panorama económico

En este cuadro, las posibilidades de modificación del panorama económico;  dependen esencialmente del propio sector gubernamental;  de las posiciones de sus distintos actores y de las discusiones y reflexiones que allí tienen lugar. De modo que habría que estar atento a las deliberaciones del congreso del Psuv, que ineludiblemente tendrá que abordar como centro de sus discusiones el trazado de las políticas para superar  la grave situación económica y social que se vive.

La magnitud de los problemas económicos es mayor de la que se pueda percibir a simple vista, puesto que nos encontramos no solo frente a un bloqueo financiero y a muy pronunciadas distorsiones macroeconómicas, que se expresan en hiperinflación y la drástica diminución del Producto Interno Bruto, sino que además estamos ante una dramática caída de las capacidades productivas del país, con un aparato industrial instalado que sufre de falta de mantenimiento y de la pérdida de recursos humanos. Esta realidad puede observarse de forma aguda en el sector petrolero que ha visto descender su producción a lo largo del año y en un sistema eléctrico que presenta daños estructurales en la generación y distribución.

Frente a la gravedad de la situación, al Gobierno le corresponde decidir si adopta un programa integral anticrisis en alguna de las variantes propuestas, como la realizada por Jesús Faría, que corresponden al tipo de economía que tenemos, basada en la lógica del mercado y en la racionalidad de la propiedad privada, predominante en el país, o si escoge el camino de la estatización generalizada de los medios de producción y el cálculo económico realizado bajo los criterios propios de las economías del llamado socialismo real. Todo indica que no existen las condiciones para ello, por lo que sería ineludible dar pasos hacia la otra opción: la estabilización macroeconómica. Entre una y otra alternativa  no hay espacio sino para un doloroso purgatorio.

ACN/lp

No deje de leer: Frente de Trabajadores se solidarizó con lucha de maestros

 

 

Comentarios de Facebook

Opinión

Carta de Lorent Saleh

Publicado

on

Carta de Lorent Saleh - acn
Compartir
  • 1
    Share

Poesía. “Quienes queremos cambiar el mundo jamás nos damos por vencidos”

Poesía. Desde niño mi sueño siempre fue ser poeta, hacerme de las letras hasta convertirme en poesía y trascender dejando la materia; y este es mi drama, mi padecimiento permanente, mi conflicto existencial, mi guerra conmigo y con mi yo más profundo que se ve frustrado e incompleto. Y es que voy fallidamente tras la poesía y ese mundo de palabras que la política intenta arrebatarme y quitarme de las manos.

Nací en una tierra hermosa donde se devaluó la vida hasta borrarse por completo el significado de la dignidad y el sentido de lo humano, se desataron los demonios de la avaricia y el resentimiento, se creció toda la intolerancia al libre pensamiento con el objetivo de imponer, con fuego y hambre, un pensamiento único en medio de la polarización de los sectores dominantes. Usan la política para hacer lo malo y joderse -queriendo y sin querer- en los más pobres… Entonces, como otros jóvenes, terminé de cabeza consagrado en aquella romántica terquedad de querer cambiar el mundo en el que vivo. Ahora estoy acá, en una celda desde hace ya algunos años y mi madre, afuera en el portón, sufre y lucha como leona por mi regreso al hogar. Pase lo que pase ella no se da por vencida y no deja de creer, pues un amor de madre la proyecta al infinito.

 

Desde la última vez que vi el cielo y presencié el atardecer hasta hoy he vivido intensamente, he vivido más que nunca, aunque algunos esperarán lo contrario. Me han golpeado en el alma y en el cuerpo y me han herido en lo profundo. Me han quitado casi todo, he perdido muchas cosas mucha veces, he querido morirme al punto de cortar mis venas y sentir descanso en cada gota derramada, también he deseado vivir y he entrado en pánico al sentir la muerte tan de cerca, he vivido la soledad como un castigo y como una bendición al mismo tiempo, me han aislado de todo tanto tiempo que me llevaron sin remedio a encontrarme con mi yo.

Me metieron en una Tumba fría un poco más de dos años y de ella salí vivo, me llevaron a la Roca Tarpeya y me metieron en una caja de concreto en un lugar llamado el Helicoide. Soy testigo de torturas de mil formas y expresiones; he visto lo más grotesco de lo humano y lo más hermoso en medio de la desgracia. Hace mucho que dejé de ver la luna pero aún hablo con ella y con ella me conecto con el resto. De obstáculo en obstáculo voy ganando las batallas aunque el cuerpo mucha veces me traicione.

Luego de 3 años y muchos meses, de La Tumba y La Roca, de golpes en el alma y en el cuerpo, de dos celdas y muchas requisas, de quedarme solo y de ver a tantos partir una y otra vez, de dos motines y el aislamiento prolongado par de veces sin piedad… Estoy, sigo vivo y vivo más que nunca, sin motivos para el odio y ligero de equipaje, con agua, un colchón y par de libros; y resultó que soy finalmente libre, casi feliz en lo que se suponía debía ser un cruel tormento. He encontrado muchas respuestas que pensé que nunca encontraría. Finalmente entendí que la libertad no se trata de poder tener sino de no necesitar y que realmente sólo pierde quien se rinde y que la clave está en perder el miedo a caerse y en levantarse una y otra vez con humildad… Que la celda es tan solo una caja y una idea es todo un universo.

Esto no es un documento ni una carta papel-dirigida, no es un artículo ni mucho menos mi opinión acerca algo; esto parte de la nada, es más como un intento errático de mirarme desnudo y flaco frente al espejo que no tengo, mi poesía frustrada que busca liberarme y que pelea con la política que me mantiene secuestrado – el síntoma de la enfermedad que padezco y controla mi mundo todo y me hace ser quien soy. El lenguaje de la mía existencia que no lograron desgraciar los empleados fieles del sistema, mi más pura y vulgar intimidad carcelaria develada en papel de contrabando, la rutina abstracta de un libertario colocado en una caja. Un pequeño fragmento [de yo] antes del partir.

No sé cuánto dure y hasta dónde llegue, pero seguiré resistiendo con amor y sin excusas.

Lorent Saleh

No deje de leer: Dos muertos a tiros en Libertador y otros dos en Valencia

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído