Connect with us

Sucesos

¡Qué locura! Acusan a dos niñas de 4 y 7 años por tráfico de armas

Publicado

on

Niñas notitarde
Compartir
  • 1
    Share

Dos niñas junto a sus padres quedaron reseñadas como presuntas traficantes de armas luego de ser detenidas en el estado Barinas.

El insólito caso se registró en el Puesto de Atención al Ciudadano de Santa Bárbara. Según la versión policial los uniformados inspeccionaron un vehículo Chevrolet, modelo  Optra de color plateado.

De acuerdo con el acta el auto lo tripulaba el sargento de tercera del Ejército Jhonny Jair Torres (33). El militar está adscrito al grupo de artillería de Defensa Antiaérea Teniente Coronel Manuel Mora, con sede en San Juan de Colón, estado Táchira. El hombre viajaba uniformado.

En automóvil viajaba Belkis Yadira González, esposa del sargento Torres y sus dos niñas de 4 y 7 años. De igual forma cuando los uniformados del Destacamento 332 de la GNB inspeccionaron el maletero del carro localizaron siete fusiles marca FAL, un fusil de precisión y siete cargadores.

La Ley Orgánica de Protección al Niño (Lopnna) es taxativa en cuanto a la inimputabilidad de los menores. Sin embargo ambas niñas quedaron detenidas como muestran las fotografías.  El caso fue puesto a las órdenes de los tribunales donde se determinará la responsabilidad de las criaturas. En medios policiales se asegura que las niñas son unas víctimas de las circunstancias.

Niñas a tribunales

Trascendió que en los últimos días se ha incrementado la incautación de armas y la detención de policías y militares. Se trata de funcionarios que deciden desertar, vender sus armas a grupos delictivos. Alegan que se marchan del país en busca de mejores oportunidades para ellos y sus familias.

También te puede interesar:

Comentarios de Facebook

Sucesos

Raspachines: El trabajo de moda de los venezolanos en Colombia

Publicado

on

Raspachines acn
Compartir
  • 9
    Shares

La migración de desesperados venezolanos que llegan a Colombia permite a los narcotraficantes contratarlos para laborar como raspachines en los sembradíos de coca.

En los cultivos ilícitos del Catatumbo, Norte de Santander, emplean a los venezolanos. Profesores, oficinistas, amas de casa e incluso menores de edad desplazaron a los raspa coca o raspachines (recolectores de hoja de coca).

Según las autoridades colombianas documentaron que en los últimos tres años el fenómeno se incrementó. Los venezolanos se ofrecen a trabajar en lo que sea y por lo que sea. Una vez que llegan a Cúcuta se desplazan a los sembradíos situados en los municipios Tibú, Sardinata y Hacarí.

Los clásicos raspa coca colombianos muestran su rechazo, pues se sienten desplazados por los hambrientos venezolanos. Aseguran que trabajan por la mitad del salario. En los últimos días agencias internacionales de noticias entrevistaron a los migrantes que muestran sus manos llenas de ampollas.

La crisis humanitaria de Venezuela convirtió a insospechados migrantes en raspa coca.  Los entrevistados admiten que jamás se imaginaron trabajar como “raspachines” en los campos del narcotráfico. Laborar para los narcotraficantes les permite llevar el sustento a sus hogares.

Raspachines como arroz

La mayor parte del dinero que ganan lo transfieren a sus familiares que sobreviven a duras penas en Venezuela. En Tibú, el alcalde Jesús Alberto Escalante admitió que la mano de obra colombiana es desplazada por estos venezolanos. En los sembradíos de coca obtienen, techo, comida y un salario menor al que perciben los colombianos.

En la actualidad cada día llega un promedio de mil migrantes a tierras del Norte de Santander. Según la Administración para el Control de Drogas (DEA), el 92% de la cocaína incautada en Estados Unidos proviene de Colombia. A muchos venezolanos les avergüenza desempeñarse en esos campos. Por ello prefieren mantener el anonimato. Lamentan que un régimen haya destruido la economía de su país y las esperanzas de los jóvenes.

Para el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) de las Naciones Unidas, en el Norte de Santander se cultivan 24.831 hectáreas de coca. Allí los venezolanos encontraron su chamba de moda.

También te puede interesar:

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído