Connect with us

Opinión

Ecuador le movió la silla a Moreno y se quitó la correa de la dictadura

Publicado

on

hambre - acn
Compartir
  • 7
    Shares

Ecuador le movió la silla a Moreno y se quitó la correa de la dictadura: Por Coromoto Álvarez.– No solamente en Quito y Guayaquil sino en el resto de la mitad del mundo, Ecuador le movió la silla al presidente Lenin Moreno y se quitó de encima la correa de la dictadura que ahorcaba la democracia, ante la amenaza del mandatario anterior que pese a estar en el banquillo como uno de los corruptos de Iberoamérica,  sueña como su vecino Evo Morales de Bolivia y otros sepultureros del ideal civilista bolivariano con la reelección indefinida para perpetuarse en el poder.

En el análisis preliminar sobre las siete palabras que encerraba la consulta popular para despejar el camino del sucesor del antiguo dictadorzuelo, destaca el pronunciamiento de casi dos tercios de los electores para derribar la estatua del narcisista que tiró al muladar, es decir, en el cesto de la basura,  el título que obtuvo en una universidad estadounidense tras ser reclutado por Hugo Chávez con sus frases comunes  tales como: por ahora, golpe de Estado y procedimiento inconstitucional que esbozó en Telesur durante la noche de su derrota, so pretexto de esconder en su morral de Bruselas las prédicas del tirano Fidel Castro en el foro de Sao Paulo, luego de su fracaso en Chile con Salvador Allende, pues si América le cerraba el paso a las armas para conquistar el poder como ocurrió en Cuba, abriría otro boquete a la luz del cuestionado intento del jefe de la guerrilla en Colombia en las próximas elecciones presidenciales para despojar para siempre a los Santos y a los que no son santos de la alternancia en el palacio de Nariño.

La referencia ecuatoriana es oportuna tanto más cuanto que en Venezuela, Nicaragua y en cualquier latitud es tan peligroso el mandato eterno del déspota con ciudadanos sin sus derechos sometidos a la esclavitud, al hambre y la miseria, según pregonaba  Simón Bolívar   en su utopía libertadora vislumbrando los pasos perdidos de sus herederos atrapados por la anti historia.

De acuerdo con el examen de las escaramuzas consultivas que recién le dan a Lenin Moreno mayor espacio y capacidad de maniobra ejecutiva para impulsar el desarrollo y el crecimiento de la economía con políticas públicas de consenso, el recuento reciente indica que a Rafael Correa lo esperan en los tribunales de justicia  Cristina Fernández en Argentina, Lula Da Silva en Brasil y otros flautistas del concierto orquestado por el magnate carioca de la construcción Marcelo Odebrecht que cautivó a más de un gobernante de la región con escándalos de sobornos para ampliar su audiencia.

Estudiosos del tema cuyas versiones  cabalgan sobre el tremedal observan que en Ecuador las dictaduras recibieron un duro golpe.—Solo Dios es eterno. Por tanto los pueblos son sabios a la hora de rectificar para garantizar su bienestar con las bendiciones de la Providencia- dijo  el historiador Samuel Gudiño en Guayaquil mientras esta noticia política de tanta importancia para el futuro de su país es difundida en el mundo.

No deje de leer: La escasez de efectivo es el calvario del venezolano

Comentarios de Facebook
Continue Reading
Publicidad

Opinión

Construir la solución política

Publicado

on

La decisión sobre Zapatero - acn
Compartir
  • 2
    Shares

Construir la solución política: Por Leopoldo Puchi.- La Asamblea Nacional ha aprobado una resolución en la que se manifiesta a favor de una solución política para abordar los problemas por los que atraviesa el país. Este camino de acción es distinto al de la espera o promoción de un levantamiento militar o de una intervención armada extranjera, visión estratégica que prevalecía hasta hace pocas semanas. Se trata de un viraje de gran importancia, que de ser asumido plenamente abriría, desde el campo de la oposición, las puertas para posibles acuerdos y entendimientos.

Como se sabe, toda solución política requiere de conversaciones que la hagan viable. Ya con anterioridad se habían realizado esfuerzos en esta dirección que no pudieron concretarse, aunque se había avanzado en el proceso de negociación de República Dominica. Por supuesto, los nuevos encuentros tendrán una dinámica propia y se realizarán en un nuevo contexto y hasta con nuevos voceros y facilitadores, pero se tomarán en cuenta los puntos ya tratados.

Ciertamente, en un momento se creó un clima en el que se pensó que efectivamente se materializarían acciones de fuerza, pero esa opción se ha ido desvaneciendo en la medida en que importantes factores de poder internacional se han demarcado de ella, aunque no haya sido descartada definitivamente. El jefe del Comando Sur de Estado Unidos, Kurt Tidd, sostuvo que “la solución a la crisis en Venezuela es diplomática”. Por su parte, la Unión Europea a través de Federica Mongheri expresó: “Creemos que solo puede haber una solución política democrática a la crisis”.

Es probable que haya sido a instancias de estos factores internacionales que la oposición venezolana ha dado pasos para retomar la vía de las conversaciones, pero ello no le resta valor a la decisión aprobada en la Asamblea Nacional. Por el momento, no es una decisión unánime, pero las más importantes organizaciones respaldaron la resolución. Todavía hay disconformidades, en particular de parte del sector que tiene como figura visible a María Corina Machado, pero es probable que se encuentren modalidades para su integración a la búsqueda de una solución política.

Ahora bien, las nuevas rondas de negociaciones no pueden ser concebidas como simple continuidad de las conversaciones que se habían realizado. Lo más conveniente sería redimensionar las negociaciones en una perspectiva diferente, menos coyuntural, que apunte hacia convenios de mediano y largo plazo.  De ser así, se tendrían que trabajar escenarios de convivencia y cohabitación en los que por todo un período histórico las fuerzas en pugna se asuman como pilares constitutivos del sistema y compartan posiciones de poder del Estado. Esto es mucho más que “justicia transicional”.

Esos convenios de cohabitación de largo plazo serían el sustento real para los acuerdos específicos sobre celebración de elecciones o designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral. Para evitar nuevos de torneos de diálogos sin conclusiones,  la clave está en el redimensionamiento de las negociaciones.

No deje de leer: El camino de la relegitimación de poderes

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído