Connect with us

Opinión

América

Publicado

on

Victoria - acn
Compartir
  • 4
    Shares

América: Por Asdrúbal Márquez.-  América, las Américas: Con profunda sorpresa escuchamos que varios profesionales, políticos, medios de comunicación y muchos militantes de izquierda, cuando hablan de América se refieren a los Estados Unidos. Para estos estudiosos y medios América es el imperio norteamericano. Otros, más sabiondos, señalan las grandezas del imperio y el atraso de nuestros países bajo la argumentación “…allí se respetan las leyes y nosotros hemos tenido gobernantes ladrones y estafadores.” En “América” han sido laboriosos, estudiosos y han tenido gobiernos democráticos.

Aparentemente, esto no debería significar un grave problema. Sin embargo, estemos claros que nos han robado hasta el nombre y muchos lo convalidan. Comprendemos ahora lo que Simón Bolívar señaló: “Para nosotros la patria es América”

Con esta idea partamos a entender que América es un Continente con 35 países. Para una mejor comprensión lo dividimos en cuatro áreas. Dos países en el norte: Estados Unidos y Canadá. En Centro América ocho: México, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Nicaragua y Panamá. El Caribe tiene trece países: Cuba, Haití, República Dominicana, Barbados, Jamaica, Bahamas, Dominica, Santa Lucia, Saint Kitts y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Bermuda, Granada y Trinidad-Tobago.

Luego en Sur América encontramos doce países: por un lado: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Por el otro: Brasil, Uruguay, Paraguay, Argentina y Chile. Más dos que hablan diferente Guyana y Suriname.

Estos países han desarrollado una serie de luchas, en aras de una mejor vida y con ánimos de romper con el imperio. De vital importancia: la Revolución inconclusa, la llamada Revolución Campesina de Emiliano Zapata y Pancho Villa, que originó la Constitución de Querétaro, primera Constitución que plantea los derechos sociales como obligación del Estado. Se crea la República Socialista de Chile, en 1932. Este intento duró 13 días.

En 1933 Sandino organizó la guerrilla sandinista y logra la retirada de Estados Unidos transitoriamente. En 1953 los hermanos Castro dirigen el asalto al Cuartel Moncada y más tarde, en 1959, Fidel Castro entra triunfante a la Habana. En 1968 asume el poder Omar Torrijos y en Perú Velazco Alvarado inicia la tercera vía, cuando se enfrenta a USA. En 1970 triunfa Salvador Allende en Chile. En 1979 el Ejército Popular Sandinista asume el poder en Nicaragua. En 1998 Chávez es electo Presidente de Venezuela. Ignacio Lula da Silva, líder de los trabajadores de Brasil, es elegido Presidente en 2002. Tabaré Vázquez triunfa, en 2004, en Uruguay. Evo Morales es elegido Presidente en Bolivia en 2005. Chávez repite en 2006. En 2007 Rafael Correa, triunfa en Ecuador.

Hemos tratado de salir adelante, pero Estados Unidos cree y está convencida que “somos su patio trasero”. Un rápido análisis permite ver que: en 1900 con la Ley Foraker, el gobierno de la isla de Puerto Rico queda en manos de un poder ejecutivo gringo, hasta 1914. La enmienda Plat, en la Constitución de Cuba, reconoce a USA el derecho de intervenir militarmente la isla. Los Estados Unidos maniobran para que Panamá se independice de Colombia, en 1903. Desde 1904 USA asume el control de los recursos naturales de Perú. Corren los años de 1909 cuando los Estados Unidos se apoderan de Nicaragua. En 1915 USA invade Haití, esto dura hasta 1934. Para 1916 invaden a República Dominicana y perduran allí hasta 1924.

En 1917 el Congreso gringo declara a Puerto Rico Territorio de Estados Unidos organizado, pero no incorporado. En 1926 Panamá pasa a estar bajo la tutela de los yanquis. En 1954 es derrotado Jacobo Arbenz en Guatemala, los gringos artífices del crimen apoyan al coronel Castillo Armas. En 1955 cae Perón, los gringos con el apoyo de Gran Bretaña y el clero son los artífices del golpe. Para 1965 USA invade República Dominicana. En las montañas de Bolivia, en 1967, es asesinado por la CIA, Ernesto Che Guevara. En 1973 Chile sufre el asesinato de su Presidente Salvador Allende, el criminal Pinochet asume el poder contando con la asesoría gringa. En 1983 los Estados Unidos invaden Granada y es asesinado Mauricio Bishop. En 1989 es invadido Panamá. Y no olvidemos que los gringos estuvieron detrás del golpe para derrocar a Chávez, en el 2002.

Lo grave de esta situación es que ahora, Estados Unidos controla nuestra América, con 36 bases militares oficialmente reconocidas ya que deben agregarse otras que nunca se mencionan. Cuentan con la base de Comalapa en el Salvador, la de Soto-Cano en Honduras, desde donde se planeó el golpe contra el presidente Zelaya, en Costa Rica está la base de Liberia. En el Caribe, existen bases en Cuba, la de Guantánamo, usada como prisión y centro de tortura; en Aruba, la base militar Reina Beatriz y en Curazao la de Hatos. En América del Sur operan en Perú tres bases; en Paraguay está la base militar localizada en el Chaco, con capacidad para alojar a 20 mil soldados y se encuentra situada cerca de la triple frontera y al acuífero Guaraní. Agregamos las 7 bases reconocidas en Colombia, cifra que es mayor, y las que se instalaran en Panamá y posiblemente en Argentina. Estas bases militares son una amenaza para la paz, la democracia, la soberanía e independencia de nuestras patrias.

Con esta visión de los Estados Unidos sería denigrante, que sigamos confundiendo América con Estados Unidos. Es triste que la patria de Bolívar, Francisco Morazán, Martí, Sandino, Artigas, Farabundo Martí, De Antón de Kom, Jorge Eliecer Gaitán, Allende, Chávez, Fidel y de tantos otros libertadores sea confundida con gobiernos criminales que han decidido la política en nuestra América.

En estos años hemos visto algunos cambios en la política de avanzada que se venía generando en la América. La derecha pretendió abrogarse algunos triunfos a través de algunas victorias. Más ahora, vemos con satisfacción como los llamados “perros falderos” comienzan a caer. En el Perú el llamado PPK ha demostrado lo que es: UN ESTAFADOR. En Colombia, el Santos dejará el poder en mayo y es posible que las fuerzas críticas con Petro y, de no ser posible, dará pie a una recomposición de los sectores de izquierda y de avanzada en este país, veremos que puede pasar. Estamos convencimos que el estafador, mediocre y criminal Temer dejará el poder en Brasil y, de presentarse como candidato sufrirá tremenda derrota y las fuerzas de la izquierda asumirán el control. En Argentina, el pueblo unido vencerá la absurda política trazada por el ruin de Macri. En Paraguay es posible que regrese Fernando Lugo. En México, el vil Peña Nieto se irá derrotado; sin duda, Manuel López Obrador ganará las próximas elecciones, aun con todas las trampas que hacen allí.

Ahora bien, con alegría debemos celebrar que el gran mono blanco del norte, el misógino de Trump, no terminará su mandato y que el pueblo norteamericano con su paciencia y su propio saber sabrá como derrocar a un maniático, perverso, avaro y miserable. Están dadas las condiciones, solo esperemos que lo más hermoso, lo más bello y grande del pueblo de Malcon X despierte.

Mis mejores deseos que América, sea la patria de Simón Bolívar, es decir el CELAC, los 33 países que pregonan amistad y solidaridad. Nosotros luchamos por esta alianza y por ella daremos la vida. La misma que pregonó Bolívar, teorizó Martí y cristalizó Chávez.

“Para nosotros la patria es América” Nuestra vida es la libertad y por ella morimos. ¡Solo el socialismo salvara la humanidad!

ACN/Asdrúbal Márquez- fernandocaro69@hotmail.com

No deje de leer: Alianza de Zapatero con dictadores en América Latina rechazan españoles

 

Comentarios de Facebook

Opinión

Pedro Troconis, del Foro Penal al Tribunal Supremo de Justicia

Publicado

on

Pedro Troconis - acn
Compartir
  • 6
    Shares

Pedro Troconis, del Foro Penal al Tribunal Supremo de Justicia: Por Nasbly Kalinina.- “No hay que hacer justicia por propia mano, pero está en nuestras manos que se haga justicia” (Alfredo Romero)

El 21 de julio de 2017 la Asamblea Nacional designó y juramentó a 33 magistrados para sustituir a los jueces del régimen de Nicolás Maduro. Al ver el listado de nombres me llené de emoción al descubrir que dos de mis amigos y colegas se encontraban en ella. Pedro José Troconis Da Silva como principal de la Sala de Casación Penal y Rafael Antonio Ortega Matos como suplente de la Sala de Casación Social. Ambos caraqueños, egresados de la Universidad Santa María y profesores de la Universidad Fermín Toro en Barquisimeto en donde tuve el gusto de conocerlos primero como alumna y posteriormente como colegas.

La juramentación de Pedro Troconis se llevó a cabo en la plaza Alfredo Sadel bajo la mirada de millones de venezolanos dentro y fuera del país. El orden y la justicia se deslumbraban en aquellos rostros de valientes guerreros quienes llegaban desbordando conocimiento y experiencia al ver sido sometidos previamente ante un Comité de Postulaciones que recibió 305 aspirantes.

Desafortunadamente, la emoción duró muy poco dado que un par de horas después del acto, el régimen de Maduro los desconoció y acusó de usurpar funciones del Poder Judicial. En los siguientes días los juristas Ángel Zerpa, Jesús Rojas Torres y Zuleima González fueron detenidos por lo que el resto se vieron obligados a exiliarse y hoy se encuentran dispersos entre Panamá, Chile, Colombia y Estados Unidos.

Una vez a salvo, Pedro Troconis concedió un par de entrevistas en las que explicó que el asedio hacia él y los demás magistrados fue tremendo. Las casas de sus familiares y amigos más cercanos habían sido violentadas con armas y pasamontañas para verificar si se encontraban con ellos, además de exponerlos a interrogatorios para que les dijeran donde se encontraban.

Desde la distancia seguí de cerca las noticias que me llenaban de angustia tanto por los juristas como por sus familiares quienes también sufrían con ellos. En agosto Troconis y yo nos encontramos en un evento en Weston. Dejando aún lado los títulos propios entre colegas me saludó con ese calor amistoso que aún desbordaba el olor a mi tierra (Barquisimeto).

Hablamos un rato como buenos amigos y entre las cosas  que me dijo fue: “Si tu pasión es el escribir, escribe. No pierdas tiempo, cada uno debe enfocarse en lo que le gusta. No permitas que nadie te desaliente. Aunque te encuentres en otras tierras tus estudios te pertenecen y nadie puede quitártelos”. Él nunca supo el impacto que me generó al aumentar mi autoestima pisoteada durante años por los mismos latinos quienes al saberme inmigrante no dudaban en humillarme por no ser americana ni tener dinero.

Sus palabras se me quedaron grabadas en el corazón por lo que al escuchar que el 13 de octubre de 2017 los magistrados tomarían posesión de su cargo en la OEA, haciendo de ello un caso inédito en la historia mundial por ser el primer Tribunal Supremo de Justicia en ser constituido fuera de su territorio jurídico, decidí que haría todo lo posible para apoyarlos en su noble labor. Realmente deseaba que el mundo entero conociera a nuestros magistrados, hombres honestos, capaces, quienes lo arriesgaron todo para que en Venezuela pudiera haber justicia.

Sin embargo, dado la curiosidad mediática que crearon, los magistrados se hundieron en un hermetismo casi desolador; por lo que dejando a un lado el tema del TSJ, me enfoqué en mi libro y posteriormente en el Foro Penal del cuál Troconis había sido coordinador en el Estado Lara ayudando así a muchos jóvenes quienes fueron injustamente privados de libertad solo por salir a protestar. Entre los detenidos figuraban jóvenes estudiantes, de buenos principios y valores quienes soñaban con un futuro mejor.

Desde el Foro Penal, Troconis demostró con hechos que la protección de los Derechos Humanos y el cuidar de cualquier persona que sea reprimida e injustamente detenida siempre había sido su norte y el convertirse en magistrado representaba su sueño de poder impartir justicia de una forma transparente, imparcial y expedita.

Sin duda, la vocación innata del magistrado, de todos los abogados y voluntarios del Foro Penal también se ha evidenciado en el buen trato que les dan a las víctimas y sus familiares quienes de forma generalizada han afirmado que se han sentido satisfechos con el profesionalismo con el que han sido atendidos desde que han solicitado los servicios de defensa gratuita en el centro de denuncias.

Cuando el presidente del TSJ legítimo Miguel Ángel Martín rompió su hermetismo, el pasado viernes 24 de febrero de 2018, las expectativas de los venezolanos puestas en ese órgano colegiado resurgieron al igual que mis ansias de escribir sobre ellos. El magistrado Miguel Ángel había aceptado la invitación de la doctora Carmen Cecilia Pérez a su programa “Políticamente Hablando” para explicar que efectivamente seguían trabajando dignamente para recuperar el orden constitucional perdido en el régimen de Maduro.

Así por primera vez me acerqué al Instituto Interamericano para la Democracia donde pude corroborar por medio de Lizandra Garriga, asistente ejecutiva del instituto, que los magistrados se reúnen todas las semanas para tomar decisiones administrativas y judiciales en esas instalaciones prestadas porque no tienen dinero para rentar una sede propia.

En definitiva, esos juristas dejaron sus familias y las comodidades de sus hogares en Venezuela para vivir en el exilio como cualquier otro inmigrante con sus limitaciones y carencias por seguir sus convicciones y hacer justicia desde el ente más elevado de nuestro sistema jurídico; así que para ellos todo mi respeto y apoyo porque estoy convencida que con personas tan íntegras y comprometidas con Venezuela pronto conquistaremos la libertad.

#QueSeHagaJusticia –  @nasbly

No deje de leer:Corte de la Haya exhortó a Venezuela y Guyana argumentar defensa de soberanía

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído