Síguenos

Opinión

Alianza de Zapatero con dictadores en América Latina rechazan españoles

publicado

el

Alianza de Zapatero con dictadores en América rechazan españoles: Por Coromoto Álvarez.- Los españoles en su inmensa mayoría rechazan las alianzas del expresidente Rodríguez Zapatero con las dictaduras en América Latina.

La cercanía del exmandatario socialista con los tiranos iberoamericanos encabezados por los hermanos Fidel y Raúl Castro en Cuba, según encuestas privilegiadas, no es aceptable para el pluripartidismo y la masa independiente de España.

El País y otras publicaciones de la península ibérica y del archipiélago canario se hacen eco de las críticas desglosadas por sus analistas durante los últimos días, a propósito del zapatero que José Luís Rodríguez pretendió dar sin barajo en una partida de dominó para ahorcarle el doble seis a los factores de la oposición venezolana en el monólogo montado con los agentes de Maduro en República Dominicana, con el fin de adelantar por vía inconstitucional las elecciones presidenciales convocadas por la llamada ¨asamblea nacional constituyente¨, escrita en minúsculas dado el sesgo de ilegitimidad que denuncian la comunidad internacional y la Mesa de la Unidad Democrática en Venezuela.

El retintín del andariego andaluz cobraba fuerza en las filas del oficialismo que ambiciona perpetuarse en el poder con el cabeza de lista que reemplazó a Hugo Chávez en la heredada primera magistratura, al estilo de la dinastía de otras latitudes, entre ellas la que impera en Corea del Norte que amenaza con sus bombas nucleares, no solamente a Estados Unidos de Norteamérica, la cual con un verdugo al frente de sus ejecutorias, luce como aliado del régimen de Caracas, a la par del médico asesino que manda en Siria, de acuerdo con la interpretación del director de un tabloide que hace muchos años dejó de ser el diario del pueblo para cultivar la disciplina apologética que cosechan sus amos.

Colaboradores consuetudinarios que nutren nuestras estafetas persisten sin cruzar el charco en el imperativo de abrir un debate a nivel internacional para descubrir el mal paso que dio Zapatero  en el Nuevo Mundo.

Mientras se propagaba el hambre y la miseria entre los venezolanos que comen basura, secuelas de una economía estatizada que arrebató a los pobres las posibilidades de mejorar su calidad de vida y a la población y su dirigencia la supervivencia que garantiza la Constitución Nacional, el expresidente Felipe González, militante de la misma tolda de su paisano que se parece al actor cómico Míster Bean con el sarcasmo en su fingida sonrisa, denunciaba que el lenguaje soez de los discípulos de la sucesión castrista, de José Stalin y de Adolfo Hitler, sin menoscabo del léxico de otros déspotas, apenas serviría para ocultar el rostro de la persecución y del fusilamiento en manos del terrorismo musulmán y la guerrilla colombiana por estas tierras.

La epidemia de la tiranía que amenaza con expandirse desde el sur del Río Grande hasta La Patagonia comenzó a tener cura en Argentina, Brasil, Ecuador y Perú con medicinas oportunamente acertadas con el convencimiento popular.

Por lo pronto se observa la merma del PSOE mientras Zapatero continúe sus andanzas perversas.

No deje de leer: CIDH exhorta al Gobierno de Maduro retomar el orden democrático

 

Comentarios de Facebook

Opinión

El dolor transformado en fuerza

Publicado

el

El dolor transformado en fuerza: Por Jesús  “Chuo” Torrealba.-  Representantes de los cuatro partidos menos pequeños de la oposición venezolana se reúnen para discutir la supuesta urgencia de unas elecciones primarias, como si zanjar las disputas por el liderazgo en la oposición fuera más importante que la construcción de una gran consenso nacional, político y social, para detener la crisis e iniciar la reconstrucción de una Venezuela hoy despedazada.

Pese a la hegemonía comunicacional del gobierno y por encima del desordenado discurso político de los distintos sectores de la hoy lamentablemente dispersa oposición, la realidad-real del país es evidente para todos los que no están cegados por las gríngolas de las ambiciones políticas o de las apetencias de la rapiña económica: Venezuela hoy esta tan destruida como la casa en que sitiaron y asesinaron a Oscar Pérez y a sus seis compañeros.

Todos saben que para que la salida de la crisis sea hacia un escenario de reconstrucción económica, paz social y estabilidad política, hacia el país ideal para los ciudadanos, esa salida debe ser pacífica, para que sea sostenible y negociada… para que sea pacífica. De manera que la palabra clave es negociación, la que haga posible el carácter pacífico de la salida política, para garantizar así la sostenibilidad de la misma, creando de esa manera el marco de gobernabilidad y gobernanza necesario para la reconstrucción del país.

Los factores fundamentales de esa necesaria negociación son actores políticos, entendiendo por tales incluso a actores militares o económicos que tienen una evidente relevancia y peso político en la actual crisis venezolana.  Independientemente de que su accionar pueda ser calificado como autoritario, populista, democrático o con cualquier otro adjetivo, todo actor político desarrolla su accionar en el escenario de la opinión pública, y así como el actor impacta la opinión pública, ésta también puede condicionar e influir en la conducta y discurso de los actores.

En el caso de la actual crisis venezolana, como consecuencia de diversos factores (tradición y cultura política signadas por el lastre del militarismo, carácter autoritario de la actual hegemonía gobernante, errores reiterados de la oposición democrática, etc.), existe un muy difundido escepticismo sobre la viabilidad de una salida política, es decir, pacífica y electoral a la actual crisis. Pero los recientes sucesos ponen de relieve una verdad inmensa:

Los principales beneficiarios de ese escepticismo son los factores delincuenciales que, enquistados en el poder, estarán siempre en contra de toda solución política, porque sólo en el ámbito de la fuerza bruta y de los negocios turbios ellos tienen, literalmente, poder de fuego y poder económico.  No tienen pueblo ni el apoyo de la Ley, solo tienen balas y dinero sucio. Por eso no quieren negociación política, sino violencia sangrienta.

A veces parece imposible reconstruir la esperanza. A veces olvidamos que hace sólo dos años derrotamos al régimen con sus mismas reglas, su mismo CNE y su mismo Plan República.  Pero aun en medio de este desastre hay luces que señalan el rumbo: El valor de los familiares de los asesinados, que convirtieron su dolor en fortaleza. El trabajo incansable y la palabra valiente de líderes políticos de verdad, como Delsa Solórzano, cuyo testimonio de vida es el mejor ejemplo de que si se puede derrotar simultáneamente al régimen totalitario y al narcisismo ególatra de las cúpulas partidistas de la oposición, son señales contundentes de que si se puede.

¡Claro que sí! ¡Palante!

Mesa de la Unidad Democrática virtual mudv@googlegroups.com – Chúo Torrealba. Dirigente de la MUD

No deje de leer: El meollo de la negociación en la lucha por el poder

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído