Connect with us

Hombre & Mujer

¡Hot! Estas son las posiciones favoritas de los hombres y llenas de placer para ambos

Publicado

el

Posiciones favoritas de los hombres - ACN
Compartir

El sexo tiene muchos beneficios  para la salud tanto de hombres como de mujeres. No solo se trata de placer, también es una de las mejores actividades que puedes hacer para liberar el estrés, disminuir dolor físico y además fortalece el sistema inmunológico.

Cuando se habla de posiciones sexuales da igual si eres un amante del Kamasutra o si te va más lo convencional, hay ciertas posiciones que toda persona debería experimentar al menos una vez para maximizar el disfrute y evitar la rutina.



Las posiciones sexuales son perfectas para reavivar la pasión. Aunque existe una gran variedad de posiciones, hay algunas que los hombres disfrutan más que otras, claro que esto varía dependiendo del gusto y la personalidad de cada uno.

Mientras que en unos casos les agrada el control, en otros eligen ser dominados.

Posiciones favoritas de los hombres

El perrito

Sin duda es una de las posiciones sexuales con la que más fantasean tanto hombres como mujeres. Además, esta postura le permite al hombre tener un deleite visual y táctil de tu cuerpo como ninguna otra, una penetración más profunda y facilita su orgasmo. De hecho, le da todo el control y puede ayudarte a marcar el ritmo con tan solo tomarte de las caderas. Esta posición resulta ser más sexy y salvaje que romántica, por eso les encanta. No exige demasiada flexibilidad y es bastante cómoda. Incluso, esta postura es ideal para aquellos hombres que tienen algún complejo con la medida de su pene.

El 69

Esta es una posición en la que, por lo general, la mujer sufre pudor absoluto y el hombre lo sabe. Sin embargo, no hay nada que él pueda hacer para evitar pedírtelo, les fascina el sexo oral, más si es mutuamente. Realmente no es para nada una postura incómoda, y en cambio a él le facilita verte plenamente desde el punto donde se encuentre. La boca de cada uno deberá quedar en el área genital del otro y de esta forma les permite que ambos disfruten dando y recibiendo placer.

Andrómaca

Otra de sus posiciones sexuales favoritas es ella arriba, ya que les encanta ver a una mujer dominante, moviéndose sensualmente y teniendo el mando de la situación. También mirarte de frente, de espaldas e incluso jugar encima de él, les da placer y los enloquece. Si los hombres se enamoraran por los ojos, sería en esta postura, porque aunque a ellos les gusta tener el mando en la cama, ceder el control a veces es mucho mejor.

El misionero

Aunque no lo creas, este gran clásico no es solo una de nuestras favoritas, los hombres también la aman, especialmente aquellos que gustan del romance y la seducción. No obstante, lo ideal es que no se limiten a esta posición y eviten la monotonía combinándola con otras. Al ser la menos atrevida se vuelve la más común entre las parejas. Además de ser la más cómoda para ambos, esta permite llegar a un nivel íntimo de cercanía emocional, algo necesario para las mujeres.

De cucharita

Esta es una de las más prácticas que hay, no necesitas ni siquiera levantarte de tu cama. A ellos les gusta porque tienen acceso a todo tu cuerpo, desde el clítoris hasta los pechos, ya que puede estimularlos mientras penetra, y por eso llega a ser una de las más placenteras. Es tremendamente excitante para él, pues le brindará una sensación de unión, conexión y vínculo contigo.
Olvida los tabúes, experimenta y ten encuentros sexuales perfectos.

ACN/ Nupcias Magazine

No dejes de leer: El «cangrejo», la posición sexual que más excita a los hombres

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Hombre & Mujer

Arturo Uslar Pietri escritor y político venezolano con un legado literario

Publicado

el

Obra de Arturo Uslar Pietri
Compartir

Arturo Uslar Pietri, escritor y político venezolano del siglo XX, alcanzó una prominencia insuperable después de Rómulo Gallegos. Su obra cumbre, “Las lanzas coloradas” (1931), presentó una contribución significativa a la arraigada tradición hispanoamericana del “realismo mágico”.

De ascendencia alemana por parte de su padre, Arturo Uslar Santamaría, y descendiente de corsos afincados en el estado Sucre por parte de su madre, Helena Pietri Paúl, Uslar Pietri provino de una familia con profundos lazos históricos y militares. Tanto su padre como su abuelo fueron generales en el ejército venezolano, con antepasados que participaron activamente en la guerra de Independencia.

Este linaje marcó su identidad y, desde joven, Uslar Pietri se dedicó a una carrera política, desempeñando diversos cargos públicos, incluyendo tres ministerios y la Secretaría de la Presidencia de la República.

La formación y influencias de Arturo Uslar Pietri

Educado en el Colegio Federal de Maracay y el Liceo San José de Los Teques, Uslar aprovechó su conexión con los círculos del poder gomecista para obtener una perspectiva privilegiada sobre la personalidad de Juan Vicente Gómez. Esta experiencia influyó en sus relatos y, especialmente, en su destacada novela “Oficio de difuntos” (1976).

En 1924, regresó a Caracas y se sumergió en la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. Su incursión en la escritura comenzó cuatro años antes, cuando publicó sus primeros textos en la prensa. En la capital, se relaciona con los escritores venezolanos, Fernando Paz Castillo y Miguel Otero Silva, fundando la revista Válvula en 1928, que resonó con las vanguardias europeas.

La estancia de Uslar en París entre 1929 y 1934, como agregado civil en la legación venezolana, fue un periodo crucial. Allí, se vinculó con escritores y artistas, como Paul Valéry y André Breton, y descubrió las nuevas corrientes literarias de Asturias y Carpentier. Esta experiencia influyó en su obra y le permitió ser un precursor del “realismo mágico”. Su primera novela, “Las lanzas coloradas”, publicada en 1931, abrió la puerta a la literatura venezolana novelística reconocida mundialmente.

Entre la crítica y el reconocimiento

De vuelta en Caracas, Uslar continuó su carrera literaria y política. Su artículo “Sembrar el petróleo” (1936) se convirtió en un llamado para aprovechar de manera responsable el petróleo venezolano. Durante la IV República (1958-1998), mantuvo una postura crítica y distante hacia el poder, ejerciendo su influencia a través de sus escritos en el diario El Nacional y programas televisivos.

El exilio en Nueva York de 1945 a 1950 fue un periodo productivo para su obra literaria, destacando novelas como “El camino de El Dorado” (1947) y ensayos sobre la economía venezolana. Su actitud crítica persiste, especialmente frente al populismo, y sus opiniones eran ampliamente respetadas en Venezuela.

El reconocimiento a Uslar Pietri fue notable. Aunque no obtuvo el Premio Cervantes, fue galardonado con el prestigioso Rómulo Gallegos y el Premio Príncipe de Asturias en 1990. Su legado, tanto literario como político, ha dejado una huella imborrable en la historia venezolana.

Sigue leyendo: El poeta Tarek William Saab y su libro en un Paisaje Boreal

Continue Reading

Suscríbete a nuestro boletín

Publicidad

Carabobo

Publicidad

Sucesos

Facebook

Publicidad

Lo más leído