Síguenos

Opinión

Estado de necesidad

publicado

el

¡Hasta cuándo!/Estado de necesidad: Por Pablo Aure.- Ha llegado el momento de hablar sobre el estado de necesidad que estamos presenciando y que se acentuará en los próximos meses como una dimensión más oscura del ya sombrío panorama.

Regresamos a la ley de la selva donde el más fuerte sobrevive. En eso han convertido a nuestra amada Venezuela.

La doctrina nos dice que el estado de necesidad se da cuando los intereses legítimos de un sujeto se encuentran en un estado de peligro, y solo pueden ser salvados mediante la lesión de los intereses legítimos de otra persona.

¿Qué significa esto para los venezolanos en la actualidad? En primer lugar, debido a que el interés y al mismo tiempo derecho natural y legítimo de toda la población de alimentarse, se está viendo seriamente amenazado, llegará un terrible momento donde muchos (más de lo que ya hemos visto) tratarán de conseguir alimentos como sea, sin importar que lesionen los derechos de otras personas.

Y no hay ninguna institución que ponga orden, pues los poderes públicos desaparecieron y se transformaron en cuevas o escondites concebidos para planificar cualquier tipo de aberración inimaginable en un mundo civilizado.

Convocar o planificar protestas contra este régimen salvaje no tiene ninguna acogida en este momento. La gente manifiesta su descontento de manera espontánea, por desgracia hemos llegado a esta situación. Cada quien actúa de acuerdo a sus necesidades. Claro que creo en las protestas, pero también sé que lo que veremos en las próximas semanas no serán de la misma naturaleza a las que hemos participado en el pasado.

Veremos saqueos más intensos, algo que es incompatible con la conducta de los demócratas, pero ese debate de lo que está bien y lo que está mal, pasa a un segundo o tercer plano cuando el ciudadano de a pie ve en peligro su vida por hambre. Por eso es imposible que podamos evitarlos. No debe llamarse revolución, sino canibalismo del siglo XXI aupado por la plaga roja.

Si medianamente alguien tiene resueltas sus necesidades básicas estará tranquilo y evita salir a la calle para no correr un peligro adicional al que corre sin protestar. En estos tiempos ser protagonista en una actividad en contra del régimen representa casi un suicidio. Es exponerse a muchas cosas: juicio, cárcel y hasta a la muerte. Lo veo de esa manera. Venezuela está dominada por una especie de “pranato” dividido en espacios o regiones, en los cuales los “gobernantes” se reparten -y respetan- el dominio, si alguien distinto a ellos se le ocurre invadírselos o quitárselos vienen los enfrentamientos.

Vendrán momentos más difíciles.-

Decir esto no es sencillo, especialmente después del año 2017, donde vimos cosas inimaginables. Hemos llegado a lo peor y si tenemos intenciones de ser solidarios con el necesitado, pues entonces, seamos inteligentes, pensemos en ellos y en nosotros. Es momento de hacer lo que está en nuestras manos, planificar para hoy y para el mañana.

Unámonos a las iglesias, a las casas de ayuda y de beneficencia. Vendrán momentos más difíciles que los que padecemos, todo seguirá complicándose y descomponiéndose.

Basta de continuar con la jugarreta electoral. Quien no quiera ver la realidad que no la vea, pero la decisión o el poder de imponer el orden no está en los civiles porque estamos apuntados por criminales. No es fácil aceptar lo que escribo, pero es como lo siento. Sin reacción militar -porque son ellos quienes tienen el monopolio de las armas- es imposible sospechar en restituir el orden constitucional.

Es más, también se requeriría la ayuda de fuerzas extranjeras que entiendan la situación. Que conste: jamás apostaría por un ejército de ocupación, aunque sí con la humanitaria e indispensable colaboración.

El capítulo final.-

Este es el último capítulo de esta trágica y tenebrosa película cuyo guión está basado en la doctrina del “Socialismo del Siglo XXI” y ese final puede ser triste o muy alegre, todo dependerá de nuestra comprensión e inteligencia.

Lo primero que tenemos que tener claro es que no podemos hacer algo para lo cual no estamos preparados. En esos asuntos de emplear la fuerza bruta, no tenemos nada que buscar. Absurdo y demencial seguir repitiendo lo mismo que hemos realizado durante casi dos décadas para tratar de salir de esta tiranía. La estrategia debe ser otra. Organización, inteligencia y coherencia.

Los que hasta ahora nos hemos quedado en el país, sobrevivimos y nos resistimos a darnos por vencidos. Por eso el trabajador sigue yendo a su trabajo a sabiendas que el sueldo no le alcanza para nada, el comerciante sigue abriendo su negocio entendiendo el peligro al que se somete. Los estudiantes con dificultades y con muchas deserciones van a las universidades a pesar del oscuro panorama que se vislumbra en los campus. Vivimos en una preocupación permanente, nos preguntamos ¿hasta cuándo aguantaremos?

Estas líneas no deben ser entendidas como un lamento sino como una fotografía de la situación nacional.

Tampoco es un llamado a la resignación, mi intención es transmitir una preocupación, pero a la vez, también es un grito sobre la advertencia de que aquí debe pasar algo. Eso sí, nada pasará si no se provoca. Pongan a correr su imaginación para que ese algo se materialice y recuerden, cada quien a lo suyo, infórmenle a los militares cuál es el rol que deben cumplir cuando el hilo constitucional se rompe y la delincuencia se desborda.

Pablo Aure/ pabloaure@gmail.com – @pabloaure

No deje de leer: Abogado venezolano fija posición ante declaraciones de Rex Tillerson

Comentarios de Facebook

Opinión

Liderazgo en la unidad

Publicado

el

Liderazgo

Liderazgo en la unidad: Por: Cora Páez de Topel.-   Acertada la decisión de los  partidos de la MUD:  Acción Democrática, Primero Justicia y Voluntad Popular,  de negarse a asistir a los comicios presidenciales convocados para el próximo mes de Abril, por las razones ampliamente discutidas de fraude electoral anticipado e inconstitucional, advertido por los organismos internacionales, por los rectores de las universidades, los organismos empresariales y comerciales  y por la Conferencia Episcopal  Venezolana, reforzado el criterio al levantarse sin acuerdos de la Mesa de Diálogo efectuada en la República Dominicana y clausurada a comienzos del mes de Febrero.  Un buen signo de entendimiento entre los partidos fue el de Primero Justicia bajo la dirección del diputado  Julio Borges, quien rechazó firmar el documento por no cumplir con los requisitos planteados.

Una vez superadas las dudas de si salir o no a votar en fecha próxima, es fundamental que los líderes de los partidos que integran la MUD, así como otros dirigentes preocupados por la situación crítica del país, definan una estrategia a seguir en conjunto,  conformando un liderazgo fuerte que se sienta en la calle, de forma que la población descontenta entienda que sí será  posible dejar atrás las dificultades, porque hay ciudadanos dispuestos para la lucha política, sin  temor de perder privilegios, animados sólo por el sincero deseo de rescatar la Nación para devolverle la institucionalidad democrática,  perdida por la acción de un caudillo militar y de sus seguidores, que se desviaron  de la Ley Fundamental para implantar una tiranía difícil de erradicar si no se toman medidas eficaces, capaces de derrotar a los adversarios. Enquistados en el PSUV y a última hora en un partido nuevo, fundado por ellos quien sabe con qué oscuros fines: “Somos Venezuela”.   La convocatoria a elecciones generales a última hora,  por parte de Diosdado Cabello quien desea desesperadamente seguir manejando las riendas del poder, complica mucho más el escenario que debemos enfrentar con valentía, apoyados por los líderes.

Se siente en las personas con quienes uno se encuentra diariamente en las colas de los mercados, o en los bancos buscando efectivo o cobrando la pensión, una sensación de desaliento, de que esta situación va a continuar porque ya lleva muchos años y todo empeora, de que esto no tiene salida, de los deseos que tienen de emigrar.  Se pregunta uno entonces cómo es que los partidos que integran la MUD siguen tan calmados, con tan sólo unos cuantos líderes inhabilitados políticamente, o en el exilio, dando declaraciones desde afuera, como Antonio Ledezma desde España, Leopoldo López y Henrique Capriles, Freddy Guevara, Juan Pablo Guanipa, desde sus barreras cercadas por la dictadura.  Mujeres valientes como María Corina Machado, la diputado Delsa Solórzano y unos cuantos más sindicalistas, profesores universitarios, representantes empresariales, articulistas de prensa, pero son pocos para desafiar a un gobierno prepotente, con un lenguaje grosero y altanero, apoyado por un sector militar vendido a la tiranía.  El Frente para rescatar la Democracia, convocado recientemente por los candidatos de la Unidad, es positivo si logra aglutinar a todo ese pueblo descontento que con toda seguridad va a seguir a un liderazgo que le inspire confianza.

Valencia, 23 de Febrero del 2018.

No deje de leer: ¡Estremecimiento!

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído