Connect with us

Opinión

Raúl Isaías Baduel, un general atrapado en la tumba

Publicado

on

Emigrar o no emigrar - acn
Compartir
  • 2
    Shares

Raúl Isaías Baduel, un general atrapado en la tumba: Por Nasbly Kalinina.- “No te dejes vencer por el mal antes bien, vence al mal con el bien” Juan Pablo II

Hace unos días tuve un sueño en el que visitaba al General Raúl Baduel en el SEBIN. Estaba durmiendo cuando llegué y me senté al pie de su cama. Al despertar y verme casi se infarta creyendo que era un ángel quien llegaba a buscarlo. Le dije que se tranquilizara pues aun no era su hora y que solo deseaba conocerlo por lo que pensó que se estaba enloqueciendo. Tuve que explicarle que era solamente la extensión de mi alma mientras mi cuerpo pernoctaba en otro lugar lejano.

“Soy amiga de tu hijo Raúl Emilio y vine a conocerte personalmente” le dije para que se relajara aunque en su cara noté su desconfianza. Luego de tanto tiempo en una prisión sin ver a nadie y siendo torturado de diferentes formas sabía que sería difícil que me hablara, sin embargo, insistí tanto que a la final no me quería dejar ir.

El General me contó que nació en Guárico el 6 de julio de 1955 y que desde muy joven sintió que su vocación era la defensa de la nación por lo que decidió ser militar. Durante su carrera conoció a Hugo Rafael Chávez Frías con quien junto a Jesús Urdaneta y Felipe Antonio Acosta Carlés creó el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 con la intención de instaurar un sólido gobierno con mucha participación social, pero se negó a formar parte de las dos intentonas de golpes liderada por sus compañeros porque estaba convencido que la violencia no era el camino para derrocar a un presidente democráticamente electo.

“Las armas solo deben levantarse en la defensa de la democracia, la Constitución y las leyes” me expresó convencido, lo cual, no dudé porque precisamente sus convicciones personales es lo que le había hecho ganar el respeto dentro de las Fuerzas Armadas venezolanas.

“En el seno de mi hogar aprendí que si en algún momento debía de poner en la balanza un principio y a un millón de amigos, la balanza debía inclinarse hacia el principio, por lo que cuando vi que las personas con quienes en algún momento había soñado con un mejor país estaban haciendo un manejo arbitrario de las riquezas de la nación y alejándose de la voluntad del pueblo, me retiré, me aparté y critiqué abiertamente tanto a la revolución como a quienes la manejaban con el único fin de perpetuarse en el poder y afianzar un modelo totalitario” me comentó mirándome a los ojos.

Sus palabras me impactaron tanto que estuve a punto de despertarme, sin embargo; intenté concentrarme para seguir conociendo al hombre que fue no solamente uno de los amigos más cercanos a Chávez sino que también había sido quien lo había restituido en su cargo durante el Golpe de Estado de 2002. Creo que leyó mi mente pues sin preguntarle me explicó:

“Ese es otro evento por lo que aún la oposición me castiga y me cree merecedor de mi cautiverio, pocos han entendido que mi deber era devolverlo al poder y con ello restaurar el hilo democrático. Si para aquel entonces alguien me hubiera dicho lo que venía aunque sea en un sueño como este, créeme que quizás hubiera actuado diferente. El poder da muchos beneficios pero también una gran responsabilidad y para mi esa acción fue la correcta. Nunca he estado de acuerdo con aplicar la fuerza para sacar a ningún presidente del gobierno. No apoyé a Chávez cuando fue en contra de Carlos Andrés Pérez pero tan poco podía permitir que lo sacaran a él de la misma forma”. Concluyó ya cansado de cargar con una culpa que no le pertenecía pues en verdad lo había restituido pero nunca para que hiciera todas las atrocidades que vinieron después de aquello.

Yo también me sentí cansada, había sido una gran experiencia conocer a unos de los protagonistas más emblemáticos de nuestra historia contemporánea, un hombre que cometió el error de involucrase con personas equivocadas y por quienes había perdido su libertad.

Antes de despedirme le mostré una estampita de Jesús y le pregunté si la conocía, me dijo que sí y se la regalé recordándole que la misericordia de Dios está presente para todo aquel quien la pida, la cual aceptó con una tenue sonrisa.

No sé si aún la conserva pero hoy no solo abogo por su libertad sino que también me acojo al infinito amor de Jesús porque a la final todos somos pecadores y todos merecemos otra oportunidad.

#QueSeHagaJusticia #LiberenABaduel #LiberenATodosLosPresosPolíticos

@nasbly

Comentarios de Facebook

Opinión

Patrañas.21

Publicado

on

Patrañas, dominó, entre tahures
Compartir
  • 1
    Share

Patrañas.21: Por Josué D. Fernández A.- En sano juicio “de lado y lado”, como les gusta puntualizar a los que dicen no ser ni de aquí ni de allá, es bastante improbable el encontrarse en medio de un derrumbe completo, tal cual se extiende en Venezuela,  y creer que algún provecho se aproxima; o que saben de algo oculto quienes causan la mayor destrucción jamás imaginada de un país, más allá de la ruina propia, la de sus familiares, amigos, arrastrando con ellos a cualquier otro obligado a permanecer en ese territorio. Patraña pura es el coro nacional e internacional de tramposos s.21 de que existiría un socialismo bueno, lejos del comunismo, en el que todos deberíamos sufrir primero, para luego alcanzar la gloria y la dicha de la riqueza pareja.

Poblaciones empobrecidas y enfermas con células malignas es el gigantesco saldo visible de la ignorancia e incapacidad para atender exigencias del bien común, de parte de grupos siempre empeñados en quedarse indefinidamente en lo alto del poder, bien a la fuerza, o mediante simulaciones de consultas populares. Pero, en lo que respecta a América Latina, allí sí gozan de frecuencia los hallazgos externos de expedientes de dirigentes con fortunas por debajo de cuerda en Cuba, Venezuela, Bolivia, Brasil, Ecuador, Nicaragua, y en administraciones viejas de Argentina, Perú, Uruguay  y Chile.

De lado y lado, como se anotó al comienzo, en alcaldías, gobernaciones, entes autónomos, empresas públicas, cajas de ahorros, fondos de pensiones,  nunca hay dineros para atender servicios que deben a sus comunidades, aunque sobra presupuesto para vehículos, viáticos, restaurantes caros, lujo en aviones y demás embarcaciones para descendientes y allegados también, trajes y relojes de marca, guardaespaldas, y vacaciones imperdibles en paraísos extranjeros. En resumen el sueño realizado a través del atajo de la corrupción, ajeno por principios morales para el pueblo honrado,  por lo que este se conforma con la trova de “Si yo fuera rico” según se oyó en “El Violinista en el Tejado”, a continuación en pieza de un montaje de la obra en México, en 2005…

De acuerdo con el trovador de “Si yo fuera rico”, el asunto se limita a  hablar en el raro e incomprensible idioma del  “bidi-bidi-bum”, así como en “no matarse en trabajar”. Dos conclusiones que apuntan directamente al blanco del quehacer rutinario del grueso del pelaje político activo en la Venezuela s.21. El resto se agota en patrañas de amor desinteresado por la patria, equivalente al del ratón por el queso, el sacrificio por los pobres, y cuanta promesa encaje con fantasías de la nación de héroes invencibles, y de tesoros inagotables que prodigarán techo, comida y educación para todos, con ningún esfuerzo.

Las patrañas resultarán incontables mientras quede público para tragarlas, en brebajes mágicos dizque para salir de abajo. La experiencia enseña a cualquier edad que la vida se sufre o disfruta unos pocos minutos a la vez, porque solo estamos seguros del “aquí y ahora”. Sin embargo, de lado y lado, la dedicación de hoy es en la insistencia en pedir apoyo para ganar elecciones municipales y blindar su particular beneficio como de costumbre. Luego tocaría esperar el 10 de enero por el segundo periodo ilegal del actual mandato −otorgado en consulta fraudulenta en mayo-,  con planes agregados para sobrepasar dos décadas de desgracias. El cuento remanente, es que el continuismo tendría bloqueo externo por organismos que no reconocerán esa prórroga “chimba”.

Partida de dominó entre tahúres…

La suerte de Venezuela se juega hoy, entre tahúres, básicamente, en partida de dominó trancada, después de colocar sin remedio las últimas piedras de igual número, en cada punta, obligando a salir de los perdedores y a cambiar de jugadores, para continuar el juego, de ser esa la idea. En caso contrario, la alternativa ya fue cantada en “El juego de la vida”, que perturba a mucha gente, y por lo que prefieren taparse los oídos. No obstante, quizás como tormento para infortunados, y advertencia para ganadores, ese recuerdo regresa reeditado en fragmento de Daniel Santos y la “Sonora Matancera” . Hasta el sábado, Dios mediante, chao.

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer: Extienden e intensifican plan de vacunación en Carabobo

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído