Connect with us

Sucesos

Oficial de policía mató a la esposa y luego se suicidó

Publicado

on

Oficial de policía - acn
El autor del femicidio era Supervisor Jefe del Cpbez. (Foto: Panorama)
Compartir
  • 3
    Shares

Un Oficial de policía mató a la esposa y luego se suicidó en el municipio San Francisco. Los identificaron como Lina Amaya Torrenegra, de 28 años y el Supervisor Jhonny Paredes, de 44 años.

El hombre era Supervisor del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez). Para el momento compartían tragos con amigos y familiares.

El homicidio- suicidio ocurrió dentro de las residencias Santa Mónica,  una villa cerrada  ubicada en  la carretera a Perijá, en el municipio San Francisco, estado Zulia.

En  la vivienda se encontraban el padrastro de la mujer y un hermano del oficial; así como varios amigos y dos niños. Uno era el hijo de la pareja Paredes Amaya, quien tiene 2  años de edad.

Una fuente policial informó que la reunión se extendió hasta la 1:30 del  lunes. Como a esa Paredes y su esposa comenzaron a discutir porque al parecer, él le encontró un video comprometedor en el celular, dijo la fuente.

El material audiovisual desató la furia del funcionario quien aparentemente le habría gritado a su mujer: “Te voy a matar”, mientras se la llevaba a la habitación.

En la alcoba continuaron con la discusión. Presuntamente, Lina logró quitarle a su esposo el arma de reglamento y le disparó dos veces en una pierna.

Paredes  le  arrebató el arma y le disparó a su pareja en cuatro oportunidades. Ésta cayó muerta encima de la cama que compartieron por más de 7 años. Luego de cometer el femicidio el Supervisor Jefe activo del Cpbez se disparó en la cabeza. Los cadáveres quedaron uno al lado del otro.

En la cama también hallaron el arma involucrada. Los disparos alarmaron a los presentes y   vecinos, quienes inmediatamente trataron de socorrer a la pareja,  pero era demasiado tarde.

Una segunda versión que aún no ha sido confirmada por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc); pero tampoco descartada, es que una tercera persona fue quien disparó en contra de Paredes reiteradas veces. Dos de ellas en el rostro.

Las investigaciones preliminares dan fuerza a la primera versión; sin embargo, detectives de la policía científica no desechan ninguna causa.

“No descartamos ninguna línea de investigación, trabajamos en este crimen para esclarecerlo por completo”, aseguró el informante, quien agregó que realizan entrevistas a los testigos y estudian el entorno laboral y social de la pareja.

El teléfono celular de Amaya Torrenegra, un Samsung J8, juega un papel importante en las investigaciones.

Los cuerpos fueron levantados por funcionarios  del Cicpc y trasladados hasta la morgue forense de LUZ.

Trascendió que Paredes era supervisor jefe adscrito a Maracaibo oeste en la unidad policial 277.

Sobre este caso, el gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, informó: “Es lamentable lo sucedido, este hecho enluta hoy a dos familias zulianas. Serán las investigaciones del Cicpc las que determinen las causas de este suceso”.

ACN/Panorama

También puedes leer: Secuestraban y usaban el Sebin como oficina para cobrar rescates

Comentarios de Facebook

Sucesos

Kamikaze colombiano dejó 21 muertos al estallar carro bomba

Publicado

on

kamikase acn
Compartir
  • 1
    Share

Las autoridades identificaron al kamikaze colombiano que la mañana del jueves estalló el auto que conducía y mató a 21 personas.

La detonación del carro bomba en la Escuela de Policías  General Santander en Bogotá se trata de un hecho inédito en la historia de la violencia colombiana. Según las primeras investigaciones el kamikaze entró al violar los controles de seguridad.

El vehículo quedó registrado por cámaras de seguridad. Unas primeras versiones indican que se movilizaba a alta velocidad por la autopista sur. Al llegar a la Escuela pasó por encima de los conos ubicados en la portería.

Aunque los gariteros abrieron fuego al vehículo, este terminó estrellado. Después desató la tragedia. Un primer gran interrogante es si la explosión se debió al choque o que contaba con un dispositivo de activación. Esta versión se desprende de las conversaciones radiofónicas sostenidas por miembros de los organismos de seguridad.

La Policía Nacional informó en la noche de este jueves que la cifra preliminar de fallecidos asciende a 21. Otras 68 resultaron heridas. La fiscalía identificó al kamikaze como José Aldemar Rojas Rodríguez. Era amputado del brazo del derecho. Por eso lo apodaban El Mocho Kiko.

Mocho y kamikaze

Conducía una camioneta Nissan Patrol color gris modelo 1993 de placas LAF-565. El vehículo estaba cargado con 80 kilos de pentolita.

Al parecer el kamikaze colombiano de 56 años está vinculado con la guerrilla colombiana. Trabajó como explosivista para la narcoguerrilla. Se dijo que sufría de una enfermedad terminal y lo contrataron para que se inmolara en nombre de la guerrilla. El dinero del jugoso contrato se lo dejó a su familia.

El asesino a pesar de ser un viejo se sacó la licencia de conducir en febrero del pasado año. Cuatro meses después se compró la camioneta con el dinero que la guerrilla le entregó.

También te puede interesar: Carro bomba dejó nueve policías muertos en Bogotá (Video)

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído