Connect with us

Opinión

Control de gastos

Publicado

on

Petro devaluación - acn
Compartir
  • 5
    Shares

Control de gastos: Por Cora Paez de Topel.-   Así como el gobierno estableció un control de precios y de cambio a su libre albedrío;  a través de sistemas creados expresamente para esas  funciones controladoras, como la SUNDDE (Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos);  y el DICOM (Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario) fundando CADIVI en Febrero del 2003; encareciendo los productos de una manera alarmante en lugar de abaratarlos; y creando un mercado paralelo de la moneda extranjera;  los venezolanos nos vemos obligados a controlar los gastos; ya que lo que devengamos, sea salario mínimo, pensión, renta o sueldo, no nos alcanza; porque el bolívar, que de fuerte pasó a ser débil, perdió su poder adquisitivo, estimándose que la devaluación es del 90%.

Un tema de preocupación

El alto costo de la vida es por lo tanto tema de preocupación; de las personas que salen a comprar los artículos de primera necesidad;  preguntándose con ciertos niveles de angustia si habrán subido los precios; puesto que desde cierto tiempo atrás hasta hoy  van en ascenso.

Los economistas estiman que  los índices de inflación en el 2018  están  por el orden de los l0 mil ó 16 mil por ciento.  A todas éstas,  el Banco Central se ha prestado a jugar con el bolívar como le da la gana al alto gobierno encabezado por Nicolás Maduro.

En el año 2008 hubo un cambio del cono monetario al que los venezolanos nos adaptamos con normalidad. Después en Enero del 2017 comenzó a circular uno nuevo, saliendo a la calle los billetes de 500, 1.000,  5.000, l0.000 y 20.000; en medio de una gran confusión por la forma desordenada en que se hizo.

Ahora nos acaban de anunciar el inicio de la reconversión monetaria con el Nuevo Bolívar Soberano para el próximo 04 de Junio; implicando la supresión de tres ceros de la moneda actual, con lo que mil bolívares pasarán a ser un  Bolívar Soberano.

Una copia del modelo cubano

El comunismo lacerante que impulsa la política dirigida por Nicolás Maduro; copiada  del modelo cubano fidelista por su antecesor y mentor  Hugo Chávez desde 1998; comenzó por atacar a la empresa privada, expropiando fábricas productivas; confiscando bienes de capital, cerrando negocios rentables y favoreciendo la importación en desmedro de la producción nacional.  Fedecámaras y Consecomercio  aseguran  que de 800 mil empresas y negocios que había en el país;  en  1998,  hoy  no llegan a los  200 mil.  La corrupción también se vio favorecida en las aduanas; con el cobro arbitrario de las tasas arancelarias y la estampida de los dólares preferenciales.

Nada frena la inflación

Ni  los aumentos de salario a los trabajadores que año tras año decreta el gobierno; para según él,  compensar el costo de la vida;  ni la entrega de las bolsas CLAP, ni mucho menos el Carnet de la Patria;  han servido para detener la hiperinflación que devora los sueldos;  sino que por el contrario ha bajado la producción  nacional,  aumentado el descontento de la población;  se han alargado  las colas para comprar,  así como se han elevado los índices de pobreza.  A todas éstas  nos queda la potestad,  mientras se pueda; de controlar los gastos para que la economía del bolívar fuerte no nos devore las débiles;  monedas con  las  que cada uno de nosotros contamos.

Valencia, 09 de Mayo de 2018.

No deje de Leer: Amengual: Es importante llamar a la verdadera unidad en oposición

Comentarios de Facebook

Deportes

Turno Final

Publicado

on

Alfonso Saer
Sentidas palabras del "Narrador" don Alfonso Saer.
Compartir
  • 8
    Shares

Me tomé el atrevimiento y sin su permiso, montar este sentido escrito de don Alfonso Saer.  Periodista que conoce las entrañas de Cardenales de Lara, porque lo vio nacer y este viernes desgraciadamente ver de cerca la partida inesperada, asesina y abusiva de Luis Valbuena y José Castillo.

“El Narrador” como se le conoce al insigne periodista deportivo plasmó en este artículo el sentir de la nación deportiva, de sus aficionados larenses, de un país entero que clama a cada segundo por justicia. Su hijo, Alfonso Saer Gómez la colgó vía Twitter:

  TURNO FINAL

Luis y José, jamás voy a olvidar sus dos apariciones de cierre.

La tuya, Castillo, fue de verdad en el epílogo del juego y de la vida. Transmití tu hit en el noveno tramo, cuando sin saberlo, marcabas un adiós a la Caracas que te idolatró. Fue una candente rolata, tan parecida a tu fogoso carácter. El tercer imparable del careo, sexto en dos fechas. Un emergente entró a correr. Te sacaban del juego por estrategia. El destino — creeremos en eso? — te excluiría del mundo terrenal horas más tarde en un suburbio acosado por la delincuencia que reparte odio y destrucción en el país.

Antes, Valbuena, narré la que cerró tu vigorosa estadística en nuestro beisbol. Ocurrió en el segundo inning, como siempre peleando el turno, cuentas elevadas, selección en el plato, dedicación. Leñazo a la derecha y tu celebración habitual en la inicial. Siempre conversaba con mi hijo y le aseveraba: “Si alguien puede llevarnos al campeonato ese es Valbuena”.

Mis piernas temblaron y el pulso se aceleró al bajar del bus y ver dos peloteros de la enseña roja tendidos, inertes, en el asfalto. Ya era madrugada y casi nadie circula por esas carreteras que antes eran de Dios y ahora son pertenencia del espíritu malo. Algunos gritaban los nombres de sus compañeros fallecidos. Todos, sin excepción, sollozaban. Ese instante, Luis y José, tardará en ser erradicado de esta mente que jamás presenció tal escena de incalificable dolor, con gente tan cercana.

Circulan por la memoria de tercera edad ráfagas de bonitos recuerdos, retozos vibrantes. Mi narración del hit 1000 de quien llamaban “el hacha”, y tantos jonrones — siete este año — del zurdo que estremecía los graderíos con sus tablazos ganadores. Cuando escriba el próximo lineup haré una pausa en los turnos del medio y me provocará colocar allí sus nombres, Luis y José. Alguien ocupará esas casillas, ley de vida, pero ustedes nos harán falta, mucha falta.

El alado larense está profundamente herido, pero nunca muerto. Que este dolor severo y agudo se transforme en vigor y decisión en aras de un título que Valbuena pretendió desde la fecha inaugural, y Castillo vino a refrendar con experiencia y aplomo.

Al escribir estas líneas la congoja ahoga mis sentimientos. Imposible evitar una lágrima espesa por cada uno, Luis y José. A ti, Carlos, sobreviviente, ánimo y fuerza. Por algo te protegieron.

Hoy más que nunca quiero que desde el fondo de mi garganta resuene la estremecedora frase “Cardenales campeón”.

Alfonso Saer

ACN/MAS

No deje de leer: ¡Otra que ganó la delincuencia! No fue un accidente fue un vil asesinato

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído