Connect with us

Opinión

Control de gastos

Publicado

on

Petro devaluación - acn
Compartir
  • 5
    Shares

Control de gastos: Por Cora Paez de Topel.-   Así como el gobierno estableció un control de precios y de cambio a su libre albedrío;  a través de sistemas creados expresamente para esas  funciones controladoras, como la SUNDDE (Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos);  y el DICOM (Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario) fundando CADIVI en Febrero del 2003; encareciendo los productos de una manera alarmante en lugar de abaratarlos; y creando un mercado paralelo de la moneda extranjera;  los venezolanos nos vemos obligados a controlar los gastos; ya que lo que devengamos, sea salario mínimo, pensión, renta o sueldo, no nos alcanza; porque el bolívar, que de fuerte pasó a ser débil, perdió su poder adquisitivo, estimándose que la devaluación es del 90%.

Un tema de preocupación

El alto costo de la vida es por lo tanto tema de preocupación; de las personas que salen a comprar los artículos de primera necesidad;  preguntándose con ciertos niveles de angustia si habrán subido los precios; puesto que desde cierto tiempo atrás hasta hoy  van en ascenso.

Los economistas estiman que  los índices de inflación en el 2018  están  por el orden de los l0 mil ó 16 mil por ciento.  A todas éstas,  el Banco Central se ha prestado a jugar con el bolívar como le da la gana al alto gobierno encabezado por Nicolás Maduro.

En el año 2008 hubo un cambio del cono monetario al que los venezolanos nos adaptamos con normalidad. Después en Enero del 2017 comenzó a circular uno nuevo, saliendo a la calle los billetes de 500, 1.000,  5.000, l0.000 y 20.000; en medio de una gran confusión por la forma desordenada en que se hizo.

Ahora nos acaban de anunciar el inicio de la reconversión monetaria con el Nuevo Bolívar Soberano para el próximo 04 de Junio; implicando la supresión de tres ceros de la moneda actual, con lo que mil bolívares pasarán a ser un  Bolívar Soberano.

Una copia del modelo cubano

El comunismo lacerante que impulsa la política dirigida por Nicolás Maduro; copiada  del modelo cubano fidelista por su antecesor y mentor  Hugo Chávez desde 1998; comenzó por atacar a la empresa privada, expropiando fábricas productivas; confiscando bienes de capital, cerrando negocios rentables y favoreciendo la importación en desmedro de la producción nacional.  Fedecámaras y Consecomercio  aseguran  que de 800 mil empresas y negocios que había en el país;  en  1998,  hoy  no llegan a los  200 mil.  La corrupción también se vio favorecida en las aduanas; con el cobro arbitrario de las tasas arancelarias y la estampida de los dólares preferenciales.

Nada frena la inflación

Ni  los aumentos de salario a los trabajadores que año tras año decreta el gobierno; para según él,  compensar el costo de la vida;  ni la entrega de las bolsas CLAP, ni mucho menos el Carnet de la Patria;  han servido para detener la hiperinflación que devora los sueldos;  sino que por el contrario ha bajado la producción  nacional,  aumentado el descontento de la población;  se han alargado  las colas para comprar,  así como se han elevado los índices de pobreza.  A todas éstas  nos queda la potestad,  mientras se pueda; de controlar los gastos para que la economía del bolívar fuerte no nos devore las débiles;  monedas con  las  que cada uno de nosotros contamos.

Valencia, 09 de Mayo de 2018.

No deje de Leer: Amengual: Es importante llamar a la verdadera unidad en oposición

Comentarios de Facebook

Opinión

Cuentos chinos’18

Publicado

on

cuentos chinos - acn
Compartir
  • 2
    Shares

Cuentos chinos ’18: Por Josué Fernández.- Antes como ahora, la mucha o poca verdad que pueda encerrar una noticia o cualquier otro relato, se dirime entre la identidad de quien la dice o escribe, y lo que se le pudiera creer a tal persona; y en el fondo mismo de lo que se cuenta, que se evaluarían por separado. En estos tiempos de aldea global el lío armado si llegara a desbordarse tendría la etiqueta de “fake news”, o de los audiovisuales “deep fake” en cada episodio, y se le atribuiría una alta dosis de falsedad, sin definir claramente si fuera por falta de credibilidad del autor, o del contenido, o de ambos, para terminar flotando en la incertidumbre, el desconcierto, y sin saber a cabalidad la gente común en qué lado están los malhechores, y dónde están los héroes. Esa duda casi siempre se resuelve a la fuerza, por imposiciones de los que tienen el poder y sus beneficios, según el caso del castro-comunismo anclado en Venezuela, que operaría bajo la consigna de que “la letra con sangre entra”, usual en toda dictadura.

Para evitar el romperse la cabeza descifrando neologismos o anglicismos como el de “fake news” o “deep fake”, vale recordar uno de los términos predecesores, con larga tradición además, el de “cuentos chinos”, que derivaría de circunstancias particulares del comerciante Marco Polo, radicado originalmente en Venecia. Marco Polo se iría a vivir en el Imperio Chino por 20 años, en el s. XIII, y al regreso de Asia quizás altamente impresionado, echaría sus cuentos, increíbles para muchos,  y que recogería Rustichello de Pisa en “El libro de las maravillas”.  Otra versión del origen de “cuentos chinos”, se localizaría en la estafa de traficantes de esclavos salidos de España, en el s. XIX, que ensayaron la recluta en Asia, por inconvenientes puntuales en África, mediante contratos escritos en idioma español que evidenciaban la mentira de ofertas ventajosas, hechas verbalmente de casa y comida, en la isla caribeña, pero que no entendían en el papel por desconocimiento de ese lenguaje.

De lo expresado hasta ahora lo único sobresaliente en tan espesa neblina sería que la verdad absoluta, la indiscutible, resulta bastante esquiva a los ojos y oídos normales, a menos que se cuente con el auxilio de un polígrafo, o detector de mentiras. Son bastante viejas las menciones a la “verdad que duele y a la mentira que mata”, o a la “verdad a medias, mentira incompleta”, a “la dulce mentira y la verdad amarga”,  “la verdad es amarga pero se traga” que están en el fondo de la canción “Verdad Amarga” de la pianista y compositora mejicana Consuelo Velásquez, interpretada a continuación por Virginia López, nacida en Nueva York de ascendencia puertorriqueña, quien cumplirá 90 años el venidero 29 de noviembre.

Una verdad amarga, montada sobre un “cuento chino”, fue la que debió tragar esta semana el ex-presidente de Uruguay, Pepe Mujica, cuando fue ridiculizado por su camarada Maduro en la defensa voluntaria que le había hecho para quitarle culpa de la terrible situación que atraviesa Venezuela, mientras el segundo se jactaba frente a los comunistas del universo del festín, de “una sola vez en la vida, ¿verdad?” de llenar el estómago de carne  con la guía del famoso cocinero  Salt Bae, en Turquía; y cerrar la velada con bocanadas de un tabaco habano extraído de cofre personalizado con su nombre.

De otro lado, en la categoría de  “cuentos chinos”,  tal vez del mismo estilo de los de Marco Polo mencionados antes, se incluirían supuestos embustes sobre ventajas para el país latinoamericano de los 28 acuerdos firmados entre China y Venezuela. Para la economista Oly Millán, quien sustituyó  en 2006 a Elías Jaua como cabeza del ministerio del poder popular para la economía popular, “el préstamo de 5 millardos de dólares que el gobierno asegura obtuvo de China no resolverá la crisis económica venezolana”. “Ese dinero fresco, que dudo consiguió el gobierno, no alcanza ni siquiera para pagar el servicio de la deuda externa (capital e intereses) de este año, por unos 7 millardos de dólares” −sostuvo−, en nota de Ana Díaz difundida por el diario “El Nacional”.

La ex ministra, junto a destacados especialistas vigilantes del régimen, también apuntó que el apoyo político y económico chino al gobierno “no es gratis: a cambio se comprometen recursos minerales del país como el petróleo, de cuya producción China se lleva volúmenes importantes en cobro de la deuda contraída por Venezuela”. Desde unos 18 años atrás, gran número de los habitantes en el propio norte de Suramérica padecerían de parálisis y sordera, inutilizados para comprender al chileno Beto Cuevas, cuando insiste en “no quiero más mentir” en el tema paradójico “La mentira”, popularizado por el grupo “La ley”.

William Moulton Marston, (1893-1947) doctor en Psicología de la Universidad de Harvard en 1921,”obsesionado con la verdad y con destapar los secretos de la gente”, fue el inventor del detector de mentiras, y también el creador de “Wonder woman”, la “Mujer maravilla”.

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer: Gobierno: fanatismo, contradicciones y la verdad

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído