Connect with us

Opinión

¡Me van parando la risita!

Publicado

on

Me van parando la risita - acn
Compartir
  • 1
    Share

¡Me van parando la risita!: Por Josué D. Fernández.-  Con dedicatoria al atleta merideño de 19 años Yoel Finol, recién galardonado con medalla de plata olímpica de Río 2016, por reasignación esta semana, en boxeo de 52 kgs., y  medalla de oro de los 56 kilogramos en los XI Juegos Suramericanos de Cochabamba, Bolivia, 2018.

Como se ha vuelto habitual en contra de ancianos venezolanos, cuando al maltrato se le añade la ofensa, con risita burlona incluida, el plato queda servido para la peor reacción inmediata, la cual pudiera aumentar con resentimiento acumulado, si la agresión fuera prolongada. Ese tipo de deuda pareciera que nunca será presentada al cobro por falta de memoria, o por debilidad de los afectados a fuerza de palos; pero también pudiera chocar con la sorpresa de vuelta de un buen puñetazo a la cara, de parte de un hijo o de un nieto en mejores condiciones físicas y anímicas. Tratándose de atropellos oficialistas, resultaría urgente un S.O.S. al general Carlos Soublette, del lapso único de las charreteras dignas, quien dejó bases a este respecto en los comienzos de la República, y de las que habrá comentarios adicionales hacia el final.

El cuento de los abusos a los mayores, que es el tema hoy, por lo general ocurre cuando aparecen pendejos que creen que los viejos nacieron con arrugas, canas y achaques porque llegaron directo a la vejez, sin pasar primero como cualquiera por la infancia, la adolescencia, la juventud adulta, y contar además con hijos y nietos dispuestos a dar la pelea para defenderles. Aquellos necios piensan igualmente que nunca les llegará su turno de envejecer, y de cargar con los padecimientos insalvables de la edad.

Los cuentos de abusos a la gente mayor asimismo llevan en el reverso el de los otros a los que les llegará el tiempo del pelo blanco sin darse cuenta, aunque demoren en aparecer,  pero ahora se sentirían muy seguros con la “risa que no es de loco” tal lo advertía Héctor Lavoe, en lección aparentemente difícil de aprender, aun para él por su vida con distintos tropiezos.

Ciertamente se dan casos de individuos con risa de locos, aunque no lo estén, la cual les viene de hacer maldades a indefensos, entre los que prefieren a las mujeres, los niños y a los de más edad.  Una clase de semejante calaña integraría la dictadura venezolana con la imposición a los abuelos de madrugar para cobrar su pensión en papel moneda, sabiendo que será casi imposible por restricciones a la liquidez monetaria circulante decretadas por el propio régimen.

El castigo se extiende al tener que cobrar por partes, en situación “superinflacionaria”, y entre uno y otro pago los precios suben aceleradamente, y se pierde totalmente la capacidad de consumo de la escasa pensión de los jubilados. Ya se registran muertes por infarto y suicidio entre los sometidos a esas torturas, que no soportan el yugo de la dictadura. La burla de los funcionarios alcanza el colmo imaginable al enfrentar con perdigones y gases tóxicos a quienes se atreven a protestar tamaña injusticia. Este capítulo se repite cada mes, entre risas burlonas al pobre pueblo desvalido.

El S.O.S. a Carlos Soublette es urgente en estas lamentables circunstancias en las que vale recordar que “La república no se perderá porque el pueblo se ría de su gobernante. La república podrá perderse cuando el gobernante se ría de su pueblo”, a decir de ese meritorio militar, postulado a la presidencia de la República en 1834, asumiendo el cargo en dos ocasiones. En su faceta de humorista, el gran Simón Díaz, inmortalizaría en “la rueda de prensa” una mofa en democracia de los encuentros periodísticos del presidente Luis Herrera Campins, entre 1979 y 1984. Oigamos el vacilón en el que se menciona al ilustre Coromoto Álvarez, famoso acompañante de “Estamos en el Aire”.

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer: Estos son los 11 países que permitirán entrar a venezolanos con sus documentos vencidos (video)

Comentarios de Facebook
Continue Reading
Publicidad

Opinión

Patrañas.21

Publicado

on

Patrañas, dominó, entre tahures
Compartir
  • 1
    Share

Patrañas.21: Por Josué D. Fernández A.- En sano juicio “de lado y lado”, como les gusta puntualizar a los que dicen no ser ni de aquí ni de allá, es bastante improbable el encontrarse en medio de un derrumbe completo, tal cual se extiende en Venezuela,  y creer que algún provecho se aproxima; o que saben de algo oculto quienes causan la mayor destrucción jamás imaginada de un país, más allá de la ruina propia, la de sus familiares, amigos, arrastrando con ellos a cualquier otro obligado a permanecer en ese territorio. Patraña pura es el coro nacional e internacional de tramposos s.21 de que existiría un socialismo bueno, lejos del comunismo, en el que todos deberíamos sufrir primero, para luego alcanzar la gloria y la dicha de la riqueza pareja.

Poblaciones empobrecidas y enfermas con células malignas es el gigantesco saldo visible de la ignorancia e incapacidad para atender exigencias del bien común, de parte de grupos siempre empeñados en quedarse indefinidamente en lo alto del poder, bien a la fuerza, o mediante simulaciones de consultas populares. Pero, en lo que respecta a América Latina, allí sí gozan de frecuencia los hallazgos externos de expedientes de dirigentes con fortunas por debajo de cuerda en Cuba, Venezuela, Bolivia, Brasil, Ecuador, Nicaragua, y en administraciones viejas de Argentina, Perú, Uruguay  y Chile.

De lado y lado, como se anotó al comienzo, en alcaldías, gobernaciones, entes autónomos, empresas públicas, cajas de ahorros, fondos de pensiones,  nunca hay dineros para atender servicios que deben a sus comunidades, aunque sobra presupuesto para vehículos, viáticos, restaurantes caros, lujo en aviones y demás embarcaciones para descendientes y allegados también, trajes y relojes de marca, guardaespaldas, y vacaciones imperdibles en paraísos extranjeros. En resumen el sueño realizado a través del atajo de la corrupción, ajeno por principios morales para el pueblo honrado,  por lo que este se conforma con la trova de “Si yo fuera rico” según se oyó en “El Violinista en el Tejado”, a continuación en pieza de un montaje de la obra en México, en 2005…

De acuerdo con el trovador de “Si yo fuera rico”, el asunto se limita a  hablar en el raro e incomprensible idioma del  “bidi-bidi-bum”, así como en “no matarse en trabajar”. Dos conclusiones que apuntan directamente al blanco del quehacer rutinario del grueso del pelaje político activo en la Venezuela s.21. El resto se agota en patrañas de amor desinteresado por la patria, equivalente al del ratón por el queso, el sacrificio por los pobres, y cuanta promesa encaje con fantasías de la nación de héroes invencibles, y de tesoros inagotables que prodigarán techo, comida y educación para todos, con ningún esfuerzo.

Las patrañas resultarán incontables mientras quede público para tragarlas, en brebajes mágicos dizque para salir de abajo. La experiencia enseña a cualquier edad que la vida se sufre o disfruta unos pocos minutos a la vez, porque solo estamos seguros del “aquí y ahora”. Sin embargo, de lado y lado, la dedicación de hoy es en la insistencia en pedir apoyo para ganar elecciones municipales y blindar su particular beneficio como de costumbre. Luego tocaría esperar el 10 de enero por el segundo periodo ilegal del actual mandato −otorgado en consulta fraudulenta en mayo-,  con planes agregados para sobrepasar dos décadas de desgracias. El cuento remanente, es que el continuismo tendría bloqueo externo por organismos que no reconocerán esa prórroga “chimba”.

Partida de dominó entre tahúres…

La suerte de Venezuela se juega hoy, entre tahúres, básicamente, en partida de dominó trancada, después de colocar sin remedio las últimas piedras de igual número, en cada punta, obligando a salir de los perdedores y a cambiar de jugadores, para continuar el juego, de ser esa la idea. En caso contrario, la alternativa ya fue cantada en “El juego de la vida”, que perturba a mucha gente, y por lo que prefieren taparse los oídos. No obstante, quizás como tormento para infortunados, y advertencia para ganadores, ese recuerdo regresa reeditado en fragmento de Daniel Santos y la “Sonora Matancera” . Hasta el sábado, Dios mediante, chao.

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer: Extienden e intensifican plan de vacunación en Carabobo

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído