Connect with us

Opinión

Marx vive después de dos siglos

Publicado

on

Marx - acn
Compartir
  • 4
    Shares

Marx vive después de dos siglos: Por Asdrubal F. Márquez C.-Sobre Marx se han escrito miles de volúmenes y diversas cuartillas: tanto para defender su grandiosa y magnánima obra, como para atacarlo y denigrar de él. Sin embargo, Karl Marx vive después de dos siglos.

Sin duda, tres factores, tres elementos delinearon, enmarcaron, determinaron su vida: tanto en su formación, su familia o afectos y en su gigantesca propuesta.

En lo relativo a su formación, podríamos decir que Marx aprendió bajo las tres formas de adquirir conocimiento: sistemático, asistemático y vulgar.

En forma sistemática estudió en la Universidad, allí recibió sus títulos, se graduó como abogado y se doctoró como filósofo en la Universidad de Halle, en Berlín, con una tesis sobre la “Diferencia de la filosofía de la naturaleza en Demócrito y Epicuro”. Además, estudió historia y asistió a seminarios en diferentes universidades. Dedicó tiempo al periodismo, donde se destaca como articulista y llegó a ser director de varios periódicos y gacetas. Publicaba en diferentes idiomas para periódicos de Europa y de New York.

Los estudios de Carlos Marx

Marx estudió asistemáticamente y llegó a leer los clásicos griegos en su idioma, a Dante en italiano, a Shakespeare en inglés, a Cervantes en castellano y, en especial a Saint Simon y los socialistas utópicos franceses. Su nivel de conocimiento le llevó a que algunos le consideraran “Rousseau, Voltaire, Jolbach, Lessing, Heine y Hegel juntos en una sola persona- y digo juntos, no revueltos- y tendrás al doctor Karl Marx”. Así lo expresa Moses Hess a su amigo Berthold Auerbach.

Su nivel de sabiduría era tal que Mihail Bakunin, un fervoroso hegeliano, escribió sobre Marx, en uno de sus ensayos: “Sobre el 1840 era una de las almas vitales de un notable circulo de radicales hegelianos. Por otro lado, muy pocas personas han leído como él lo ha hecho y, además, puede decirse que casi ningún hombre lo habrá hecho de forma tan inteligente como lo hace él”.

Su actividad diaria lo comprometió con el desposeído; se hizo del conocimiento vulgar, aprendió de las necesidades y sufrimientos del pueblo. El compromiso con las clases pobres, su contacto permanente con trabajadores y explotados, le enseñaron mucho sobre la necesidad de liberar a la humanidad de la clase explotadora, clase burguesa, que asumía el control hacia el capitalismo.

Su contacto con los agricultores y su miserable condición, en la región de Mosela, así como las leyes impuestas a los ladronzuelos que hurtaban madera podrida, le enseñan del sufrimiento del proletariado. Comprendió y aprendió de la “Liga de los Justos”, agrupación de emigrados alemanes compuesta de artesanos y jornaleros.

Es claro que estos tres tipos de conocimiento, le permiten a Marx comprender que el socialismo y el comunismo existían ya; sin embargo, él genera la nueva teoría que da al socialismo y al comunismo un verdadero contenido científico, lo que lo convierte en el padre del comunismo universal.

En cuanto a personas, familia o amigos que incidieron en su vida y le ayudaron; debemos asumir que tuvo mucha gente a su alrededor. Sin embargo, destacamos que en la vida de Marx hay tres personas que forjaron su vida.

Apoyos que recibió Marx

En su adolescencia fue apoyado por Freiherr Ludwing von Westphalen, su vecino, quien impresionado por la gran capacidad de comprensión de Karl, siempre le alentó a leer, tanto a los clásicos como a los vanguardistas de la época. Esto generó en Marx una gran pasión por la lectura, terminó llamándolo ´paternal amigo´, como cosa curiosa, más tarde sería su suegro.

La otra persona es Jenny von Westphalen, esposa y quien le comprendió durante toda su vida. Tuvieron siete hijos, pero en realidad solo tres estuvieron cerca de ellos, los otros cuatro murieron muy niños. Sabía que su marido era de una mente poderosa, que poseía una fuerza intelectual fuera de lo común, al servicio de la mejor causa, la más justa: el proletariado. Esta mujer transcribía y leía todos los trabajos que Marx escribía, le cuidaba y le instaba a continuar con su lucha, nunca cuestionó su trabajo. Fue la persona que más le cuidó y protegió. Cuando Jenny murió, Engels dijo: “Ahora, él también ha muerto”.

La tercera persona es el llamado “Segundo Violín”, Friedrich Engels, el apoyo incondicional que Marx necesitaba. Su sustento es tal que su dinero permite mantener económicamente a Marx, claro con él comparte y asume los trabajos políticos y los estudios sociales. Marx y Engels se convirtieron en un dúo inseparable, los dos se necesitaban.

Escribieron varias obras juntos, tales como: La Sagrada Familia, El Manifiesto del Partido Comunista, Revolución y Contrarrevolución en Alemania, La Guerra Civil en Estados Unidos, La Ideología Alemana y sin duda Das Kapital. El Capital es una obra dividida en tres partes: Critica de la Economía Política, la principal obra de Marx, es el primer libro, publicado en 1867, Marx estaba vivo. El Proceso de Circulación del Capital, es el segundo libro, publicado en 1885 y el tercero, publicado en 1894: El Proceso de la Producción Capitalista en su Conjunto. Engels redactó y publicó estos dos tomos, con las notas y esbozos dejados por Marx.

Marx asumió para su estudio y para generar su doctrina política, tres fuentes fundamentales, que son la base para su planteamiento político. En tal sentido, Lenin señala que “el marxismo es el heredero legítimo de lo mejor que la humanidad creó en el siglo XIX: la filosofía alemana, la economía política inglesa y el socialismo francés”. Estas serán las tres fuentes del marxismo.

Marx estudio la filosofía alemana, formó parte de la izquierda hegeliana, había leído ampliamente la obra de Hegel; estudió a Feuerbach y le rebatió en muchos temas. Formó parte del club de los Doctores, donde se discutía sobre política y se dictaban charlas filosóficas. Su visión de la filosofía lo llevó a señalar que: “Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo”

Determinó que el régimen económico es la base sobre la cual se erige la superestructura política. Su obra principal El Capital es un estudio detallado sobre el capitalismo. Inglaterra, el país capitalista más desarrollado, es donde estudió y prosiguió la obra de Adam Smith, David Ricardo y James Mill.

Su visión determina que “la fuerza de trabajo del hombre se transforma en mercancía”. La teoría de la plusvalía pasa a constituir el nudo gordiano de la teoría económica de Marx.

Con la caída del feudalismo, se genera un nuevo sistema de explotación y opresión de la clase trabajadora, es lo que conocemos como el capitalismo. Esto da luz a nuevos planteamientos teóricos, que llaman: socialismo utópico. Marx tenía estudios del socialismo utópico francés, conocía los planteamientos de Henri de Saint Simon, Charles Fourier, Owen, Babeuf y Blanqui.

Solo nos resta señalar que Marx es el mejor ejemplo del pensamiento de Bertrand Russell, cuando señaló “Tres pasiones, simples, pero abrumadoramente intensas, han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la humanidad. Estas tres pasiones, como grandes vendavales, me han llevado de acá para allá, por una ruta cambiante, sobre un profundo océano de angustia, hasta el borde mismo de la desesperación.”. Marx amó con pasión y comprendió la amistad; buscó el conocimiento hasta el extremo de señalar “nada de lo humano me es ajeno” y “dudo de todo”; así mismo dedicó su vida, a los obreros del mundo, a la defensa del oprimido.

Sirvan estas letras como un modesto homenaje en estos 200 años del natalicio del gran Karl Marx, leal y consecuente defensor del proletariado militante del mundo, esperando que su obra se expanda y el pueblo asuma sus ideas, las ideas nobles del Socialismo, único sistema político que podrá salvar a la humanidad.

No deje de leer: Buseteros hacen lo que no hizo el Gobierno y sacan de circulación billete de Bs. 100

Comentarios de Facebook

Opinión

La tiranía está herida

Publicado

on

La tiranía está herida - acn
Compartir
  • 2
    Shares

La tiranía está herida: Por Luis Velázquez Alvaray.- Vienen rodando boca abajo. Su arrogancia perniciosa contra la población venezolana, los mantiene enceguecidos y los condena a alejarse de la realidad, que al día de hoy es un Tsunami y como el personaje de Kafka, se acerca el momento en que estarán convertidos en insectos, parduzcos, ridículamente delirantes.

Vienen rodando boca abajo. Eso los hace más peligrosos. Está demostrado que así es el fin de las tiranías. Su embriaguez de poder absoluto los hace seguir creyendo que son invencibles. Lo predijo Gandhí, terminarán cayendo. Cayendo estrepitosamente.

Así, rodando boca abajo, organizan sus últimas patrañas, cobijados por el odio y el mal. Veámos una:

Han estructurado un comando que denominan, “grupo contra el orden democrático (GCOD), cuyo jefe es un general de brigada de la guardia nacional, quien a la vez es jefe de contrainteligencia de  la tiranía, Ramón Balsa Liota. Un General cubano, jefe de la sala situacional de Miraflores, Herminio Hernández y el psiquiatra del régimen, sucesor del Doctor Chirinos, el siempre pernicioso y bandido Jorge Rodriguez, con las manos manchadas de sangre, igual que su antecesor.

Tuvo sus inicios este comando en la planificación del crimen del concejal Alban, lanzado  desde el 10 piso del edificio del Sebin.

La nueva trama comienza con el secuestro, el domingo 13 , del Presidente de la Asamblea Nacional, diputado Juan Guaidó. Esta operación fue comandada por el comisario Ildemaro José Rodriguez, con el objeto de presentar al gobierno como salvador y crítico de quienes irrespetaron la Inmunidad de Guaidó, después que ha sido práctica del régimen, tal como sucedió con el diputado Requesens, a quien se le han violentado todos sus derechos. Supuestamente, hay un grupo de agentes detenidos por este hecho, allí les han ofrecido prebendas para que no cuenten la verdad y además están incomunicados; pero ya viene la hora en que estos develaran toda la  trama  sobre el  siniestro cometido, del mismo corte a los que nos tiene acostumbrados el psiquiatra del diván rojo.

Al poco tiempo aparece en las redes, un video de fingidos miembros de las fuerzas armadas, leyendo un comunicado, donde fácilmente se notan las costuras. “Solo aceptamos ordenes de Guaidó “, dicen los falsos sediciosos. Prueba fabricada para en su momento usarla contra el propio Diputado Presidente y contra la Asamblea Nacional, acusándoles de la organización de un golpe de Estado.

Este circo bufo fue montado en Perú. En la embajada de Venezuela les entregaron los uniformes y son un grupo de policías bandidos del régimen, junto a un teniente llamado José Hidalgo, otro Carlos Guillen Mártinez y el más activo,  el teniente Rodriguez Araña, experto en preparación de falsos positivos. Agente del DGIM y que serán los testigos en la farsa que próximamente el gobierno anunciará, acusando a la oposición y particularmente a Guaidó.

De allí que “el Chaqueto” Arreaza, saliera declarando casi simultáneamente en la ONU, que ya  “tenía  pruebas de un golpe de Estado”.

La otra acción derivada de la anterior, consiste en asesinar un prominente líder del gobierno, para acusar a la oposición, siguiendo el mismo libreto del crimen al fiscal Danilo Andersón.

El camino trazado por la Asamblea, ratificado durante la semana, en multitudinarios cabildos abiertos en todas las ciudades del país,  es el correcto, y está estrictamente apegado a la Constitución Nacional. Esto desespera al tirano y le impulsa a dar palos de ciego.

Sin embargo, se debe estar prevenido, porque la pandilla inmoral se nota desesperada. Montajes de igual naturaleza organizaron Gadaffi, Ceaucescu y su Cilia, en las horas finales. También deliraban y anunciaban poderes sobrenaturales; Mussolini se creía imbatible y fue colgado cabeza abajo en Milán. Sadam Hussein murió relatando incongruencias. El tirano chavista, dice que “visitó el futuro”. Lo único que no vio en su desvarío, en su disparatada alucinación, es que le espera el inframundo y que de nada servirán los yorubas y los paleros, ni el exorcismo de los babalú. Su infierno está a la vuelta de la esquina.

No deje de leer: ¿Quien es el titere por fin, Maduro o Guaidó?

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído