Connect with us

Opinión

“…Juran que el TSJ en el exilio es puro e inmaculado”

Publicado

on

TSJ en el exilio - acn
Compartir
  • 3
    Shares

“…Juran que el TSJ en el exilio es puro e inmaculado”: Por José Luis Centeno S.-  Algo pasó. El TSJ en el exilio ¿Adulteró o cambió? ¿Corrigió o aclaró? ¿Rectificó o ratificó? ¿Fue error material, desafuero o ligereza mencionar a Capriles en el Acta de audiencia de juicio donde se condenó a Maduro? “…a nivel de la percepción ciudadana, en la calle”, donde sitúo mis análisis, surgieron diversas interpretaciones que recojo en este artículo, no sin antes recordar que he venido insistiendo en la “Legitimidad poco eficaz” de este ente, en caso contrario, sus actuaciones y desempeño no darían lugar a dudas.

“¿Quién fue el responsable?” Si sucedió algo, eso no se hizo solo, es un órgano colegiado, y no hablamos de cualquier pulpería de pueblo, en fase de extinción, sino del máximo tribunal, surgiendo la necesidad de identificar al o los responsables de un hecho, en apariencia inexistente como la sentencia aludida, pero que adquirió una dimensión superior por el momento crítico que vivimos acarreando dudas.

Buscando responsables, se sugirió un“infiltrado”, afirmándose, “no es de extrañar que algún magistrado esté jugando sucio”, sería un “quinta columna” o “la mano peluda que metió a Capriles”, según Leopoldo Castillo. Se aseguró, “hay una mala semilla allí adentro”, “un Caballo de Troya”, pasando de lo individual a lo múltiple, “alimañas azuzando diatribas convenientes al régimen”, “traidores”,con matices de “virus político” o “parcialidad política” concedida como“la mano que mece la cuna”.

No es cuestión de posiciones de apoyo directo o de manchar el nombre del @TSJ_Legitimo, para el ciudadano de a pie hubo “gato encerrao” o “metida de pata”, los entendidos sugirieron un“desaguisado”, “incidente” o “impase”, a los radicales les resultó “increíble un pelón de esas proporciones” y los moderados no dieron crédito a nada de lo anterior porque “es simplemente una investigación de oficio, una investigación abierta”, sin dejar de preguntarse “¿Dónde está la corrección?”

Particularmente, yo no entiendo esa manera de caerle a palos a los que pidieron una investigación. Pareciera que el objetivo era matar dos pájaros de un solo tiro, desacreditar a Capriles y al mismo @TSJ_Legitimo. Eso está como el indulto otorgado por el Honorable Presidente Ramón J. Velázquez a un narco en 1993.

Cuando las interpretaciones subieron de tono, empañar a ese máximo tribunal se hizo imperioso, la macula no esperó, “Desmeritó la sentencia a Maduro”. Cabe preguntarse ¿cuál sentencia? A juicio de eruditos, que faltaran otros en el acta de la audiencia de juicio, aunque lo hicieron el meollo del asunto, no justificaba hablar de“Justicia selectiva” ni pone en duda la seriedad del ente y la transparencia de sus funciones; no obstante, connotados opinadores y escribidores hicieron ver lo contrario, subrayando que los magistrados “quedaban muy mal parados ante la comunidad internacional que ha seguido con atención el juicio”.

Asistimos a un “Juicio sumarísimo” y“La reputación del TSJ fue la que quedó en entredicho”, “solidaridades automáticas”, haciéndose eco de supuestas voces internas, manifestando cosas como “Estamos haciendo el rídiculo”, así como solicitar“rectificación de la sentencia”, contribuyeron a ello. No falta quien diga: “Se doblaron para no partirse”,“solo fomentan frustración”, “son una banda de buitres, casi como el TSJ del régimen”, tratando de imponerse a quienes piden: “no manchen lo único limpio que tenemos el tsj legítimo”. Privó lo visceral, sino pregúntenle a Ibéyise Pacheco.

Reinó la confusión, hablar de una sentencia no publicada es la mayor prueba. El Magistrado Rafael Ortega Matos lo hizo, al igual que Américo Martín, Omar Estacio, Carlos Blanco, Juan Sosa Azpúrua, Víctor Maldonado y José Vicente Haro, entre otros, entre quienes se contaría al mismísimo Luis Almagro. El doctor Carlos Ramírez López advirtió ese desliz, preocupándole además que aparentemente el presidente del organismo Miguel Ángel Martín anda en gira para “presentar los aspectos institucionales” de esa sentencia inexistente, cobrando fuerza la tesis de su aspiración presidencial.

La reacción mediáticamente exagerada obliga a preguntarse: ¿cuál es el interés en buscar deslegitimar al @TSJ_Legitimo? ¿A quién le conviene desprestigiarlos? Sería “obra del G2 cubano”, “guerra sucia”, “falsa matriz”,un “quítate tú pa ponerme yo”, esto último según Pablo Aure. Sobran las conjeturas. Entre las causas alegan “los largos tentáculos de la antipolítica”, el“fanatismo populista” o simplemente que “se le hace el juego al régimen”. Estaríamos en un contexto de“marketing político”. Para Perkins Rocha se trata de trivialidades que no deben detener el avance en la recuperación de la democracia.

Todo sería el resultado de una “Jugada de Ramos Allup con Barboza”, escuchar que “@El_Cooperante hace campaña contra el @TSJ_Legitimo!!!”, así lo hace suponer, por si no lo sabían, ese portal informativo sería propiedad del Secretario de Ramos Allup, adquiriendo sentido sus recientes publicaciones“¿Error material? Magistrado del TSJ en el exilio reclama cotejar videos de caso Odebrecht” y “Estamos haciendo el ridículo”: La confesión de un magistrado del TSJ en el exilio”. Leonardo Martínez tendría razón al decir, “Detrás estaría Ramos Allup”.

Alimentando la desconfianza se dejó atrás la condena a Maduro y se coló la reconversión, resultado del“enfrentamiento entre la coherencia y sindéresis contra la insensatez” en torno a un asunto que no admite confusión alguna en opinión del profesor de filosofía Erik Del Búfalo, sosteniendo,“No hay nada confuso, no te dejes confundir tú. Mientras más venezolanos claros existan más clara estará también la salida”. Y esa claridad pasa por asumir todas las implicaciones del hambre y sed de Justicia encaminadas en el TSJ en el exilio, estando obligado ese órgano judicial a satisfacer las altas expectativas generadas tras su instalación en la sede de la OEA.

jolcesal@hotmail.com  –  Twitter @jolcesal

No deje de leer: Allanamientos a propiedades de magistrados encienden Twitter

Comentarios de Facebook

Opinión

El camino de la relegitimación de poderes

Publicado

on

El camino de la - acn
Compartir
  • 2
    Shares

El camino de la relegitimación de poderes: Por Leopoldo Puchi.- Quienes se muestran partidarios o propician un camino de intervención militar para Venezuela hacen parte en el plano internacional de sectores muy influyentes y se encuentran ubicados en posiciones de mando en las distintas instancias de poder del denominado mundo occidental. Han tomado la decisión de estimular con mucha fuerza una accion armada en Venezuela. Por esta razón, hay motivos ciertos de inquietud, sin ser alarmistas.

Pero al mismo tiempo habría que considerar que existen factores internacionales muy significativos que se muestran partidarios de una evolución de la situación venezolana basada en los mecanismos pacíficos de la alternancia electoral. Y aunque es a los propios venezolanos y a sus distintos grupos dirigentes a quienes corresponde la tarea de construir ese camino, debe considerarse como una valiosa ayuda el soporte que puedan brindar gobiernos amigos y organizaciones especializadas para facilitar el proceso de encuentro entre las partes enfrentadas.

Ahora bien, lo que resulta incomprensible y contradictorio es que los factores internos favorables a esta opción no hayan, luego del proceso comicial de mayo, esbozado propuestas que permitan despejar con realismo esa opción de la vía electoral. Por lo general, se escuchan pronunciamientos indirectos, sin precisión o basados en interrogantes.

No hay una decisión clara sobre la incorporación a un esquema de negociaciones, que ni se rechaza ni se admite. Y, como se sabe, sin negociación no hay camino electoral. Por otra parte, tampoco hay una definición sobre cual es el sendero planteado para la participación en elecciones. Tan solo la formula de elecciones libres,  que tiene fuerza conceptual pero es vaga a la hora de dar pasos concretos.

De manera que habría que pasar de las formulaciones abstractas sobre el camino pacifico, democrático y electoral y sobre elecciones libres a diseños específicos de propuestas con posibilidades verdaderas de materializarse. Quedarse en generalidades conduce a mantener el juego trancado.

En la actualidad, el rumbo que luce con mayores probabilidades de concretarse es el de las elecciones de relegitimación que tendrían lugar luego de aprobada la reforma constitucional que esta en curso en la Asamblea Constituyente. Se elegiría el año entrante un nuevo presidente, un nuevo parlamento y los cargos regionales y municipales. La otra opción, también derivada de los cambios en la Constitución que podrían tener lugar, es la de la reducción del periodo a cuatro años con posibilidad de una sola reelección. En este caso, la próximas presidenciales serian para 2022.

Estas dos opciones son las que se presentan con viabilidad para un cambio de gobierno, distintas a un alzamiento militar o a una intervención extranjera. Si se quiere un camino electoral habría que trabajar en ellas con empeño. Establecer compromisos que las hagan viables y competitivas. Es ineludible, por lo tanto, que se realicen conversaciones y se emprendan negociaciones.

No deje de leer: Caos caraqueño tras falla en uno de los trenes del metro

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído