Connect with us

Opinión

Estrategia de desestabilización contra el gobierno de Trump

Publicado

on

Venezuela en el listado de la BBC - acn
Compartir
  • 5
    Shares

Caravana de Migrantes…/Estrategia de desestabilización contra el gobierno de (@potus) Trump: Por  María Auxiliadora Dubuc P.-  “Un canto de amistad de buena vecindad, unidos nos tendra eternamente. Por nuestra libertad, por nuestra lealtad debemos vivir gloriosamente. Un simbolo de paz alumbrara el vivir de todo el continente americano fuerza de optimismo fuerza de hermandad sera este canto de buena vecindad”.

El himno de las Américas lo enseñaban en mis días de escuela. Se trata de un canto de amor, de solidaridad y entendimiento entre los países de América. La situación que vivimos hoy día con el tema de los migrantes, dista mucho del mensaje de la canción, y nos toca de cerca en Venezuela, llenándonos de profunda tristeza. Sin embargo, la situación y el tema que nos llama la atención es uno en grado sumo preocupante: la caravana de migrantes de distintos países de América que se dirigen hacia Estados Unidos, sin que gobierno alguno tome cartas en el asunto y me refiero a los gobiernos de origen. El tema al parecer, como que no es muy santo que digamos, muchos dicen que se trata de una vil manipulación de algunos gobiernos del hemisferio con el fin de generar crisis en Estados Unidos y así poder desestabilizar el gobierno de Donald Trump.

A modo de ilustración, cada día, a las 03.00 horas  un número aproximado de 7.000 personas conforman un éxodo sin precedentes. De este modo comienzan a caminar a paso firme con el mismo sueño: llegar a EEUU y dejar atrás para siempre la violencia y el desempleo, el hambre,  que los ha arrastrado a un viaje que tuvo su comienzo, pero que nadie sabe cuál será su final. En el río de migrantes, que alcanza en la interminable carretera una longitud de decenas de kilómetros, se encuentran familias enteras y muchos adolescentes y jóvenes, quienes van escuchando reguetón para hacer más ameno el camino.

La marcha va haciéndose cada vez más complicada conforme desaparecen las estrellas y la luna del cielo y surge una bola de fuego que eleva la temperatura a unas condiciones insoportables. Es el momento en el que la gente comienza a pedir que les lleven a los camiones y furgonetas donde se hacinan con personas que sólo desean llegar a su destino lo antes posible. Frente a este drama, el presidente Trump por su parte, asume una posición contundente, de este modo, rechaza enfáticamente  el arribo de migrantes centroamericanos que viajan en caravana hacia Estados Unidos, resistencia esta que genera en contraposición que algunos gobiernos de Centroamérica anuncien que pedirán apoyo a la ONU para gestionar posibles peticiones de asilo.

Pero realmente, ¿qué es y qué busca la caravana del migrante? Es un tema difícil de abordar, primero debemos aclarar que no se trata de la primera. La primera caravana, compuesta por cerca de 3.500 personas, según los datos de las autoridades estadounidenses, avanza por el estado de Oaxaca, en el sur de México. Un segundo grupo de migrantes, formado por cerca de 2.000 personas, camina actualmente por Chiapas, el estado mexicano que limita con Guatemala. A esas dos caravanas, se suman una marcha de hondureños, una de salvadoreños y otros dos grupos que congregan cerca de 2.000 personas que partieron de San Salvador. Se prevé que podrían aumentar a 5,000 los ciudadanos centroamericanos que caminan y piden ‘aventón’ para llegar a Estados Unidos. Sin embargo, el número de inmigrantes ilegales interceptados en el 2018 fue de 400.000, frente a una cifra de 1,6 millones de personas en el año 2000.

Las caravanas son organizadas por presuntos  defensores de los migrantes que buscan visibilizar las condiciones de violencia y empobrecimiento que existen en Centroamérica. Sin embargo, han sido señaladas de estar organizadas para movilizar bajo engaño a cientos de personas con la falsa promesa de obtener un visado en la frontera mexicana para seguir su ruta hacia Estados Unidos.

El  Departamento de Seguridad Interior (DHS) describió la situación actual como una “crisis sin precedentes”. A la par de este anuncio y ante la llegada de la última caravana, la Secretaria de Relaciones Exteriores  de Estados Unidos anunció las siguientes medidas frente al ingreso de migrantes al país:

  1. Toda persona que ingrese al país de manera irregular, será rescatada y sujeta a procedimiento administrativo y, en su caso, será retornada a su país de origen, de manera segura y ordenada.
  2. Toda persona que desee ingresar a territorio nacional y cuente con los documentos de viaje y una visa concedida por el Gobierno de México, por medio de la red consular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, podrá ingresar al país y moverse con plena libertad en el mismo por el tiempo de vigencia de la visa.
  3. Toda persona que ingrese a territorio nacional y desee solicitar el reconocimiento de la condición de refugiado o ser beneficiario de medidas de protección complementaria, deberá hacerlo individualmente, de conformidad con la legislación vigente.

La primera amenaza del Presidente Donald Trump, fue lanzada en contra de Honduras, Guatemala y El Salvador, naciones a las que pidió no permitir el tránsito de inmigrantes o de lo contrario congelaría la ayuda económica- estimada en más de 2.6 mil millones de dólares desde 2015- que EU les da. Amenaza que se amplió hacia México, a donde en las próximas horas los migrantes buscarán ingresar. Trump insistió en su exigencia de detener la caravana y advirtió que de no hacerlo desplegaría al ejército estadounidense para cerrar la frontera sur de Estados Unidos.

“Debo, en los términos más enérgicos, pedirle a México que detenga esta arremetida -y si no puede hacerlo llamaré al ejército estadounidense y CERRARÉ NUESTRA FRONTERA SUR”.

El Presidente anuncia igualmente un plan para endurecer la política de asilo, y advierte a los migrantes de que si lanzan piedras a sus soldados estos responderán con disparos. En este sentido,  el Plan de Trump es denegar el asilo a los migrantes que entren en Estados Unidos sin acceder por los puertos de entrada. Su intención, ha dicho, es hacerlo mediante orden ejecutiva. En la actualidad, cualquier inmigrante puede solicitar asilo, bien en los puestos fronterizos o dentro del país si ha cruzado ilegalmente. El Presidente anunció también su intención de poder retener a los inmigrantes hasta que los tribunales resuelvan su caso, para evitar que una vez liberados no se presenten ante las autoridades. “Los vamos a atrapar, los vamos a mantener encerrados hasta que se celebre la audiencia de asilo o deportación”. Hasta ahora, las personas que solicitaban asilo en Estados Unidos eran liberadas bajo un amparo llamado parole, que les permitía permanecer en el país hasta tanto se celebrara el juicio sobre su situación migratoria.

El mandatario volvió a insistir en que al entrar en México, los miembros de la caravana “pasaron por encima” a la policía de ese país e incluso hirieron a militares que habían acudido a la frontera para impedir la entrada de los migrantes. El pasado 19 de octubre, seis policías acabaron lesionados cuando las cerca de 3.000 personas que por entonces integraban la caravana tiraron abajo una valla fronteriza que les impedía el paso, aunque las autoridades informaron de que las agresiones, con petardos y piedras, fueron llevadas a cabo por “personas ajenas a la propia caravana.

También esta semana, el Presidente aseguró que buscará acabar a través de una orden ejecutiva con el derecho a la nacionalidad estadounidense para los niños nacidos en el país de padres sin ciudadanía o inmigrantes ilegales. Ciertamente la situación es muy complicada, y las medidas de Trump duras, porque a todas luces se trata de la manipulación de un tema humanitario, sin embargo, algunas de ellas, en lo personal las considero contraproducentes,  por ejemplo,  eliminar la asistencia estadounidense a los países del Triángulo Norte incrementaría la inmigración ilegal.

De modo que retirar los dólares estadounidenses que se usan para promover el desarrollo económico y el Estado de derecho podría echar por tierra las esperanzas de sacar a estos ciudadanos de la pobreza de forma sostenible o de mitigar la violencia, de manera que no ayuda en modo alguno en el orden de implantar iniciativas esenciales para la sostenibilidad y la seguridad a largo plazo o para aliviar el sufrimiento de la gente.

Por otro lado, si Trump trata de cerrar la frontera, generaría mas conflicto en la zona y pone de manifiesto abiertamente que las líneas de la frontera entre Estados Unidos y México definitivamente están borrosas. De modo que esta semana el vicepresidente, Mike Pence, visita Caléxico (California), pueblo fronterizo con Mexicali (México), para supervisar el lugar de la construcción de la barrera en la línea divisoria de esta parte del estado. Los planes de esta estructura de 30 pies de altura (9,1 metros), empezaron en 2009 justo cuando el presidente demócrata Barack Obama acababa de llegar a la Casa Blanca, destinada a sustituir una construcción de dos millas (3,2 kilómetros) en Caléxico, levantada hace décadas. Sin embargo, los fondos para este proyecto llegaron el primer año de Trump en la Casa Blanca, amparados por una ley del departamento de Seguridad Nacional.  El contrato de esta obra es de 18 millones de dólares, que saldrán de una partida general para mejoras y construcción en la frontera de 260,9 millones.

La verdad que el conflicto de la migración irregular es responsabilidad y tarea de todos los países que viven el fenómeno, sobre todo de los gobiernos de este continente que mantienen a su población en una suerte de sobrevivencia, dados los índices de violencia, inseguridad e hiperinflación que obligan a esta gente a huir con toda la familia a buscar oportunidades fuera de su tierra natal, sin importar los riegos que tiene para su integridad personal la tortuosa travesía. Por otro lado, el gobierno de Estados Unidos está en el deber de proteger sus fronteras y de hacer cumplir la norma, porque si bien es cierto que esto puede tratarse de un asunto de solidaridad o humanidad y de caridad, me temo que los tentáculos políticos inescrupulosos, han intervenido y haciendo falsas promesas, tipo “el dorado”, han logrado jugar con el hambre y la desesperación de familias enteras, en una estrategia de manipulación barata de algunos interesados a los efectos de generar conflictos en Estados Unidos y poner entre tres y dos el gobierno de Donald Trump.

María Auxiliadora Dubuc P.- @mauxi1

No de je de leer: Rey Felipe pidió a Trump “trabajar para restablecer la democracia en Venezuela”

Comentarios de Facebook

Opinión

Carta al presidente @jguaido

Publicado

on

TSJ en el exilio - acn
Compartir
  • 1
    Share

Carta al Presidente @jguaido: Por José Luis Centeno S.- En tiempos de anormalidad constitucional, me he animado a escribirle esta carta siendo el llamado a inyectarle “aire fresco y determinación a la AN” y ante el hecho de haberse optado por una vía, según la cual los Cabildos Abiertos serían el instrumento para garantizarle que usted asumiera las atribuciones o competencias del Poder Ejecutivo, sin embargo la AN le arrebató la presidencia.

Lo que hizo la AN, siendo usted el Presidente de ese cuerpo colegiado y en quien recae la responsabilidad de asumir la Presidencia de la República, no es lo correcto, y no hacer lo correcto, de acuerdo a lo establecido en la ciencia militar, es además de negligencia, otra forma de colaboración con el enemigo.

En ese contexto contradictorio, el propósito de esta misiva es transmitirle el sentir de gente de a pie deseosa de reconocerlo como el presidente legítimo de Venezuela; en la calle parecen tener mayor conciencia de hacia donde debemos empujar, anhelando de su persona pasos firmes para respaldarlo, tal y como lo ha pedido desde el Cabildo realizado en la sede de la ONU en Caracas.

Una docente me pidió: “en tu artículo debes recordarle a Juan Guaidó, que está al frente de la AN, que de una vez por todas tome el toro por los cachos, si no lo hace, la agonía del pueblo venezolano será mayor”.

“Las expectativas del pueblo están en sus manos -refiriéndose a usted-, la gente se está muriendo, la gente sigue emigrando por millares, los enfermos, ancianos y niños están en una situación crítica, la economía del país está en el piso con un dólar que no espera para pulverizar nuestros exiguos ingresos, ¿por qué seguir esperando hasta el 23?” Se preguntan en la calle.

Para la gran mayoría de los venezolanos ya usted es Presidente de la República, sin entrar en tecnicismos, sin subestimar las interpretaciones de preceptos constitucionales, especialmente del 233 o 138, a propósito de declararse la usurpación de Maduro en la Presidencia, y exigen que usted como Presidente de la AN asuma esa responsabilidad juramentándose, para que canalice las fuerzas latentes en contra del régimen siendo un solo bloque.

Postergar ese acto implica decepción, matrices de opinión desfavorables que usted mismo ha empezado a rechazar, desde ya se dice que tienen un show montado, sobre todo después de las versiones encontradas de su retención a manos de efectivos del Sebin o luego que en una sesión inocua e írrita toda la AN se proclamó como “Presidente Interino”.

Dios lo ilumine y fortalezca para asumir esa responsabilidad con prontitud, el tiempo apremia y hasta la administración Trump espera acelerar los hechos anunciando que considera reconocerlo como Presidente legítimo de Venezuela, la OEA hizo lo propio participando que reconocería sólo a embajadores designados por su gobierno y la UE solidarizándose con usted tras su detención.

Si todo lo que usted ha dicho está ajustado a la norma constitucional, y cualquiera que lo ha escuchado sabe que lo que usted dice es correcto, ¿qué está esperando para asumir las competencias del Poder Ejecutivo? ¿Qué está esperando para juramentarse? ¿Una fecha histórica? Las fechas históricas se construyen y usted está en capacidad de hacerlo con determinación.

Yo en su lugar, bajo el principio democrático y la legalidad, que a mí me caracteriza y por lo cual me conoce la gente, investido de autoridad como está usted según el mandato constitucional, hoy mismo me juramentaría y convocaría a elecciones. ¿Con el mismo CNE? Ahí están los organismos internacionales para ayudar a garantizar unos comicios transparentes.

Ese paso protagónico es el que espera Venezuela y el mundo entero que usted dé, no deje para mañana lo que puede hacer hoy, postergarlo se interpreta en la calle como correr la arruga. El estado de emergencia lo reclama.

“Y veremos qué van a hacer los organismos internacionales una vez que lo haga, porque esto no se está haciendo nada más para que reaccione el pueblo, esto es para que reaccionen los organismos internacionales. Listo, ya me juramenté, ah me van a dejar meter preso, ¿Quiere decir que todos estaban hablando por hablar?”, expresó un joven ingeniero.

¿Qué va a suceder? ¿Se va a desatar el pandemónium? Si usted asume la Presidencia no albergo dudas que las grandes potencias del mundo saldrán a decir “con usted es que nos vamos a entender”, “a este señor no lo toca nadie”, dirán “este es el hombre”, como en efecto creemos que lo es. No pueden permitir atropellos si está investido de autoridad legal y legítimamente, que eso sea un punto a discutir, al igual que el tema de la Amnistía, lo discutimos en una mesa mientras usted convoca a elecciones.

Tienen que juramentarlo en la AN para que se dé el toque técnico que nos coloque realmente en la senda de la recuperación democrática. Pudiesen alegar el desacato, olvídese de eso, nadie puede estar en desacato en contra de una Constitución que lo designó a usted como vocero y representante del pueblo, eso no cabe en la memoria de ninguna democracia.

Ya usted está investido, tiene la autoridad, ahora sea cónsono con sus palabras. Tengo el atrevimiento de emplazarlo a que asuma la Presidencia de la República, como puede hacerlo cualquier otro venezolano dentro o fuera del país, porque con propiedad le puedo decir que el mundo entero espera que se juramente para avalar el apoyo a esa democracia que usted representa.

Para despedirme, tomo prestadas unas palabras de Mariana Picón Flores: “si no se ve cambio, uno mismo es el cambio y si no se ve solución uno es la solución”.

Su servidor y amigo,José Luis Centeno S. – jolcesal@hotmail.com – @jolcesal

No deje de leer: Copei Carabobo: Abstención no responde al llamado de ningún liderazgo político

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído