Connect with us

Hombre & Mujer

“El cuento chino es que China no es un imperio” dice José Pulido

Publicado

on

Poesía y revolución - acn
Compartir
  • 3
    Shares

El escritor y periodista  José Pulido, opina que el socialismo del siglo XXI  es un error costoso;  “porque cobra víctimas en generaciones completas”.  Al  periodismo en Venezuela le falta Intelectualidad;  conciencia crítica y libertad, señala el autor de “Pelo Blanco”.

La entrevista conducida por el periodista  Jolguer Rodríguez Costa

—¿Es Venezuela un poema?

— “Por mí se va hasta la ciudad doliente, por mí se va al eterno sufrimiento, por mí se va a la gente condenada…”.  Ya sabes: La divina comedia.

—¿Qué tiene el país de oda?

—Busca algo que se le pueda elogiar sin que eso le haga daño a los inocentes.

—¿Un título?

—El desbarrancadero.

—¿Un prólogo?

—Cuando abras los ojos verás lo que te dije que ibas a ver.

—¿Un  pasaje acorde con la situación?

—“Era aquella una época en que solo los muertos podían sonreír” (Anna Ajmátova).

—¿Cómo sobrevive un poeta en esta “revolución”?

—La poesía sobrevive a todo trance, a toda muerte, a toda tragedia, porque esa es su esencia. El poeta es solo su caballo.

—¿Se sintió premiado en Italia?

—No me han dado un premio en Italia. Fue algo mejor: me invitaron a leer mi poesía siete veces en el Festival Internacional de Poesía de Génova. Fue una alegría grande y única.

—¿Se siente el tacón de la bota italiana?

—No. Se siente el corazón de Fellini; se sienten los pasos de Sofía Loren y arriba, muy arriba, el esplendor de  sus ojos.

—¿Goza usted de un exilio dorado inesperado e involuntario?

—En cualquier  lugar donde esté disfruto igual porque en todas partes hago lo mismo: escribo. Mis hijos me mantienen.

—Hablando de la “revolución”, ¿la desgracia estimula la musa?

—La desgracia, donde aparezca, estimula la búsqueda de justicia.

—¿Su musa predilecta?

—La ilusión de decir algo valioso.

—¿Qué la cercena?

—La angustiosa ignorancia.

—¿Es una oda el periodismo venezolano de hoy?

—No sé qué estaría alabando, elogiando o celebrando el periodismo venezolano. Solo las hazañas deportivas son fáciles de alabar.

—¿Qué le falta al periodismo?

—Intelectualidad, conciencia crítica y libertad.

—¿Qué le sobra?

—Valentía, solidaridad, sensibilidad.

—¿La nueva prosa del BCV?

—Galán mata billete.

—¿Extraña el instituto emisor?

—Extraño a  los amigos.

—¿Vivirá de la nostalgia el connacional?

—Es mejor vivir de la nostalgia que de la injusticia.

—¿El poeta universal?

—Rilke.

—¿El colmo de un poeta?

—Fusilar el Lorca que se lleva por dentro.

—¿El papel de los bardos en comunismo?

—El mismo que en cualquier sistema o circunstancia: decir la verdad.

—¿El cuento más cuento?

—El diente roto.

—¿El cuento que ya nadie cree?

—El mar de la felicidad.

—¿El cuento chino?

—China no es un imperio.

—¿El cuento más triste?

—La señora que vendió el Losartán para darle comida a sus nietos.

—¿Ha llorado por el país?

—No lloro, pero sufro. Solo quienes lo destruyen no sufren por el país.

—¿Un poema para el proceso?

—La poesía va por otro lado.

—¿Otro para la MUD y el Frente Amplio?

—Por otro lado va la poesía.

—¿Es un ensayo el socialismo del siglo XXI?

—Es un error costoso porque cobra victimas en generaciones completas.

—¿Qué tiene Maduro de poeta?

—Nada. Su misión no es poética.

—¿El poeta del régimen?

—No creo que el régimen tenga poetas. Solo la poesía tiene poetas.

—¿Y en la oposición?

—No creo que la oposición tenga poetas. Solo la poesía tiene poetas.

—¿El poeta referencia?

—En Venezuela Vicente Gerbasi.

—¿Una lectura oportuna para el venezolano?

—Todo lo que escribió Caupolicán Ovalles.

—¿La poesía ideológica?

—Es un suicidio. Las ideologías ignoran los derechos humanos.

—¿Imagina si también la poesía se autocensurase?

—Se convertiría en todo lo contrario de lo que debe ser.

—¿Un poeta capitalista?

—Un poeta capitalista tendría que venderse. La poesía no se vende.

—¿Cambiaría la poesía la musa de los políticos?

—Es difícil leer poesía, pero quien la lee cambia.

—¿La poesía del éxodo?

—La que habla de cosas familiares.

—¿Terminarán líricos los venezolanos?

—El venezolano es lírico por naturaleza… y lúdico.

—¿Visualiza un final épico?

—Todo final intensamente deseado tiene que ser épico.

—¿El epílogo?

—La gente cree que no le interesa la poesía. Lo mismo piensa de las matemáticas.

—¿Qué pasaría en Venezuela si fuese gobernada por una junta de poetas?

—Sería terrible porque los poetas somos intensamente civiles y detestamos los uniformes y la uniformidad.

ACN/EN/ JOLGUERR@GMAIL.COM

No deje de leer:Día Mundial para la Prevención del Suicidio: Cómo identificar a un suicida

Comentarios de Facebook

Hombre & Mujer

El pesebre y su leyenda

Publicado

on

Compartir
  • 4
    Shares

El Pesebre y su leyenda: Por Francisco Mayorga.- El pesebre lo inventó San Francisco de Asís, el santo de la humildad y de la pobreza;  en la Navidad de 1223, hace casi 800 años, en el pueblecito de Greccio, en Italia.

El santo estaba débil y enfermo, y pensando que tal vez aquella sería su última Navidad en la tierra;  quiso celebrarla de una manera distinta y muy especial. Un amigo de nombre Juan Velita, era dueño de un pequeño bosque en las montañas de Greccio;  y en el bosque había una gruta que a Francisco se le parecía mucho;  a la cuevita donde nació Jesús, en los campos de Belén;  y que él había conocido hacía poco en su viaje a Tierra Santa.

Francisco habló con su amigo, le contó su idea de hacer allí un “pesebre vivo”;  y juntos lo prepararon todo, en secreto, para que fuera una sorpresa;  para los habitantes del pueblo, niños y grandes.

Entre la gente del pueblo, Francisco y Juan escogieron algunas personas;  para que representaran a María, a José, y a los pastores; les hicieron prometer que no dirían nada a nadie antes de la Navidad;  y, siguiendo el relato del Evangelio de San Lucas, prepararon la escena del nacimiento. ¡Hasta consiguieron un hermoso bebé para que representara a Jesús!

La sorpresa de Navidad

La noche de Navidad, cuando todas las familias estaban reunidas en sus casas, las campanas de la iglesia empezaron a tocar solas…  ¡Tocaban y tocaban como si hubiera una celebración especial!… Pero nadie sabía qué estaba pasando… El Párroco del pueblo no había dicho que fuera a celebrar la  Misa del Gallo… la Misa de Medianoche….

Sorprendidos y asustados a la vez, todos los habitantes de Greccio salieron de sus casas para ver qué estaba sucediendo… Entonces vieron a Francisco que desde la montaña los llamaba, y les indicaba que subieran donde él estaba.

Alumbrándose con antorchas, porque la noche estaba muy oscura y hacía mucho frío, todos se dirigieron al lugar indicado, y cuando llegaron quedaron tan admirados, que cayeron de rodillas, porque estaban viendo algo que nunca habían pensado poder ver. Era como si el tiempo hubiera retrocedido muchos, muchos años, y se encontraran en Belén, celebrando la primera Navidad de la historia: María tenía a Jesús en sus brazos, y José, muy entusiasmado, conversaba con un grupo de pastores y pastoras, que no se cansaban de admirar al niño que había acabado de nacer…

Después, cuando todos se calmaron, el sacerdote, que había sido cómplice de Francisco y de Juan Velita en aquel secreto, celebró la Santa Misa, y Jesús se hizo presente en el Pan y el Vino consagrados, como pasa siempre que se celebra una Misa en cualquier lugar del mundo.

Terminada la Eucaristía, Francisco, lleno de amor y de alegría, les contó a todos los presentes, con lujo de detalles, la hermosa historia de la Navidad, y Jesús, “luz del mundo”, llenó sus corazones de paz y de amor.

Tres años más tarde, Francisco de Asís murió, dejándonos esta hermosa costumbre de hacer el pesebre todos los años, que a todos nos gusta tanto.

ACN/fm

No deje de leer:Papa Francisco a Obispos venezolanos: Gracias por resistir

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído