Connect with us

Hombre & Mujer

Debate permanente sobre lo que había antes del Big Bang

Publicado

on

Debate Big Bang
Compartir
  • 4
    Shares

Debate permanente sobre que había antes del  Big Bang: Por Francisco Mayorga.- Para tratar de enmendar el galimatías del Génesis, se han formulado las más variadas hipótesis que entremezclan mitologías sumerio acadio, asirio-babilónico y hebreas, así como pasadas y modernas teorías de científicos, físicos, astrónomos y cosmólogos. En el debate está en boga el más reciente planteamiento del físico Stephen Hawking, quien habla de un universo finito pero sin fronteras y lo explica de esta manera: “No hay nada al sur del Polo Sur, así que no había nada antes del Big Bang”.

 

Los expertos, como el físico Stephen Hawking, han buscado resolver el enigma que no deja descansar a las mentes más eminentes en la materia, más allá de una explicación teológica, “como Dios, que sólo complacería a los religiosos”, señalan con desdén los incrédulos, el debate.

La ciencia en general acepta la teoría del Big Bang: ese momento, hace unos 13.800 millones de años en el que una gran explosión lanzó en todas las direcciones toda la materia que hay y puso a andar el tiempo en un universo que continúa expandiéndose.

Es una de una diversidad de  teorías, pero ninguna tiene el suficiente soporte científico para probar que esa sea la verdad y si no había nada sólo queda Dios…

A mi modo particular de ver las cosas, el génesis, Big Bang, o como quieran llamarlo en el debate, sólo puede ser explicado desde el punto de vista de la teología. Los científicos concluyen en que antes “no había nada” y yo estoy de acuerdo, pero ahí empezó todo…

 

Es una de una diversidad de  teorías, pero ninguna tiene el suficiente soporte científico para probar que esa sea la verdad “y si no había nada sólo queda Dios…” señala  el cronista. 

Génesis

Dios despertó de repente y un largo bostezo llenó de  una tenue neblina cristalina, toda una franja de la inmensidad. Había dormido tal vez unos cien mil años, desde la revuelta de los ángeles a consecuencia de su intención de darle a su creación más poder del que necesitaban y otorgarles cierto parecido a su todopoderoso don de crear situaciones… No les quitó la condición de inmortales con las que habían sido creados, pero los hizo susceptibles de un congelamiento temporal, si eran atrapados generando el mal o seduciendo a otros con su estigma. Esta situación desató una guerra que no terminaría nunca, entre los leales y los rebeldes, entre el bien y el mal. Para castigar a los malos los hizo infértiles, no podían reproducirse entre sí y siempre serían irreales y engañosos sus artes de seducción. Los buenos, de la misma especie, tampoco podían engendrar.

No estaba contento, mientras dormía, su espíritu inmanente imaginó un mundo que se dispuso a crear y como fuera de Él todo era oscuridad, decidió darle luz… y la luz se hizo… era el primer día.

El desdén de los cronistas cuando dicen que  “más allá de una explicación teológica como “Dios”, que satisfaría a los religiosos, los expertos han buscado resolver el enigma que no deja descansar a las mentes más eminentes en la materia”

Entre esas mente brillantes está  la del físico Stephen Hawking, quien  habla de un universo finito pero sin fronteras y lo explica de esta manera: “No hay nada al sur del Polo Sur, así que no había nada antes del Big Bang”

¿Existió algo antes del comienzo de todo?… sólo Dios…

La teoría del Big Bang es aceptada, en general por la ciencia : ese momento, hace unos 13.800 millones de años en el que una gran explosión lanzó en todas las direcciones toda la materia que hay y puso a andar el tiempo en un universo que continúa expandiéndose.

Todos nosotros podemos tener dificultad para entender de manera racional cómo un diminuto punto, más pequeño que un átomo, contuvo una densidad y energía inimaginables de las cuales brotó todo lo que existe,  más difícil aún resulta  entender qué hubo antes de ese Big Bang.

No obstante, el conocido físico teórico, cosmólogo y autor británico Stephen Hawking ha hecho el intento recientemente para formular una explicación inteligible para nosotros los mortales.

En los  EE UU, el astrofísico estadounidense Neil deGrasse Tyson le preguntó directamente a Hawking, en un programa para la televisión estadounidense  “¿Qué hubo antes del Big Bang?”

La opinión del científico británico es que lo que existía antes de esa gran explosión era… básicamente… nada. Con eso no quiso decir que no había materia ni antimateria.

A lo que se refiere es que nada de lo que pudo existir antes del comienzo del universo, tal cual lo conocemos, tiene algo que ver con lo que vino después.

De manera que todo lo que existía no puede estar contemplado en ninguna teoría que formulemos para explicar nuestras observaciones.

Para Hawking, en el momento del Big Bang, el universo era una singularidad, un momento en el que todas las leyes de la física dejarían de aplicar.

Así que el universo evolucionó independientemente de lo que había antes. Hasta la cantidad de materia en el Universo puede ser diferente a lo que hubo antes porque la Ley de la Conservación de la Materia no aplicaría al momento del Big Bang.

“De acuerdo a la teoría de relatividad general de Einstein, el espacio y el tiempo juntos conforman un continuo de espacio-tiempo o variación, que no es plano sino curvo por la materia y energía que contiene”, dijo Hawking en el programa.

El físico dijo “Yo adopto un enfoque euclidiano (tridimensional) a la gravedad cuántica para describir el inicio del Universo”. Y siguió “En este, el tiempo real y ordinario es reemplazado por el tiempo imaginario, que se comporta como una cuarta dimensión del espacio”.

“En la interpretación euclidiana, la historia del universo en tiempo imaginario es una superficie curva en cuarta dimensión, como la superficie de la Tierra pero con dos dimensiones adicionales”.

La forma de explicar esto es imaginarnos que estamos cerca del Polo Sur, por ejemplo. Si caminamos un poco hacia el sur, finalmente llegaremos hasta el polo pero, una vez allí, ya no podremos seguir más hacia el sur.

Las reglas de dirección y orientación que nos guían normalmente en la Tierra no aplican.

“No hay nada al sur del Polo Sur, así que no había nada antes del Big Bang”, dijo el físico Hawking.

Y estas conclusiones se ajustan a la condición “sin fronteras” del Universo que el profesor Stephen Hawking formuló en colaboración con James Hartle, de la Universidad de California en Santa Bárbara.

El continuo de espacio-tiempo es una superficie cerrada sin fin, como la superficie de la Tierra, sobre la cual podemos seguir caminando eternamente sin caernos de esta, señalan c ientíficos en palabras cotidianas.

…Es decir, sólo queda Dios con su poder.

ACN/fm

No deje de leer: Detenidos en Cuba y luego deportados los ex presidente Pastrana y Quiroga

Comentarios de Facebook

Hombre & Mujer

El pesebre y su leyenda

Publicado

on

Compartir
  • 4
    Shares

El Pesebre y su leyenda: Por Francisco Mayorga.- El pesebre lo inventó San Francisco de Asís, el santo de la humildad y de la pobreza;  en la Navidad de 1223, hace casi 800 años, en el pueblecito de Greccio, en Italia.

El santo estaba débil y enfermo, y pensando que tal vez aquella sería su última Navidad en la tierra;  quiso celebrarla de una manera distinta y muy especial. Un amigo de nombre Juan Velita, era dueño de un pequeño bosque en las montañas de Greccio;  y en el bosque había una gruta que a Francisco se le parecía mucho;  a la cuevita donde nació Jesús, en los campos de Belén;  y que él había conocido hacía poco en su viaje a Tierra Santa.

Francisco habló con su amigo, le contó su idea de hacer allí un “pesebre vivo”;  y juntos lo prepararon todo, en secreto, para que fuera una sorpresa;  para los habitantes del pueblo, niños y grandes.

Entre la gente del pueblo, Francisco y Juan escogieron algunas personas;  para que representaran a María, a José, y a los pastores; les hicieron prometer que no dirían nada a nadie antes de la Navidad;  y, siguiendo el relato del Evangelio de San Lucas, prepararon la escena del nacimiento. ¡Hasta consiguieron un hermoso bebé para que representara a Jesús!

La sorpresa de Navidad

La noche de Navidad, cuando todas las familias estaban reunidas en sus casas, las campanas de la iglesia empezaron a tocar solas…  ¡Tocaban y tocaban como si hubiera una celebración especial!… Pero nadie sabía qué estaba pasando… El Párroco del pueblo no había dicho que fuera a celebrar la  Misa del Gallo… la Misa de Medianoche….

Sorprendidos y asustados a la vez, todos los habitantes de Greccio salieron de sus casas para ver qué estaba sucediendo… Entonces vieron a Francisco que desde la montaña los llamaba, y les indicaba que subieran donde él estaba.

Alumbrándose con antorchas, porque la noche estaba muy oscura y hacía mucho frío, todos se dirigieron al lugar indicado, y cuando llegaron quedaron tan admirados, que cayeron de rodillas, porque estaban viendo algo que nunca habían pensado poder ver. Era como si el tiempo hubiera retrocedido muchos, muchos años, y se encontraran en Belén, celebrando la primera Navidad de la historia: María tenía a Jesús en sus brazos, y José, muy entusiasmado, conversaba con un grupo de pastores y pastoras, que no se cansaban de admirar al niño que había acabado de nacer…

Después, cuando todos se calmaron, el sacerdote, que había sido cómplice de Francisco y de Juan Velita en aquel secreto, celebró la Santa Misa, y Jesús se hizo presente en el Pan y el Vino consagrados, como pasa siempre que se celebra una Misa en cualquier lugar del mundo.

Terminada la Eucaristía, Francisco, lleno de amor y de alegría, les contó a todos los presentes, con lujo de detalles, la hermosa historia de la Navidad, y Jesús, “luz del mundo”, llenó sus corazones de paz y de amor.

Tres años más tarde, Francisco de Asís murió, dejándonos esta hermosa costumbre de hacer el pesebre todos los años, que a todos nos gusta tanto.

ACN/fm

No deje de leer:Papa Francisco a Obispos venezolanos: Gracias por resistir

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído