Connect with us

Opinión

Cartas sobre la mesa del juego político a escoger…

Publicado

on

Las cartas sobre la mesa - acn
Compartir
  • 1
    Share

Cartas sobre la mesa del juego político a escoger…: Por Jesús Alfonzo Sánchez.- Venezuela atraviesa una profunda crisis económica y política en silencio. Transcurren días, meses y nada se mueve. Todo permanece estacionario menos la corrupción de los funcionarios. El caos sigue sumergiendo minuto a minuto a jóvenes y ancianos, sepultados en infernales barrancos.

Los partidos de oposición ni dentro de la MUD ni fuera de esta se activan para terminar de salir de un régimen desprovisto de apoyo popular. Falta construir una oposición unida o no, que se haga sentir un auténtico peligro para el gobierno despótico, débil de apoyo popular.

María Corina Machado como cabeza visible tiene una oportunidad de Oro por constancia limpia y de credibilidad en aumento. Hoy tiene que asumir la  responsabilidad de aglutinar las fuerzas dispersas con base en el soporte popular, debe llamar a la armonía democrática con mucha gente luchadora y dirigentes que hay dentro y fuera del país con limpias credenciales.

Es momento de unirnos por encima de los intereses particulares.

El país está derrumbado: el sistema de acueductos destruido por falta de mantenimiento, el sistema eléctrico nacional es un caos con apagones y cese de servicio eléctrico continuo, el transporte terrestre, acuático, aéreo, subterráneo no funciona, la educación pública es una desgracia, está en el suelo, el sistema de salud tanto pública como privada es una vergüenza, la seguridad de personas, propiedad privada y jurídica no existe, en fin todo está paralizado. Un país en crisis que reclama a gritos, que la Sociedad Civil decrete al unísono la HUEGA NACIONAL.

Un PARO general donde nadie dé un paso hacia atrás sino decirle a Maduro y gorilas  ¡Basta YA! NO TE QUEREMOS. Serás juzgado por crímenes de LESA HUMANIDAD y todo tu gobierno.

Y, en consecuencia surgirá un gobierno de TRANSICION, luego en treinta (30) días convocar a elecciones generales para nombrar todos los poderes públicos de la República Democrática de Venezuela. El reloj está en marcha y la hora está cerca para cantar: ¡Gloria Bravo Pueblo! Abajo Cadenas…

Es fundamental aglutinar las mejores mentes y cuerpos de lucha que existe en el territorio nacional y más allá de nuestras fronteras y ejecutar el plan a seguir, salir airoso en la caída sin derramamiento de sangre inocente de esta dictadura que se enquisto en Venezuela durante dos décadas.

El secuestro, la extorsión y el robo, como línea delictiva de parte de bandas armadas es hoy el poder subrepticio que rige la vida de sus pobladores. El vínculo entre bandas armadas, policías, y autoridades locales, es común y hasta conocido por quienes deben vivir y sobrevivir día a día.

Valientes enfermeras venezolanas, sin abandonar a sus pacientes, están luchando en la calle para lograr el salario justo que les permita tener una vida digna. Bomberos sin vehículos, porque no hay repuestos ni agua para apagar incendios. La hiperinflación más alta del mundo. No hay dinero en efectivo y se venden los billetes. Escasez de unidades de transporte, gente trasladada en camiones- animales. Metro gratis porque no hay transporte terrestre ni efectivo, colapsado sin aire acondicionado. Venezuela, en la noche parece un cementerio y las avenidas sin alumbrado.

Con el designado Nicolás Maduro, que redondea los 20 años del chavismo, el FMI anuncia inmisericordemente que la desvalorización monetaria en el país llegará al 1.000.000 por ciento. Donde nadie puede vivir sin angustia y preocupaciones, el salario no existe y el signo monetario desapareció para satisfacer las necesidades básicas de la población. Desaparece la oferta y la demanda con el voraz control de cambio, un dólar paralelo indetenible que produce escasez de bienes y servicios, sin alternativas porque el gobierno  se paralizo totalmente por sufrir una trombosis en pleno desarrollo.

Nadie niega la crisis, que el país está como cagajón llanero a pleno sol del día. Muchas de las figuras reconocidas como guías intelectuales con uña en el rabo dentro de la estructura de poder chavistamadurista se hacen críticas a los desatinos de Maduro y su entorno militar, enchufados: algo grave está pasando en el proceso socialista; se están matando entre ladrones, de no ser controlado a tiempo record podría llegar a generar enfrentamientos mayores, sin excluir una implosión en el ADN del régimen.

Una situación política que hay que ponderar para mirar y decidir como alternativa es: La reciente medida adoptada por el gobierno de Washington que permite que tenedores de bonos de Pdvsa (sancionada), cuya garantía es 51% de las acciones de Citgo, puedan exigir judicialmente el pago de sus acreencias en tribunales norteamericanos en caso de falta de pago, pone al gobierno totalitario de Venezuela en la disyuntiva de tener que desangrarse para honrar la cancelación de esas obligaciones o perder el control del mayor activo gubernamental en el exterior. En consecuencia el régimen de Maduro tendrá que reordenar sus prioridades de pago para evitar perder la gallina de los huevos de oro.

Ante esta realidad incuestionable cabe plantearse con urgencia un nuevo gobierno de legalidad incuestionable, nadie que tenga el poder por más ilegal que sea va entregar por las buenas sin exigir beneficios o condiciones ante terceros.

La situación política es pertinente de analizar: Un nuevo gobierno de legitimidad incuestionable, elegido en elecciones presidenciales libres y justas antes de que termine este año, según lo fija la Constitución. Sin duda, Maduro y sus socios no renunciaran o dimitirán así como así, ya que perder el poder probablemente significaría largos períodos en prisión en Estados Unidos por tráfico de drogas o en La Haya por delitos de lesa humanidad. Estas acusaciones han sido corroboradas por fiscales estadounidenses, la Organización de Estados Americanos y sus expertos independientes, y por el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Una transición negociada debe incluir un programa de erradicación de la pobreza, una ley sobre justicia transicional y reconciliación nacional que lleve ante la justicia a quienes han cometido graves violaciones de los derechos humanos y otros crímenes, y los inhabilite para todo tipo de actividad política. La negociación de cada caso, incluida la devolución de fondos ilegalmente apropiados, debería llevarse a cabo de manera discreta, preferiblemente en cooperación con instituciones de credibilidad colectiva y religiosas.

Las tareas necesarias para garantizar una Transición Pacífica para finales de este año 2018, cuando termina el único mandato legítimo de Maduro en el poder, deberían integrarse en una hoja de ruta con plazos de cumplimiento entre intermediarios independiente de factores interesados.

Un texto de esa naturaleza, difundido idealmente antes de que termine el mes de agosto, no debería presentarse para la aprobación del régimen ni de la oposición, ambos están demasiado fracturados como para participar en la negociación de manera determinante. La negativa a cumplir justificaría entonces mecanismos menos convencionales para frenar el sufrimiento de millones de personas y la destrucción de Venezuela.

La gente huye sin orientación, no tanto de la crisis o del hambre sino del presente y de un futuro incierto que no vislumbra sendero. Se desplazan por carreteras sin importarles las más duras travesías; el combustible que mueve su espíritu es la necesidad. Son como ejércitos de hormigas que prosiguen su marcha buscando la tierra prometida.

Atrás va quedando una nación desguarnecida. La nación originaria es un recuerdo difuso; sus enormes dificultades son el vertedero de lágrimas con sabor criollo- venezolano. Huyeron de una oprobiosa dictadura, un sistema de perversidades el componente perfecto de una podrida evangelización revolucionaria. Quienes se han ido en busca de seguridad y de libertad que aquí no tienen, así como del bienestar económico que aquí tampoco podían conseguir, desde tierras lejanas, podrán seguir luchando por Venezuela y su gente; su trabajo será bien retribuido y su talento será reconocido. Pero pocas cosas marcan tanto la vida de una persona como el tener que emigrar a otro país, sacrificando sus proyectos de vida, dejando atrás a familiares y amigos, y teniendo que echar raíces en otra nación, con una cultura que le es ajena. El exilio no es una aventura que se emprende por placer; en este caso, cuando los que deberían irse son los responsables de la debacle económica que estamos padeciendo.

Aprovechemos la situación de hoy que las ratas se muerden entre ellas para exterminarse políticamente, obligarlas a que devuelvan a la Nación todo el dinero que se robaron. En este momento las autoridades estadounidenses están haciendo la labor que nosotros hubiésemos debido hacer: están sacando a la luz el hediondo pantano de corrupción en el cual chapotean bolichicos, banqueros, contratistas y funcionarios del chavismo-madurismo, incluyendo familiares de Hugo Chávez Frías.

La tragedia venezolana no se soluciona con la salida de Maduro y la llegada de Giordani, Ramírez, Diosdado, Jaua, Chacón, Carreño, JV Rangel, O Mora Díaz, Rodríguez Chacin, Carrasquero, general Rosendo, Velásquez Alvaray, Osorio, Nelson Merentes, Navarro, Ali Rodríguez Araque máximo traidor y destructor de la infraestructura petrolera y eléctrica del país y gandolas de oro y dólares… Y demás agazapados! Se resuelve metiéndolos a todos a la cárcel de máxima seguridad, de por vida por delitos de lesa humanidad.

Felicitaciones al editor y demás trabajadores del Diario El Nacional por sus 75 aniversarios de lucha por la libertad de expresión y respecto a los DDHH en Venezuela y demás naciones del mundo.

Así de las cosas.

jesusalfonzosanchez@gmail.com

No deje de leer: Diálogo en dictadura es una ofensa al soberano

Comentarios de Facebook
Continue Reading
Publicidad

Opinión

Brasil-Haddad-Venezuela

Publicado

on

James Monroe - acn
Compartir
  • 1
    Share

Brasil – HADDAD – Venezuela: Por Asdrúbal Márquez.- Cuántas cosas quisiera decir hoy, brasileños/ cuántas historias, luchas, desengaños, victorias/que he llevado por años en el corazón para decirles, pensamientos y saludos… Neruda

Se acaban de efectuar las elecciones en Brasil. Muchos hemos sentido, con profundo dolor, como un abominable semianalfabeto pudo ganar en la primera vuelta. La situación fue tan tensa que hubo un momento que los números reflejaron 48%, para el tal Bolsonaro y creímos que podía superar el 50%; pero el pueblo, sabio y paciente, pudo superar los números y los resultados finales, permitieron que Fernando Haddad pasara a la segunda vuelta, el próximo 28.

Un gran número de venezolanos tenemos una ligera “película” de lo que es Brasil. Sabemos que su independencia fue el 22 de septiembre de 1822, pero que mantuvo por años la monarquía y el pueblo mostraba poco interés en que su país fuese una República.

Durante las primeras décadas del siglo XX hubo innumerables revueltas, entre la que se destaca, por su postura progresista, lo que se conoció como el movimiento del tenientismo quienes apoyaron la Alianza Liberal que pregonaba la justicia laboral, el voto secreto y el voto femenino, movimiento  que apoyó a Getulio Vargas, es por ello que varios tenientes fueron hechos interventores y muchos de ellos asumieron altos cargos y posición en el  poder.

Las  tensiones y ambiciones, en este movimiento de militares jóvenes,  llevaron a que algunos asumieran conductas contrarias contra su líder Luiz Carlos Prestes (1898-1990), quien lideró la famosa columna Prestes que recorrió por más de dos años veinticinco mil kilómetros a través de trece estados, burlando la cacería militar y los agrupamientos al servicio de los grandes hacendados; siendo por su heroísmo y sacrificio  un ejemplo para muchos luchadores políticos y para militantes de izquierda en Brasil y en América Latina, así como para poetas como Pablo Neruda, quien escribió sobre este  acontecimiento, en especial sobre Luiz Carlos Prestes.

Luiz Carlos Prestes rompe con el tenientismo para asumir las ideas comunistas. Por su prestigio y reconocimiento es conocido como el Caballero de la Esperanza, lo cual le permite llegar a sitios y lugares donde el Partido Comunista de Brasil no alcanza llegar. De ahí que la clase dominante y muchos de sus aliados en la columna Prestes, se plantean su destrucción y muerte.

Para 1930 Getulio Vargas lidera un golpe de Estado y asume el control del poder, con la complicidad del estamento militar. Como político logró cuatro veces la  Presidencia de la República de Brasil, sobre la base de falsas posturas izquierdistas y socialdemócratas. Se suicidó de un disparo al corazón, dentro de su cuarto en el Palacio de Catete, en Río de Janeiro, por entonces capital del país.

Otro hito importante fue también el gobierno de Joao Goulart, quien por su postura de avanzada tuvo que enfrentar una oposición alentada por la embajada de Estados Unidos y, al final, es derrocado por un golpe militar, en 1964, orquestado por dicha embajada y la oligarquía brasilera. Después de la dictadura militar, se origina un proceso de democratización tutelado por las fuerzas armadas, las cuales no permiten ninguna acción judicial o investigación sobre las atrocidades cometidas durante el régimen dictatorial.

Luego de varios intentos electorales, en el año 2002 se da el triunfo de Luis Inácio Lula da Silva y en el 2010  es elegida la primera mujer en Brasil, Dilma Rousseff, sometida a un impeachmente sin crimen de responsabilidad, en 2016, por diputados y senadores  nefastos,  quienes contarán con la ayuda gringa, la absurda justicia brasilera y los evangélicos; esto lleva al poder a un facineroso, a un estafador,  con decenas de juicios, quien desde que llegó al poder se arrodilla al imperio para destruir los avances sociales que se han logrado y, en especial, para destruir la unidad Latinoamericana  que se había logrado con Fidel, Lula, Chávez, Correa, Mujica, Ortega, Kirchner y la adhesión de la mayoría de países del Caribe.

Tomando en consideración esta breve información sobre el quinto país más grande del mundo, país que tiene frontera con nueve de los doce países que conforman los países de América del sur, y si incluimos la Guyana Francesa, seria con diez, implica solo, que Brasil no tiene frontera con Ecuador y Chile.

Leemos con asombro como algunos caga tintas, supuestos tipos con muchos títulos, escriben con rapidez y casi todos los días sobre todo lo que se les ocurra. Uno de estos escribidores llegó a señalar que el bolsas de Bolsonaro había ganado en Brasil, que su triunfo no se discutía y, que el gran derrotado era Maduro. Su ceguera le lleva a determinar que “mientras Maduro gobierne, la izquierda en América Latina más nunca ganará unas elecciones”.

Su tozudez, su odio y miopía le impiden ver los logros en: Bolivia, El Salvador, Nicaragua, México, Suriname, Granada, Antigua y Bermuda, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas y otros más que luchan y son solidarios con Venezuela y la integración Latinoamericana. Estos son los países que han impedido que el vulgar sátrapa de Almagro, ficha del imperio, accione contra Venezuela.

El enojo y despecho de esta clase de sujetos, unido a la derecha brasilera, sigue latente, no han podido superar que haya una segunda vuelta el 28 de octubre. Como ya sabemos las elecciones serán entre Jair Bolsonaro quien obtuvo el 46%   de las preferencias del electorado, persona conocida con más de más de 30 años de años de carrera parlamentaria, sin relevancia alguna en una propuesta de ley importante en ese parlamento. En un inicio se mostraba como simpatizante del gobierno de Alberto Fujimori en Perú y era partidario del cierre del Congreso en Brasil para hacer frente a la corrupción y a la hiperinflación en el país. Bolsonaro aboga por luchar contra la inseguridad adoptando leyes menos estrictas para el control de armas y cuenta con el respaldo de miles de evangélicos que le apoyan por su postura radical en contra del aborto. Además, ha defendido la tortura y la aplicación de la pena de muerte. Es partidario de la dictadura que imperó en Brasil durante los 60´s hasta los 80´s.

Su nivel negativo de la política es tal, que ya se le considera mucho más derechista que el gorila del norte Donald Trump. De ahí que se jacta de no leer y no tener ningún interés por estudiar o reflexionar, ya que sabe de todo, todo lo ha aprendido en la universidad de la vida. Odia la poesía y considera que se deberían quemar los libros.

Ha señalado que de llegar a la presidencia acabará con las reservas indígenas y las “quilombolas”, sitios donde se refugiaron los esclavos rebeldes y donde ahora viven sus descendientes. Asegurando que estos afrodescendientes no sirven ni para procrear.

Sus posturas machistas, racistas, homofóbicas y misóginas, lo han llevado a señalar que la congresista María do Rosario “no merece ser violada: ella es muy fea”. Así mismo, afirmó que sería “incapaz de amar a un hijo homosexual y que preferiría que un hijo semejante muriera en un accidente”. Considera que dos hombres besándose son un insulto, una desgracia para la sociedad, por ello les caería a tiros.

Estas son las posturas que lo han llevado a declarar que Maduro es un dictador, que luchará con sus aliados Piñera, Duque, Macri y en especial el temible Trump, para derrocar el régimen dictatorial que malogra a Venezuela. Cuenta en estos momentos con sectores evangélicos, que en Brasil son poderosos, pero no determinantes, con cerca del 22% de la población. Además, cuenta con venezolanos como el tal escribidor que apoya este tipo de candidatos, pernicioso y vulgar sujeto que ama la miseria humana y que asume conductas fascistas, se le menta vivas.

Se tenía previsto, contando con todos estos elementos, que el capitán Bolsonaro ganaría en la primera vuelta.  Si sumamos el gasto millonario de la campaña, la ayuda del poder judicial, electoral, y de Adelio de Oliveira, supuesto enviado de Dios quien se declara culpable de haberlo “apuñalado”, aparentemente por motivos personales, pero que le generaron su condición de mártir para el proceso electoral.

Sin embargo, los números llegaron a su tope y en estos días es evidente que con el calor del proceso y su enfrentamiento con Haddad, lo bajaran al 42%, su cifra tope y el de la derecha brasilera.

En el otro costado encontramos a Fernando Haddad, el candidato del PT, de Lula y de grandes sectores que luchan por un nuevo Brasil. Tiene bajo sus espaldas las acusaciones de corrupción e ineficaz que llevaron a derrumbar a Dilma. Importante destacar que Lula llega al poder bajo la consigna de acabar con la corrupción, muchos partidarios del PT no fueron autocríticos ante los vicios y corruptelas a lo largo del mandato de Lula y Dilma. Pero se sabe de los logros y beneficios alcanzados.

Sin embargo, recordemos, en Brasil votan 147 millones; la abstención y votos blancos y nulos llegaron casi al 30%, en la primera vuelta, esto se verá reducido y muchos de esos votos van para el sector de Haddad, además de contar ya con sectores progresistas que determinan un crecimiento que lo lleva a 48%. Falta, aún la lucha que genere Lula desde la cárcel y el trabajo de amplitud y alianzas que deben plantearse Haddad, el PT y todos los partidos progresistas.

Como se puede observar el análisis del pintoresco profesor venezolano, que lloraba por el triunfo del fascista Bolsonaro, se vino al piso. Desde ya podemos predecir el triunfo de Fernando Haddad, es un hecho y la derecha gritará fraude.

Este triunfo es necesario para fortalecer la unidad latinoamericana; es positivo para Venezuela y para Brasil, no es posible que un país con tanta diversidad, en todos los sentidos, caiga en manos de un criminal como este sujeto predicador de maldades y de idioteces. Será sin duda, una gran ayuda para el Presidente Maduro y, un golpe al gorila que nos observa desde el balcón del norte.

Las miradas de América Latina están pendientes del gran Brasil, Venezuela prestará atención a este proceso y muchos de nosotros seguiremos la lucha para que la columna de Luiz Carlos Prestes alumbre el porvenir como lo hicieron en los años 30´s.

Desde Venezuela la patria que tuvo en sus filas patrióticas desde 1818 hasta 1831 al benemérito de la Patria, el heroico y eminente José Inácio de Abreu e Lima, quien al final de sus días escribió “Serví siempre a la causa de la Libertad e independencia de América”. Para este gran luchador “el mejor gobierno no es el monárquico ni el republicano ni el autocrático ni el democrático, sino aquel que hiciera la felicidad, la grandeza, la riqueza y el bienestar del pueblo”. Por ello Abreu de Lima vincula la idea de sociedad con el socialismo.

De ahí que nos declaramos seguidor del pensamiento y acción de ese gran hombre que luchó por el gran Brasil. Venezuela y Brasil luchan unidos por el triunfo de Fernando Haddad este 28 de octubre. El fascista de Jair Bolsonaro no pasará

Asdrúbal Márquez/fernandocaro69@hotmail.com

Caracas, 16 de octubre de 2018

No deje de leer: Euskadi mide fuerzas contra la Vinotinto en Vitoria

 

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído