Connect with us

Política

Razones para discutir sobre abstención o votación

Publicado

on

Cuarteles
Compartir
  • 5
    Shares

Razones para discutir sobre abstención o votación: Si usted está convencido que votar en las próximas elecciones es lo mejor para Venezuela, pero le apabullan muchos que dicen que NO hacerlo es garantizar el repudio a una  dictadura, o en todo caso, validar la continuación de un estado de cosas que deprime al país.. Aquí te damos algunas ideas adicionales para que les des razones a los que quieren y a los que dudan y a los convencidos de lo contrario. Aquí te damos razones válidas de por qué votar en las elecciones de 2018 es positivo.

Roberto A. Rico, Asesor político, publicó en Avanzada Progresista Unidad Nacional virtual,  (apunv@googlegroups.com) de dónde tomamos sus planteamientos por considerarlos muy positivos para un diálogo abierto.

Una coletilla reza “Estamos en férrea campaña contra el adversario abstencionista. Insistamos en la necesidad de votar. Demostremos nuestro civismo participando en comicios presidenciales que reiterarán nuestro espíritu democrático. Aislemos a quienes sugieran formas primitivas de dirimir conflictos”. Estas son las razones que expone Roberto A. Rico:

1)  La elección es algo más que un acto de votación. Es un acto de movilización política, en primer lugar.

En las elecciones y en las campañas la gente se encuentra, se mira, se siente, se redescubre. La mayoría deja de ser un rumor de redes sociales porque está allí presente en cada persona que hace la cola para el voto.

2) Movilizar sirve para elevar el costo político para el gobierno.

Cuando hay mucha gente en la calle en una campaña al gobierno le cuesta más decir que es mayoría, es una muy buena manera de visibilizar el desencanto, la oposición. Por supuesto que lo puede seguir diciendo, como ha hecho, pero es más evidente que el rey está desnudo incluso para aquellos que de buena fe avalan el proyecto político de Nicolás Maduro.

3) Movilizar sirve para que la gente se reencuentre en la calle.

Todas las encuestas dicen que el descontento  con el gobierno es mayoritario. Se trata de hacerlo ver y sentir. Una campaña permite hablar sobre el país, sus condiciones y sus posibilidades mejor que cualquier otro momento.

4) Es mejor aprovechar la oportunidad que cruzarse de brazos. No hay razón para que quiénes están en el poder ofrezcan mejores condiciones.

Tienen control del territorio, de los recursos, de las armas, de la distribución de los alimentos. Las condiciones económicas actuales son sobre todo responsabilidad de una serie de decisiones de quiénes están gobernando ¿Por qué habrían de ofrecer mejores condiciones? Pero una elección es una oportunidad de ponerlos en evidencia.

5) Participar es aprovechar la oportunidad de ser demócratas y no legitima nada.

Todo el mundo sabe que no basta votar para considerar a un país democrático. Pero votar siempre será mejor alternativa para dirimir diferencias que todas las alternativas posibles. Todos quienes creen en la democracia votan, en el fondo los que que piden mejores condiciones también quieren votar pero son demasiado optimistas al creer que el gobierno podría ofrecer mejores condiciones. No las va a ofrecer no sólo porque no le hacen falta, sino porque tampoco creen en el tipo de institucionalidad de quienes reclaman mejores condiciones.

6) El gobierno tiene una estrategia de desmoralización de la oposición que le ha funcionado. La no participación electoral parece ser más afín a esa estrategia que la participación.

El gobierno tiene años sembrando la duda entre opositores, desconociendo todo lo que dicen, para que cualquiera crea que es imposible vencerle. Han abusado de todas las maneras posibles y naturalizan sus acciones con un barniz legalista. Es una estrategia hegemónica que se complementan con que ellos saben que es mejor  negocio mantenerse unidos en medio de las diferencias internas. La no participación serviría para que el gobierno se radicalizara más y más rápidamente. Las elecciones directas y secretas son una fisura en esa hegemonía. Por la que se puede colar el voto opositor. Al contrario la abstención es la espátula que ayuda a tapar la fisura fortaleciendo la hegemonía.

7) Ningún grupo abstencionista ha mostrado una estrategia política clara.

Desde las elecciones de la Asamblea Constituyente un sector de la oposición ha promovido la abstención como herramienta política. Hasta ahora esto no se ha traducido en acciones políticas claras y en plan de acciones que sirvan para que a través de ellas se logre la salida del poder de Nicolás Maduro y su séquito ¿Garantiza ir a elecciones la salida del poder? La respuesta es no. Pero sin duda es mejor que el letargo.

8) Votar masivamente es una estrategia de deslegitimación de quienes están en el poder. Especialmente si se gana y se trata de cometer fraude. No necesariamente todo el que esté en el gobierno, incluso con poder, está necesariamente dispuesto a avalar un fraude.

Las caras visibles del poder no son sólo los que lo sostienen. Hay decenas  (o cientos) de funcionarios de los cuales la estructura del poder depende. Gente que está allí porque cree en un proyecto político, gente que desconfía de la oposición pero que tampoco está conforme con todo con el gobierno, gente que está en un cargo porque necesita el trabajo pero tampoco le gusta mucho de lo que pasa y con frecuencia lo conoce mejor que tú y que yo. Es gente que puede votar, gente que se puede convencer o simplemente gente que puede no estar dispuesta a avalar un fraude. Es la gente que le puede sacar la silla a las caras visibles del poder.

9) Hay evidencia que el aislamiento internacional es usado por gobiernos nacionalistas autoritarios como herramienta para darles legitimidad interna que en lugar de debilitarlos los fortalece.

Si crees que estoy pensando en Cuba tienes razón. El gobierno cubano tiene décadas excusándose en el bloqueo unilateral estadounidense para justificar acciones contra disidentes políticos y fortalecer el apoyo interno contra el enemigo externo que los cohesiona.

10) La comunidad internacional tiene realmente pocas opciones de presión. Y la evidencia muestra que lo que están armando son formas de contención ante los problemas que les genera el éxodo.

Los recientes movimientos de Brasil y Colombia en la frontera con Venezuela parecen indicar que  se está preparando para contener el éxodo, para ser más estrictos con el tránsito de venezolanos hacia sus países. No para realizar ningún tipo de intervención que pudiera tener costos políticos internos además en año electoral para los dos países.

11) El voto es una forma de presión interna que genera menos riesgo para la mayoría de los venezolanos.

Si eres funcionario, si tienes negocios con el gobierno, si te sacaste el carnet de la patria para no dejar de recibir la caja CLAP, la pensión o algún beneficio social, por supuesto no quieres que se sepa que tienes una mala opinión de Nicolás Maduro. Y por ahora votar sigue siendo la forma más anónima de expresar tu posición política.

ACN/apunv@googlegroups.com

No deje de leer:Venezuela, Brasil y Nicaragua al limite de perder la democracia

 

Comentarios de Facebook

Política

En Brasil podrían juzgar a dictadores de América Latina

Publicado

on

Juzgar acn
Compartir
  • 1
    Share

El diputado brasileño Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente electo Jair Bolsonaro, ofreció a su país como sede para un tribunal y juzgar a las dictaduras de América Latina.

“Sería un motivo de gran satisfacción para Brasil recibir a ese tribunal”, dijo el diputado, quien organizó en la ciudad brasileña de Foz de Iguaçu la llamada “Cumbre Conservadora de las Américas”. En la reunión se congregaron representantes de la derecha de una decena de países de la región.

La propuesta para ese hipotético juicio fue planteada por el cubano Orlando Gutiérrez, un férreo opositor del gobierno castrista. Planteó unirse para ponerle fin a los regímenes dictatoriales de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

El filósofo brasileño Olavo de Carvalho, uno de los mentores de Jair Bolsonaro, también se manifestó en ese sentido. Sostuvo que un tribunal de esa naturaleza debería juzgar a todos aquellos que “ampararon esos crímenes”, reseñó la agencia EFE.

A la cita, apoyada por el presidente electo de Brasil, asistieron delegados de movimientos de derecha de Colombia, Chile, Paraguay y el país anfitrión. Todos   pronunciaron duros discursos contra el “comunismo” y el Foro de Sao Paulo, que reúne a organizaciones de izquierda latinoamericana.

Juzgar a vampiros comunistas

Según dijo Eduardo Bolsonaro, la idea es crear un “movimiento que no se acabe con la elección” de su padre como presidente de Brasil. El mismo debe tener un “carácter permanente” como plataforma para la discusión de “principios”.

En un mensaje a la cumbre, el presidente electo Jair Bolsonaro se comprometió a “consolidar” en la “nueva línea” política. Prometió también  sumar esfuerzos para combatir al comunismo en la región.

Según Bolsonaro, “todos” en América Latina “saben cuáles son las consecuencias de la izquierda”. Añadió que “el ejemplo más claro es Cuba, y el país que mas se aproxima a esa realidad es Venezuela”.

 

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído