Connect with us

Opinión

Iván Duque: La guerra y la paz

Publicado

on

Un "Vrexit" provocado - acn
Compartir
  • 4
    Shares

Iván Duque: La guerra y la paz: Por Leopoldo Puchi.- La posible elección de Iván Duque a la presidencia de Colombia representa, sin duda, un motivo de inquietud, ya que podría afectar fuertemente las relaciones entre Caracas y Bogotá, más allá del significado interno que esa opción simboliza. En lo esencial, los electores colombianos no se están definiendo en referencia a Venezuela, sino sobre cuestiones internas vinculadas al propio proceso de paz y la orientación de las propuestas realizadas.

La actitud asumida por Duque durante la campaña electoral ha sido muy beligerante al aludir a Venezuela y ha adquirido compromisos que pudieran conducirlo, de ser electo, a tensar la cuerda hasta el punto en el que no pudiera descartarse un conflicto armado entre los dos países. Al evaluar las probabilidades de que esto ocurra así, no se pueden ignorar sus estrechos vínculos con Álvaro Uribe, quien ya había amenazado anteriormente con una intervención militar en Venezuela.

Duque no ha llegado al extremo de Uribe y ha señalado que su relación con el gobierno venezolano “no será bélica ni belicista”. Pero al mismo tiempo ha amenazado con dirigirse a la Corte Penal Internacional para solicitar el enjuiciamiento del Jefe de Estado, Nicolás Maduro, lo que obviamente conduciría a una ruptura de una profundidad abismal que pudiera tener consecuencias impredecibles. Cualquier situación o excusa mínima, serviría de detonante en una frontera caliente.

No hay que olvidar que existe un diferendo en relación al Golfo de Venezuela y la delimitación de áreas marinas y submarinas, y que en una parte de la élite colombiana persiste la ambición de apoderarse de las islas de Los Monjes. En la memoria está el episodio de la Corbeta Caldas, que al ingresar a las aguas territoriales venezolanas generó una crisis que estuvo a punto de convertirse en enfrentamiento armado. Con relación a este problema, Duque pudiera estar tentado de abandonar los mecanismos pacíficos de resolución del conflicto, previstos en tratados y acuerdos, lo que pudiera conducir a un enfrentamiento fratricida.

Por supuesto, los discursos electorales no hay que tomarlos al pie de la letra. El tono pugnaz de Duque hacia Venezuela tiene mucho que ver con la competencia electoral con Gustavo Petro. Hay un aspecto esencial que diferencia a los dos candidatos en el plano interno: la posición asumida en relación al proceso de paz. Petro ha respaldado la iniciativa del presidente saliente Juan Manuel Santos y es partidario del cumplimiento de los acuerdos suscritos, lo que pudiera atraer el apoyo de los seguidores de Sergio Fajardo y Germán Vargas Lleras.

Por su parte, Duque ha rechazado los acuerdos de paz y pudiera revertirlos y perturbar así las perspectivas de estabilidad que se le abren a la sociedad colombiana y empañar su nueva imagen internacional. De modo que, tanto por su posición interna, como por sus anuncios sobre Venezuela, de ganar el candidato del Centro Democrático se vislumbran conflictos, en lo interno y lo externo.

No deje de leer: Crónica de unas elecciones amañadas

Comentarios de Facebook

Opinión

¿Jaque mate a Maduro?:

Publicado

on

jaque mate a maduro - acn
Compartir
  • 2
    Shares

Veraz…/¿Jaque mate a Maduro?: Por Robert Alvarado.-   “Cuando triunfan los impíos, la gente se esconde; cuando perecen, los justos prosperan.” Proverbios 28: 28 – Esperemos que esta jugada democrática funcione. Si esta partida que le tienen montada al régimen funciona, listo, es jaque mate, porque los obligarán a ir a unas elecciones. Yo creo que esa es la meta. ¡Ah! ¿Al régimen le conviene? No le conviene, por la paliza que le van a dar, y esa es la razón de querer echar por tierra la estrategia en desarrollo.

¿Elecciones con el mismo CNE? Parte de la jugada es que intervienen los organismos internacionales  y designan representantes en el mismo CNE, hacen un mixto, los rectores actuales serán figuras decorativas al lado de las autoridades internacionales supervisando todo y tomando decisiones en relación a que las partes estén satisfechas. Eso no es difícil. Si engrana lo primero, las comadres del CNE renuncian o van a hacer lo que le digan, más nada.

Tal vez exista dudas al respecto. Lo que si es cierto es que de esta no pasa ni Nicolás ni la oposición, el que falle se hunde, si logra el objetivo el régimen, aquí se fregó la oposición; por el contrario, si la oposición logra el objetivo, convocaría elecciones, porque no le toca otra, y el candidato sería Guaidó, porque ya la gente lo identifica como el que se resteó, no habría más candidatos, los candidatos opositores de otras contiendas no tienen vida, eso sí, les sobra billete como enturbiar la situación por despecho o en complicidad con el régimen, de eso tenemos sobrados ejemplos.

El riesgo de que todo quede igual bajo otra apariencia está latente. En todo caso se quiere evitar lo acontecido con Carmona, un momento decisivo, pero plagado de malas decisiones o de irrespeto a los pactos, lo que pasó ahí fue algo muy sencillo, se irrespetaron, se traicionaron por el poder, ante esa traición no quedó otra, ¡vuelve Chávez! Ni los organismos internacionales podían convalidar los desatinos.

¿Qué pasó? Como no se pusieron de acuerdo, los militares con los civiles cuando llegaron al poder e hicieron toda esa payasada encabezada por Carmona Estanga, (https://www.youtube.com/watch?v=iR3IOWtJwJ0) prácticamente tuvieron que llamar al tipo y decirle no hermano vengase para acá porque nosotros no nos ponemos de acuerdo. Y vuelve el tipo. Volvió el Jedi, con más fuerza. Por errores pueriles. Eso pudiese pasar en este momento también, con la juramentación no anunciada ni confirmada (https://www.youtube.com/watch?v=Es9E6BZl-D0) de Guaidó. Por esa razón el escenario luce poco convincente a los efectos de recuperar la democracia.

Es por eso que lo único que no me gusta de esta jugada, es el tiempo que se está perdiendo. En la medida que tú le des tiempo al régimen, en esa medida esa gente busca artimañas para desarticular la estrategia centrada en el 23 de enero, sino es que ya está desarticulada. Entonces ¿por qué el 23 si tienes un poder de convocatoria ya para esta semana? Es mi pregunta. Además del poder de convocatoria, la urgencia del momento obliga.

Aparte, ya asomaste la cabeza, ya ellos saben por donde vienes. Saben la jugada. Si saben la jugada ellos van a querer desarticularla, ¿Cómo desarticulan? Con los mismos organismos internacionales, con sus aliados, van a venir China y Rusia a meter las narices, de hecho el Kremlin ya asomó la posibilidad de movilizar otra vez aviones de guerra a la región, ahí tienen la reunión con el Embajador de la ONU, generando dudas.

Si se les olvidaba todos los países africanos están a favor de Maduro, los no alineados también, la India, una serie de países que para nosotros no es conveniente que entren en esta melcocha, como ya lo hicieron los países de América Latina que los están apoyando, incluyendo México escudándose en su política de no injerencia.

No se vi van a meter preso a Guaidó, pero a nivel internacional la sensación es que hay indecisión, guabineo, y yo creo que eso no le interesa a la comunidad internacional, menos que suceda lo que pasó el día cuando sacaron a Chávez y luego volvió triunfante y más fuerte que nunca, avasallante. Por los momentos vemos a Guaidó (https://www.youtube.com/watch?v=0yOkzrOGFdI) encarando la situación, Dios quiera y salga airoso, que resuelva el problema planteado. Ojalá no sea cierto el bloqueo que le tendrían montado en la Asamblea Nacional para que no se juramente.

Recuerden, aquí el que cometa un error… se fregó, así de simple. El régimen está midiendo ahorita ¿hasta dónde la gente va a salir a echarle pichón con Guaidó? Hay es dónde está el detalle. Si ellos sienten que la gente se va a restear, van a aplicar una fuerte dosis de divídelos, y así darán al traste con la unificación de toda la oposición y la reanimación de la ciudadanía a participar en la lucha para sacar a Maduro logradas por Guaidó en tan poco tiempo.

Ciertamente, está cantado un jaque mate al régimen, virtualmente insalvable, dicho así la gente se emociona y se hace las mil y una ilusiones viéndose libre de la peste chavista y madurista, porque a decir verdad la gente está más que ilusionada, prácticamente da por hecho que Maduro va pa´ fuera, ahí está el peligro, lo digo porque cuando uno ve el tiempo correr no puede más que preocuparse, ¿por qué? Porque al régimen no se le puede dar papaya, como dicen en Colombia, y eso me hace pensar en la falta de previsión de la Asamblea Nacional ante circunstancias anunciadas desde muy atrás.

Quieren hacer las cosas bien, sin errores, esa es la consigna. ¿Cuándo tomaron conciencia de eso? Al parecer pensaron que Maduro no se juramentaría porque le dijeron que no tendría legitimidad. Se planteó un escenario, llegó el día que se hizo realidad y las lumbreras políticas y jurídicas del país no actuaron con unidad de criterio ante el mismo, cuando hubo suficiente tiempo para ponerse de acuerdo, aún están enfrentados en ver quién tiene la razón absoluta. Por ese camino nadie garantiza que la jugada planteada y cantada se convierta efectivamente en el anhelado jaque mate al dictador.

robertveraz@hotmail.com robertveraz@gmail.com grsndz629@gmail.com – 0414-071-6704 – www.robertveraz.galeon.com – http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html – @robertveraz -¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído