Connect with us

Opinión

¡Educación en crisis!

Publicado

on

educación en crisis - acn
Compartir
  • 4
    Shares

¡Educación en crisis!: Por Alejandro Feo La Cruz.- Hoy cuando faltan pocos días para que culmine el año escolar 2017-2018, no se puede dar un balance positivo de la jornada escolar, por el contrario vemos con mucha preocupación como un número importante de estudiantes de primaria y secundaria desertaron. De acuerdo con las propias cifras del Ministerio de Educación, la mayoría de los alumnos estaban en centros administrados por el Estado.

Es triste ver como la crisis está sacando a niños de las aulas, no solo porque tienen que acompañar a sus padres a hacer cola para comprar comida sino porque tienen que ganar dinero para ayudar al sustento del hogar.

Durante este año el gobierno no fue capaz de garantizarles a los niños de las escuelas públicas la alimentación, siendo este uno de los factores que más ha incidido en el abandono escolar, esta crisis alimentaria que sufre el país afecta tanto a los docentes como a los alumnos.

La crisis económica que golpea severamente a todas las familias venezolanas, hace casi imposible mantener a un niño o joven dentro de las aulas. Pues adquirir los útiles escolares, uniformes y alimentarlos para que puedan rendir durante la jornada escolar, es cada vez más difícil, debido a la hiperinflación que vivimos actualmente en nuestro país. Incluso el transporte se hace cuesta arriba.

Tomado en cuenta que aun no se aplican medidas serias que detengan la inflación, se estima que para el próximo año escolar el número de pupitres vacíos crezca.

Debemos trabajar unidos para que esta situación se pueda controlar, el régimen debería tener como prioridad la educación de todos nuestros niños pero sabemos que no es así y no vemos intenciones de querer corregir, por lo como padres debemos ser solidarios con nuestros maestros y ayudarlos en lo posible a que puedan seguir cumpliendo con sus funciones. También como padres, debemos avocarnos a proteger las instituciones educativas para que puedan mantenerse operativas y que puedan seguir ejerciendo la noble labor de educar a nuestros hijos, solo así podremos garantizar un futuro promisorio y esperanzador para Venezuela.

Alejandro Feo La Cruz, responsable VP Carabobo

No deje de leer: Largas colas y pagos incompletos durante cancelación de pensiones

Comentarios de Facebook

Opinión

Asedio, desgaste, negociaciones

Publicado

on

asedio y desgaste - acn
Compartir
  • 1
    Share

Asedio, desgaste, negociaciones: Por Leopoldo Puchi.- Venezuela está inmersa en un conflicto internacional cuyas características son las del asedio o sitio, lo que se corresponde a la clásica circunstancia en la que una ciudad, una fortaleza o un país son cercados fuertemente y no se prevé un asalto inmediato. En estos casos, lo esencial es el bloqueo de las líneas de abastecimiento por medio de distintas acciones.

Los asedios no implican siempre la movilización militar directa y pueden adquirir las formas jurídicas de embargos o sanciones decretadas por un país o coaliciones.

El ejemplo histórico que se suele utilizar para ilustrar el asedio cuando adquiere la forma de embargo es el llamado Bloqueo Continental de Napoleón I de Francia en el conflicto con el Reino Unido, que estaba dirigido a excluir a los británicos del comercio con el resto de Europa con el fin de asfixiarles sus finanzas.

LA GEOPOLÍTICA

El embargo del que es objeto Venezuela es contrario a la normativa internacional, pero se ha hecho frecuente que no se respete. Los argumentos que dan los voceros del gobierno estadounidense para explicar el enfrentamiento son de dos órdenes: se aducen desacuerdos con el funcionamiento del sistema político venezolano y también se señala explícitamente que se aplica la doctrina Monroe, según la cual Venezuela hace parte del espacio geopolítico y comercial estadounidense en su disputa con Rusia y China, de modo que las medidas estarían dirigidas a su reinserción en el dispositivo occidental.

TENSIÓN INTERNA

El cerco comercial y financiero que se ha establecido sobre Venezuela cabalga sobre una difícil situación económica que se arrastra desde hace varios años y que se ha expresado en un descenso de la producción nacional y en hiperinflación.

Como resultado de la situación económica, la población se ha visto fuertemente afectada en su ingreso y condiciones de vida. A esto se le suma el largo pulso por la hegemonía política que continúa sin definirse. Todos estos elementos generan un ambiente de división interna y de pugna sostenida.

EL DESGASTE

En general, los conflictos entre Estados no se ganan en desgarradoras batallas ni en los grandes encuentros armados. Los más transcendentales enfrentamientos históricos fueron ganados por medio del desgaste, el debilitamiento y las penurias.

Las sanciones, al bloquear el ingreso de divisas e impedir las importaciones de insumos, alimentos y medicinas, apuntan a generar descontento social y a debilitar el Estado.

En estas circunstancias, la creación de redes alternas de aprovisionamiento y comercio internacional pueden ser esenciales para limitar los efectos de las sanciones. Pero en fin de cuentas, todo dependerá de la rectificación y la corrección de las propias políticas económicas, de la búsqueda de acuerdos negociados con factores internos, de los virajes en la gestión pública y de la resolución estratégica.

No deje de leer: ¡Récord mundial! Venezuela cierra 2018 con la peor inflación del planeta

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído