Connect with us

Opinión

Artículo Jacmibel Rosas La Mamá Guapa y Apoyada: “Hablemos de educación sexual”

Publicado

on

Jacmibel-Sexualidad-ACN
Foto: ACI Prensa
Compartir

Artículo Jacmibel Rosas La Mamá Guapa y Apoyada: Saludos, un placer saber de ustedes nuevamente en este encuentro semanal. En esta oportunidad hablaremos de la importancia de la educación sexual y de que los padres estemos preparados para hablar de sexo con nuestros hijos, para explicarles las diferencias entre sexo y sexualidad y sobre todo para que estemos preparados para afrontar sus dudas cuando estas se presenten.

Como bien saben conduzco un programa de radio transmitido en horario matutino en Carabobo, Venezuela. Obvio que por el horario no puede hablarse de sexo abiertamente, pero consideré importante crear una sección en la que pudiéramos hablarle de la mano de una especialista sobre educación sexual a los padres, que debemos aprender sobre cómo tratar ese tema con nuestros hijos.

Algunos padres son demasiado desinhibidos sobre el tema, mientras que otros no pueden ni decir la palabra sexo delante de sus hijos porque se cohíben. Ante esto me pareció necesario escribirles sobre esto a los que tenemos bebes, niños y adolescentes.

La educación sexual debe comenzar en casa, con mamá y con papá. Los padres deben permitir que nuestros hijos observen nuestros genitales en privado para que cualquier duda la disipen en casa con sus orientadores. Debemos explicarles sobre su sexualidad, sobre todo, indicarles que deben crecer en el margen del respeto con quienes lo rodean. Si bien decía una especialista en sexualidad, la mayoría de los violadores o abusadores están en el entorno familiar, entonces debemos criarlos de una manera en las que el respeto rija su vida y además se hagan respetar por los demás.

 En una ocasión también hablamos de los límites, que había que ponerles límites a nuestros hijos, esto no sólo es para cuando hagan algo indebido, si no también enseñarles a ponerle límites a los demás en cuanto a su cuerpo. Su cuerpo es su templo, algo sagrado, que nadie debe tocar al menos que ellos se sientan a gusto y por esto, también resulta necesario que aborden su sexualidad.

En estos tiempos en que abunda el libertinaje sexual y las excesivas mentes abiertas, resulta necesario hablarles claramente a nuestros hijos sobre el tema. Los niños ya de 9 o 10 años comienzan a explorar su sexualidad y vemos índices súper elevados de embarazo precoz en Venezuela, que nos sirve de indicador que algo estamos descuidando en casa. (De este tema del embarazo precoz hablaré en la próxima entrega).

No quiere decir que todo lo estemos haciendo mal, pero si debemos como padres estar más alerta. Criar a nuestros hijos e hijas con valores, e incluso rescatar esos valores de nuestros abuelos que se han perdido. Los padres del presente tenemos una inmensa responsabilidad de formar a los padres del mañana, por eso hay que tratar de que sean hombres y mujeres de bien, con principios en medio de una sociedad que se encuentra corrompida en todo el sentido de la palabra.

Lo que menos se habla o aquello que desarrolla en la casa como un tabú, es aquello que nuestros hijos buscarán conocer en la calle, entonces no hagamos del sexo y la sexualidad un tabú para ellos, que nuestros hijos vean en nosotros aquellas personas que puedan despejar sus dudas para formarse con una autoestima alta que les permita debatir abiertamente sobre su sexualidad y todas las aristas del tema.

Y recuerden… Lo que prohíbes en casa será aquello que tu hijo o hija más querrá conocer. Tratemos de llevar el tema con equilibrio.

¡Hasta un próximo biberón!

No dejes de leer: Artículo Sandy Aveledo y Luis Gallo Ella dice Él dice: El carro de drácula

Jacmibel Rosas

La mamá Guapa y Apoyada

Comentarios de Facebook
Continue Reading
Publicidad

Deportes

Turno Final

Publicado

on

Alfonso Saer
Sentidas palabras del "Narrador" don Alfonso Saer.
Compartir
  • 8
    Shares

Me tomé el atrevimiento y sin su permiso, montar este sentido escrito de don Alfonso Saer.  Periodista que conoce las entrañas de Cardenales de Lara, porque lo vio nacer y este viernes desgraciadamente ver de cerca la partida inesperada, asesina y abusiva de Luis Valbuena y José Castillo.

“El Narrador” como se le conoce al insigne periodista deportivo plasmó en este artículo el sentir de la nación deportiva, de sus aficionados larenses, de un país entero que clama a cada segundo por justicia. Su hijo, Alfonso Saer Gómez la colgó vía Twitter:

  TURNO FINAL

Luis y José, jamás voy a olvidar sus dos apariciones de cierre.

La tuya, Castillo, fue de verdad en el epílogo del juego y de la vida. Transmití tu hit en el noveno tramo, cuando sin saberlo, marcabas un adiós a la Caracas que te idolatró. Fue una candente rolata, tan parecida a tu fogoso carácter. El tercer imparable del careo, sexto en dos fechas. Un emergente entró a correr. Te sacaban del juego por estrategia. El destino — creeremos en eso? — te excluiría del mundo terrenal horas más tarde en un suburbio acosado por la delincuencia que reparte odio y destrucción en el país.

Antes, Valbuena, narré la que cerró tu vigorosa estadística en nuestro beisbol. Ocurrió en el segundo inning, como siempre peleando el turno, cuentas elevadas, selección en el plato, dedicación. Leñazo a la derecha y tu celebración habitual en la inicial. Siempre conversaba con mi hijo y le aseveraba: “Si alguien puede llevarnos al campeonato ese es Valbuena”.

Mis piernas temblaron y el pulso se aceleró al bajar del bus y ver dos peloteros de la enseña roja tendidos, inertes, en el asfalto. Ya era madrugada y casi nadie circula por esas carreteras que antes eran de Dios y ahora son pertenencia del espíritu malo. Algunos gritaban los nombres de sus compañeros fallecidos. Todos, sin excepción, sollozaban. Ese instante, Luis y José, tardará en ser erradicado de esta mente que jamás presenció tal escena de incalificable dolor, con gente tan cercana.

Circulan por la memoria de tercera edad ráfagas de bonitos recuerdos, retozos vibrantes. Mi narración del hit 1000 de quien llamaban “el hacha”, y tantos jonrones — siete este año — del zurdo que estremecía los graderíos con sus tablazos ganadores. Cuando escriba el próximo lineup haré una pausa en los turnos del medio y me provocará colocar allí sus nombres, Luis y José. Alguien ocupará esas casillas, ley de vida, pero ustedes nos harán falta, mucha falta.

El alado larense está profundamente herido, pero nunca muerto. Que este dolor severo y agudo se transforme en vigor y decisión en aras de un título que Valbuena pretendió desde la fecha inaugural, y Castillo vino a refrendar con experiencia y aplomo.

Al escribir estas líneas la congoja ahoga mis sentimientos. Imposible evitar una lágrima espesa por cada uno, Luis y José. A ti, Carlos, sobreviviente, ánimo y fuerza. Por algo te protegieron.

Hoy más que nunca quiero que desde el fondo de mi garganta resuene la estremecedora frase “Cardenales campeón”.

Alfonso Saer

ACN/MAS

No deje de leer: ¡Otra que ganó la delincuencia! No fue un accidente fue un vil asesinato

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído