Connect with us

Opinión

La democracia estadounidense no se fractura

Publicado

el

Compartir

 

Por: Cora Paez de Topel

Lo que hasta el presente hemos calificado como una de las mejores democracias del mundo sufrió una fractura que, de no imponer a tiempo el freno a la violencia desatada por un grupo de activistas del partido republicano que irrumpieron el Miercoles 6 de Enero en la sede del Congreso, con armas en la mano y causando destrozos, hasta acabar con la vida de una mujer y otras 3 personas, más unos 14 agentes de policía heridos y uno muerto, azuzados por el presidente saliente Donald Trump, quien se negaba a reconocer la derrota sufrida en las recientes elecciones del 3 de Noviembre 2020 ante el demócrata Joe Biden.

Consternados los televidentes y los seguidores de las redes sociales por lo que estábamos viendo, finalmente logramos oir a Donald Trump instando a los manifestantes a que se retiraran del hemiciclo, en el que tuvo que imponerse el toque de queda que habrá de perdurar hasta el próximo 21 de Enero, luego que Biden tome posesión de la presidencia de la República norteamericana.

Todo este desastre político hubiera podido evitarse de haber aceptado Donald Trump que perdió las elecciones, pero su arrogancia lo llevó a desconocer los resultados, que aunque fueron estrechos, no lo favorecieron. Por qué en los 4 años que tuvo de gobierno, desde el 2016 hasta el 2020, no logró alcanzar la reelección quien mejoró la economía en su país, favoreció la empresa privada, el empleo y la productividad nacional. En nuestro país, Venezuela, apoyó al gobierno interino de Juan Guaidó en rechazo de la usurpación chavista-madurista que nos agobia.

En el plano internacional, logró el acuerdo diplomático de los Emiratos Arabes Unidos con Israel y con otros países musulmanes.

Su derrota no se debió, como argumentan algunos, al mal manejo del Covid-19, aunque en cierta manera él, desde el comienzo de la pandemia, no le prestó la debida atención. Otros factores contribuyeron a hacerlo perder el favor de parte del electorado que votó por él en el 2016. El soberbio manejo de la política migratoria, denominada DACA,-Acción Diferida para el Arribo de los Menores – los DREAMERS, como también se les califica, .

Es una política migratoria que tiene como finalidad beneficiar a ciertos menores que entraron a USA, hijos de padres inmigrantes en busca de la residencia permanente. El programa fue creado por Obama en el 2012 para proteger de la deportación a unos 700.000 jóvenes, lo que hizo Trump de una forma desconsiderada.

Trump eliminó también el programa social denominado Obamacare, Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio, promulgada en el 2010, con el fin de establecer una reforma sanitaria más asequible por lo económica . En el plano internacional, retiró a Estados Unidos del Acuerdo de Paris, el cual propone frenar el calentamiento global que afecta al planeta tierra. Otra medida que no le ganó simpatías en el medio europeo, fue la descalificación que hizo de la OTAN – Organización del Tratado de Atlántico Norte – poniendo en juego su supervivencia, al igual que sacó a USA del Acuerdo Nuclear con Iran que estaba apoyado por gran parte de los países europeos, mediante el cual se le suspendían las sanciones a Iran si abandonaba el enriquecimiento de uranio.

Con los afroamericanos y con la comunidad latina mantuvo distancia, como buen blanco suprematista con aires de superioridad racial. Acciones todas ésas que le restaron simpatizantes en una democracia que, pese a todos los errores de sus dirigentes, está apegada a la Constitución. Donald Trump, finalmente aceptó su derrota, luego de ver los destrozos causados en el Capitolio, disponiéndose humildemente a entregarle la presidencia a Joe Biden, con mayoría republicana y demócrata en el Congreso.

Lee también: El Papa Francisco es un blanco fácil

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Opinión

Valencia pide la reapertura de la Asociación de Escritores de Carabobo – AESCA -.

Publicado

el

Asociación de Escritores de Carabobo
Compartir

Por: Cora Paez de Topel

La construcción de la sede de la Asociación de Escritores del estado Carabobo – AESCA –  ubicada en el Parque Humboldt, cerca del Museo de la Cultura, se inició bajo la administración del ex alcalde Argenis Ecarri y se concluyó en el período de Paco Cabrera en el año 2.000.  El presidente para la fecha era el abogado e historiador Domingo Alfonso Bacalao, quien presentó una activa programación, entre ellas un homenaje a Mons. Jorge Urosa Savino y otro a Andrés Bello en el Día del Escritor, más un ciclo de conferencias sobre escritores venezolanos, talleres de escritura, de expresión corporal, de creación literaria para niños y jóvenes.

Fundada en el año 1948 por un grupo de escritores e intelectuales, sesionó inicialmente en la Casa Paez, conformada por la Junta Directiva presidida por el Primer Cronista Oficial de Valencia, Rafael Saturno Guerra, el Secretario Alfonso Marin y Roque Muñoz, Tesorero. La segunda Junta Directiva se estableció 17 años después, debido a la complicada situación política de los años transcurridos desde 1948-1958.  Connotados ciudadanos como Felipe Herrera Vial, Arturo Machado Fernández, Flor Gornés y gallegos, Torcuato Manzo Nuñez, Francisco J. Avila, Argenis Rafael Zuloaga y otros cumplieron una labor administrativa e intelectual de primer orden.

La creación de la Biblioteca “Margot Ramirez Travieso”, la creación de la Revista “CARABOBO (1982) y la Fundación del Libro Carabobeño (FUNDALICA), el establecimiento del Paseo de los Escritores en el Parque Humboldt, la creación de la Revista Socaire, que se convirtió en el órgano divulgativo de la AESCA, la Galería de los ex -presidentes y otros más son logros que el historiadorr Argenis Zuloaga, reprodujo en un catálogo, cuando le tocó asumir la presidencia en el 2004 -2007.

Un problema electoral se presentó en el año 2014, a partir de la elección de una junta directiva paralela, lo que propició la creación de una nueva Asociación de Escritores (AECA), presidida por el escritor Oswaldo Angulo, la cual se instaló en una nueva sede en San Diego. Quien esto escribe y otros escritores preocupados por tal situación, nos dirigimos al para entonces Alcalde Miguel Cocchiola, en diciembre del 2015, solicitándole la devolución de la sede original, sin obtener una respuesta satisfactoria.

Me tocó para entonces declarar la irregularidad de lo ocurrido, porque significó una confiscación por parte del municipio Valencia a una institución cultural privada de uso público, similar a lo ocurrido en el Ateneo de Valencia en el año 2007.  Había un pequeño auditorio para 50 personas con el podio, en el que tuve la oportunidad de ofrecer una charla en homenaje a la escritora Lina Gimenez, quien estuvo presente acompañada por una nutrida concurrencia.

Continuando con el despojo que hicieron en esos años de la sede de los Escritores en el Parque Humboldt, se llevaron los escritorios, los archivos, la biblioteca, las fotos de los fundadores y directivos y hasta las letras de la Asociación fueron borradas, Instalaron en ese lugar unas oficinas del Instituto Municipal del Ambiente – IMA – y posteriormente la Policía Municipal.

Dada la importancia de las letras que nutren el conocimiento, suscrito particularmente por connotados intelectuales, académicos y laureados escritores, la lectura es fundamental para entender el mundo en sus diversas manifestaciones.  La lectura digital en nuestros días es común, al igual que la impresa en papel, requiriendo para ambas disciplinas la concentración y tranquilidad en lugares seguros y silenciosos, tal como son las bibliotecas.

Observando la preocupación del Alcalde Julio Fuenmayor por defender los espacios públicos, como centros vitales para el encuentro de la ciudadanía, los miembros de AESCA le pedimos su apoyo para activar de nuevo la sede que, al lado del Museo de la Cultura, contribuiría a enfocar el mundo de las artes y las letras con una visión ampliada en un universo en continua evolución.

Continue Reading

Suscríbete a nuestro boletín

Publicidad

Carabobo

Publicidad

Sucesos

Facebook

Publicidad

Lo más leído