Connect with us

Opinión

Transición

Publicado

on

transición - acn
Compartir
  • 2
    Shares

T-R-A-N-S-I-C-I-Ó-N: Por Luis Velázquez Alvaray.-

Transformación: Requerimos un cambio social estructural, para recuperar el tiempo perdido por el país en las nuevas dinámicas globales.

Resiliencia: generar condiciones para que todos los habitantes del país recuperen los signos positivos para el futuro. Lo aprendido en las circunstancias difíciles, convertirlo en colaboración para el avance social.

Activación: la puesta en escena de nuevos sujetos sociales en torno a proyectos para las comunidades, entendidos como impulso al logro de la calidad de vida y recuperación de lo perdido en el ámbito de la solidaridad y la innovación social.

Nación: Nuestra señales de identidad han salido al mundo. Ahora, después de esta oscura historia, debemos traspasar barreras y estar pendientes de quienes nos necesiten, para ofrecer protección a los derechos humanos, solidaridad al necesitado y herramientas para la lucha contra los pensamientos totalitarios.

Solidaridad: Entre todos podemos salir adelante y acercarnos a quienes hoy sienten la desaparición de sus seres queridos y decirle al mundo: las bayonetas nunca podrán imponerse sobre la libertad y la democracia.

Independencia: Dividiendo el tiempo histórico podríamos hablar de dos momentos heroicos en nuestro país: La gesta libertaria de los Libertadores, lastimosamente usada para la imposición de una tiranía; y el nuevo movimiento de hoy que con las armas de la justicia y de la paz, se lanzó a la calle a combatir la obscenidad represiva, tutorada por un ejército de ocupación que esquilmo nuestra riqueza y nuestra libertad.

Constitución: Ampliado el concepto de ciudadanía, se ha demostrado que ni las armas más fuertes ni modernas, pueden con las ansias de justicia de un pueblo. La Carta Magna es un aprendizaje que siguiendo sus pasos, la llevaremos al blindaje del futuro contra la ambición de los tiranos.

Integración: Vamos a entenderla en dos amplios sentidos. Integración Interna: Es decir, unidad, para discutir el futuro, para escoger las nuevas instituciones y dotarla de métodos desarrollables con la invención de los tiempos. Integración con el mundo, que supo ayudar para esta liberación, y saber que estaremos siempre prestos en la lucha contra el populismo y las ideologías naufragantes, negativas, que han invadido sociedades de tiranos y aventureros.

Organización Social: Los cabildos abiertos significaron un río de libertad. Ahora hay que estructurarlos para que todos podamos ser escuchados y así serán millones de voces que orientaran las acciones de transparencia que se requieren urgentemente.

“A cabildo”, debe ser el nuevo grito social

Nuestra: significa la responsabilidad de toda una sociedad, vibrando con los valores universales. El derecho a disentir, a discutir, a resolver; siempre para conducir a un solo camino y para siempre: democracia.

Finalmente, la riqueza de la transición consiste en superar la violencia y el conflicto generados por una pandilla autoritaria, cuyas acciones represivas deben ser tratadas bajo el signo inequívoco de la justicia. Son miles de víctimas, millones, generados por una cúpula civil y militar que violentó todos los mecanismos institucionales.

Rehacer el Estado significa que su aparato jurídico debe funcionar con independencia, bajo un proceso de reingeniería democrática, para la transformación de las instituciones políticas. Todo ello conducirá inevitablemente a una nueva estructura del Estado, respetando los pasos que la Constitución contempla.

No adelantar los tiempos históricos es buena enseñanza. Salvar a Venezuela y preparase para los futuros desafíos es el signo de la transición.

No deje de leer: Artistas respaldan a Juan Guaidó y llaman a venezolanos a “resistir” (+ vídeo)

Comentarios de Facebook

Opinión

Del conflicto a la negociación

Publicado

on

Del conflicto a la negociación - acn
Compartir
  • 1
    Share

Del conflicto a la negociación: Por Leopoldo Puchi.- De acuerdo con las informaciones publicadas en diferentes diarios, entre ellos El País de España, a partir de diciembre pasado desde oficinas gubernamentales estadounidenses se puso en marcha un plan destinado a cambiar el gobierno de Venezuela, una idea que ya estaba en agenda pero que tomó un nuevo impulso con la llegada de Mauricio Claver-Carone, un cubano-americano que había enfrentado a Obama, al puesto de director de Asuntos del hemisferio occidental del Consejo de Seguridad Nacional.

En los reportajes se detallan las reuniones que se sostuvieron en Washington con algunos líderes de la oposición venezolana que fueron luego integrados a la programación.

PRESIÓN

A partir de la evaluación de la situación venezolana se había llegado a la conclusión de que la grave situación económica, el descontento social y las controversias sobre la elección presidencial de 2018 creaban las condiciones necesarias para desplegar un plan exitoso. Sobre esas condiciones, se diseña una estrategia destinada a ejercer presión sobre la oficialidad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) para que esta deponga a Nicolás Maduro.

TRES EJES ESTRATÉGICOS

Uno de los ejes de la estrategia trazada es la creación de una imagen de doble poder, ya que la sola percepción de que existen gobiernos paralelos debilita la autoridad del Gobierno y brinda argumentos jurídicos que sirven para estimular deserciones en el estamento militar, que es el punto neurálgico. Los reconocimientos cumplen la función de reforzar esa imagen.

Otro eje estratégico son las sanciones económicas, ya que afectan la capacidad productiva nacional y las importaciones. De este modo se empeora una situación ya fuertemente deteriorada por los errores de las políticas macroeconómicas y la ineficiencia de la gestión pública. Las nuevas sanciones petroleras pueden multiplicar de forma exponencial los problemas económicos. El ambiente de caos que se pudiera generar sirve para presionar a la Fanb para que se insubordine.

MONTEVIDEO

Un tercer eje de la estrategia consiste en advertir sobre una posible invasión. Por el momento, ese anuncio es utilizado como un mecanismo de presión hacia los militares, a los que se les pone en la disyuntiva de combatir o no en el caso de que una intervención directa llegara a ocurrir. Se considera que esa presión pudiera conducirlos a escoger la opción de una sublevación o de un golpe palaciego en lugar de enfrentar una invasión.

De no dar resultados esas presiones sobre los militares, no estaría descartada una intervención, pero también es probable que cobre fuerza un esquema de negociación en el que se lleguen a acuerdo de cohabitación de largo plazo. Es el esfuerzo que debe realizarse en Montevideo.

No deje de leer: Trotamundos va por la novena corona ante Guaros

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído