Connect with us

Opinión

Dejemos claro algunas cosas puntuales

Publicado

on

La vulnerabilidad - acn
Compartir
  • 4
    Shares

Ha habido un esfuerzo de los principales partidos integrantes de la MUD por reconstituir la opción opositora lograda en diciembre de 2015, la cual fue destruida por sus incoherencias, ambiciones, divisiones y espíritu poco democrático.

Con este propósito han conformado el Frente Amplio Venezuela Libre en el que han incorporado orgánicamente a eso que llaman la sociedad civil, integrada en este caso por la mayoría de las universidades, gremios, sindicatos, organismos empresariales, estudiantes e incluso algunas de las iglesias existentes, además de incorporar a una pequeña parte de lo que han bautizado como el chavecismo democrático.

Es claro que es un relanzamiento, luego de los fracasos que casi hacen desaparecer a la MUD. Sus objetivos son salvar la democracia, salir del gobierno de Maduro y exigir elecciones libres y justas, aunque rechazan las elecciones presidenciales convocadas para el mes de abril. Es la misma posición mantenida en Santo Domingo por los negociadores de una parte de los partidos de la Mesa.

Claro, a pesar de que se trata de un Frente Amplio, no lograron incorporar al sector encabezado por María Corina, Antonio Ledezma y Aristiguieta Gramcko, para quienes la opción electoral venezolana está clausurada y la salida del régimen tiene necesariamente que ser violenta, como ha sido expresado por María Corina Machado y por Antonio Ledezma, quienes son claros partidarios de la imposición a Venezuela de un canal humanitario.

Esta es una diferencia con el Frente Amplio, el cual más bien reivindica la salida pacífica y apela a la participación de la FANB en el proceso de transición. Sin embargo, al mantener una posición abstencionista deja libre el camino para que el presidente Maduro se reelija sin mayores dificultades, lo que conducirá a un desconocimiento internacional del mismo y a una situación de vulnerabilidad de nuestra nación, ante las apetencias territoriales y de otros órdenes de nuestros vecinos y la política intervencionista de Donald Trump.

No integra el “Frente Amplio Venezuela Libre” a la oposición que está participando en las elecciones presidenciales, como fórmula de enfrentar la hegemonía chaveca: el MAS, Avanzada Progresista y COPEI, quienes inscribieron a Henri Falcón como candidato; ni tampoco al partido “Unidad Política Popular 89” (UPP89), disidencia del chavecismo, con Reinaldo Quijada como aspirante a la Presidencia de la República, ni tampoco al grupo político del general Visconti, igualmente de origen chavecista, y que también se denomina “Frente Amplio”, pero “Nacional Bolivariano”. Es claro que la MUD remozada no está tan remozada como quisieran sus integrantes hacer ver.

Es claro además que no puede asumirse como la única oposición valedera, pues existen otras oposiciones actuando con líneas propias. No importa que consideraciones hagan sobre lo correcto o no de sus actividades; la situación es muy compleja como para que nadie se pueda sentir seguro de ser dueño de la verdad.

Por: Luis Fuenmayor Toro

No deje de leer: Grupo de Lima anunciará nuevas medidas sobre Venezuela

Comentarios de Facebook

Opinión

Campos de entrenamiento en Colombia

Publicado

on

campos de entrenamiento - acn
Compartir
  • 1
    Share

Campos de entrenamiento en Colombia: Por Leopoldo Puchi.- De acuerdo con informaciones provenientes de agencias especializadas, por lo general confiables, en Colombia se habrían instalado campos en los que venezolanos reciben entrenamiento militar. El contingente sería de varias centenas de efectivos y contaría con instructores tanto venezolanos como colombianos. Un asunto muy delicado. De modo que sería conveniente que la situación fuese verificada, sin alarmismos, por las instancias correspondientes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), cuya misión esencial es preservar la paz.

Esta información viene al caso, y reviste importancia su evaluación para quienes analizan o se interesan por la situación venezolana, en razón de los peligros potenciales de una deriva bélica de los acontecimientos, algo que no luce inminente pero que es difícil descartar de los escenarios prospectivos. Es más conveniente detenerse a tiempo a considerar los datos de la realidad, que ignorarlos por estimar muy poco probable que en el mundo actual las disputas geopolíticas se diriman en los terrenos acostumbrados del pasado siglo XX.

El presidente de Colombia, Iván Duque ha señalado en varias oportunidades que no tiene planteado adoptar “una actitud bélica ni belicista con Venezuela”. Del mismo modo, su ministro de relaciones exteriores, Carlos Holmes Trujillo, ha dicho que descarta cualquier tipo de “intervención militar” porque “Colombia no es amiga de las soluciones militares en esta materia”.

Sin embargo la tensión entre las dos naciones cada día se acrecienta e incluso el mismo ministro Trujillo ha recibido instrucciones de suspender cualquier tipo de contacto con las autoridades venezolanas, a pesar de que, siendo naciones fronterizas, son innumerables los asuntos grandes y pequeños que día a día deban tratarse entre las cancillerías.

En declaraciones recientes el presidente Iván Duque ha señalado que es necesario “acorralar diplomáticamente” al gobierno venezolano y ha expresado que Colombia no va a “hacer la pantomima de seguir manteniendo relaciones diplomáticas con Venezuela”. Pero también ha expresado que continuarían las relaciones comerciales. Habría que ver si se mantendría una misión diplomática para ese fin, o si se piensa solo en relaciones consulares.

De producirse a partir del 10 de enero de 2019 una verdadera ruptura de relaciones diplomáticas entre los dos países, cobraría mayor importancia prestarle atención a la información que se ha dado a conocer sobre el entrenamiento militar de venezolanos en el territorio del país vecino. La experiencia latinoamericana en esta materia es amplia, ya que han sido numerosos los casos en los que ese tipo de contingentes, de mayor o menor envergadura, han formado parte de las fichas que se mueven en el tablero de las zonas calientes. De manera que, en cualquier circunstancia, habría que buscar vías de comunicación entre los dos países, haya o no ruptura de relaciones, porque estaríamos sentados sobre un polvorín.

No deje de leer: “Aterrador” silencio de Venezuela frente a Colombianos detenidos

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído