Connect with us

Opinión

“Bolichicle”

Publicado

on

"Bolichicle" - acn
Compartir
  • 1
    Share

“Bolichicle”: por Josué D. Fernández.- Son tantos los abusos del prefijo “boli” en cuanto desmadre lleva la firma de la dictadura venezolana, que es fácil deducir que su ingrediente activo no podría ser otro que el “bolichicle”. Ambos resultan un pegoste al poco rato, se quedan desabridos en minutos, sin forma definida al masticarlos, y la gente es más feliz cuando se deshace de ellos y los tira a la basura. La peor característica del “bolichicle” para quienes lo sufren es la de llevarlo pegado en la suela de los zapatos, sin técnica rápida de quitárselo, como ocurre con las tiranías comunistas que invaden naciones distraídas, y luego no hay manera de echarlos por medios convencionales.

El “bolichicle” y sus fanáticos son igualmente desabridos al quedarse en simples ejercicios de  la lengua,  con cortísimo repertorio para disimular la falta de argumentos y la prolongación de la fugaz experiencia mediante desagradables ruidos de mandíbulas. La mayoría de personas se aleja de quienes mastican “bolichicle”, en la práctica diaria y en las perniciosas revoluciones tachadas así mismas de modo indistinto de comunistas o de socialistas, a decir del patriarca Fidel Castro antes de morir. Al final ellos quedan solos con su fastidiosa monotonía, y el resto vive pendiente del lugar a donde tirarán la goma gastada y exprimida,  al temer que allí aparecerán nuevas víctimas.

Pero a los adictos al “bolichicle” se les nota a su vez una grave inseguridad individual y de grupo, y no son ajenos al rechazo que producen con su indecisión, por lo que llegan a reconocer en privado entre familiares y amigos cercanos, que están  enfermos, también nerviosos en extremo si les llevaran la contraria. Ellos confiesan en voz baja que si les quitan el “bolichicle” pueden tener ataques de “calambrina”, tal la cantaban la pareja de Kiko Mendive  y Beto Parra, a inicios de los sesenta del siglo anterior, a escuchar en versión original de seguida.

Las sobredosis de “bolichicle”, con nocivos  efectos al estilo  de la “calambrina”,  también reflejarían el carácter voluntarioso de los perturbados, con empeño desmedido en doblegar a los otros con irresponsables ocurrencias, incluso mediante la fuerza, copiando métodos represivos de las revoluciones expresamente armadas.  En esa dirección se atreven a formar cualquier “patuque” de órdenes y contraordenes, de arriba hacia abajo, sin poder salir de su desorientación, mientras paralizan a la gente alrededor que no saber qué hacer.

En la etapa peligrosa de los excesos del consumo de “bolichicle” se dictarían decretos de aumentos de salario mínimo, de bonos a trabajadores particulares y públicos, para los que no existen monedas y  billetes con que pagarlos, los cuales impedirían operaciones de empresas que deben cerrar puertas, despedir empleados, anulando la producción nacional; y hasta resultaría comprometida la viabilidad de las fuerzas armadas, según declaró su ministro jefe.

Capítulos de adicional maldad contra el pueblo entero se escriben en la obligación de mantener precios devaluados de productos y servicios, los cuales acaban con todo interés de poner esfuerzos para llevarlos al mercado, terminando en estantes vacíos de farmacias, abastos y supermercados, quedando el espacio para una interminable escasez. Antes de “bajar la santamaría”, o proceder a la clausura definitiva del país en intento oficial, devastador, terminal, ahora se diseñarían medidas que recaen sobre bancos y sistema financiero privado, generando desconfianzas y desalientos para el uso de la moneda nacional que recrudecerán al cancelar esa intermediación aún confiable.

La apuesta remanente de los que no pierden la cabeza en medio de la lista de dolorosos estragos del “bolichicle”, es porque todavía haya tiempo para salvar un pedazo de tierra venezolana, libre de incompetencias de la Corporación Eléctrica Nacional, S.A. (Corpoelec), para mantener encendida la divina luz sobre el entendimiento colectivo, en el acierto de solución a las calamidades creadas por el régimen, calcadas de la opresión al pueblo cubano durante 60 años. Una bendición la ruega el grupo “Un solo pueblo”, con su estribillo “Alumbra, alumbra, alumbra, alúmbrame el zaguán”, cantado por navidad al comienzo, mas indispensable como nunca en estos momentos de aterradora oscuridad. Volvemos el próximo sábado, Dios mediante…Chao.

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer: La chama venezolana que llegó preñada en una perrera a Ecuador (Video)

Comentarios de Facebook

Opinión

¡Donald Trump tiene razón!

Publicado

on

Donald Trump - acn
Compartir
  • 3
    Shares

¡Donald Trump tiene razón!: Por Asdrúbal F. Márquez C.- La mejor manera de entender la historia de los Estados Unidos es, sin duda, ver lo que han hecho sus diferentes presidentes. Aquí encontraremos una serie de sujetos que dejan mucho que decir; podríamos argumentar que son pocos los que realmente han asumido compromisos democráticos o han entendido para que fueron electos. Atención especial para aquellos venezolanos creyentes de la “American way of life”.

Hasta el día de hoy han sido electos 45 presidentes, podríamos analizar cada uno de ellos, para demostrar lo tiránicos, crematísticos, despiadados y criminales que han sido a lo largo de su historia. Sin embargo, centremos nuestra atención, en unos pilluelos conocidos.

Estudiemos el caso de Andrew Jackson, el séptimo presidente, descendiente de inmigrantes irlandeses: se distinguió por su postura de racismo y odio hacia los nativos, argumentando que “no eran personas, sino perros salvajes”. Supervisó la masacre de más de 800 indios Creeks, siendo partidario de cortar largas tiras de piel de los nativos. Señalando que “Toda la Nación Cherokee debería ser exterminada”.

Su postura biliosa y criminal lo llevó a aprobar la Ley del Traslado Forzoso de 1830, la cual obligaba a los indios a trasladarse a tierras del oeste del Mississippi. Cuando muchos se opusieron puso en práctica su lema “El mejor indio es el indio muerto”.

Durante su gobierno se enfrentó a Halcón Negro, líderes de las tribus Sauk y Fox, quienes dieron combate, pero al final fueron derrotados y masacrados. Halcón Negro se rindió, el presidente ordenó que se le llevase por medio continente como trofeo de guerra, para demostrar que nadie se podía resistir al poder del ejército de Estados Unidos.

Revisemos el caso del trigésimo tercer presidente, el vendedor de camisas de seda en Truman & Jacobson, en Kansas City, Harry S. Truman, visto como un asesino en masa, cometió genocidio sobre los japoneses con las bombas atómicas de Hiroshima, el 6 de agosto y Nagasaki el 9 de agosto de 1945. Truman decidió exterminar a 300.000 hombres, mujeres y niños, no le tembló el pulso y se regodeó como un héroe.

Su obsesión le llevó a aplicar la doctrina Truman para contener el comunismo internacional. Fue el creador de la OTAN, organización culpable de diferentes crímenes el pasado y presente siglo.

Veremos ahora el caso del cuadragésimo presidente, Ronald Reagan, el actor que tenía como libro de cabecera las aventuras de Mickey Mouse; como sindicalista se prestó, en secreto, de soplón del FBI para eliminar “artistas desleales”; considerado como el carnicero para el pueblo nicaragüense, responsable de la muerte de más de 50 mil nicas; crímenes cometidos en nombre de la libertad y la democracia. Es considerado el mayor enemigo del derecho de los pueblos a su autodeterminación.

Fue considerado como un gran comunicador, pero en el fondo era simplemente un gran mentiroso. Al igual que otros presidentes gringos estaba poseído por los demonios del destino manifiesto. Su ceguera política llevó al planeta al borde de una guerra nuclear, bajo el argumento que un apocalipsis nuclear era “ganable”.

Financió la organización del ejercito fundamentalista islámico para combatir a los soviéticos en Afganistán. Formó ejércitos para combatir los movimientos de liberación de Angola y Mozambique. Para Reagan los contras, los muyahidines y grupos similares eran luchadores por la libertad.

Atacó a Libia en 1981 y en 1986 envió aviones para asesinar a Gadafi; en 1982 atacó a Beirut-Líbano. En 1983 inició la “Operación furia urgente” bajo el pretexto de rescatar unos estudiantes de medicina estadunidenses quienes, aparentemente estaban en peligro; con su ataque aplastó y masacró el pueblo de Granada. Había señalado que la construcción del aeropuerto y otras instalaciones, representaban una amenaza potencial de Granada hacia Estados Unidos.

Reagan creyente asiduo de videntes, brujos y astrólogos, tenía fe en su esposa Nancy, quien era asesorada por iluminados. Sus asesores tenían un calendario de colores: las fechas verdes eran días buenos, en rojo eran días malos y en amarillo días dudosos. Con estos datos varias fechas alteraron itinerarios del presidente; es claro que el poder de los astros influyó en la destitución de cargos como el director de la CIA.

Pasamos ahora a los presidentes 42, 43 y 44, Bill Clinton, George W Bush y Barack Hussein Obama, respectivamente estas tres personas, durante 23 años invadieron 9 países y asesinaron más de 11 millones de civiles, hasta ahora nadie los acusa de terroristas.

En el caso de Bill Clinton, acusado de mentiroso ante la ley y ante la ciudadanía norteamericana; es culpable de los ataques sobre Irak y de la destrucción de Yugoslavia, en especial a Kosovo y Bosnia. Ataques en Sudán y Afganistán. Además, artífice de la Ley Toricelli- Helms que cercaba a Cuba y prohibía la entrada de alimentos a la isla.

Sobre George W Bush, se sabe que engañó al pueblo norteamericano, así como a los miembros del Congreso, para hacerles creer que Irak poseía armas de destrucción masiva para justificar falsamente la guerra. Irak fue atacada en el 2003, a sabiendas que no tenía nada que ver con el ataque a las torres gemelas; además, se ha determinado de los negocios comerciales entre Bush y la familia de Osama Bin Laden. Se violaron resoluciones de la Naciones Unidas para atacar un país soberano. Su fin único, como petrolero, era aprovecharse de los recursos naturales, del petróleo, de esa Nación.

Si asumimos lo dicho por Gore Vidal, podemos coincidir con “Vivimos en una dictadura y nos gusta la dictadura. Tenemos un Gobierno fascista que ha controlado a su placer los medios. Los republicanos le montaron el ‘impeachment’ a Clinton porque alguien le hizo una mamada, y ahora nos falta valor para sacar adelante el ‘impeachment’ de Bush por violar sistemáticamente la Constitución americana… Vivimos en un país que da miedo. Hemos dejado atrás la república y hemos renunciado a la Carta Magna. Vamos a tardar 100 años en reparar todo el mal.”

Con respecto a Barack Obama, lo más triste es que este señor es llegó a la presidencia mintiendo; como no tiene vergüenza, le importa un bledo continuar blandiendo su flamante Premio Nobel, recibido el 9 de diciembre de 2009, a pesar de haber realizado las más cruentas y salvajes estrategias de dominación mundial con sus miles de soldados y el bombardeó consecutivo de los territorios de Afganistán, Libia, Somalia, Pakistán, Yemen, Irak y Siria.

Como vemos, es evidente que el experto hotelero, Donald Trump tiene razón, cuando señala que el “peor error de la historia de Estados Unidos fue la decisión del exmandatario George W Bush de invadir Irak y Afganistán la década pasada”. En esto coinciden muchos políticos e intelectuales gringos, quienes han atacado la política exterior y no han estado de acuerdo con estos ataques.

Sin embargo, el hombre de la peluca de la Casa Blanca, pudo ser más amplio y atacar al trío de criminales: Clinton, Bush y Obama. Así lo ha señalado el senador republicano del estado de Virginia, Richard H. Black, en el sentido de que el apoyo que ha dado Estados Unidos y su colaboración con Arabia Saudita en la guerra criminal contra Yemen, pone al personal militar estadounidense en el riesgo de una demanda por crímenes de guerra.

Señala que: “Estados Unidos ha burlado ampliamente las normas internacionales de conducta en sus guerras de agresión contra Serbia, Iraq, Libia, Siria y ahora Yemen”.

Debe el conocedor de mujeres, tomar estas declaraciones y asumir que la peor decisión sería pretender invadir militarmente a Venezuela, debe estudiar, analizar, oír a sus asesores y a los intelectuales norteamericanos. Venezuela, al igual que Granada no pueden ser una amenaza a la seguridad ni soberanía de los Estados Unidos.

Su postura nos lleva a señalar, tomando como referencia al pueblo que “sin duda alguna hay rasgos de bondad el malvado”. No olvide que las almas nobles llegan a sentir dolor por el destino de un pueblo, cuando en el caso de Venezuela, lucha por conquistar su propio destino, sabiendo que cuenta con una gran gama de riquezas naturales. Y en especial, nunca olvide lo que señaló el Libertador Simón Bolívar” Por fortuna se ha visto a un puñado de hombres libres vencer a imperios poderosos”

Su visión sobre Venezuela es muy sesgada. Cuenta con la asesoría y ayuda de “dictadores de la política” nuestra como: Julio Borges dueño absoluto de Primero Justicia, hace más de 20 años. María Machado soberana de Vente desde que nació y nadie se puede postular solo ella. Leopoldo López gerencia y determina el camino de Voluntad Popular. Andrés Velásquez jefe total de Causa R desde hace como 30 años, el filósofo del Zulia Manuel Rosales dueño y artista exclusivo de UNT, desde su creación y, claro el jefe absoluto de AD, desde hace como 35 años el tal Ramos Allup. Asaltantes de camino, asesorados por Marcos Rubio, Patricia Poleo, Jaime Blayde, Orlando Urdaneta y otros mercenarios que determina Luis Almagro. Sabemos que su popularidad esta por los suelos, sabe que vienen las elecciones de congresistas para noviembre y puede sufrir una gran derrota;

Ante esta realidad, aun teniendo razón presidente Trump, asuma la historia y no cometa los errores de esta camada de presidentes que pronto podrían ser llevados a tribunales internacionales. Proponga una Asamblea Nacional para redactar una nueva Constitución para Norteamérica. El pueblo gringo así lo exige.

Venezuela pide justicia y respeto. Asumimos nuestro compromiso y el pueblo determinó el camino. El Socialismo es nuestra ruta y hacia él transitamos.

No deje de leer: Kanye West se postulara para la presidencia de Estados Unidos

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído