Connect with us

Opinión

% de Interés

Publicado

on

Aguja en un pajar - acn
Compartir
  • 1
    Share

% de Interés: Por Josué D. Fernández A.-  Hay gente que casi siempre cree en la bondad de los demás, porque piensa que el  tanto por ciento (%) de interés a menudo es un pillaje permitido y reservado a bancos, prestamistas e instituciones financieras en general, públicas o privadas, a las que nadie se resistiría. No obstante, en ambiente desbocado de super-inflación y devaluación como el venezolano, la regla parece ser que ese tanto por ciento de interés sin ningún aspaviento sobrepasaría a la “usura”, definida como ganancia, fruto, utilidad o aumento que se saca de algo, especialmente excesivo. La confusión es de tal naturaleza que hasta los excesos se toman por caricias a la población más pobre, la cual se visibiliza en cualquier calle independientemente de su edad, exhibiendo sus penurias ante todos.

Cambista y su mujer (1539) de Marinus Claeszon van Reymerswaele Roemerswaele.

El tema de los tantos por cientos no se agota en esa esfera monetaria, ni el de los intereses tampoco, y se reflejaría igualmente en encuestas y estadísticas que, tratando de explicar con “datos objetivos” el caos venezolano, recurren a la identificación de culpables en monstruos con tres partes de corrupto para la mayoría, y de una tercera que les ve honradez a los mismos sujetos, según calificaciones de una muestra, que atribuye el caos al 75 por ciento de agentes oficiales de la corrupción, y un 25 a agentes del imperio capitalista. Imposible imaginar a esos fenómenos antinaturales, aunque hay especialistas en trucos que defienden la veracidad de esos hallazgos porque provendrían de las ciencias sociales, mas andarían muy lejos del sentido común de  personas sencillas.

En la esfera monetaria o en la de las encuestas, los arrebatones con excusas de tantos por cientos hacen de las suyas, dejando en claro que en el fondo de una y de otra sobran intereses contantes y sonantes, para enriquecer a los dueños del dinero, o a los amos del poder en regímenes de fuerza. En los dos casos la verdad se esconde, con menos vergüenza a la que en su momento puso de relieve “la viuda millonaria”, para conseguir a un jovencito de pareja, según el cuento cantado del venezolano Santiago Rojas, a continuación…

La viuda millonaria de la canción se engaña a si misma cuando presume del derecho a su pareja joven no porque la ha comprado y pagado, sino porque después asume que la ha conquistado como si tuviera encantos de quinceañera. Es la misma pérdida de juicio de los especuladores que asaltan a la gente con intereses y precios de usura, porque  no sienten protestas a esa agresión, las perciben aceptadas sin rechistar,  y las víctimas se comportan como recibiendo un favor, del que esperan prontas repeticiones. Así, los aumentos de los tantos por cientos de ganancia aumentarán cada día.

En cuanto a la dictadura bolivariana, los tantos por cientos de su fotografía en las encuestas revelan un 80 por ciento de rechazo, lo que equivaldría a un repudio porcentual de la cabeza a las rodillas, dividido su cuerpo en cinco partes; pero se agarran del 20 por ciento de apoyo que apenas le cubre los pies, para seguir rugiendo el dominio de la población, que no se opondría a su mala suerte. De nuevo, el tanto por ciento ofrece una lectura interpretada sin disimulo en el interés del régimen, buscando tiempo para aplicar adicionales métodos de mayor control y represión.

Los tantos por ciento de fraudes monetarios o de interpretaciones de estadísticas, en cualquier instante van a constituir razones para pasar factura a los abusadores, sin escapes a las sentencias por delitos que no se dejarán prescribir, tal vez según el ejemplo de “Ya la pagarás”, que sigue en la voz del tenor Alfredo Sadel, en grabación bastante gastada por agujas de tocadiscos y de relojes. Regresaremos el sábado que viene, Dios mediante…

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer: “El cuento chino es que China no es un imperio” dice José Pulido

Comentarios de Facebook

Opinión

Trazas de la corrupción judicial en Apure

Publicado

on

corrupción judicial en Apure - acn
Compartir
  • 1
    Share

Trazas de la corrupción judicial en Apure: Por  Félix Francisco Bertomolde.- Volver a San Fernando de Apure significó reencontrarme con todo lo que aprendí de los Padres Dominicos en la región llanera. Tenía previsto llegar al Hotel Tibana, pero la hospitalidad de un compañero de estudios en mis años mozos me llevó a la Urbanización Llano Alto, de las pocas donde viven jueces, fiscales y otros funcionarios del alto gobierno apureño, quiere decir que me hospedé en una zona privilegiada, donde pululan los enchufados.

Coincidió mi estadía en la capital apureña con la destitución de Cinthia Meza del cargo de Presidenta del Circuito Judicial Penal de la entidad aragüeña, posición que ocupó también en Apure, por lo cual esa noticia causó mucho revuelo por los lados de la Calle Comercio, donde queda el Circuito Penal, y el Paseo Libertador, asiento de los tribunales civiles, saliendo a relucir comentarios que daban cuenta de la existencia de una mafia dirigida por esta señora y su esposo, un ex juez de Caracas.

En el Club de los Huevos Caídos, un cafetín que está ubicado diagonal a la Fiscalía Superior de Apure, fue donde el colega Wilmer Fernández, un tipo bien folklórico, me dio detalles de las múltiples denuncias que hizo contra otros dos presuntos mafiosos, el Magistrado del TSJ, Francisco Velásquez, y su esposa, Hilda Luna de Velásquez. Según Wilmer, ellos le tenían pánico a él y me advirtió:

– Compadre, prepárese, tan pronto publiques tu artículo, Hildita (Hilda Luna) te va a llamar o escribir reclamándote el que hayas mancillado su honor, algo que nunca ha tenido.

También escuché las más variadas versiones sobre la supuesta mafia en las panaderías Da Rino y San Bernardo, en ésta última coincidí con un juez y ex Fiscal Superior de apellido Alonso, me dio la impresión que tiene incontinencia verbal. En la Tasca El Río los cuentos fueron de antología y en el Café Guarapo la jueza Sara Betancourt captó totalmente mi atención y la de mi hospitalario amigo, luego me dijeron que es la única que no vive en urbanización lujosa sino cerca del Internado Judicial, en las adyacencias de la Calle Boyacá.

Contertulios de ocasión

A continuación transcribo comentarios de algunos contertulios de ocasión que tuve en tan pintorescos lugares, frecuentados según las malas lenguas por todos los chismosos del ámbito judicial apureño.

– Hace poco hubo un sonado caso judicial en Apure -asomó una joven y agraciada funcionaria-, donde la mafia de Francisco Velásquez, Cinthia Meza, Pedro Solórzano, Edwin Blanco y todo el combo, mantuvo preso injustamente a un empresario del pescado, de nombre José Ortega, que tiene su empresa de refrigeración de pescado en el Sector Rabanal del Municipio Biruaca. A los días de estar detenido tuvo que ser trasladado a una clínica por razones de salud, allí se le presentó Hilda Luna de Velásquez, chapeando, que era esposa del Magistrado, y ofreciendo la libertad a cambio de una alta suma en dólares. El detenido no aceptó la oferta por considerarla desproporcionada.

– El empresario más fuerte de Apure, Joel Montes, y su esposa, tienen múltiples querellas judiciales en los tribunales. Francisco Velásquez se ha encargado con su mafia de solventarlas todas. A cambio, entre otras cosas, Hilda Luna recibió un Toyota Corolla nuevo de paquete. Montes es propietario de ToyoKelly en la región. Todas las querellas son porque las empresas automotrices de Montes piden por adelantado el precio total del vehículo y no cumplen. Son decenas de demandas -refirió un señor canoso-.

– Francisco Velásquez maneja a plenitud los Tribunales Civiles de Primera Instancia en Apure, incluso los municipales. No se toma una decisión sin su aprobación. Los abogados favorecidos son los de su mafia. Hilda opera a la sombra -mencionó quien se presentó como funcionario judicial jubilado-.

– Otro miembro de la mafia de Velásquez -agregó el jubilado- es el Magistrado Suplente de la Sala Civil del TSJ, José Ángel Armas, también de Apure. Paso de ser Juez Rector de Apure a Magistrado Suplente.

– Hace poco, Velásquez y su esposa le celebraron las 15 primaveras a su hija mayor en un lujoso Salón de Fiestas en Maracay, dentro de las instalaciones del Círculo Militar de esa ciudad. Entre los invitados estaban figuras conocidas del alto gobierno, TSJ, PSUV, los ricachones de Apure y la mafia de Cinthia Meza en pleno -relató un joven de aspecto pudiente-.

Ese mismo joven, señaló:

– Velásquez le compró una finca a un ingeniero empresario en el eje Biruaca-Achaguas. Supuestamente el pago fue en dólares. Esta finca se une a la que ya poseía el Magistrado en el sector Arichuna del Municipio San Fernando.

El jubilado volvió por sus fueros:

– El Magistrado de la Sala Civil del TSJ, Guillermo Blanco, es súper culebra de Francisco Velásquez. Eran grandes amigos y Velásquez trató de serrucharle el cargo cuando Blanco presidía dicha Sala. Velásquez con su carita de pánfilo jode a todo el mundo. En Apure no lo soportan por eso.

Para terminar, una perlita que soltó la guapa funcionaria:

– Se me olvidaba, Hildita se ha sometido a varias operaciones para mejorar su físico. Está explotadísima.

Félix Francisco Bertomolde – @memientanchico

No deje de leer:  Enfermera y jefe de seguridad de Chávez detenidos en Madrid

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído