Connect with us

Opinión

% de Interés

Publicado

on

Aguja en un pajar - acn
Compartir
  • 1
    Share

% de Interés: Por Josué D. Fernández A.-  Hay gente que casi siempre cree en la bondad de los demás, porque piensa que el  tanto por ciento (%) de interés a menudo es un pillaje permitido y reservado a bancos, prestamistas e instituciones financieras en general, públicas o privadas, a las que nadie se resistiría. No obstante, en ambiente desbocado de super-inflación y devaluación como el venezolano, la regla parece ser que ese tanto por ciento de interés sin ningún aspaviento sobrepasaría a la “usura”, definida como ganancia, fruto, utilidad o aumento que se saca de algo, especialmente excesivo. La confusión es de tal naturaleza que hasta los excesos se toman por caricias a la población más pobre, la cual se visibiliza en cualquier calle independientemente de su edad, exhibiendo sus penurias ante todos.

Cambista y su mujer (1539) de Marinus Claeszon van Reymerswaele Roemerswaele.

El tema de los tantos por cientos no se agota en esa esfera monetaria, ni el de los intereses tampoco, y se reflejaría igualmente en encuestas y estadísticas que, tratando de explicar con “datos objetivos” el caos venezolano, recurren a la identificación de culpables en monstruos con tres partes de corrupto para la mayoría, y de una tercera que les ve honradez a los mismos sujetos, según calificaciones de una muestra, que atribuye el caos al 75 por ciento de agentes oficiales de la corrupción, y un 25 a agentes del imperio capitalista. Imposible imaginar a esos fenómenos antinaturales, aunque hay especialistas en trucos que defienden la veracidad de esos hallazgos porque provendrían de las ciencias sociales, mas andarían muy lejos del sentido común de  personas sencillas.

En la esfera monetaria o en la de las encuestas, los arrebatones con excusas de tantos por cientos hacen de las suyas, dejando en claro que en el fondo de una y de otra sobran intereses contantes y sonantes, para enriquecer a los dueños del dinero, o a los amos del poder en regímenes de fuerza. En los dos casos la verdad se esconde, con menos vergüenza a la que en su momento puso de relieve “la viuda millonaria”, para conseguir a un jovencito de pareja, según el cuento cantado del venezolano Santiago Rojas, a continuación…

La viuda millonaria de la canción se engaña a si misma cuando presume del derecho a su pareja joven no porque la ha comprado y pagado, sino porque después asume que la ha conquistado como si tuviera encantos de quinceañera. Es la misma pérdida de juicio de los especuladores que asaltan a la gente con intereses y precios de usura, porque  no sienten protestas a esa agresión, las perciben aceptadas sin rechistar,  y las víctimas se comportan como recibiendo un favor, del que esperan prontas repeticiones. Así, los aumentos de los tantos por cientos de ganancia aumentarán cada día.

En cuanto a la dictadura bolivariana, los tantos por cientos de su fotografía en las encuestas revelan un 80 por ciento de rechazo, lo que equivaldría a un repudio porcentual de la cabeza a las rodillas, dividido su cuerpo en cinco partes; pero se agarran del 20 por ciento de apoyo que apenas le cubre los pies, para seguir rugiendo el dominio de la población, que no se opondría a su mala suerte. De nuevo, el tanto por ciento ofrece una lectura interpretada sin disimulo en el interés del régimen, buscando tiempo para aplicar adicionales métodos de mayor control y represión.

Los tantos por ciento de fraudes monetarios o de interpretaciones de estadísticas, en cualquier instante van a constituir razones para pasar factura a los abusadores, sin escapes a las sentencias por delitos que no se dejarán prescribir, tal vez según el ejemplo de “Ya la pagarás”, que sigue en la voz del tenor Alfredo Sadel, en grabación bastante gastada por agujas de tocadiscos y de relojes. Regresaremos el sábado que viene, Dios mediante…

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer: “El cuento chino es que China no es un imperio” dice José Pulido

Comentarios de Facebook

Opinión

El ex esposo abusador de Miss Venezuela 84(I)

Publicado

on

El ex esposo abusador - acn
Compartir
  • 1
    Share

El ex esposo abusador de Miss Venezuela 84 (I): Por Félix Francisco Bertomolde.- De visita en Houston, me llegué a la Universidad Rice, donde una paisana, profesora en esa prestigiosa casa de estudios, luego de compartir tareas en un caso de investigación académica sobre conductas delictivas como amenazas en toda relación humana, me sorprendió refiriendo como ejemplo la sombría naturaleza del esposo de una ex reina de belleza venezolana, el Dr. Alex Lechín.

– Nada mejor, un caso de ciudadanos venezolanos radicados en Houston para ilustrar la investigación -fue el comentario inicial de la docente universitaria, que pidió el anonimato-.

– La vida del Dr. Alex Lechín sería un fraude -alargó el comentario-, con aparentes disfunciones psíquicas y trastornos de personalidad que representaron un infierno para su esposa, sus hijos, y supuestamente lo condujeron a mala praxis médica y a tomar parte en la red de corrupción existente en PDVSA.

Hablamos de Alex Eduardo Lechín Martínez, de origen libanés y 57 años de edad, con fecha de nacimiento 04/05/1961, Cédula V-5.962.701, Pasaporte Nro. 0693962, natural de Caracas, actualmente ciudadano americano, Número de Seguro Social 244-59-9180, residenciado en Houston, Texas, EE.UU., donde registra al menos seis domicilios: 2717 Albans Road, 14262 Gulf Freeway y 11914 Astoria Boulevard # 670 en Houston; 4301 Vista Road y 3923 Woodlawn Avenue en Pasadena y también en Missouri City.

Alex Lechín es un médico especialista en cuidados pulmonares y trastornos del sueño. Se graduó en la Universidad Central de Venezuela, al igual que su hermano Marcel Enrique. En 1988, luego de renunciar al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, llegó a Winston-Salem, Carolina del Norte, para hacer entrenamiento médico en la Escuela de Medicina Bowman Gray de la Universidad Wake Forest. Su lugar de práctica habitual es el 14262 Gulf Fwy, Houston, TX 77034-5348, EE.UU., Teléfono: +1 281-481-0091 – Fax: 281-481-0093, además Alex Lechin’s House, propiedad ubicada en el 9110 Wickford Dr, Houston, Tx.

¿Existen indicios de comportamiento cuestionable a nivel personal y profesional?

– La reputación profesional del Dr. Alex Lechín, realzada por distinciones, premios, trabajos académicos y obras sociales -preciso mi interlocutora-, se ha visto empañada por pleitos judiciales, demandas de pacientes e instituciones, controversias y dudas profesionales traducidas en severas evaluaciones a su desempeño.

¿Y en lo personal?

– Denuncias de maltrato verbal, psicológico, físico y abuso con medicamentos de parte de su esposa, la ex Miss Venezuela Carmen María Montiel Ávila, y el caso de la DOBLE IDENTIDAD que, al parecer, ostenta, la cual estaría ligada desde el año 2003 a su presunta participación en el esquema de corrupción y lavado de activos investigado en PDVSA.

¿Cuál sería el contexto de esa conducta? ¿Involucra algún referente de primer orden?

– Su padre, el también médico, llamado Fuad Lechín, es un Pirata o estafador de la medicina, en opinión del profesor universitario José Sant Roz y el escritor Juan Carlos Zapata, según ellos forma parte de los que se afincan para dar esperanzas y tratar de sacar provecho monetario de sus soluciones e inventos de la manera más vil y degenerada a enfermos terminales, eso habría sucedido con el doctor Pedro Tinoco, Carmen Montilla, la esposa de éste, le reclamó en Houston al Dr. Alex Lechín que por culpa de su padre Tinoco se había muerto, luego de violentar el tratamiento que le aplicaban en EE.UU.

Un dato interesante a los fines de ilustrar el referente sugerido.

– Al menos 53 de las publicaciones científicas del Dr. Alex Lechín están suscritas por su padre, Fuad Lechín, denotando que además de identificarse asumiría las prácticas de su progenitor en todos los órdenes.

Llegando al punto de las conclusiones de la investigación realizada, manifestó:

– El médico en referencia presenta trastornos de personalidad que nos colocan ante un cúmulo de comportamientos, emociones y pensamientos transgresores de normas legales, éticas y morales propios de un estilo de vida y personalidad delincuente y violenta, o lo que es lo mismo, de conducta delictiva, criminal o antisocial.

¿Cómo situar este dictamen en un escenario delictual?

– Además de usar diversos Alias, el Dr. Alex Lechín emplea DOBLE IDENTIDAD, como se desprende del análisis de Pasaporte venezolano Expediente o Serial Nº C1213691, Nro. 21015608, que le emitieron bajo el nombre de Alex Eduardo Martínez, mismo número de Cédula 21.015.608, suprimiendo el apellido Lechín, pero con misma Fecha y Lugar de nacimiento.

Abundó en detalles sobre la segunda identidad de Lechín.

– Rafael Antonio Struve Farías, propietario de la empresa Servitrans CA, proveedora de servicios de PDVSA en Venezuela y Texas, sería el artífice de la DOBLE IDENTIDAD del Dr. Alex Lechín y contribuyó, gracias a la alta suma de dinero que le pagó a Germán Ferrer, esposo de la Fiscal General Luisa Ortega Díaz, a dejar sin efecto la Investigación No. MP-64929-2014 que el Ministerio Público inició contra Alex Eduardo Lechín Martínez el año 2014 por la comisión de los delitos de USO DE DOCUMENTO DE IDENTIDAD FALSO y FALSIFICACION DE DOCUMENTO DE IDENTIDAD, todo con la finalidad de ocultar su participación en el esquema de corrupción de PDVSA.

– No menos grave es la investigación que pesa sobre el Dr. Alex Lechín para revocar su licencia médica ante denuncias y hechos irregulares -precisó la investigadora, a la par de agregar abusos en el entorno familiar-. Se demostró después de un largo proceso judicial que Alex Lechín provocó circunstancias para perjudicar a su esposa, colocando a la ex reina de belleza en el ojo de la justicia norteamericana, con ello pretendió evitar un divorcio en ciernes y ocultar que él abusaba de ella y de sus hijos.

Félix Francisco Bertomolde – @memientanchico

No deje de leer: Juez de ejecución, cual Diablo de Yare

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído