Connect with us

Opinión

Juan Requesens

Publicado

on

la banda de los enanos - acn
Compartir
  • 2
    Shares

Juan Requesens: Por Luis Velázquez Alvaray.- El ejemplo del caso Requesens  es uno de miles en un país  donde  “se ha vaciado al derecho de derechos “. Su caso es el recurrente actuar tiránico de “cadaverizar “al oponente. Ya sea asesinándolo despiadadamente, como lo hicieron con el concejal Albán y los miles  de ciudadanos que el régimen ha degollado impunemente.  Lo otro, es convertir en cadáveres civiles los principales dirigentes opositores. El destierro es la siguiente modalidad y ya la lista es Interminable. La idea es convertir Venezuela en un gigantesco campo de concertación, -despojando a todos los no afectos-  de sus derechos fundamentales.

Siquitrillar voluntad popular, con su líder preso y el resto de la dirigencia en el exilio y encerrados en embajadas, como el caso del diputado Guevara, cuyo único delito es resistir a los designios tiránicos;  van a por Primero Justicia, con Borges exiliado, Requesens preso y torturado, Albán asesinado y muchos acosados con fiereza, para dar la sensación que la oposición no trabaja ni existe. Como puede desarrollar su plan de acción un movimiento en semejantes circunstancias ?. Ledezma preso y perseguido. María Corina, a cada paso amenazada. Al terminar de destrozar a estos partidos y dirigentes, decidirán por los que queden y así piensan perpetuarse. Ya el propio tirano en cadena amenazó a Andrés Velásquez y a D´Gracia,  quienes valientemente han denunciado el salvaje y descarado robo del oro Venezolano, para incrementar las reservas malhabidas del chavimadurisno, grupo de bandidos funambulescos.

La oscuridad de este desierto por algún lado debe aclarar. Esta turba infecciosa caerá en cualquier momento. Venezuela, herida de muerte, con la espada Comunista incrustada en el pecho, agonizante, crucificada, de dolor intermitente, se aferra al último toque de campana. La encendida Libertad vendrá por Requesens y todos los vejados y ultrajados. ¡Millones en el mundo gritarán: Justicia donde estabas!

Ex Magistrado del TSJ Dr. Luis Velázquez Alvaray/@JuanRequesen

No deje de leer: Costa Rica y la democracia

Comentarios de Facebook

Deportes

Turno Final

Publicado

on

Alfonso Saer
Sentidas palabras del "Narrador" don Alfonso Saer.
Compartir
  • 8
    Shares

Me tomé el atrevimiento y sin su permiso, montar este sentido escrito de don Alfonso Saer.  Periodista que conoce las entrañas de Cardenales de Lara, porque lo vio nacer y este viernes desgraciadamente ver de cerca la partida inesperada, asesina y abusiva de Luis Valbuena y José Castillo.

“El Narrador” como se le conoce al insigne periodista deportivo plasmó en este artículo el sentir de la nación deportiva, de sus aficionados larenses, de un país entero que clama a cada segundo por justicia. Su hijo, Alfonso Saer Gómez la colgó vía Twitter:

  TURNO FINAL

Luis y José, jamás voy a olvidar sus dos apariciones de cierre.

La tuya, Castillo, fue de verdad en el epílogo del juego y de la vida. Transmití tu hit en el noveno tramo, cuando sin saberlo, marcabas un adiós a la Caracas que te idolatró. Fue una candente rolata, tan parecida a tu fogoso carácter. El tercer imparable del careo, sexto en dos fechas. Un emergente entró a correr. Te sacaban del juego por estrategia. El destino — creeremos en eso? — te excluiría del mundo terrenal horas más tarde en un suburbio acosado por la delincuencia que reparte odio y destrucción en el país.

Antes, Valbuena, narré la que cerró tu vigorosa estadística en nuestro beisbol. Ocurrió en el segundo inning, como siempre peleando el turno, cuentas elevadas, selección en el plato, dedicación. Leñazo a la derecha y tu celebración habitual en la inicial. Siempre conversaba con mi hijo y le aseveraba: “Si alguien puede llevarnos al campeonato ese es Valbuena”.

Mis piernas temblaron y el pulso se aceleró al bajar del bus y ver dos peloteros de la enseña roja tendidos, inertes, en el asfalto. Ya era madrugada y casi nadie circula por esas carreteras que antes eran de Dios y ahora son pertenencia del espíritu malo. Algunos gritaban los nombres de sus compañeros fallecidos. Todos, sin excepción, sollozaban. Ese instante, Luis y José, tardará en ser erradicado de esta mente que jamás presenció tal escena de incalificable dolor, con gente tan cercana.

Circulan por la memoria de tercera edad ráfagas de bonitos recuerdos, retozos vibrantes. Mi narración del hit 1000 de quien llamaban “el hacha”, y tantos jonrones — siete este año — del zurdo que estremecía los graderíos con sus tablazos ganadores. Cuando escriba el próximo lineup haré una pausa en los turnos del medio y me provocará colocar allí sus nombres, Luis y José. Alguien ocupará esas casillas, ley de vida, pero ustedes nos harán falta, mucha falta.

El alado larense está profundamente herido, pero nunca muerto. Que este dolor severo y agudo se transforme en vigor y decisión en aras de un título que Valbuena pretendió desde la fecha inaugural, y Castillo vino a refrendar con experiencia y aplomo.

Al escribir estas líneas la congoja ahoga mis sentimientos. Imposible evitar una lágrima espesa por cada uno, Luis y José. A ti, Carlos, sobreviviente, ánimo y fuerza. Por algo te protegieron.

Hoy más que nunca quiero que desde el fondo de mi garganta resuene la estremecedora frase “Cardenales campeón”.

Alfonso Saer

ACN/MAS

No deje de leer: ¡Otra que ganó la delincuencia! No fue un accidente fue un vil asesinato

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído