Connect with us

Opinión

¡Otra que ganó la delincuencia! No fue un accidente fue un vil asesinato

Publicado

on

José Castillo
Compartir
  • 10
    Shares

Otra que ganó la delincuencia, la impunidad que reina en el país La Inseguridad que nos arropa. La muerte que está más cerca que la vida. José Castillo y Luis Valbuena son reflejo del estado de descomposición de una nación que clama casi a segundos por justicia,

La justicia que llega según el enemigo o interesés del momento. Este caso tiene resonancia dentro y fuera de nuestras fronteras por ser dos personas altamente conocidas, pero es una realidad diaria.

“Miguelitos” piedras en el camino, obstáculos en curvas, ataques sin piedad. Esto no es accidente.

RAE: Suceso eventual que altera el orden regular de las cosas. Suceso eventual o acción de que resulta daño involuntario para las personas o o cosas..

Así lo define la Real Academia Española. Entonces. A la camioneta donde se desplazaban los tres peloteros y el conductor chocaron contra una o varias piedras que cayeron de una montaña.

El obstáculo que se consiguieron fue porque tembló y la carretera se levantó dejando una roca a su paso.

Pues no fue así, fue algo premeditado que era para cualquiera que hubiese pasado primero. Incluido el autobús donde iría todo el equipo.

Esto fue un vil asesinato. Como ha pasado en cientos de veces en las inseguras carreteras de Venezuela.

Dos personas que venían de su trabajo. Porque ese era su trabajo, jugar pelota, entretener a sus aficionados. “El Hacha” Castillo “quemando” y de que manera su últimos cartuchos en nuestra pelota con más de 1000 imparables, batazos de todas las formas.

Valbuena, en plena carrera, grandeliga con esa fiebre de venir a jugar en Venezuela, como muchos de sus colegas que esperan octubre para uniformarse con sus respectivas divisas.

Me imagino que ahora por ese zona comenzará la “estricta vigilancia”, claro esto será mientras bajan las aguas, no del dolor que enluta a dos familias, a sus amigos y allegados.

Otro paño tibio, tratando el asunto de forma y no de fondo. Mañana serán otros, menos conocidos, pero también con familiares y amigos. Sin contar los que ya lo han vivido, algunas victimas para contarlo, como son los casos de Carlos Rivero y el conductor, que a Dios gracia ya están con sus familias.

Esto no solo enluta al beisbol, a las organizaciones Cardenales de Lara, Angelnos de Los Ángeles, LVBP, MLB, al deporte. Tiñe de negro cruel a Venezuela.

Ya veremos las consecuencias de este horrible doble asesinato, porque no fue accidente. Las repercusiones de las organizaciones, que cuidan sus intereses, pero aquí José Castillo y Luis Valbuena solo cuidaban el amor por este disciplina y el respeto por sus seguidores y del deporte en general.

A sus familiares y amigos un abrazo de solidaridad por este profundo dolor que los embarga. Le pedidos al Dios Bendito que los cobije a Luis Balbuena y a José Castillo.

Ahora llegan al campo de sueños a reunirse con otras leyendas de nuestra pelota que por una u otra causa ya no están en esta vida terrenal, Que los reúna un domingo y sus fanáticos den la voz de play ball. Nos vemos.

Miguel A. Sánchez M.

Periodista deportivo

ACN/MAS

No deje de leer: Fallecieron en accidente automovilístico los peloteros Luis Valbuena y José Castillo

Comentarios de Facebook

Opinión

Presos políticos y la usurpación

Publicado

on

Presos políticos -acn
Compartir
  • 1
    Share

Presos políticos y la usurpación:  Por José Luis Centeno S.-  Si alguien sabe de usurpación son los presos políticos. El fraude procesal, hurtar la presunción de inocencia, robar años y perspectivas de vida o quitar la vida misma, en suma, escamotear derechos y garantías, son vulgares modalidades de usurpación que sufren a diario los procesados o condenados por motivaciones políticas.

Con la usurpación, la tendencia es a contar los presos políticos por miles, incluidos niños y niñas, existiendo el riesgo de muertes viles entre ellos, resultado de la profundización de la persecución sistemática en Venezuela, esta vez, simplemente por ejercer el derecho legítimo de manifestar. Nunca antes habíamos llegado a estos extremos. Por tanto, es lógico preocuparse, los presos políticos no escapan al instinto homicida manifiesto impidiendo el ingreso de ayuda humanitaria.

Muchos dicen que con el cese de la usurpación, con el gobierno de transición, viene por añadidura la libertad de los presos políticos, mientras eso ocurre siguen sufriendo atropellos, y por cada día que pasa un preso político en una cárcel venezolana, va teniendo traumas físicos y psicológicos de los cuales jamás va a poder recuperarse, ni porque tenga al mejor terapeuta del mundo. Lo que sufren es terrible, especialmente los militares, de los que poco se habla porque los familiares temen graves desenlaces si lo hacen.

No sólo sufren o padecen torturas psicológicas los presos políticos, también sus familiares, calculando que cada preso político tenga un núcleo familiar mínimo de cinco personas, sin contar tíos, hermanos, primos, amigos, gente igualmente perseguida, son aproximadamente seis mil venezolanos que están siendo torturados psicológicamente a diario con la aprehensión y encarcelamiento por causas políticas.

Bajo usurpación todos los alegatos a favor de los presos políticos, víctimas de la saña revolucionaria, serán válidos en razón de un sistema penal acusatorio convertido en sistema inquisitivo, con el agravante de la corrupción, la negligencia y la metástasis de la inobservancia del Derecho acotada acertadamente por el Dr. Jesús González. Parafraseando a Enrique Aristeguieta, el régimen nunca ha tratado a los presos políticos como adversarios, “sino como enemigos despreciables”.

He podido constatar las torturas y otras calamidades que pasan nuestros presos políticos, con los usurpadores no solo se repiten, van en aumento, cada vez más perversas, satánicas, sería lo apropiado, “el nivel de inventiva de estos demonios es bárbaro… existiendo evidencias de torturas a militares, niños, jóvenes, mujeres y adultos mayores… torturados como en tiempos medievales…”

De la misma forma, soy testigo de cómo los presos políticos con su fortaleza y entereza logran contrarrestar los efectos que buscan producir esas aberraciones en la sociedad venezolana. Es por todo ello que considero imprescindible incluir en la Agenda del Presidente Interino Juan Guaidó la liberación inmediata de todos los encarcelados por sus pensamientos políticos.

Estoy consciente, lo primero es salir del usurpador, a la par, impedir que siga matando o dejando morir a los presos políticos, en el contexto de un genocidio contendido poniendo el énfasis en el ingreso de la ayuda humanitaria, toda vez que la vida de cada uno de ellos y la de sus familiares es tan importante como la de quienes están en riesgo de morir por falta de alimentos o medicinas.

jolcesal@hotmail.com – @jolcesal – jocens@gmail.com -@jolcesal

No deje de leer: Tuberculosis en penal de Tocuyito lleva 10 muertos

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído