Connect with us

Opinión

Vicios de la fiscal prófuga (II)

Publicado

on

Vicios - acn
Compartir
  • 25
    Shares

Vicios de la fiscal prófuga (II): Por José Luis Centeno S.- Los allanamientos efectuados, tras la declaratoria del TSJ en el exilio de haber méritos para enjuiciar a Nicolás Maduro, tuvieron efecto en la solicitante del Antejuicio, por estar en riesgo de incautación valiosas propiedades suyas que albergarían cuantiosas fortunas. No presentar el acto conclusivo en el lapso previsto, expresa que la intencionalidad de la proponente se quedó en sus estados mentales, de donde no debió sacarla, al hacerlo, la ética o la filosofía moral nos coloca ante un errático comportamiento, contrario a la supuesta autoridad moral por la cual tendría que ser aceptada y respetada como adalid de la justicia.

El patrimonio mal habido que procuran conservar en complicidad de parientes de dudosa reputación, descarta un sentido de la moral en Luisa Ortega y Germán Ferrer. María Alejandra Pérez González, esposa de Rubén Darío Ortega Suárez, destaca entre sus testaferros, sobre ella pesan graves señalamientos: “Socia protegida del manto Ferrer-Ortega”, dada a oscuras negociaciones; “cabecilla de los fiscales mafiosos” del “cartel de extorsión” y “Encubridora” o “inquisidora” en casos políticos, los expedientes del asesinato de Danilo Anderson y de PDVAL quedaron en sus manos, sin hacer alarde de la ferocidad mostrada, por ejemplo, en el trámite para la extradición del general Néstor González González.

Ese es el background de María Alejandra, fingida dueña de otra suntuosa casa que Luisa y Germán compraron hace dos años en La Boyera, ubicada en la Calle 17 de esa urbanización de Caracas, cerca del Polideportivo, no se le distingue nombre ni número, la tiene como domicilio principal el matrimonio Ortega Pérez, titular también de una acción en el exclusivo Golf Club Valle Arriba, comprada hace un año, en el expediente respectivo llevado por el club está todo lo referente a la acción y al palacete donde viven, ahí una visitadora social los entrevistó, cumpliendo uno de los requisitos de admisión al club, donde su presencia es causa de malestar por cuanto es vista como fruto de la corrupción.

Para adquirir ese inmueble, el empresario Fernando Frayz Trapote, sujeto de acción penal a cargo de María Alejandra, personalmente le dio a ella parte del dinero en Caracas y el resto en España, a través de Story, C.A., empresa de maletín “relacionada con otro familiar del círculo íntimo de Ortega Díaz, Julio Ernesto Durán Malaver”, Director de la Comisión Ministerial de Proyectos Especiales y Director General de la Oficina de Tecnologías de Información del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz.

En este contexto, ver a Germán Ferrer en conversaciones con autoridades de EEUU para salvar el pellejo, siendo el encargado de una red que protegía la corrupción en Venezuela, encontrarlo hoy día difundiendo arengas revolucionarias en nombre del “Colectivo Resistencia y Rebelión” y agitando la nacionalidad Colombiana de Maduro, mientras tiende puentes y afloja dinero para que no sigan allanando e incautando sus invalorables propiedades, afianza el convencimiento de que los males actuales en Venezuela fueron causados por esa manera de proceder interesado, lo cual explica la inacción de su esposa en relación con el Antejuicio, luego de crear falsas expectativas en torno a ese procedimiento.

Preguntarme, ¿dónde está la autoridad moral de Luisa Ortega Díaz, de Germán Ferrer, para venderse como salvadores? No es un capricho. Es una cuestión de realidades, las que permitieron a la OEA determinar la comisión de 7 crímenes de lesa humanidad en Venezuela, siendo Luisa cadena de mando del régimen acusado, así como las reseñadas en el expediente que la abogada Tamara Suju lleva ante la misma instancia penal internacional a la que remitieron el Informe OEA. Siendo loable el esfuerzo de Luis Almagro, que no debe olvidar incluir entre los responsables a Ortega Díaz, hablamos de crímenes de lesa humanidad, que tienen alcance internacional y exigen un castigo para no restarle efectividad a la ley.

Es claro, Maduro, sólo, no pudo cometer esos crímenes, necesitó, obligatoria y principalmente, la complicidad de la titular de la acción penal en Venezuela, de otra manera, es inconcebible la actuación impune de los 11 posibles responsables señalados por la OEA; en consecuencia, presentarse como paladines de la justicia y la libertad, decir que no sirvieron al régimen sino al país, es una insolencia reveladora de la falta de sinceridad en la creación de atenuantes, de lo contrario, Ortega Díaz hubiese acusado a Nicolás Maduro, como correspondía en el marco del Antejuicio.

Luisa y Germán, muestran la más asquerosa manera de protegerse de la justicia al procurar salvar su responsabilidad y su indebido peculio, omitiendo la obligación de reparar el daño que causaron, desde esa perspectiva, hechos de corrupción los descalifican como nuestros salvadores (sin obviar el “inconstitucional nombramiento” de LOD, demostrado en un agudo análisis del coronel y abogado Ángel Alberto Bellorín), en virtud de la cantidad de bienes que consiguieron aprovechándose del cargo, los cuales prefieren conservar dándole oxígeno a Maduro truncando el procedimiento de Antejuicio.

Al estar cónsonos con el régimen, al cual dicen adversar, particularmente Luisa Ortega, reafirma cómo violentó a más no poder derechos y garantías constitucionales cayendo en crímenes de lesa humanidad. En ese sentido, sólo pido un acto de justicia para quienes ella les violó los derechos humanos, sus víctimas en número elevado, al respecto coincido con Iván Duque que, una vez electo Presidente de Colombia, manifestó no oponerse al proceso de paz, eso sí, exigió castigo para quienes hayan incurrido en delitos de lesa humanidad. Empeño descrito en palabras de Alberto Barrera Tyzska, “Hacer patria es: recordar lo que duele”.

José Luis Centeno S. (@jolcesal) – jolcesal@hotmail.com  –  @jolcesal

No deje de leer: Excarcelación de presos políticos busca legitimar fraude electoral según la AN

Comentarios de Facebook
Continue Reading
Publicidad

Opinión

Patrañas.21

Publicado

on

Patrañas, dominó, entre tahures
Compartir
  • 1
    Share

Patrañas.21: Por Josué D. Fernández A.- En sano juicio “de lado y lado”, como les gusta puntualizar a los que dicen no ser ni de aquí ni de allá, es bastante improbable el encontrarse en medio de un derrumbe completo, tal cual se extiende en Venezuela,  y creer que algún provecho se aproxima; o que saben de algo oculto quienes causan la mayor destrucción jamás imaginada de un país, más allá de la ruina propia, la de sus familiares, amigos, arrastrando con ellos a cualquier otro obligado a permanecer en ese territorio. Patraña pura es el coro nacional e internacional de tramposos s.21 de que existiría un socialismo bueno, lejos del comunismo, en el que todos deberíamos sufrir primero, para luego alcanzar la gloria y la dicha de la riqueza pareja.

Poblaciones empobrecidas y enfermas con células malignas es el gigantesco saldo visible de la ignorancia e incapacidad para atender exigencias del bien común, de parte de grupos siempre empeñados en quedarse indefinidamente en lo alto del poder, bien a la fuerza, o mediante simulaciones de consultas populares. Pero, en lo que respecta a América Latina, allí sí gozan de frecuencia los hallazgos externos de expedientes de dirigentes con fortunas por debajo de cuerda en Cuba, Venezuela, Bolivia, Brasil, Ecuador, Nicaragua, y en administraciones viejas de Argentina, Perú, Uruguay  y Chile.

De lado y lado, como se anotó al comienzo, en alcaldías, gobernaciones, entes autónomos, empresas públicas, cajas de ahorros, fondos de pensiones,  nunca hay dineros para atender servicios que deben a sus comunidades, aunque sobra presupuesto para vehículos, viáticos, restaurantes caros, lujo en aviones y demás embarcaciones para descendientes y allegados también, trajes y relojes de marca, guardaespaldas, y vacaciones imperdibles en paraísos extranjeros. En resumen el sueño realizado a través del atajo de la corrupción, ajeno por principios morales para el pueblo honrado,  por lo que este se conforma con la trova de “Si yo fuera rico” según se oyó en “El Violinista en el Tejado”, a continuación en pieza de un montaje de la obra en México, en 2005…

De acuerdo con el trovador de “Si yo fuera rico”, el asunto se limita a  hablar en el raro e incomprensible idioma del  “bidi-bidi-bum”, así como en “no matarse en trabajar”. Dos conclusiones que apuntan directamente al blanco del quehacer rutinario del grueso del pelaje político activo en la Venezuela s.21. El resto se agota en patrañas de amor desinteresado por la patria, equivalente al del ratón por el queso, el sacrificio por los pobres, y cuanta promesa encaje con fantasías de la nación de héroes invencibles, y de tesoros inagotables que prodigarán techo, comida y educación para todos, con ningún esfuerzo.

Las patrañas resultarán incontables mientras quede público para tragarlas, en brebajes mágicos dizque para salir de abajo. La experiencia enseña a cualquier edad que la vida se sufre o disfruta unos pocos minutos a la vez, porque solo estamos seguros del “aquí y ahora”. Sin embargo, de lado y lado, la dedicación de hoy es en la insistencia en pedir apoyo para ganar elecciones municipales y blindar su particular beneficio como de costumbre. Luego tocaría esperar el 10 de enero por el segundo periodo ilegal del actual mandato −otorgado en consulta fraudulenta en mayo-,  con planes agregados para sobrepasar dos décadas de desgracias. El cuento remanente, es que el continuismo tendría bloqueo externo por organismos que no reconocerán esa prórroga “chimba”.

Partida de dominó entre tahúres…

La suerte de Venezuela se juega hoy, entre tahúres, básicamente, en partida de dominó trancada, después de colocar sin remedio las últimas piedras de igual número, en cada punta, obligando a salir de los perdedores y a cambiar de jugadores, para continuar el juego, de ser esa la idea. En caso contrario, la alternativa ya fue cantada en “El juego de la vida”, que perturba a mucha gente, y por lo que prefieren taparse los oídos. No obstante, quizás como tormento para infortunados, y advertencia para ganadores, ese recuerdo regresa reeditado en fragmento de Daniel Santos y la “Sonora Matancera” . Hasta el sábado, Dios mediante, chao.

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer: Extienden e intensifican plan de vacunación en Carabobo

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído