Connect with us

Opinión

Venezuela busca un milagro

Publicado

on

milagro
Compartir
  • 14
    Shares

Venezuela busca un milagro: Por Delia Berastegui de Leon.- Con criterio/En el sentir del pueblo venezolano, en la creencia de los católicos, José Gregorio Hernández es un Santo, pero se requiere de un milagro verificado por la Comisión Médica de la Congregación para las Causas de los Santos, para que la Iglesia católica lo eleve a los altares y podamos venerar su imagen dentro de los templos.

Él es un modelo de vida cristiana muy cercano a nosotros, muy nuestro, un hombre contemporáneo nacido en Venezuela, que supo llevar una vida normal pero regida por los dictámenes que Jesús nuestro Dios nos dejó en la Biblia.  Era conocido como un profesor culto (hablaba español, francés, alemán, inglés, italiano, portugués,  dominaba el latín, era músico y filósofo, exigente y se caracterizaba por la puntualidad en el cumplimiento de sus deberes profesorales. Un verdadero hombre ejemplar, un venezolano como los muchos hombres y mujeres de recto proceder y honesto comportamiento que han nacido en esta bendita tierra aun cuando permanecen  anónimo para  la mayoría del pueblo son dignos de admiración en su comunidad y en su entorno familiar.

Como sabemos, la Santa Sede es muy estricta en cuanto a los pasos necesarios para la beatificación. El más importante, que fue la declaración de las Virtudes heroicas es decir, el reconocimiento de la santidad de vida del Dr. José Gregorio Hernández, ya se dio el 16 de enero de 1986. Pero aún falta uno fundamental que es el milagro verificado y reconocido como tal por la Santa Sede.

Para que una curación sea admitida como verdadero milagro, es absolutamente necesario que sea instantánea y total, no explicable desde el punto de vista médico. No basta una curación lenta y progresiva, ni incompleta o parcial. Tampoco una curación sorprendente cuando se han aplicado los oportunos tratamientos médicos, es necesario que el enfermo, de ser posible, y sus allegados hayan invocado expresamente la intercesión exclusiva del Dr. José Gregorio Hernández para obtener de Dios misericordioso la gracia de la sanación. Es decir, la gracia de la curación debe ser fruto de la oración comunitaria de una familia, de unos vecinos, de una comunidad religiosa. La oración individual es muy buena; sin embargo, para autenticar un milagro se requiere el testimonio de muchas personas, y eso se consigue con la oración comunitaria. No basta el testimonio de una sola persona.

A  150 años del natalicio del Siervo de Dios y a propósito de ello, hay que recordar que José Gregorio Hernández es un modelo perfecto de la unión entre la fe en Dios y la ciencia.

Murió de forma trágica, al golpearse la cabeza con el borde de la acera a consecuencia del impacto con un automóvil, en la esquina de Amadores, La Pastora,  Caracas. Sus restos reposan en la  Iglesia Parroquial de La candelaria ubicada en el centro de la ciudad de Caracas, después de estar por mucho tiempo en el Cementerio General del Sur, peregrinaciones constante de devotos de Venezuela, algunos países  latinoamericanos y del Caribe, llegan a Isnotú su pueblo natal a pagar promesas y pedir milagros.

Quiera Dios que el 2.018 sea el año de su beatificación y podamos venerar a nuestro José Gregorio Hernández en la Iglesia universal

ACN/deliaberasteguideleon@gmail.com

No deje de leer: Inflación de febrero cerró en 80% determinó la AN

Comentarios de Facebook

Opinión

El ex esposo abusador de Miss Venezuela 84(I)

Publicado

on

El ex esposo abusador - acn
Compartir
  • 1
    Share

El ex esposo abusador de Miss Venezuela 84 (I): Por Félix Francisco Bertomolde.- De visita en Houston, me llegué a la Universidad Rice, donde una paisana, profesora en esa prestigiosa casa de estudios, luego de compartir tareas en un caso de investigación académica sobre conductas delictivas como amenazas en toda relación humana, me sorprendió refiriendo como ejemplo la sombría naturaleza del esposo de una ex reina de belleza venezolana, el Dr. Alex Lechín.

– Nada mejor, un caso de ciudadanos venezolanos radicados en Houston para ilustrar la investigación -fue el comentario inicial de la docente universitaria, que pidió el anonimato-.

– La vida del Dr. Alex Lechín sería un fraude -alargó el comentario-, con aparentes disfunciones psíquicas y trastornos de personalidad que representaron un infierno para su esposa, sus hijos, y supuestamente lo condujeron a mala praxis médica y a tomar parte en la red de corrupción existente en PDVSA.

Hablamos de Alex Eduardo Lechín Martínez, de origen libanés y 57 años de edad, con fecha de nacimiento 04/05/1961, Cédula V-5.962.701, Pasaporte Nro. 0693962, natural de Caracas, actualmente ciudadano americano, Número de Seguro Social 244-59-9180, residenciado en Houston, Texas, EE.UU., donde registra al menos seis domicilios: 2717 Albans Road, 14262 Gulf Freeway y 11914 Astoria Boulevard # 670 en Houston; 4301 Vista Road y 3923 Woodlawn Avenue en Pasadena y también en Missouri City.

Alex Lechín es un médico especialista en cuidados pulmonares y trastornos del sueño. Se graduó en la Universidad Central de Venezuela, al igual que su hermano Marcel Enrique. En 1988, luego de renunciar al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, llegó a Winston-Salem, Carolina del Norte, para hacer entrenamiento médico en la Escuela de Medicina Bowman Gray de la Universidad Wake Forest. Su lugar de práctica habitual es el 14262 Gulf Fwy, Houston, TX 77034-5348, EE.UU., Teléfono: +1 281-481-0091 – Fax: 281-481-0093, además Alex Lechin’s House, propiedad ubicada en el 9110 Wickford Dr, Houston, Tx.

¿Existen indicios de comportamiento cuestionable a nivel personal y profesional?

– La reputación profesional del Dr. Alex Lechín, realzada por distinciones, premios, trabajos académicos y obras sociales -preciso mi interlocutora-, se ha visto empañada por pleitos judiciales, demandas de pacientes e instituciones, controversias y dudas profesionales traducidas en severas evaluaciones a su desempeño.

¿Y en lo personal?

– Denuncias de maltrato verbal, psicológico, físico y abuso con medicamentos de parte de su esposa, la ex Miss Venezuela Carmen María Montiel Ávila, y el caso de la DOBLE IDENTIDAD que, al parecer, ostenta, la cual estaría ligada desde el año 2003 a su presunta participación en el esquema de corrupción y lavado de activos investigado en PDVSA.

¿Cuál sería el contexto de esa conducta? ¿Involucra algún referente de primer orden?

– Su padre, el también médico, llamado Fuad Lechín, es un Pirata o estafador de la medicina, en opinión del profesor universitario José Sant Roz y el escritor Juan Carlos Zapata, según ellos forma parte de los que se afincan para dar esperanzas y tratar de sacar provecho monetario de sus soluciones e inventos de la manera más vil y degenerada a enfermos terminales, eso habría sucedido con el doctor Pedro Tinoco, Carmen Montilla, la esposa de éste, le reclamó en Houston al Dr. Alex Lechín que por culpa de su padre Tinoco se había muerto, luego de violentar el tratamiento que le aplicaban en EE.UU.

Un dato interesante a los fines de ilustrar el referente sugerido.

– Al menos 53 de las publicaciones científicas del Dr. Alex Lechín están suscritas por su padre, Fuad Lechín, denotando que además de identificarse asumiría las prácticas de su progenitor en todos los órdenes.

Llegando al punto de las conclusiones de la investigación realizada, manifestó:

– El médico en referencia presenta trastornos de personalidad que nos colocan ante un cúmulo de comportamientos, emociones y pensamientos transgresores de normas legales, éticas y morales propios de un estilo de vida y personalidad delincuente y violenta, o lo que es lo mismo, de conducta delictiva, criminal o antisocial.

¿Cómo situar este dictamen en un escenario delictual?

– Además de usar diversos Alias, el Dr. Alex Lechín emplea DOBLE IDENTIDAD, como se desprende del análisis de Pasaporte venezolano Expediente o Serial Nº C1213691, Nro. 21015608, que le emitieron bajo el nombre de Alex Eduardo Martínez, mismo número de Cédula 21.015.608, suprimiendo el apellido Lechín, pero con misma Fecha y Lugar de nacimiento.

Abundó en detalles sobre la segunda identidad de Lechín.

– Rafael Antonio Struve Farías, propietario de la empresa Servitrans CA, proveedora de servicios de PDVSA en Venezuela y Texas, sería el artífice de la DOBLE IDENTIDAD del Dr. Alex Lechín y contribuyó, gracias a la alta suma de dinero que le pagó a Germán Ferrer, esposo de la Fiscal General Luisa Ortega Díaz, a dejar sin efecto la Investigación No. MP-64929-2014 que el Ministerio Público inició contra Alex Eduardo Lechín Martínez el año 2014 por la comisión de los delitos de USO DE DOCUMENTO DE IDENTIDAD FALSO y FALSIFICACION DE DOCUMENTO DE IDENTIDAD, todo con la finalidad de ocultar su participación en el esquema de corrupción de PDVSA.

– No menos grave es la investigación que pesa sobre el Dr. Alex Lechín para revocar su licencia médica ante denuncias y hechos irregulares -precisó la investigadora, a la par de agregar abusos en el entorno familiar-. Se demostró después de un largo proceso judicial que Alex Lechín provocó circunstancias para perjudicar a su esposa, colocando a la ex reina de belleza en el ojo de la justicia norteamericana, con ello pretendió evitar un divorcio en ciernes y ocultar que él abusaba de ella y de sus hijos.

Félix Francisco Bertomolde – @memientanchico

No deje de leer: Juez de ejecución, cual Diablo de Yare

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído