Connect with us

Opinión

Policías y Ladrones

Publicado

on

Policias y Ladrones - acn
Compartir
  • 2
    Shares

Policías y Ladrones: Por Josué D. Fernández.- El ajustarse en lo posible a ejemplos o modelos de policías y ladrones, en particular después de una función de cine en horarios de antes sin censuras y tolerados para menores, fue una diversión a alcance de niños y niñas grandes, para aliviar aquel aburrimiento que iba desprovisto de la emoción en pantallas gigantes o de aparatos electrónicos inteligentes, los cuales ahora desafían la imaginación de los impúberes.

La mayoría prefería el papel de policía, porque de los ladrones se sabía que terminarían presos en calabozos. Actualmente, el problema es que los patrones de policías y ladrones han cambiado de manera radical, en medio de gran desconfianza social, que muchas veces impide diferenciar el lado del bien o del mal en el que se encontrarían los unos y los otros. Para colmo, la modelación de tales conductas también se propaga de forma espontánea e inesperada.

En estos momentos, por una parte, la credibilidad interna y externa de la policía venezolana −que arrastra al régimen en su totalidad− se encuentra bastante comprometida después del fallecimiento del dirigente político y concejal del partido Primero Justicia del municipio Libertador Fernando Albán, por supuesto suicidio estando bajo custodia del  Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN)​. Las versiones del hecho son diferentes entre voceros oficialistas, y el proceso de investigación de la prensa ha sido obstaculizado, con intimidaciones a los periodistas que cubren habitualmente las fuentes de noticias de sucesos.

Por otra parte, la confusión general de la gente honesta se rebasa con repetidas crónicas de indultos, de vista gorda, de condecoraciones oficiales, de ascensos diplomáticos, o de exilios dorados, para  numerosos indiciados en robos de riquezas del país, y de expedientes en pleno curso en instancias internacionales. La venezolana Kiara precisó en su momento  a quienes viven al  margen de la comedía, derrochando descaro; su única ley sería la de vivir con descaro. Lo incomprensible es la tolerancia a tanto descaro, en cualquiera de sus formas, que también ocurre entre gente que aplaude el maltrato, sin remedio aparente.

Abierto descaro, a la par quedaría en el foso el relato del gendarme excepcional, merecedor de admiración popular. En la mente de varias generaciones permanece imborrable la figura de Apascacio Mata, poseedor de la chapa 0983, infaltable en la esquina caraqueña de “Sociedad”, en donde pasó 18 años, antes de su jubilación en 1996. A él, a Apascacio Mata, se le atribuye el haber demorado en marzo de 1980 a la misma caravana presidencial de Luis Herrera Campíns, al pretender su escolta motorizada pasar por alto el semáforo en rojo bajo su custodia.

Adicionales anécdotas en la hoja del agente de policía Mata, registran que en 1981, el presidente de los EE.UU. Jimmy Carter, le invitó a la escuela de policía de Nashville, Tennessee, y luego hizo de su anfitrión en la Casa Blanca.   Maritza Sayalero, la primera venezolana en coronarse como Miss Universo en 1979,  a su regreso a Caracas le conferiría la designación honorífica como escolta personal.

Apascacio Mata falleció hace tres años, a los 75 años, postrado sin piernas, las que le fueron amputadas por gangrena después de un accidente de tránsito.  Falleció el 14 de Mayo de 2015  en su casa de “El Observatorio” del 23 de Enero. Caracas. La tristeza que llevan en el pecho innumerables venezolanos, hoy es todavía más profunda porque con él también desapareció su ejemplo. El cantautor Yordano, en 1982 calificó de supuesta leyenda que antes todo era mejor, que se podía mirar al cielo y respirar…La duda de Yordano sería disculpable porque él confiesa que no llora porque no lo conoció… Los demás que sí lo conocieron nadan en llanto. Hasta el sábado que viene, Dios mediante.

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer:Un borracho mató a dos policías en el Puente Santa Rosa

Comentarios de Facebook

Opinión

Sentencia viciada e inejecutable

Publicado

on

TSJ en el exilio - acn
Compartir
  • 3
    Shares

Sentencia viciada e inejecutable: Por José Luis Centeno S.- La percepción de los venezolanos sobre el TSJ en el exilio, como “nuestra carta más confiable para rescatar la libertad”, está resultando embarazosa. Así lo sugiere un análisis preliminar de la sentencia publicada el 29/10/2018, donde se condena a Nicolás Maduro a 18 años de prisión y a su destitución del cargo.

Mi criterio, desde el punto de vista procesal y legal, es que esa sentencia además de inejecutable, de facto, está viciada de nulidad. Lo que no dudo, es que los hechos de corrupción atribuidos a Maduro son del todo ciertos, representantes de Odebrecht y obras inconclusas lo corroboran; no albergo dudas de que él, Maduro, tiene responsabilidad penal, la cual conlleva a la destitución.

En mi opinión, desde una perspectiva jurídica, el procedimiento relativo a la “Sentencia Definitiva Exp. SP-2018-001” no se hizo de acuerdo a la legalidad venezolana, por tanto, no puede surtir el efecto legal esperado; vale decir, no es posible su ejecución, justamente lo que cuestiono, por ilegal.

En este caso, a los juzgadores les correspondía apartarse del conocimiento del “Exp. SP-2018-001”, decir lo contrario, sería tan desatinado como lo último que Escarra aseguró del encausado. Veamos.

Luisa Ortega Díaz, mucho antes de huir, se declaró enemiga del enjuiciado, manifestó ser perseguida por él, a quien acusó ante el TSJ en el exilio estando inhabilitada para ello, pues no podía ejercer la acción penal contra esa persona a sabiendas de que tiene un problema con ella, que es enemigo suyo, que logró arteramente sacarla del cargo. Se tenía que inhibir.

Supongamos que el cargo que ostenta Ortega Díaz es real, puede tener razón, sin embargo no estaba calificada para acusar legalmente. ¿Por qué? Por la misma animosidad que descalifica a los Magistrados, pues ya emitieron opiniones, confesaron que el  régimen los perseguía, que Maduro es un dictador, causal de que se desprendieran del expediente. No eran los llamados a enjuiciar a Maduro.

Claramente parcializados, los Magistrados y la representación fiscal, tomaron parte en el procedimiento concerniente a la “Sentencia Definitiva Exp. SP-2018-001”. Adicionalmente, la manera como citaron al enemigo manifiesto, carece de credibilidad y validez, se supone debían agotar la vía que establece la Ley. Advierto, decir esto no significa estar defendiendo la posición de Nicolás Maduro.

Para que la sentencia tuviese validez y fuese ejecutada por los organismos internacionales y nacionales, se debió cumplir una formalidad legal que implica la existencia de Sala Plena. En “Notificación al Secretario General de la OEA”, de fecha 06/11/2018, el Magistrado Miguel Angel Martín Tortabú afirma:

“…la Sala Plena de este Alto Tribunal publicó el extenso de la sentencia del juicio criminal seguido al señor Nicolás Maduro”.

¿Cuál Sala Plena? En este caso nunca hubo Sala Plena para iniciar ese procedimiento como debe ser, lo demuestra el análisis de fondo que he venido haciendo desde el primer momento que se constituyó el TSJ en el exilio, cuando dije que todos estos procedimientos no serían más que un saludo a la bandera, huérfanos de legalidad, con los cuales ciertas personas pretenden tapar su realidad, su responsabilidad, haciendo ver al mundo que son defensores de los derechos humanos.

El problema aquí es ¿qué vamos a conseguir con esa sentencia, si ningún organismo internacional y/o nacional se involucra en su ejecución sabiendo que está viciada? El “condenado” o “destituido”, así, entre comillas, puede echar por tierra ese procedimiento, porque esa causa sería posible reponerla, dependiendo el vicio, hasta el estado de citación.

¿Quién lo enjuició? ¿Sus enemigos? Ese es un medio de defensa para reponer esa causa el día de mañana, pues se le debe dar el Derecho a la defensa al condenado, a los fines de que la sentencia surta efecto con fuerza de Ley. En un contexto de vigencia del Estado de Derecho, algo que exigimos a diario, esa sentencia se caería por su propio peso, haciendo imposible su ejecución y eso es lo que cuestiono.

Yo no entro a cuestionar, desde el punto de vista del Derecho, el que la sentencia reúna ciertos requisitos, v. gr.: las verdades sobre los hechos de corrupción, eso no está en discusión. ¿Puede tenerse igual certeza sobre el cumplimiento de todos los pasos legales para que la sentencia tuviese fuerza de Ley? No lo creo.

Mañana, cuando pretendan enjuiciar de verdad a Maduro, en el marco del Estado de Derecho, ” van a decir que esa Sentencia está anulada porque la Fiscal es enemiga de él, los Magistrados se declararon enemigos de él cuando los empezó a perseguir, dirán, hubo predisposición”.

Esto es un estudio preliminar, lo hice sin analizar de fondo esa sentencia. Analizarla, sabiendo que es inejecutable, implica hacer una revisión de puntos importantes para juristas o abogados, para no convalidar estas cosas, porque eso mañana se puede repetir y estaríamos ante el abuso de derecho, ante figuras ilegales que llenaron esa sentencia cuando a tan Alto Tribunal se le pide “res non verba”.

jolcesal@hotmail.com – @jolcesal

No deje de leer: Juicio a Maduro aprobado por TSJ-exilio evaluará AN

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído