Connect with us

Sucesos

Muertes en Policarabobo es la peor tragedia en un cuarto de siglo

Publicado

on

Siglo
Foto: Rubén Bolívar/ACN
Compartir
  • 7
    Shares

La muerte de al menos 70 personas, entre ellos 68 presos y dos mujeres, en un incendio ocurrido en las instalaciones de la Comandancia General de la Policía de Carabobo, es la peor tragedia carcelaria del país en el último cuarto de siglo, aseguró el dirigente político, Armando Amengual.

En la nota de prensa, recordó que la última tragedia de esta magnitud se registró en 1994 en la prisión de Sabaneta en el estado Zulia, cuando murieron 108 reclusos. “Desde entonces han pasado 24 años, casi un cuarto de siglo, y ningún motín en Venezuela ha tenido peores resultados que los registrados ayer en Carabobo”,  aseguró.

Citó el caso de la cárcel de Uribana que conmocionó al país en 2013 y recordó que en ese momento hubo 58 muertos, es decir, 10 menos que los registrados este miércoles en PoliCarabobo, según información extraoficial publicada en boletín de prensa.

También mencionó que en 2017 un motín en la cárcel de Puerto Ayacucho provocó la muerte de 37 reclusos “y en ese momento, Néstor Reverol quien ya era Ministro de Interior, Justicia y Paz, culpó al entonces gobernador Liborio Guarulla y pidió abrirle una investigación. ¿Por qué no se hace lo mismo hoy en Carabobo con el señor Lacava?”, se preguntó.

En opinión del político lo sucedido es consecuencia del hacinamiento carcelario producto del retardo procesal del sistema judicial venezolano, que ha llevado a que en cárceles, como en el Internado Judicial de Carabobo, conocido como penal de Tocuyito, haya más de 7 mil reclusos cuando la capacidad es solo de 900 personas.

“Tenemos un hacinamiento generalizado de más de 500% en el país tanto en centros de reclusión como en los calabozos de comandancias policiales. El señor Rafael Lacava lo sabe y es responsable directo de lo ocurrido ayer porque debió denunciar y exigir públicamente el descongestionamiento de los calabozos de PoliCarabobo cuando asumió su gestión, ante el inminente riesgo que esto representaba y que fue evidenciado ayer con esta tragedia que enluta a todos los carabobeños por igual”, sentenció.

ACN/NP

No deje de leer: Motín y masacre por encerrona y asfixia confirman 68 muertos en Policarabobo

Comentarios de Facebook

Sucesos

Raspachines: El trabajo de moda de los venezolanos en Colombia

Publicado

on

Raspachines acn
Compartir
  • 9
    Shares

La migración de desesperados venezolanos que llegan a Colombia permite a los narcotraficantes contratarlos para laborar como raspachines en los sembradíos de coca.

En los cultivos ilícitos del Catatumbo, Norte de Santander, emplean a los venezolanos. Profesores, oficinistas, amas de casa e incluso menores de edad desplazaron a los raspa coca o raspachines (recolectores de hoja de coca).

Según las autoridades colombianas documentaron que en los últimos tres años el fenómeno se incrementó. Los venezolanos se ofrecen a trabajar en lo que sea y por lo que sea. Una vez que llegan a Cúcuta se desplazan a los sembradíos situados en los municipios Tibú, Sardinata y Hacarí.

Los clásicos raspa coca colombianos muestran su rechazo, pues se sienten desplazados por los hambrientos venezolanos. Aseguran que trabajan por la mitad del salario. En los últimos días agencias internacionales de noticias entrevistaron a los migrantes que muestran sus manos llenas de ampollas.

La crisis humanitaria de Venezuela convirtió a insospechados migrantes en raspa coca.  Los entrevistados admiten que jamás se imaginaron trabajar como “raspachines” en los campos del narcotráfico. Laborar para los narcotraficantes les permite llevar el sustento a sus hogares.

Raspachines como arroz

La mayor parte del dinero que ganan lo transfieren a sus familiares que sobreviven a duras penas en Venezuela. En Tibú, el alcalde Jesús Alberto Escalante admitió que la mano de obra colombiana es desplazada por estos venezolanos. En los sembradíos de coca obtienen, techo, comida y un salario menor al que perciben los colombianos.

En la actualidad cada día llega un promedio de mil migrantes a tierras del Norte de Santander. Según la Administración para el Control de Drogas (DEA), el 92% de la cocaína incautada en Estados Unidos proviene de Colombia. A muchos venezolanos les avergüenza desempeñarse en esos campos. Por ello prefieren mantener el anonimato. Lamentan que un régimen haya destruido la economía de su país y las esperanzas de los jóvenes.

Para el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) de las Naciones Unidas, en el Norte de Santander se cultivan 24.831 hectáreas de coca. Allí los venezolanos encontraron su chamba de moda.

También te puede interesar:

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído