Síguenos

Opinión

Edgar Darío Núñez: Mi carta al Niño Jesús

publicado

el

carta-niño-jesus-acn
Foto: Run Runes.

Edgar Darío Núñez: Mi carta al Niño Jesús: En estos días de lejanía, reflexión y aprendizaje personal, he analizado con cierta objetividad la situación actual del movimiento cultural valenciano. He tenido las más interesantes conversaciones y debates con artistas y personajes del quehacer cultural de la ciudad, explorando sus sentimientos, ideas, anhelos y críticas. Mis conclusiones personales las quiero compartir con los valencianos, bajo el riesgo de ser criticado, pero considero que es un acto de honestidad propia y necesario para el estado de cosas hoy. Uno de mis grandes disgustos es el “disimulo”: nadie se atreve a decir sus opiniones libremente, ni criticar con fundamento o plantear su opinión real sobre los peliagudos momentos que vive la cultura de la ciudad; siempre nos escudamos en halagos diplomáticos y la mayoría de la crítica se hace a espaldas o en pequeños círculos elitistas, convencidos que son los dueños de la verdad.

No dejes de leer: Gobierno de Carabobo prohíbe pernoctar en supermercados

Por eso en esta triste Navidad de corazones y bolsillos rotos, quiero pedirle al Niño Dios tres cosas, que reúnen mis anhelos para la cultura valenciana:

LIBERTAD: Deseo que el movimiento cultural de valenciano (no sólo sus artistas, incluye a escritores, intelectuales, científicos, promotores, profesores universitarios, periodistas, entre tantos) pueda expresar sus ideas libremente, sin ser discriminados o excluidos por nada más que su talento. Ahora que existe un nuevo alcalde (que no conozco pero según los entendidos tiene un gabinete marcado por la juventud) le propongo seriamente que rescate presupuestariamente la gestión cultural, asignándole AL MENOS 5% (a mi me dejaron el 0,1%)  del presupuesto municipal. Junto a esto le propongo CREAR UNA DIRECCIÓN DE CULTURA, que le permita gestionar ese presupuesto con menos burocracia y más flexibilidad. Pero sobre todo NO DISCRIMINE, ni usted ni los funcionarios que nombre. Lo único que puede diferenciarnos es nuestro talento, disciplina y disposición de trabajo, no el color de la franela; no permita que los extremos regulen qué es (y qué no) cultura: la libertad no es sólo su exteriorización (conducta), es también permitir el libre pensamiento y su manifestación.

IGUALDAD: Igualmente, le pido al Niño Dios que la discriminación no sólo se elimine desde lo externo (la política) sino también desde lo interno. Uno de los grandes conflictos que encontré en la gestión cultural fue precisamente la HONDA frontera entre el norte y el sur, entre un sector excesivamente politizado y conservador, frente a un sector desasistido y disgregado. Dentro del mismo movimiento cultural valenciano hay una profunda desigualdad en trato, acceso y oportunidades. Yo intenté combatirlo, llegando incluso a enemistarme o discutir publicamente con promotores y gerentes culturales, y confieso fracasé. Lamentablemente es algo que sólo se puede resolver con planificación a largo plazo, y UN CONSENSO VALENCIANO para abrir los espacios para todos, oportunidades para todos y acceso para todos, siendo el talento el único rasero. Ni la extracción socioeconomica, el abolengo o la inclinación política puede ser el criterio para otorgar premios, condecoraciones, becas y puestos de trabajo.

SOLIDARIDAD: Por último le pido el Niño Jesús que haga nacer en el corazón del movimiento cultural y de los gestores públicos y privados de la cultura valenciana, la SOLIDARIDAD, algo que veo perderse cada día más. Puedo hacer una serie de artículos con casos de artistas e intelectuales que fueron literalmente abandonados en momentos dificiles y complicados, sin tener donde acudir por auxilio financiero e incluso psicologico. ¿Cómo es posible que un importante artista de la ciudad sufra un accidente, o caiga en una desgracia, y sólo queda como una anécdota o un cuento de salón? En este momento tengo en mi mente el caso del primer actor de la ciudad Fernando Lozada, quien sufrió una fractura de cadera en plena labor creativa como actor, director y vestuarista (el mejor de la ciudad, sin dudas) y que poquísimas personas e instituciones hayan prestado ayuda. Un hombre (y como él tantos casos) que dio su vida entera al teatro de la ciudad y que el movimiento cultural ni se haya dado por enterado, las instituciones públicas enfocadas en sus “elecciones” y sus amigos y familiares sufriendo los embates de la inflación y la falta de medicinas. No es justo que el movimiento cultural olvide a sus propios miembros, a su propia gente. Por eso Niño Jesús te pido que hagas nacer la solidaridad en nuestros corazones, para que esto no vuelva a suceder.

Yo sé querido Niño Dios que no siempre cumples todos los deseos y pedimentos, pero ojalá puedas escuchar esta solicitud y darnos un poco de optimismo y ánimo para el movimiento cultural de Valencia, para cambiar desde adentro de nuestros corazones y poder enfrentar estos terribles tiempos.

Comentarios de Facebook

Opinión

Arranque de ofensiva patriotica

Publicado

el

Saúl Ortega.-   

El pasado 6 y 7 de Enero se dio exitosamente el arranque de un importante debate político para la construcción de escenarios y variables para alimentar los cinco objetivos históricos del plan de la patria, esta jornada ordenada por el líder de la Revolución el Presidente Constitucional Nicolás Maduro, esto marcó el inicio de una estrategia para ir a un proceso de acumulación de fuerzas políticas y sociales, con el objetivo de atender el próximo evento electoral previsto para este año 2018 que no es otra que las elecciones presidenciales.

Se trata del rearme político e ideológico de nuestra vanguardia, así como el inicio de la estructuración de un poderoso movimiento que asuma la bandera de la independencia y la soberanía como bandera para la lucha frente a las manifestaciones entreguistas del campo opositor, ellos constituyen una especie de quinta columna del imperialismo norteamericano y de sus intereses al igual que el de las potencias Colonialistas de Europa, por esta razón constituye un buen comienzo este debate así como la oportunidad de impregnar tipo cascada a todo el cuerpo social de la República, no vamos en esta oportunidad a una contienda electoral más, vamos a dar una pelea en el escenario que nos permite mantener la paz y derrotar los escenarios de Guerra Civil y de intervención militar extranjera, promovido por los enemigos de la patria, la reciente derrota militar de una de sus células terroristas contribuye a despejar el camino armado por los Ángeles de la Violencia, y fortalece el camino del diálogo político que de paso impone vías pacificas electorales y constitucionales; sin embargo, el escenario violento no ha sido superado del todo, la presencia en Venezuela del Embajador Todd Robinson es la pieza clave para el proceso desestabilizador que tiene como centro la guerra económica, para promover un estallido social que sería acompañado por grupos armados de Voluntad Popular y Primero Justicia,  siendo apoyados logísticamente por la oligarquía Colombiana lideralizada por esa alianza anti Venezolana de Uribe y Santos.

Esta guerra no convencional ya se expresa en el orden económico, político, diplomático, mediático, psicológico y militar, pero hay que decirlo hemos acumulado experiencia suficiente y el año 2017 permitió a nuestro pueblo acumular un gran aprendizaje con resultados sorprendentes, que se expresa en la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, en el escenario que le toco ser electa, e igualmente la elección de Gobernadores y Gobernadoras y posteriormente el 10 de Diciembre, la elección de la Gobernación del Zulia y el éxito de haber conquistado más de 300 alcaldías de las 335 en disputa, dando una demostración de que nuestro pueblo si se le explica las dificultades y su naturaleza este responde motivado a su elevada conciencia y nivel político que a alcanzando en estos años de permanente enfrentamiento con sus enemigos de clase.

El desafío esta claro vamos a unas elecciones presidenciales donde no importa el rostro o nombre, el enemigo a vencer es el imperialismo norteamericano, es el capitalismo salvaje neoliberal y su sistema de precios criminales, es necesario triunfar para abrir camino a la esperanza, abrir camino al socialismo humanista, que empodere al pueblo y garantice nuestro derecho no solo al voto, sino a un buen vivir, cuando decimos un buen vivir, hablamos de un empleo estable, alimentación, salud, educación pensión, seguridad social y esto es solo posible con un gobierno amigo, con un gobierno de los trabajadores, de allí que la posibilidad de que sea electo un gobierno de los capitalistas solo nos empuja a más violencia, solo nos empuja a un mayor sufrimiento de nuestro pueblo por eso debemos defender las conquistas que hemos alcanzado en tiempos de revolución en tiempos de dificultades, y es para nosotros no solamente un aprendizaje sino un activo que exhibimos con orgullo el hecho de que nosotros hoy somos dueños de nuestro destino, de que ninguna potencia imperialista o colonialista nos dice lo que debemos hacer, de allí que frente a las dificultades una bonita oportunidad para crecernos con creatividad, con mucha hidalguía y con esa historia que cargamos sobre nuestros hombros de ser hijos de los libertadores de América, tenemos con qué, tenemos suficiente herramienta política organizativa y de recursos para ser exitosos en esta batalla que nos demanda el siglo veintiuno HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!!

Constituyente Saúl Ortega  – @saulortegapsuv

No deje de leer: El asesinato de Oscar Pérez

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído