Connect with us

Opinión

Boda Real y movida electoral presidencial

Publicado

on

No todo lo que brilla - acn
Compartir
  • 5
    Shares

Boda Real y movida electoral presidencial: Por M.aría Auxiliadora Dubuc P.– Al parecer este fin de semana será temático sin temor a equivocarnos. Seremos testigos en primer término de la gran Boda Real entre el Príncipe Harry y Meghan Markle, una boda que ha traído mucho de qué hablar, modernismo en la corona al poner en la palestra el tema del racismo y la discriminación por lo que las posiciones con relación a este enlace real, son encontradas, hay quien aprecian el evento y otros francamente lo detestan.

Y es que resulta que más allá del tema de fondo y lo impoluta que debe mantenerse la casa real y el tema de la sangre azul Londres se convierte en un verdadero caos en virtud del tema seguridad Mucha gente en la calle y a pesar que la ciudadanía está acostumbrada al devenir de la realeza sin embargo especialmente esta Boda ha resultado en extremo molestosa incomodando a todos en sus quehaceres mundanos.

En segundo término tenemos nuestro evento criollo aquí en Venezuela, donde no hay realeza, pues hay elecciones, por lo que es así como este fin y a pesar de los múltiples llamados del bloque de las fuerzas políticas y sociales de oposición a la abstención para no “convalidar el fraude”, llueve, truene o relampaguee, habrá un proceso de votación a través del cual Nicolas intentará relegitimarse para así permanecer en el cargo. Es difícil de entender esta posición dado que según apuntan los entendidos, el índice de abstención tiende a ser mayor al que obtendrá el candidato vencedor todo ello en virtud de la desconfianza en el sistema electoral.

En Inglaterra, actualmente la realidad es ruda, hay protestas por el alto índice de desempleo, la reducción del salario y el alto costo de las matrículas de estudio, mientras contradictoriamente los medios de comunicación muestran abiertamente el dispendio de dinero y lujos de la familia real, quienes al parecer viven en un mundo paralelo. En este orden mientras los ingleses hablan pestes de la familia real, que son unos mantenidos a punta de los impuestos que paga el pueblo, los medios de manera cómplice tapan de algún modo la crisis económica por la que atraviesa el país europeo aún cuando la clase trabajadora muestra su malestar ante los gastos millonarios de la celebración, como ejemplo de ello tenemos que nada más en seguridad el mismo asciende a la cuantiosa suma de 90 millones de dólares. Pero analizando la situación no todo es malo la verdad es que este tipo de boda cuento de hadas atrae a millones de personas que acuden a Inglaterra en calidad de turistas y de esta manera ayudan a impulsar y palear los pronlemas económicos que les aquejan.

Aqui en suelo criollo, resulta redundante ya hablar de la crisis por la que atravesamos, asfixiados como estamos, a la deriva y sin rumbo, el dispendio económico que involucra un proceso electoral de este tipo no tiene perdón de Dios, mientras los ciudadanos mueren de mengua en los hospitales por falta de insumos o en las calles al no tener como alimentarse. El sufrimiento del pueblo venezolano no puede compararse con ningún otro, resulta ya de dimensiones impresionantes e inimaginables para cualquiera que no viva aquí. La realidad es que aquí todos hablan mal del gobierno tal cual en Inglaterra, pero aquí no hay boda real que de algún modo alegra los corazones de algunos y que a pesar de los pesares trae consigo alguna cosa positiva para la ciudad, aquí en Venezuela lo que tenemos es un grupo de gente que pretende perpetuarse en el poder a costa de los que sea, sin escrúpulos avanzan.

Este fin de semana celebran en Londres, los venezolanos veremos la boda de ensueño por TV, bien tempranito, para luego despertar a nuestra cruda realidad: tendremos un montaje electoral que tendrá lugar en una atmósfera de desconfianza, desesperanza, desolación y profunda tristeza.

María Auxiliadora Dubuc P. – @mauxi1

No deje de leer: Cuatro mil trabajadores desplegará el CNE en Carabobo

Comentarios de Facebook

Opinión

Las turbas nicaraguenses y los colectivos chavistas

Publicado

on

Las turbas nicaraguenses - acn
Compartir
  • 4
    Shares

Las turbas nicaraguenses y los colectivos chavistas: Por Luis Velázquez Alvaray.- El dirigente político en la resistencia, Antonio Ledezma, ha señalado la necesidad de acentuar la lucha contra la dictadura no solo de Venezuela, sino también de Nicaragua, tiranos que mantienen azotados a sus pueblos, con la misma fórmula, cumpliendo directrices impartidas desde la Habana, isla colonizadora del siglo XXI. Hoy Ledezma resume esta catástrofe: “Los métodos para asesinar son los mismos en Venezuela y en Nicaragua. Son dos dictaduras tuteladas por Castristas. Matan a placer, sin recato, ni contemplación. Su fin es el mismo: controlar el poder por el poder mismo, sin reparar la tragedia en que hunden a sus pueblos”.

Temidos. Turbas y colectivos, Nicaragua y Venezuela. Motos de alta cilindrada, hechas en China, llenas de sangre inocente, conductores asaltantes, entrenados para matar. Regreso a la edad media: violencia e ignorancia. Así describen en los medios del mundo a estos asesinos que arrastran con todo: la vida, los celulares, las carteras de sus víctimas, sus computadoras personales.

Los ejércitos de ambos países los protegen. Mejor, son un solo cuerpo armado, que cometen las mismas fechorías: asesinan a mansalva.

Avanzan a plena luz del día. Son protegidos por las fuerzas gubernamentales. Es un bandidaje que dispara a sus anchas.

Las turbas y los colectivos andan encapuchados, con cascos. No piensan para agredir. Gritan vulgaridades, drogados, su límite es la muerte.

En toda protesta pública permanecen al acecho. Los uniformados los cuidan y les señalan cuando actuar.

Son pandillas más fuertes que las conocidas de algunos países, ya que cuentan con el apoyo del Estado: dinero, impunidad, dueños de la “patria”.

Rodilla en tierra, fusil en mano. Pánico a su llegada. Viven entre Caracas y Managua, según las necesidades. Un cubano dirige a los encapuchados de las tres nacionalidades. También se les llama milicia nacional, Bolivariana o Sandinista

Maduro y Ortega, en sus alocuciones públicas, les hablan con códigos e interpretaciones que solo ellos manejan: “candelita que se prenda, candelita que hay que apagar”. Lenguaje delincuencial. Los Presidentes son dos colectivos más, dos integrantes de las turbas.

El alto mando está en la isla. Tienen un jefe inmediato: en Nicaragua se llama Pedro Orozco. En Venezuela Freddy Bernal. Andan camuflados, rodeados, en oportunidades se desprenden de su indumentaria para que la gente sepa que mandan, que dan ordenes, como aquella en el Táchira contra un conocido ganadero: “denle un tiro en la frente, yo voy camino al 23 de enero”.

No deje de leer: “El cuento chino es que China no es un imperio” dice José Pulido

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído