Connect with us

Sucesos

El Monstruo de Caricuao se escapó de El Rodeo II

Publicado

on

Monstruo de Caricuao-notitarde
Compartir
  • 4
    Shares

Se fugó de la cárcel “El Rodeo II” el asesino en serie conocido como Monstruo y Estrangulador de Caricuao quien quien tiene sentencia máxima de 30  años por violar y matar a cinco mujeres y una niña de un año.

Francisco Abraham García Hernández, de 37 años de edad, quien primeramente era llamado “El Barrendero”, burló la seguridad del recinto carcelario y escapó el sábado en una hora no precisada aún por las autoridades.

Primer caso en Venezuela: Monstruo de Caricuao

El Monstruo y Estrangulador de Caricuao es el primer caso de un asesino en serie que se registra en el mundo criminal de Venezuela. Fue apresado el año 2017 luego que las investigaciones de los sabuesos del Eje de Homicidios del Cicpc los guiaron hace tres años hasta este sanguinario, reveló una fuente policial.

El lugar que escogió “El Barrendero” para plasmar su crueldad fue el Hotel El Oasis, ubicado en la avenida San Martín de Caracas.

Las pesquisas despejaron las dudas del equipo de profesionales en la criminalìstica de la policía científica. El culpable de todos los asesinatos era García, así lo demostró el análisis de los videos captados por las cámaras de seguridad del hotel El Oeste.

Además, las pruebas de ADN practicadas a los cadáveres; tejidos de piel, semen y sangre, lo ubicaban en la escena del crimen. Utilizaba el mismo modus operandi, secuestrar prostitutas de contextura robusta, golpearlas en el rostro, violarlas y asesinarlas.

Entre las víctimas del “Monstruo” y “Estrangulador de Caricuao” están: Luisa Josefina Arteaga Hernández (66), una trabajadora sexual de la plaza Capuchino; Zuleima Josefina Echenique (56), Alejandra Carolina Castañeda Amaro (38), Aleiva Betzabeth Acosta González (25), Drehmerly María Acosta, de un año, su hija, e Ingrid Bello (35).

De acuerdo a las investigaciones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) personas desaparecieron el pasado 19 de julio del 2014 en la UD – 3 de Caricuao.

Las primeras pesquisas dieron paso a lo que sería el principio de una historia de pesadilla para los funcionarios que tenían los casos asignados. Cada uno era más desgarrador que el anterior.

Francisco Abraham García Hernández dejaría de llamarse “El Barrendero” para darle paso al apodo de “Monstruo” y  “Estrangulador de Caricuao”, remoquete que compaginaba con su actuación macabra y perversa con crímenes que cometió.

Te podría interesar: Niña recién nacida fue asesinada a golpes por sus padres

El reloj marcaba las 5.30 de la tarde, cuando comisiones del cuerpo detectivesco adscritas a la subdelegación de El Paraíso atravesaron el Puente Nueve de Mayo hasta llegar a la plaza Capuchinos, justo en el semáforo cruzaron a la izquierda, desembocaron en la avenida San Martín, frente al hotel El Oeste, un antiguo hospedaje familiar de 100 habitaciones y tres pisos.

Una vez dentro recorrieron el estrecho y largo pasillo que conduce a la habitación 115, en la planta baja; abrieron la puerta “familiar”.

Sobre la cama permanecía el cadáver desnudo de una mujer, tenía el rostro cubierto con una toalla ensangrentada, había salpicaduras de sangre a su alrededor.

En el piso estaba tirado un preservativo usado, droga y objetos personales, apartaron la tela que cubría a la infortunada, el “Barrendero” le fracturó los huesos de la cara a Arteaga. Las piezas comenzaron a encajar, “esta es la segunda víctima”, murmuraron los detectives.

La muerte de esta presunta meretriz llevó a los sabuesos a un año atrás. El mismo asesino mató a Echenique, una cortesana, en la habitación dos del hotel Firenze, ubicada en la esquina de Hoyo, parroquia Santa Rosalía.

Le fracturó la cara de un golpe, luego la ahogó con una almohada, para desgracia de la mujer no se registró en la recepción porque el acto “era rapidito”.

Esta situación fue contraria a la del hotel El Oeste; la cámara grabó a García cuando entró, a las 4.00 de la tarde. Salió cuatro horas. “El Barrendero” tuvo tiempo de darse un baño después de cometer el femicidio.

Los investigadores compararon las imágenes con la descripción de “El Barrendero”, moreno, 1,70 metros de estatura, delgado, cabello rizado, frente amplia, cejas delgadas, nariz gruesa, ojos pequeños, boca grande, mentón agudo; las líneas del retrato hablado revelaron la verdad, es el mismo homicida. El crimen estaba resuelto, pero la historia no terminaba ahí.

El sospechoso tenía prontuario, verificaron sus datos en el Sistema Integrado de Información Policial (Siipol), la pantalla arrojó una solicitud por homicidio. Castañeda era la otra víctima, el “Monstruo” la conoció en un bar cercano a la empresa Embotelladora Venezuela, donde trabajaba como vigilante, la estranguló en un almacén mientras tenían relaciones sexuales, se quedó dormido junto a su cadáver.

El representante del Ministerio Público se alarmó al escuchar el nombre del maleante, lo conocía bajo el alias del “Niño”, implicado en el asesinato de dos mujeres y una bebé de un año en Caricuao. Aprovechó la oscuridad de la noche para interceptarlas en el bulevar, ahorcó a la dama mientras la violaba, a la pequeñita la arrojó en las riberas del Guaire.

Bello también cayó en las garras del “Estrangulador de Caricuao”, la encontraron muerta en una zona enmontada, frente a la estación del zoológico. “Yo no maté a nadie. Ese no soy yo”, aseguraba el imputado durante el interrogatorio formulado por las autoridades en tribunales.

Buscan al Monstruo de Caricuao

Con la fuga del Monstruo de Caricuao del penal El Rodeo II, ubicado un Guatire, estado Miranda, un asesino en serie anda en las calles y se convierte en una amenaza inminente para personas inocentes, sobre todo de sexo femenino. Las autoridades andan tras sus huellas; lo buscan día y noche, aseguró una fuente policial.

No deje de leer: Cárcel de Yare será universidad de Ciencias Políticas

ACN/@rubbol2006/Diario La Verdad/redes

Comentarios de Facebook
Continue Reading
Publicidad

Sucesos

Atrapan a robacanaima y a dos ladrones de celulares

Publicado

on

Atrapan - acn
Compartir
  • 2
    Shares

Atrapan a robacanaima y a dos ladrones de celulares. Funcionarios adscritos a la Brigada de Patrullaje Vehicular de la Policía de Naguanagua; realizaron los procedimientos en horas de la tarde y de la noche del lunes.

El director de la policía local, Carlos Peña, indicó que pasadas las 7:00 p.m., los uniformados cumplían labores preventivas en el sector Alianza Bolivariana. De pronto divisaron a un ciudadano que llevaba en sus manos dos computadoras Canaima.

Al percatarse de la presencia de los efectivos el sujeto asumió una actitud esquiva. Esto motivó a los agentes a darle la voz de alto. Como respuesta al llamado, el sospechoso ingresó a una vivienda donde lo detuvieron.

En el interior de la casa los funcionarios se percatan de una mesa en la que habían varias computadores tipo laptop, modelo Canaima. Lo interrogaron sobre la procedencia de los equipos y respondió que él los reparaba. Sin embargo, no presentó documentación alguna con la cual pudiera soportar su argumento.

 

Atrapan - acn

Foto: Prensa Policía de Naguanagua

Lo identificaron como Richard Jesús Berrios Kluka, de 44  años de edad. Está residenciado en el lugar donde lo apresaron. No presentó historial por ningún delito.

En otros dos procedimientos en horas de la tarde del lunes; efectivos de la Policía de Naguanagua que se encontraban realizando labores de prevención detuvieron a dos robacelulares.

El primer caso tuvo lugar en la avenida principal de la urbanización La Campiña. Ahí capturaron a Yoham Adrian Camacho Crespo. Cerca de las 12:30 de la tarde, bajo amenaza con arma blanca despojó a una mujer de su celular.

Los funcionarios fueron abordados por la ciudadana, quien describió a un hombre en una moto gris, con camisa roja, como su agresor. Los efectivos iniciaron un recorrido por la zona, logrando avistar a un individuo con características similares a las señaladas por la víctima.

Al darle la voz de alto, Yoham Adrián Camacho Crespo, hizo caso omiso e intentó escapar del sector. Se inició una breve persecución que culminó al momento de su captura. Durante la revisión corporal los funcionarios encontraron en los bolsillos de su pantalón un cuchillo y un teléfono marca Huawei, perteneciente a la agraviada.

Al detenido lo llevaron hasta el Centro de Coordinación de la Policía de Naguanagua, donde a través del Siipo se verificó su identificación. Se confirmó que no posee registro alguno.

Por otra parte, en las inmediaciones de la Universidad de Carabobo, efectivos de Polinaguanagua atendieron el llamado de un ciudadano, quien les indicó que lo despojaron de su teléfono celular.

Minutos después de iniciar un recorrido por la zona, los uniformados observaron a un individuo con características similares a las descritas por la víctima en una de las paradas de transporte de la casa de estudios.

Al notar la presencia policial el sujeto corrió pero lo atraparon. En la revisión corporal le incautaron un cuchillo, con el que se presume cometió su fechoría. También tenía un teléfono marca Haier, con tapa azul, perteneciente al agraviado.

Lo identificaron como Henry Rafael Natera Molina, de 33 años. Tiene historial por los delitos de robo y extorsión ante la Subdelegación Cicpc Valencia.

ACN/Boletín prensa Polinaguanagua

También puedes leer: Operativo de fin de semana arrojó 1.396 verificados en Carabobo

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído