Connect with us

Sucesos

Por gordinflón narco se salvó que lo extraditaran a Venezuela

Publicado

on

Gordinflón notitarde
Compartir
  • 4
    Shares

El narco Yoel Antonio Palmar Vergel estuvo a punto de ser extraditado de Colombia a Venezuela, pero por gordinflón se libró de la solicitud.

El narco Palmal Vergel considerado como el único wayú jugador de póker que vigura en el ránkin  mundial GPI, lo capturaron en Colombia en 2017. Las autoridades de Interpol lo buscaban por tráfico de cocaína.

El diario El Tiempo de Colombia reveló que las autoridades judiciales neogranadinas declararon sin lugar la solicitud de extradición a Venezuela. El narco capo venezolano de 45 años de edad está demasiado pasado de peso y gordinflón.

Por ello y con base a peritajes médico forenses se tomó la determinación. La grave crisis humanitaria que golpea a Venezuela impide que sea extraditado.

Al menos cuatro países buscan al excéntrico y obeso capo que durante años utilizó al territorio venezolano para enviar alijos de cocaína a estados Unidos. Se le sindica de ser dueño de lujosos casinos y hoteles en república Dominicana.

Las autoridades sostienen que el gordo narcotraficante camufló el vicio como jugador de póker para lavar dinero proveniente del narcotráfico. Su último cargamento lo envió a República Dominicana.

El narco gordinflón

El gordo narcotraficante necesita una cirugía bariátrica y brindarle atención en endocrinología, psicología, nutricional y  fisioterapia. Elementos que en las cárceles venezolanas no existen por la grave crisis.

Sus abogados alegan que se encuentra gordinflón porque en los casinos comía demasiado. Además le gustan las bebidas y las mujeres.

También te puede interesar: Malandro venezolano dio brutal nocaut a pescador peruano (Video)

Comentarios de Facebook

Sucesos

Kamikaze colombiano dejó 21 muertos al estallar carro bomba

Publicado

on

kamikase acn
Compartir
  • 1
    Share

Las autoridades identificaron al kamikaze colombiano que la mañana del jueves estalló el auto que conducía y mató a 21 personas.

La detonación del carro bomba en la Escuela de Policías  General Santander en Bogotá se trata de un hecho inédito en la historia de la violencia colombiana. Según las primeras investigaciones el kamikaze entró al violar los controles de seguridad.

El vehículo quedó registrado por cámaras de seguridad. Unas primeras versiones indican que se movilizaba a alta velocidad por la autopista sur. Al llegar a la Escuela pasó por encima de los conos ubicados en la portería.

Aunque los gariteros abrieron fuego al vehículo, este terminó estrellado. Después desató la tragedia. Un primer gran interrogante es si la explosión se debió al choque o que contaba con un dispositivo de activación. Esta versión se desprende de las conversaciones radiofónicas sostenidas por miembros de los organismos de seguridad.

La Policía Nacional informó en la noche de este jueves que la cifra preliminar de fallecidos asciende a 21. Otras 68 resultaron heridas. La fiscalía identificó al kamikaze como José Aldemar Rojas Rodríguez. Era amputado del brazo del derecho. Por eso lo apodaban El Mocho Kiko.

Mocho y kamikaze

Conducía una camioneta Nissan Patrol color gris modelo 1993 de placas LAF-565. El vehículo estaba cargado con 80 kilos de pentolita.

Al parecer el kamikaze colombiano de 56 años está vinculado con la guerrilla colombiana. Trabajó como explosivista para la narcoguerrilla. Se dijo que sufría de una enfermedad terminal y lo contrataron para que se inmolara en nombre de la guerrilla. El dinero del jugoso contrato se lo dejó a su familia.

El asesino a pesar de ser un viejo se sacó la licencia de conducir en febrero del pasado año. Cuatro meses después se compró la camioneta con el dinero que la guerrilla le entregó.

También te puede interesar: Carro bomba dejó nueve policías muertos en Bogotá (Video)

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído