Connect with us

Opinión

Columna Ágora Charito Rojas: A llorar pa’l valle

Publicado

on

Charito-Rojas-Acn
Compartir

Columna Ágora Charito Rojas: “Hay que llevar la guerra hasta donde el enemigo la lleve: a su casa, a sus lugares de diversión, hacerla total. Hay que impedirle tener un minuto de tranquilidad, un minuto de sosiego… atacarlo donde quiera que se encuentre, hacerlo sentir una fiera acosada en cada lugar por donde transite”. Ernesto “Ché” Guevara (1928 -1967) guerrillero argentino, uno de los principales artífices del triunfo de la revolución cubana.

El 2 de noviembre Venezuela entro en default. El mero hecho de que Nicolás Maduro haya “ordenado” una reestructuración de la deuda indica, según los economistas serios, que ya no hay dinero en las arcas del país.

El altísimo costo internacional de esta situación han intentado capotearlo con medidas de emergencia, como entregar la operación de las refinerías Amuay y Cardón a los acreedores chinos y rusos; empeñar el 49% de Citgo; perder 90 toneladas de oro dados en garantía al Deutsche Bank y ejecutados por impago del préstamo y conformarse felices con un “vuelto” de 400 millones de $; la entrega del Arco Minero a transnacionales y caporales que le garanticen una parte de la ganancia a cambio de la destrucción del ecosistema amazónico.

Columna Ágora Charito Rojas: La ruina del país es palpable en la inoperatividad de todos los sistemas y servicios públicos: electricidad, agua, transporte, vialidad, comunicaciones. Apagones, sequía, la vida sin wi fi, gravísima escasez de repuestos, cauchos, baterías. Inmensas colas para tomar un transporte, pasajeros abordando camiones o motos para trasladarse, fallas continuas en el sistema de los metros y del tren del Tuy, colas para echar gasolina, carros parados porque las reparaciones tienen costos impagables. Y la posibilidad nula de adquirir un vehículo: la inflación y la falta de producción los hizo raros artículos solo permitidos a quienes pueden pagarlo en dólares.

Nicolas maduro, diosdado cabello, cilia flores. Notitarde

Si la oposición no vota, no protesta y no busca nuevamente la unidad, Venezuela verá esta escena durante muchos años más.

Columna Ágora Charito Rojas: El gobierno expropia, quiebra, se endeuda, gasta y los corruptos llenan sus bolsillos, mientras los venezolanos son cada día más miserables. Los gobiernos totalitarios someten a la población por hambre. Es la receta cubana, aprendida de la receta rusa: monopoliza la comida y dominarás por hambre. Comida racionada, para que nunca se sacien y siempre corran tras el carnet, la bolsa, la caja, la misión. Después de 18 años, más de 5 millones de hogares comen del régimen a cambio de su sometimiento.

Más del 60% de empresas y grandes comercios han cerrado, cientos de miles de venezolanos perdieron su empleo, pasando a la economía informal. La devaluación de la moneda y la aberrada economía monopolizada por el estado,  nos hace por tercer año consecutivo el país con mayor índice de inflación del mundo: el mes de octubre 845%, previéndose que el año podría terminar en la terrorífica cifra de 1.081%.

En su habitual estilo “como va llegando vamos dándole”, propio de incapaces e irresponsables (sobre todo si se es gobierno), anuncian un billete de 100.000 bolívares, que habla clarito de la degradación de un cono monetario caracterizado por su escasez: cada vez hay menos circulante efectivo, los bancos devuelven a los usuarios diciéndoles que no hay billetes en sus bóvedas, las plataformas bancarias se “caen” porque todo mundo está pagando con dinero digital, los cajeros automáticos no funcionan, el abuso hacia los pensionados que deben ir varias veces al banco para cobrar su pensión fraccionada. Como “solución”, el gobierno aumenta cuatro veces el salario mínimo en lo que va de año, nada menos que 555% en 10 meses.

La angustia crece cuando todos los indicadores se van al diablo: 90% de escasez en medicinas, alimentos de pésima calidad e impagables con los devaluados ingresos, la necesidad se ve en la calle, personas hambrientas pidiendo comida a las puertas de panaderías, restaurantes, revisando las bolsas para saciar su necesidad.  El deterior de la población se ve también en su higiene: un pueblo tan limpio como el venezolano ahora tienen el tufo típico de no usar desodorante ni shampú, un kilo de jabón para lavar la ropa está en 40.000 bs. , la única crema dental que se consigue, en 24.000 Bs. Los médicos alertan sobre epidemias de sarna y piojos entre los escolares. Enfermedades extinguidas hace décadas como el sarampión y la difteria reaparecieron en este contexto antihigiénico y de carencias hospitalarias.

Zapatos rotos, ropa sucia y un entorno igual de arruinado es el panorama que vemos e esta Venezuela cuyo gobierno celebra unos fraudulentos triunfos políticos y pretende quedarse por siempre en el poder. Sin ningún tipo de pudor, instala una constituyente que no cumple requisitos de legitimidad para elaborara ese pacto social que es una constitución para todos y mucho menos para gobernar por encima de la constitución vigente.

Columna Ágora Charito Rojas: Internacionalmente se declaró una ruptura del orden constitucional con el despojo de funciones de la Asamblea Nacional por parte del TSJ. En ese entonces trataron de remendarlo, aunque no les resultó el engaño. Pero la ANC ha realizado acciones que señalan sin duda alguna el fin de la constitucionalidad y la democracia en Venezuela, cuando ignora el mando otorgado por el voto popular a un gobernador electo y cuando despoja de inmunidad al vicepresidente de la Asamblea Nacional, para eliminarlo políticamente como ha eliminado a miles de opositores venezolanos a través de juicios amañados y arbitrariedades jurídicas, que serán imperdonables en próximas instancias de justicia.

El resultado: casi 3 millones de desplazados que han inmigrado huyendo de este caos y persecución. Están en el exilio 32 magistrados del TSJ legítimamente electos por la legítima Asamblea Nacional, seis alcaldes, la fiscal General, cientos de perseguidos militares y civiles que huyen de la cárcel del régimen. Hay 380 presos políticos, más de mil opositores asesinados, casi 3.000 judicializados, en medio de torturas y tratos infames. Por donde se mire, Venezuela es un desastre.

La oposición ha logrado que el mundo constate y adopte medidas. Pero cuando ya se creía que había un camino expedito hacia una salida electoral, acorralando al gobierno con sanciones económicas internacionales y procesos judiciales contra funcionarios por corrupción, lavado de dinero y narcotráfico, el desánimo se apodera de los hasta entonces combativos ciudadanos, se vuelven contra su dirigencia y en un ataque de malcriadez mezclada con rabia y decepción, un importante número de votantes se decanta por el abstencionismo, perdiendo así gobernaciones que se creían ganadas y tomando el mismo camino para las municipales.

No dejes de leer: Columna Cesar Burguera: “Vamos por las 14 alcaldías de Carabobo”

Columna Ágora Charito Rojas: Los errores políticos se pagan con la derrota. Y también con la permanencia de este régimen. La implosión de la MUD y la incapacidad de sus líderes de justificar el voto en medio de tantos reveses, tendrá como consecuencias que Maduro se quede más allá del 2018 y con ello, la ruina total del país.  Después de regalarles las 335 alcaldías, pagaremos todos y nos iremos a llorar pa´l Valle, donde cambian lágrimas por cachapas.

Charitorojas2010@hotmail.com

@charitorojas

Comentarios de Facebook
Continue Reading
Publicidad

Opinión

Juez asno

Publicado

on

Juez asno - acn
Compartir

Juez Asno: Por  Félix Francisco Bertomolde.- Por rebuznar en el tribunal donde le dictó privativa de libertad a dos bomberos del pueblo de Apartaderos, Estado Mérida, a Carlos Manuel Márquez Vielma ahora lo llaman el “Juez Asno”, para los mal pensados ese calificativo se debe a que “Tiene pinta de que le gustan los burros”, desde otro ángulo hay quien dice “Ese Juez tiene una cara de parcha que no la brinca un burro”. Por otra parte, lo de asno colma su delirio por perros y gatos.

Precisaré algunos datos, para que sepamos de quien hablara un joven líder estudiantil de la Universidad de los Andes (ULA) que nos dijo cosas muy interesantes de este personaje, titular de la Cédula 8.045.984, que hoy 20 de septiembre cumple 52 años de edad y que en Instagram se identifica como “marqueznegro137”, donde dice ser “Abogado, Juez Penal de Primera Instancia, Canta autor, Locutor, Dibujante, Animalista, Ateo y Comunista”.

Otros daticos, fue Secretario Judicial Penal y Juez Suplente, tiene 12 años y 3 meses en el Poder Judicial, egresó de la ULA y dice ser “Especialista en Derecho Procesal Penal”, condición que dejo a la sabia interpretación del bien ponderado caroreño, Dr. Leonardo Pereira. Supuestamente “Separado”, existiendo otras versiones subidas de tono para este horario.

– Esta basura fue el que decretó cárcel a los bomberos supuestamente implicados en difundir el video del burrito al que llamaron “presidente Maduro”, basándose en una ley inconstitucional, ilegítima; esta basura es un lame botas del narcogobierno, también tendrá que pagar, no va a estar allí de por vida.

Así de tajante comenzó mi interlocutor, avezado estudiante de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la ULA.

– Incitación al odio es lo que hizo el juez Carlos Márquez de dictar privativa de libertad a dos humildes trabajadores por hacer un buen chiste. Esa decisión convierte a los funcionarios bomberiles en presos políticos.

Vale acotar que no son los primeros privados de libertad en Mérida supuestamente por incitar al odio. En marzo de este año dos estudiantes también fueron imputados por el mismo delito y permanecieron casi tres meses privados de libertad. Se trató de Johann Adolfo Lobo Goyo y Michael Efrén Labrador Ramírez.

– En mi humilde opinión, advierto al Juez Carlos Márquez que la Ley contra el Odio por la que juzgarán a los bomberos no es una ley según la Constitución, por lo tanto es ilegal e ilegítima y si la aplica incurre en una violación de Derechos Humanos, comete delito de Lesa Humanidad que no prescribe. Estemos claros, ese juez es un violador de derechos humanos, es un delincuente.

Consultado sobre la obligada imparcialidad y autonomía de todo juez, sostuvo:

– Es de los que grita “¡Viva Chávez!”, si usted quiere cerciorarse de su vacío intelectual y tendencia política lea el artículo “A fin de cuentas, ¿qué somos?”, escrito por él, en Aporrea lo consigue.

Fue más explícito en el orden político.

– Es un esbirro del régimen, encarcela a los merideños que se manifiestan contra el narco estado corrupto al que él es sumiso, esa es la razón de su ensañamiento contra el profesor Rafael Eduardo Cuevas Montilla, contra el joven luchador social merideño Daniel Parra, son tan sólo dos ejemplos de cómo se pone al margen de la legalidad y la constitucionalidad por su filiación política, valga decir, subordinación al régimen.

– Pero alguna virtud ha de tener -le comenté a modo de chanza-.

– ¿Virtud? Será su sometimiento al régimen. Todas sus decisiones las toma previa consulta telefónica a sus superiores políticos y jerárquicos, una vez tuvo que revocar su propia decisión y volvió a encarcelar a 77 personas por cargos sin fundamentación alguna, los dejó libres sin consultar y de arriba le echaron todo para atrás. Siempre pide receso para consultar la orden de arriba antes de tomar una decisión, eso fue notorio en la audiencia de los bomberos.

– ¿Lo anterior explica la remisión del caso de los bomberos a su tribunal? -pregunté-.

– No sólo eso, también deja claro la complicidad con que actúan en el Circuito Judicial Penal del Estado Mérida, asignar a esa causa al Fiscal Silvio Villegas admite una sola lectura, los bomberos Carlos Varón y Ricardo Prieto están condenados de antemano.

– ¿Todo en el marco de la ilegalidad? -inquirí-.

– En el marco de la ilegalidad y la inconstitucionalidad. Veamos, el Fiscal Silvio Villegas imputó el delito de promoción e incitación al odio con agravante, transgresión estipulada en los artículos 20 y 21 de la Ley contra el odio, decretada por la Asamblea Nacional Constituyente y publicada en Gaceta Oficial el 8 de noviembre de 2017; con base a ello, haciendo caso omiso de los acertados alegatos de la defensa, Carlos Márquez dictó la privativa de libertad. Dígame si usted ve algo legal en todo esto.

– Visto así, ese proceso es una mala copia de la recta administración de justicia -acoté-.

– La causa se inicia supuestamente porque los bomberos compararon a Maduro con un burro, ante ese hecho podemos afirmar coloquialmente que este proceso descubre que los asnos son los operadores de justicia que lo tramitan, lo sugiere sus ostensibles rebuznos y la docilidad en seguir a sus amos con la cabeza gacha.

Félix Francisco Bertomolde – @memientanchico

No deje de leer: Con desnutrición severa liberaron a los hermanos León Ramírez (video)

 

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído