Connect with us

Opinión

Vuelta a la Patria

Publicado

on

No todo lo que brilla - acn
Compartir
  • 1
    Share

Vuelta  a la patria…: Por María Auxiliadora Dubuc.-

“Madre aquí estoy de mi destierro vengo a darte con el alma el mudo abrazo que no te pude dar en tu agonía, a desahogar en tu glacial regazo la pena aguda que en el pecho tengo y a darte cuenta de la ausencia mía” (Juan Antonio Perez Bonalde)

Con infinita tristeza y en virtud que esta semana Nicolás desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, en transmisión conjunta de radio y televisión. anuncia la presunta activación de puente aéreo del llamado “Plan Vuelta a la Patria”, iniciativa a los efectos que los venezolanos que se han registrado en el, puedan retornar al país, recordamos entonces el poema del escritor venezolano Pérez Bonalde, autor de “La Vuelta a la Patria” donde relata su propia experiencia con relación  regreso al país, expresando su sentimiento y su pasión y lo duro de la migración en 1876 cuando retornaba a Venezuela motivado a la muerte de su madre, allí deja ver su amor por el terruño, su entusiasmo al regresar y finalmente su dolor al encontrarse sin hogar en medio de un sinfín de sentimientos encontrados de dolor, de angustia e inconformidad.

Viviendo la mayor crisis migratoria latinoamericana en décadas, miles de venezolanos no han tenido otra opción más que  huir en estampida a Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Chile y Argentina, ante la falta de comida y medicinas, una hiperinflación que el FMI proyecta en 1.000.000% para el 2018 y sueldos equivalentes a 30 dólares. Según la ONU, 2,3 millones de venezolanos (7,5% de la población de 30,6 millones)  viven en el exterior, de los cuales 1,6 millones se han ido desde 2015, cuando arreció la crisis.

La avalancha de venezolanos toca a toda América Latina: en Brasil, Perú y Panamá han habido brotes xenófobos porque la población local ve amenazados sus empleos y servicios básicos. Salvo Costa Rica, los países centroamericanos, incluido el aliado Nicaragua, pusieron visas a los venezolanos.

De esta forma, en bus o a pie, familias enteras salen hacia la vecina Colombia, unos se quedan y otros siguen rumbo al sur. Muchos han sido alojados en refugios, algunos acampan en terrenos baldíos y parques o viven de donaciones. Más de un millón de venezolanos han ingresado a Colombia en el último año y medio, más de 400.000 a Perú y unos 300.000 a Chile. En Ecuador este año entraron 600.000 y unos 100.000 viven en Argentina.

El gobierno socialista atribuye la estampida a una “campaña sucia de la derecha” y confía en que los migrantes volverán porque el plan económico de Maduro, que incluye un aumento de 3.400% del salario mínimo, funcionará.

Sin embargo, a pesar del “Plan Vuelve a la Patria”, muchos temen mayor escasez y aumento de precios producto de las medidas.

Pues efectivamente esta semana, en el orden de palear esta situación Nicolás, ordenó la activación de lo que dijo llamar  un puente aéreo para el retorno de venezolanos que fueron censados en el denominado “Plan Vuelta a la Patria”, expresando su rechazo a los actos de “xenofobia y discriminación” que, de acuerdo a su versión, sufrieron varios venezolanos, que migraron a Perú, Brasil y Colombia, entre otros y prometiendo que el plan económico que arrancó el 20 de agosto salvará al país, de este modo,  invitó a los venezolanos a dejar el “esclavismo” y regresar: “Dejen de lavar pocetas (retretes) en el exterior y vengan a vivir la patria”. Maduro dijo sentir tristeza por las historias que conoce “todos los días” de venezolanos que se marcharon del país petrolero debido a “la campaña permanente de los medios de comunicación y las redes sociales” y que ahora reciben “humillaciones” en el extranjero o están “pasando hambre”. “Deciden vender la casa, el apartamento, el carro y se van y a los seis meses regresan arruinados”, aseveró. La opción, insistió, es amar a Venezuela y esto aplica a ricos y pobres, a empresarios y clase media.

El mandatario cree que ante la crisis los ciudadanos no deberían marcharse de Venezuela sino “quedarse, trabajar y hacer de la patria la patria más bella y próspera que jamás se haya conocido en el planeta Tierra. “La gran mayoría de los venezolanos estamos en el país y no nos vamos a ir (…) a Venezuela la vamos a levantar, y todos los que se fueron los esperamos de regreso, con los brazos abiertos, vengan”, agregó.

El Plan Vuelta a la Patria tiene como objetivo fundamental apoyar a los venezolanos que emigraron, pero tras encontrarse con una realidad distinta en otros países, desean retornar a Venezuela, con la premisa de estudiar, trabajar y aportar a la prosperidad socio-económica del país.

El asunto es que el pasado lunes 28 de agosto, el Gobierno de Venezuela facilitó la repatriación voluntaria 89 venezolanos (de los más de 400.000 que hay en el Perú), entre ellos, habían 22 niños y 4 embarazadas quienes llegaron a suelo venezolano a bordo de un vuelo de la línea aérea venezolana Conviasa, desde el aeropuerto internacional de Lima,  acogiéndose al Plan Vuelta a la Patria, tras indicar que no encontraron en Perú las oportunidades que buscaban en el extranjero. En este orden de ideas, ya se han comenzado a recibir solicitudes de otros connacionales que deseen retornar al país, de este modo se registran colas de los hijos de la Patria de Bolívar en la embajada de Venezuela en Lima, las cuales daban varias vueltas a las manzanas, con este fin.

Por otro lado, este miércoles llegaron al país un grupo de 92 venezolanos repatriados desde Ecuador. Los venezolanos llegaron al Aeropuerto Internacional de Maiquetía “Simón Bolívar”, estado Vargas, mientras que en la frontera con Brasil en el estado de Roraima,  fueron recibidos un total de 185 venezolanos, quienes denunciaron malos tratos, xenofobia, vejaciones, racismo y discriminación por parte de los habitantes de Boa Vista y el incumplimiento del ofrecimiento del Gobierno de garantizar su permanencia, igualmente,  este viernes más de 100 indígenas waraos también habrían sido repatriados en el marco del Plan y el próximo lunes partirá un avión hacia Argentina para buscar a varios venezolanos. Es así como, a la fecha han sido repatriadas un total de 1.230 personas.

El viernes 24 de agosto, el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, había asegurado que los ciudadanos que han abandonado el país “van a volver” pocos días después de las reformas económicas adoptadas por el Gobierno de Nicolás Maduro, con las que el Ejecutivo busca luchar contra la hiperinflación, que este año superaría 1.000.000%, según el Fondo Monetario Internacional.

Por otro lado, la ANC, plenipotenciaria  aprobó un decreto constitucional en apoyo al Plan Vuelta a la Patria, los legisladores subscribieron por unanimidad el Decreto de Respaldo y Acompañamiento a la iniciativa gubernamental,

que tiene como objetivo apoyar a los venezolanos que emigraron y desean regresar a su país, de esta manera expresan su respaldo el mencionado plan, y en este orden, su Presidente,  Diosdado Cabello, aseguro que “la Revolución tiende la mano a los venezolanos que partieron a otras naciones y que hoy  deciden regresar” y reiteró la voluntad del gobierno de apoyar a quienes desean volver a Venezuela con la premisa de estudiar, trabajar y aportar a la prosperidad socio-económica del país. “Aquí tienen su Patria, aquí se les da espacio sin discriminación”, dijo el dirigente parlamentario, quien ratificó que estas solicitudes voluntarias develan la manipulación del tema migratorio y la marcada xenofobia que atraviesan los connacionales fuera.

Por otro lado, el ministro para la Juventud y Deporte, Pedro Infante, destacó que el recurso humano de los venezolanos formados en el país, es calificado como el mejor del mundo y señala que “Venezuela hoy enfrenta a la “mentira imperial”  pero tenemos el mejor talento formado por el mundo gracias a la Revolución Bolivariana que llevó adelante el comandante Hugo Chávez y el presidente Nicolás Maduro”.

El constituyente Angelo Rivas, por su parte, informó que “la creación de este plan forma parte de una contraofensiva para desmontar la matriz de opinión de una supuesta crisis humanitaria por la migración de venezolanos para justificar una intervención extranjera, no existe crisis humanitaria en Venezuela y denunció que EEUU, ha promovido esta matriz de opinión, siendo Colombia de los primeros países en hacerse eco de ello”.

El gobierno de Venezuela asegura que es falso que exista “crisis humanitaria” por la migración y así lo asegura el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, quien calificó de “fakenews” (noticia falsa) la información y negó que haya una crisis humanitaria en el país. “El tema de los venezolanos que emigran “ha sido usado de manera bárbara, criminal y xenófoba por gobiernos xenofóbicos y racistas”

Sin embargo, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) estimó en 1,6 millones el tamaño de la diáspora venezolana de los últimos años y hay estudios que hablan de cuatro millones de ciudadanos que abandonaron su país desde que se instauró la llamada revolución bolivariana en 1999.

Voceros de la oposición aseguran que detrás de este anuncio del Gobierno hay un gran “show” montado en el que estarían implicados chavistas, trabajadores del Estado y hasta agentes del Sebin, y aseveran que saben que  Maduro ofreció cargos en la administración pública venezolana y que prometió hacerlos beneficiarios de misiones sociales entre ellos la Misión Vivienda. La realidad es que 3.000 venezolanos ingresan diariamente a Perú huyendo de la grave crisis humanitaria que enfrenta el país suramericano.

Dimes y diretes van y vienen pero la realidad solo la sabemos quienes vivimos en Venezuela, las penurias para conseguir alimentos y medicinas y las dificultades que sorteamos diariamente para poder tener lo básico. Las nuevas medidas económicas no creo que solventen una situación de grave crisis que requiere soluciones de fondo que no se plantean, pero lamentablemente es esa problemática general, la que produce el éxodo masivo de personas hacia otros destinos en el exterior, en la búsqueda de mayores oportunidades de estudio y empleo y la tranquilidad de poder conseguir las cosas,  aun cuando resulten más costosas.

A estas alturas del campeonato ya es imposible tapar el sol con un dedo y a pesar de la tristeza que supone abandonar el terruño, familiares y amigos y el hogar, muchos abandonan la lucha y se sacrifican para garantizarse un porvenir y una estabilidad que no consiguen en la tierra que los vio nacer. De modo que, la solución no se trata de un Plan de Vuelta a la Patria, no niego que con el muchos regresaran sí,  pero como Perez Bonalde en su poema, muchos venezolanos se entusiasman en regresar,   ante las dificultades que significa migrar y quedarse, no lo dudo, pero para finalmente enfrentarse con el dolor al encontrarse sin hogar en medio de un sinfín de sentimientos encontrados de angustia e inconformidad, en ese orden de seguro se devolverán, al toparse nuevamente con el viacrucis que significa la falta de seguridad, de servicios, de insumos, la escasez, el crecimiento a pasos agigantados de una hiperinflación galopante y la más absoluta deblacle económica de todos los tiempos, en la que nos encontramos sumidos hace rato ya, esa que pareciera no tener fin.

María Auxiliadora Dubuc – @mauxi1

No deje de leer: Reorganización de Pdvsa inicia comité designado

Comentarios de Facebook

Opinión

El camino de la relegitimación de poderes

Publicado

on

El camino de la - acn
Compartir
  • 2
    Shares

El camino de la relegitimación de poderes: Por Leopoldo Puchi.- Quienes se muestran partidarios o propician un camino de intervención militar para Venezuela hacen parte en el plano internacional de sectores muy influyentes y se encuentran ubicados en posiciones de mando en las distintas instancias de poder del denominado mundo occidental. Han tomado la decisión de estimular con mucha fuerza una accion armada en Venezuela. Por esta razón, hay motivos ciertos de inquietud, sin ser alarmistas.

Pero al mismo tiempo habría que considerar que existen factores internacionales muy significativos que se muestran partidarios de una evolución de la situación venezolana basada en los mecanismos pacíficos de la alternancia electoral. Y aunque es a los propios venezolanos y a sus distintos grupos dirigentes a quienes corresponde la tarea de construir ese camino, debe considerarse como una valiosa ayuda el soporte que puedan brindar gobiernos amigos y organizaciones especializadas para facilitar el proceso de encuentro entre las partes enfrentadas.

Ahora bien, lo que resulta incomprensible y contradictorio es que los factores internos favorables a esta opción no hayan, luego del proceso comicial de mayo, esbozado propuestas que permitan despejar con realismo esa opción de la vía electoral. Por lo general, se escuchan pronunciamientos indirectos, sin precisión o basados en interrogantes.

No hay una decisión clara sobre la incorporación a un esquema de negociaciones, que ni se rechaza ni se admite. Y, como se sabe, sin negociación no hay camino electoral. Por otra parte, tampoco hay una definición sobre cual es el sendero planteado para la participación en elecciones. Tan solo la formula de elecciones libres,  que tiene fuerza conceptual pero es vaga a la hora de dar pasos concretos.

De manera que habría que pasar de las formulaciones abstractas sobre el camino pacifico, democrático y electoral y sobre elecciones libres a diseños específicos de propuestas con posibilidades verdaderas de materializarse. Quedarse en generalidades conduce a mantener el juego trancado.

En la actualidad, el rumbo que luce con mayores probabilidades de concretarse es el de las elecciones de relegitimación que tendrían lugar luego de aprobada la reforma constitucional que esta en curso en la Asamblea Constituyente. Se elegiría el año entrante un nuevo presidente, un nuevo parlamento y los cargos regionales y municipales. La otra opción, también derivada de los cambios en la Constitución que podrían tener lugar, es la de la reducción del periodo a cuatro años con posibilidad de una sola reelección. En este caso, la próximas presidenciales serian para 2022.

Estas dos opciones son las que se presentan con viabilidad para un cambio de gobierno, distintas a un alzamiento militar o a una intervención extranjera. Si se quiere un camino electoral habría que trabajar en ellas con empeño. Establecer compromisos que las hagan viables y competitivas. Es ineludible, por lo tanto, que se realicen conversaciones y se emprendan negociaciones.

No deje de leer: Caos caraqueño tras falla en uno de los trenes del metro

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído