Connect with us

Opinión

¿Victoria pirrica?

Publicado

on

Victoria - acn
Compartir
  • 4
    Shares

¿Victoria Pírrica?: Por Asdrúbal Marquez C.- Han pasado pocos días de las elecciones efectuadas, para elegir el presidente de la República de Bolívar. La victoria. Los teóricos expresan sus elucubraciones unos apoyando lo positivo del proceso; otros cuestionando el mismo y en fin se ha desatado un verdadero maremágnum, pero estamos claros que es un hecho importante, para el destino del país, en estos próximos años. En tal sentido estudiaremos tres elementos que, de una u otra manera, forman parte de nuestra permanente cotidianidad.

En primer lugar, es necesario precisar que vari@s articulistas, algunos curtidos en su lucha cotidiana, verticales en su comportamiento político, algunos identificados con posiciones de izquierda; asumen muchas veces, posturas que coinciden con la rancia derecha que tenemos. Quizás como consecuencia de vivir en una sociedad como la nuestra, con tanto arraigo capitalista, o por manejar los planteamientos típicos de nuestra educación, que muchas veces nos enajena y nos encasilla.

Podemos revisar que existen palabras que tienen una inmensa connotación, pero nuestra gente cree que son bagatela, discutir o hablar sobre el tema. Es así como, muchos dicen “todo el mundo”. Bajo esta apreciación nuestros amigos de izquierda se hacen panas y coparticipes de la bipolar María Machado, Borges, Capriles, Guanipa y otros traidores a la patria. Es esta la gente que dice “todo el mundo se va de Venezuela”, “todo el mundo rechaza a Maduro”, “todo el mundo sufre en Venezuela” y otras sandeces más. Es bueno que a partir de ahora cambiemos y no apoyemos a la derecha, ni un tantico así.

Otro problema a estudiar y que debemos precisar, es entender que los militantes de izquierda, gente formada en la militancia marxista, entiendan que no estamos viviendo en una sociedad socialista. Podríamos señalar que estamos transitando hacia una sociedad socialista, pero no debemos acalorarnos, declarando o defendiendo que somos o vivimos en Socialismo.

Así mismo, debemos precisar la tan cacaraqueada ´Victoria Pírrica´, entender el momento histórico y la razón de lo que ello implicó en el tiempo del Rey Pirro.

En relación al primer punto, estamos claros que “todo el mundo” no debe seguir siendo una muletilla que utilicen nuestros dirigentes. Este tipo de afirmación es peligrosa y debe ser revisada. Entendamos que “no todo el mundo se ha ido de Venezuela”; afirmación manejada por gente que hace la cola “desesperada” por irse de Venezuela, mientras recibe la caja CLAP.

Sabemos que varios personajes de la derecha son criminales, mercenarios, sicarios y estafadores, pero no podemos decir que “todo el mundo” de la derecha es criminal. No “todo el mundo” de la derecha es mala gente y quiere destruir a Venezuela; existen miles de venezolanos que no están de acuerdo con el presidente Maduro, pero son honestos, trabajadores y desean participar de las decisiones políticas. Es a esta gente que debemos tender puentes, debemos conversar con ellos, tenemos que hacerles ver la posibilidad que nos acompañen para construir una sociedad diferente y que debemos enfrentar la posibilidad de una agresión extranjera. Esta gente honesta, nunca apoyaría una invasión extranjera, rechazan la postura de su dirigencia y es claro que Ramos Allup no acepta esta disidencia.

Sabemos que María Machado está tocada; Borges es un traidor a su gente, pero en especial a la patria, debe ser juzgado; lo mismo pasa con Ledezma, Guanipa, Capriles, Tintori, Guevara y otros más. Sin embargo, desde hoy rompemos, incriminando que “todo el mundo” de la derecha es criminal. No, revisemos, entendamos que muchos son criminales, vende patria, estafadores, pero muchos son buena gente, sencillos, sufren las penalidades diarias, el mal transporte y no entienden los parámetros de la política. De modo que muchos de ellos están dispuestos a formar parte de una nueva sociedad, de un nuevo amanecer. Si logramos enseñarles algo de la nueva vida.

En el otro aspecto, es urgente precisar, en especial los militantes de la revolución, los llamados “Maestros del proceso”, que nosotros no vivimos en una sociedad socialista. Es verdad que transitamos hacia esa vía. Creo, apoyando al Comandante Izarra, que la llamada ´pirámide del capitalismo´, la hemos movido en un 15%. Ahora bien, se trata de abolir la propiedad privada, debemos destruir las clases sociales. No se trata de reformar la sociedad actual, nuestro fin es crear, formar una nueva sociedad.

Es urgente entender que mientras los medios de producción, la banca, los medios de comunicación, aceptando una educación simplista y banal, a todos los niveles y, con una religión dominante, asumimos que nada ha cambiado en nuestro país. Precisemos: no son las viviendas que se han construido, ni las pensiones otorgadas, ni los bonos recibidos, lo que nos califica de sociedad socialista. No, es necesario abolir la propiedad privada, acabar con las clases sociales, dar cabida a la administración colectiva y estatal de los medios de producción, para así lograr una sociedad más solidaria, justa y humana. Manteniendo nuestra preocupación que el Socialismo nace como reacción a las desigualdades sociales.

Tenemos que acabar con la idea de seres espirituales que no existen; las clases dominantes utilizan la religión como “opio del pueblo”, si acabamos con la propiedad privada, no existirán explotadores y por tal no sería necesario la religión.

Estamos claros, hemos dado pasos agigantados para alcanzar la sociedad socialista, pero seguimos viviendo bajo los parámetros capitalistas. Es por ello que debemos trabajar, reflexionar para cambiar y lograr nuestra estrategia: la sociedad socialista.

Nos queda precisar lo referente a la llamada victoria pírrica, entendiendo que el Rey Pirro, era un poderoso guerrero, descendiente del gran Aquiles, no estamos hablando sandeces, ni tratamos de discernir sobre una concha de ajo. Podríamos decir que si el imperio gringo, guiados por su pájaro loco, ataca y destruye a Corea del Norte, logran ahora sin duda una victoria, pero esa es una Victoria Pírrica. Lo mismo pasó cuando Hilary Clinton, en alianza con países de la OTAN destruyeron Libia, es claro que la dama gringa logra un orgasmo pirrico, fue su gran victoria, más eso en el fondo es una verdadera Victoria Pírrica, de seguir así lograrán otras victorias, pero sin duda, mañana perderán la guerra.

Ahora bien, ¿podría el maestro Néstor Francia entender que lo acontecido el 20M tiene una connotación superior.?  Entendamos, Maduro no derrotó al papanatas de Henry Falcón, el pueblo venezolano se enfrentó al imperio gringo y a su reyezuelo el pájaro loco Trump, se enfrentó a la UE, al grupo de Lima, a poderosos medios de comunicación, también a venezolanos, traficantes, criminales, vende patria, sicarios de la política, seres vivos que no creen en la patria sino en el maldito dinero. De modo que, si podemos aprender algo, es que las victorias debemos valorarlas en su contexto. No elucubrar sobre su cuantía, sobre su porcentaje.

Lo que si debemos destacar es que Venezuela, como un verdadero David, ha derrotado al imperio gringo, al Goliat de Trump. Esto es lo que debemos aclamar. Precisar que son las personas de tercera edad, nuestros indígenas, las mujeres agradecidas, trabajadores de diferentes sectores los que defienden la patria y dieron el visto bueno para que Maduro continuara en el poder.

Nuestro interés es precisar que no “todo el mundo odia a Maduro”; no vivimos en Socialismo a pesar de todos los logros alcanzados; y que el triunfo del 20M es una victoria épica, grande, histórica, es la Victoria de un Pueblo Bravío.

Nosotros los que creemos en poesía y en los poderes creadores del pueblo, seguiremos construyendo puentes para que toda Venezuela se una y siga luchando para construir la verdadera sociedad Socialista, pues creemos y estamos convencidos que solo el Socialismo salvará a la Humanidad.

fernandocaro69@hotmail.com

No deje de leer: Frente Amplio por Venezuela se replicará en Carabobo

Comentarios de Facebook

Opinión

La extraña república de Subuso

Publicado

on

La extraña república - acn
Compartir
  • 1
    Share

La extraña república de Subuso: Por Luis Fuenmayor Toro.- Alguien me decía que como le gustaría que Venezuela volviera a ser normal, mientras yo pensaba para mis adentros que, desde que tengo conciencia, nunca nuestro país ha sido completamente normal, lo que no significa que hoy, con el gobierno de Maduro, los límites del surrealismo, el absurdo, las contradicciones, la confusión, la manipulación, el engaño, hayan sido totalmente rebasados y por mucha distancia. Hoy el surrealismo es la norma y la normalidad es la excepción. Y esta máxima se aplica en primer lugar a la política, pero puede extenderse a todo lo demás.

Una píldora nada más de lo que digo, es la decisión del Gobierno de retirarle la inmunidad parlamentaria al diputado Requesens, lo cual hará a través de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Requesens es diputado de la inhabilitada por el Gobierno Asamblea Nacional (AN), razón por la cual su diputación está igualmente inhabilitada. Pero sus inhabilitadores han decidido despojarlo de una inmunidad, que no debería tener al estar inhabilitado. ¡Vaya coherencia! La AN, por su parte, exige la renuncia del Presidente a quien destituyó en una ocasión y acusó de abandono del cargo en otra, por lo que no existe como Primer Mandatario, pero hay que asegurarse pidiéndole que renuncie porque “de que vuelan, vuelan”.

Lo que vivimos actualmente en relación con el famoso atentado magnicida es para coger palco, pero sin saber si estamos en una comedia o una tragedia, aunque posiblemente estemos en el género mixto de tragicomedia, en la que el público asistente, los venezolanos de a pie, es quien paga los platos rotos. Y lo hace en una magnitud sin precedentes en las últimas seis décadas. Casi antes de producirse, ya el propio Maduro, al mejor estilo de Chávez, sabía quiénes eran los responsables: Juan Manuel Santos y Julio Borges, pues Requesens aparece después y no sabemos sus futuros acompañantes en esta lista gubernamental de sorpresas.

Los venezolanos, a fuerza de lecturas de Wikipedia y de consultas con amigos expertos en explosivos, muchos de ellos militares, los cuales no tenía idea de que fueran tan numerosos, han completado su técnico superior en la materia. Hoy sabemos más del C-4 que Padrino López, lo cual ya es decir mucho, pues el súper general, solamente con un vistazo que le dio a uno de los videos que por allí circula, supo inmediatamente que cada dron cargaba un kilo del explosivo. Ahora entiendo por qué no ha ocurrido la invasión gringa: deben estar muy temerosos ante las habilidades visuales de Padrino López para calcular cantidades, lo que nos da una ventaja estratégica gigantesca.

¡Imagínense! Padrino con unos binóculos sabrá cuántos aviones, cuántos misiles, cuántos paracaidistas caerán de los cielos; así como cuántos tanques y soldados penetrarán nuestras fronteras, las armas y municiones que traerán, los buques de guerra que amenazarán nuestras costas y puertos, de manera de tener listos a los valientes colectivos revolucionarios (pares venezolanos de los paramilitares colombianos), que destrozarán al enemigo en una guerra de X generación. Imagino a Valentín Santana exigiendo a sus muchachos que dejen, por ahora, de desvalijar al Instituto de Medicina Tropical de la UCV, actividad liberadora y justiciera en la que han puesto gran empeño, para enfrentar la invasión imperial. Pobre de nosotros y de país…

Un cierto número de los diputados de la AN, por su parte, y de los líderes de Primero Justicia, Vente Venezuela y Voluntad Popular, también saben, antes de realizar ninguna investigación, que el atentado es un “pote de humo” para distraer a la gente de la hiperinflación, las mega devaluaciones, la escasez hasta de efectivo, la ausencia de los servicios esenciales, la insalubridad, la miseria y la desesperanza. Al igual que Maduro poseen poderes ultra sensoriales: no hubo drones, fueron avioncitos de papel, la explosión fue de un tumbarrancho, Cilia se estaba riendo mientras cubrían a Maduro porque sabía que nada era cierto, aunque, digo yo, quizás fue porque las cubiertas le quedaban cortas y le dejaban los lados y la espalda descubierta; hasta se fijaron en el “paraguas blindado” que utilizaba para sí uno de los escoltas, más preocupado de él que del Presidente. ¡Todo un espectáculo!

Subuso, mientras tanto, a pesar de su optimismo y de ver siempre rosada la realidad, debió seguir pendiente de la pensión insuficiente, la medicina del hijo con fiebre, la diálisis del abuelo, el cáncer de mamá, el homicidio del tío que deja cinco huérfanos pequeños, la larga fila para comprar pan, la escasez de leche, la ausencia de busetas, el repuesto de la moto, el agua que tiene semanas que no llega, el apagón que le dañó la nevera, la basura que no recogen y nos tiene llenos de moscas, ratas y otros bichos. Pendiente de su triste vida, de su lamentable realidad, de lo increíble que parece que hayamos llegado a esto. ¿Y ésta es la mayor suma de felicidad posible que nos ofreció el comandante? Piensa con tristeza, pero no necesariamente con resignación.

No deje de leer: Hallan sin vida a médico y contadora público en una vivienda

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído