Connect with us

Hombre & Mujer

Frases huecas entre presidentes Trump y Rohani o el detonante del fin

Publicado

on

Trump y Rohani - acn
Compartir
  • 5
    Shares

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump,  advierte a su homólogo de Iran, Hasán  Rohaní;  que”nunca jamás” amenazar a EE.UU. si no quiere “sufrir las consecuencias”;  luego de que el jefe de estado iraní amenazara con la frase;  “No jueguen con la cola del león,  porque esto solo le llevaría al arrepentimiento”. “Los estadounidenses deben entender bien que la paz con Irán es la madre de toda la paz;  y la guerra con Irán es la madre de todas las guerras”, aseveró entonces.

Trump uso mayúsculas en su comunicado

El presidente de EE.UU., Donald Trump;  se dirigió este domingo a su homólogo iraní, Hasán Rohaní;  advirtiéndole que “nunca jamás” amenazara a su país si no quiere “sufrir las consecuencias”. Las fuertes declaraciones se producen luego de que el presidente de la república islámica instara a Washington;  a dejar de provocar a Teherán y afirmara que un conflicto con su país sería “la madre de todas las guerras”.

“Nunca jamás amenace a Estados Unidos o sufrirá unas consecuencias que muy pocos han sufrido antes en toda la historia. Ya no somos un país que soporta sus demenciales palabras de violencia y muerte ¡Sea cauteloso!”, escribió Trump en su cuenta personal de Twitter.

Para enfatizar su discurso, el jefe de la Casa Blanca recurrió al uso de mayúsculas en todo su comunicado.

Donald J. Trump – ✔@realDonaldTrump – To Iranian President Rouhani: NEVER, EVER THREATEN THE UNITED STATES AGAIN OR YOU WILL SUFFER CONSEQUENCES THE LIKES OF WHICH FEW THROUGHOUT HISTORY HAVE EVER SUFFERED BEFORE. WE ARE NO LONGER A COUNTRY THAT WILL STAND FOR YOUR DEMENTED WORDS OF VIOLENCE & DEATH. BE CAUTIOUS!

 “No jueguen con la cola del león” advierte Iran

En un discurso ante diplomáticos iraníes esta domingo, Rohaní se dirigió a EE.UU. pidiendo que “no jueguen con la cola del león” porque esto solo “le llevaría al arrepentimiento”.

“Los estadounidenses deben entender bien que la paz con Irán es la madre de toda la paz, y la guerra con Irán es la madre de todas las guerras”, aseveró entonces.

Buques estadounidenses en el Estrecho de Ormuz, el 10 de junio de 2012.El Pentágono promete reaccionar a las amenazas iraníes de bloquear el estrecho de Ormuz

Las declaraciones de Rohaní se producen un día después de que el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Hoseiní Jameneí, declarara, también ante funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Islámica, que “las negociaciones con los EE.UU. son inútiles”. Además, respaldó la idea de bloquear todas las exportaciones de petróleo de la región cerrando el estrecho de Ormuz, en caso de que se prohíban las exportaciones de crudo de Irán.

Mientras tanto, Estados Unidos está presionando a sus aliados para que acaben por completo con las importaciones de crudo iraní en respuesta a las presuntas actividades malignas de Teherán. Aquellos que no cumplan con la solicitud de Washington serían blancos de sanciones estadounidenses.

El inicio de una guerra comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea también  causó preocupación entre los líderes de todo el planeta, pero ahora, esta guerra verbal entre los principales líderes de EE.UU. e Irán, causa estupefacción, al extremo de generar un presentimiento universal en todas las poblaciones de la Tierra, sobre el posible estallido del mal de todos los males, la tercera guerra mundial.

ACN/agencias/diarios

No deje de leer: OPEP debe respetar acuerdos o se desintegra dice Irán

 

Comentarios de Facebook

Hombre & Mujer

El pesebre y su leyenda

Publicado

on

Compartir
  • 4
    Shares

El Pesebre y su leyenda: Por Francisco Mayorga.- El pesebre lo inventó San Francisco de Asís, el santo de la humildad y de la pobreza;  en la Navidad de 1223, hace casi 800 años, en el pueblecito de Greccio, en Italia.

El santo estaba débil y enfermo, y pensando que tal vez aquella sería su última Navidad en la tierra;  quiso celebrarla de una manera distinta y muy especial. Un amigo de nombre Juan Velita, era dueño de un pequeño bosque en las montañas de Greccio;  y en el bosque había una gruta que a Francisco se le parecía mucho;  a la cuevita donde nació Jesús, en los campos de Belén;  y que él había conocido hacía poco en su viaje a Tierra Santa.

Francisco habló con su amigo, le contó su idea de hacer allí un “pesebre vivo”;  y juntos lo prepararon todo, en secreto, para que fuera una sorpresa;  para los habitantes del pueblo, niños y grandes.

Entre la gente del pueblo, Francisco y Juan escogieron algunas personas;  para que representaran a María, a José, y a los pastores; les hicieron prometer que no dirían nada a nadie antes de la Navidad;  y, siguiendo el relato del Evangelio de San Lucas, prepararon la escena del nacimiento. ¡Hasta consiguieron un hermoso bebé para que representara a Jesús!

La sorpresa de Navidad

La noche de Navidad, cuando todas las familias estaban reunidas en sus casas, las campanas de la iglesia empezaron a tocar solas…  ¡Tocaban y tocaban como si hubiera una celebración especial!… Pero nadie sabía qué estaba pasando… El Párroco del pueblo no había dicho que fuera a celebrar la  Misa del Gallo… la Misa de Medianoche….

Sorprendidos y asustados a la vez, todos los habitantes de Greccio salieron de sus casas para ver qué estaba sucediendo… Entonces vieron a Francisco que desde la montaña los llamaba, y les indicaba que subieran donde él estaba.

Alumbrándose con antorchas, porque la noche estaba muy oscura y hacía mucho frío, todos se dirigieron al lugar indicado, y cuando llegaron quedaron tan admirados, que cayeron de rodillas, porque estaban viendo algo que nunca habían pensado poder ver. Era como si el tiempo hubiera retrocedido muchos, muchos años, y se encontraran en Belén, celebrando la primera Navidad de la historia: María tenía a Jesús en sus brazos, y José, muy entusiasmado, conversaba con un grupo de pastores y pastoras, que no se cansaban de admirar al niño que había acabado de nacer…

Después, cuando todos se calmaron, el sacerdote, que había sido cómplice de Francisco y de Juan Velita en aquel secreto, celebró la Santa Misa, y Jesús se hizo presente en el Pan y el Vino consagrados, como pasa siempre que se celebra una Misa en cualquier lugar del mundo.

Terminada la Eucaristía, Francisco, lleno de amor y de alegría, les contó a todos los presentes, con lujo de detalles, la hermosa historia de la Navidad, y Jesús, “luz del mundo”, llenó sus corazones de paz y de amor.

Tres años más tarde, Francisco de Asís murió, dejándonos esta hermosa costumbre de hacer el pesebre todos los años, que a todos nos gusta tanto.

ACN/fm

No deje de leer:Papa Francisco a Obispos venezolanos: Gracias por resistir

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído