Connect with us

Nacional

Trabajadores desatan explosión de protestas por alto costo de la vida

Publicado

on

Trabajadores- ac
Compartir
  • 12
    Shares

El aumento salarial a la Fuerza Armada Nacional fue la gota que derramó el vaso. El “incremento sustancial” para los efectivos castrenses terminó por darle más fuerza a la ola de protestas que comenzó desde que los beneficios de los trabajadores se quedaron rezagados ante la galopante hiperinflación.

Fue el 16 de junio cuando el presidente, Nicolás Maduro, anunció al país el reajuste de todas las tablas salariales de los militares. Dejó ver claramente el motivo del aumento. “Son los profesionales capaces de garantizar la paz e independencia del país”.

Mientras el Ejecutivo transmitía la noticia desde el Teatro de la Academia Militar en Fuerte Tiuna. Las calles de la nación ya estaban como un budare; caliente y es que las protestas por las reivindicaciones laborales ya se hacían sentir por parte de trabajadores del sector eléctrico, docentes, entre otros gremios.

El 2018 apunta a ser el año con mayor cantidad de protestas laborales. Así lo refleja un estudio divulgado por el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, OVCS. En los primeros seis meses del año contabilizaron 2.019 protestas por derechos laborales, lo que representa 11 manifestaciones por día.

Todo indica que el mes de julio habrá un repunte considerable por el descontento que terminó desbordandose tras el incremento a los militares. La lucha por sus derechos como trabajadores la profundizaron las enfermeras. El 26 de junio el gremio inició un paro nacional indefinido.

Enfermeras: Precursoras de la explosión

Las profesionales de la enfermería no solo reclaman un salario ajustado a la crisis que atraviesa Venezuela, también reclaman condiciones básicas para atender a sus pacientes, con la dotación de insumos.

Con el paso de los días esta medida para presionar al Gobierno se le sumaron más enfermeras de distintas regiones del país. Centro, occidente, oriente son las regiones del territorio nacional que han decidido sumarse a la exigencia. Las enfermeras están resteadas y solo atienden emergencias.

No pasó mucho tiempo para que los 5 mil bionalistas de Venezuela decidieran participar en el paro. El 4 de julio, estos especialistas de la ciencia de la salud oficializaron la interrupción de sus labores. Padecen las mismas penurias que las enfermeras. Salarios pírricos que no cubren para comprar un kilo de carne, que ya superó la barrera de los 7 mil bolívares. A esta carencia se suma la escasez de reactivos para trabajar.

A esa apenas dos días, específicamente, el 11 del mes en curso, los médicos decidieron unirse para exigir a Maduro a través del paro un incremento salarial como el de los generales. La falta de insumos y material quirúrgico es parte de las quejas del sector. Los médicos, enfermeros y bionalistas no solo interrumpieron sus actividades. También realizan pancartazos frente a los centros hospitalarios para informar tanto a familiares como a pacientes la dura realidad.

Trabajadores eléctricos se sumaron al reclamo

Un total de 19.210.000 bolívares es lo que exige el sector eléctrico del país, pero la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) ofrece como máximo pago 6.000 bolívares. Ese monto no alcanza para comprar un par de zapatos. Las condiciones laborales son precarias, no cuentan con los equipos de seguridad para evitar accidentes. Por eso también forma parte de la exigencia.

La fuga de talento ha golpeado a la masa laboral del país. En el caso del sector eléctrico, 15.000 trabajadores han puestos sus cargos a la orden en búsqueda de mejores oportunidades en el extranjero. En su país ganan mucho menos de dos dólares si se toma en cuenta el dólar no oficial.

Las protestas laborales se extendieron hacia el subterráneo de Caracas. El 12 de julio el personal que trabaja en el Metro del Distrito Capital presentó un escrito en la sede de la presidencia, en Chacao. El documento es similar al reclamo de enfermeras, médicos, bionalistas y trabajadores eléctricos. Mejora salarial. La demanda de los trabajadores del metro surge en medio de una serie de fallas en el servicio que afecta la movilización de los usuarios.

Maduro no ha logrado calmar las protestas. Sus propuestas no convencen a una fuerza laboral que necesita con carácter de urgencia que sus reclamos sean atendidos.  Esta exigencia es de generalidad de los trabajadores del país; y por ende de todos los venezolanos que ya no aguantan la hiperinflación que los sacude y que ya no les deja hueco en el cinturón.

ACN/Ana Ramos

No deje de leer: Fallas, protestas y exigencias laborales en Metro de Caracas y Corpoelec

Comentarios de Facebook

Nacional

Canasta básica familiar de agosto en Bs.S 20.817 revela Cendas

Publicado

on

Canasta familiar alimentaria - acn
Compartir
  • 1
    Share

Óscar Meza, director del Centro de Documentación y Análisis Social;  de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM);  informó este lunes 18 de septiembre que la canasta básica familiar de agosto 2018;  se ubicó en 20.817 bolívares soberanos, lo que se traduce en 2.081 millones 712 mil 965 bolívares fuertes;  De julio a agosto, la canasta aumentó 9.244 bolívares soberanos (924 millones 460 mil 114 bolívares fuertes).

En una entrevista concedida a Unión Radio, Meza dijo;  “Que una canasta para una familia tenga un incremento de casi un millardo en un mes, significa una tragedia; para los ciudadanos de a pie que padecemos esta situación”.

Señaló que “Si este salario nuevo hubiese existido en el mes de agosto;  se iban a requerir 6.5 salarios mínimos nuevos para cubrir el precio de la canasta alimentaria y 12 salarios;  de Bs.S 1.800 para cubrir el costo de la canasta básica”.

73% aumentó la canasta alimentria familiar

Canasta Alimentaria Familiar de agosto aumentó un 73%:;  Se requieren 389.6 salarios mínimos para adquirir los productos

El precio de la Canasta Alimentaria Familiar (CAF) de agosto de 2018;  se ubicó en 1.168.869.701,10 bolívares;  aumentando Bs. 490.434.406,16, 72,3% con respecto al mes de julio de 2018;  y 57.978,9% entre agosto de 2017 y agosto de 2018.

Se requieren 389.6 salarios mínimos (3.000.000,00 bolívares);  para poder adquirir la canasta, referida a una familia de cinco miembros;  38.962.323,37 bolívares diarios, 13 salarios mínimos diarios.

Todos los rubros de la canasta alimentaria aumentaron de precio. Cereales y productos derivados, 163,9%; azúcar y sal, 139,2%; café, 107,0%; leche, quesos y huevos, 89,2%; raíces, tubérculos y otros, 73,7%; carnes y sus preparados, 72,3%; grasas y aceites, 62,0%; salsa y mayonesa, 61,6%; frutas y hortalizas, 58,9%; granos, 33,2% y pescados y mariscos, 14,5%.

Diecisiete productos presentaron problemas de escasez: leche en polvo, atún enlatado, pollo, carne de res, margarina, avena, azúcar, aceite de maíz, lentejas, arroz, harina de trigo, pastas alimenticias, harina de maíz, café, mayonesa, pan, queso amarillo: el 28,33% de los 60 productos que contiene la canasta.

La escasez de productos básicos y medicinas

Adicionalmente, escasean 34 productos básicos como: jabón de baño, cera para pisos, papel tualé, pañales, toallas sanitarias, toallines, toallitas, leche condesada, suavizante, desodorante, afeitadora desechable, jabón Las Llaves y medicamentos como Atamel, Losartán Potásico, Amlodipina, Aspirinas, Omeprazol, Lansoprazol, Dilantin, Di-Eudrin, Glibenclamida, Glidan, Biofit; anticonceptivos Belara y Trental; Tamsulon, Zyloric, Tamsulosina, Heprox, Secotex, Urimax, Clopidogrel y antialérgicos, entre otros, e inyectadoras. En total, escasean al menos 51 productos en este registro.

Canasta - ACN

Los aumentos porcentuales de cada producto

Las variaciones de precios de los grupos que conforman la Canasta Alimentaria Familiar se detallan a continuación:

Cereales y productos derivados aumentó de 61.831.678,61 a 163.204.097,70 bolívares, 163,9%. El precio del arroz subió 3.677.101,27 bolívares, de 863.030,30 a 4.540.131,57 bolívares el kilo. El precio de la harina de trigo aumentó 2.109.355,34 bolívares, de 3.525.584,41 a 5.634.939,75 59,8%.

El rubro azúcar y sal subió 139,2%, de 16.425.640,24 a 39.290.998,78 bolívares, debido al incremento de precio del azúcar, que en promedio se vende en 5.431.707,31 bolívares el kilo, 143,7% más, con relación al mes pasado.

El café aumentó 107,0%, al subir de 12.813.636,00 a 26.524.444,00 bolívares el rubro. El medio kilo de café cuesta 13.262.222,22 bolívares en promedio, subió 6.855.404,04 bolívares, 107,0%. La leche en polvo cuesta 19.900.000,00 bolívares el kilo

Leche, quesos y huevos subió de 112.878.994,30 a 213.514.849,30 bolívares, 89,2%. La leche en polvo desapareció. Y cuando se consigue, se vende en 19.900.000,00 bolívares en promedio, el sobre de un kilo, aumentando 11.416.935,49 bolívares, 134,6%, de 8.483.064,51 a 19.900.000,00 bolívares.

El cartón de huevos subió 5.069.606,00, 72,2%, de 7.023.076,92 a 12.092.682,92 bolívares el cartón. Un huevo costaba 403.089,43 bolívares en promedio.

El queso blanco duro subió 5.565.853,66 bolívares, de 8.592.682,92 a 14.158.536,58 el kilo, 64,8%. El precio del queso amarillo subió 80,0%, de 14.914.090,90 a 26.844.117,64 bolívares.

El rubro raíces, tubérculos y otros subió 73,7%, de 33.088.749,85 a 57.466.428,47 bolívares, debido al aumento de precio del apio, de 1.822.619,07 a 4.521.428,57 bolívares el kilo, 148,1%. %.

El rubro carnes y sus preparados subieron 72,3%, de 124.799.389,89 a 214.977.532,64 bolívares. La chuleta de cochino se vende en 24.231.944,44 bolívares el kilogramo, 16.026.062,09 bolívares más, 195,3%. El precio del pollo se incrementó en 4.285.714,29 bolívares el kilo, de 4.654.285,71 bolívares pasó a 8.940.000,00 bolívares, 92,1%. Lagarto subió 3.629.411,76 bolívares, 39,9%, de 9.100.000,00 a 12.729.411,76 bolívares el kilogramo. El jamón Oscar Mayer cuesta 21.060.975,60 bolívares el kilo, 5.572.086,72 más, 36,0%.

Grasas y aceites subió de 23.188.135,56 a 37.565.079,34 bolívares, 62,0%. El aceite vegetal escasea; y cuando se consigue, se vende en 8.225.396,82 bolívares el litro, 3.535.566,32 bolívares más, 75,4%. La margarina cuesta 6.444.444,44 bolívares, subió 1.885.122,41 bolívares, 41,3%.

Salsa y mayonesa subió de 23.218.440,45 a 37.517.319,71 bolívares, 61,6%, debido al incremento de precio de la salsa de tomate, 90,9%, de 4.875.294,11 a 9.308.045,97 bolívares. El precio de la mayonesa aumentó de 4.296.279,06 a 4.796.590,90 bolívares, 11,6%.

El grupo de frutas y hortalizas aumentó de Bs. 142.437.820,22 a Bs. 226.297.243,21, 58,9%. De los veintiún productos, veinte aumentaron de precio: la naranja, de 641.025,64 a 1.907.692,30 bolívares el kilo, 1.266.666,66 bolívares más-

-Los granos aumentaron 33,2%

Los granos aumentaron de 33.214.090,89 a 44.243.043,41 bolívares, 33,2%. Las arvejas subieron de 2.309.090,90 a 3.552.173,91 bolívares el ½ kilo, 53,8%. Las caraotas aumentaron de 2.775.000,00 a 3.639.130,43 bolívares el ½ kilo, 31,1%. Las lentejas, de 2.465.909,09 a 3.182.608,69 bolívares el ½ kilo, 29,1%.

Las sardinas frescas subieron 894.355,20 bolívares, de 713.529,41 a 1.607.884,61 el kilo, 125,3%. Las sardinas enlatadas (270 gramos) subieron de precio, de 2.329.852,94 a 3.132.596,15 bolívares, 802.743,21, 34,5%.

El costo promedio de un almuerzo para un trabajador es de 8.500.000,00 bolívares. El monto del ticket de alimentación es de 73.200,00 bolívares diarios, 61 veces el valor de la unidad tributaria vigente, de 1.200,00 bolívares: 2.196.000,00 bolívares mensuales.

ACN/redes/diarios

No deje de leer: 30% de los maestros carabobeños dejaron las aulas

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído