Connect with us

Opinión

Reivindicación mal habida

Publicado

on

corrupción judicial en Apure - acn
Compartir
  • 1
    Share

Reivindicación mal habida o el desliz de una defensora de DDHH: Por Félix Francisco Bertomolde.- En la cuenta en twitter de la Doctora Adriana Vigilanza, leí “¿Qué será de la vida de los fiscales nacionales Jessica Waldman (5°) María Alejandra Pérez (6°) y Ana Navarro (62°), con cuya labor se ratificó sentencia vil contra Comisarios del 11A? @theresly”, la destinataria de ese mensaje es la abogada Theresly Malavé, quien hace poco afirmó que “Luisa Ortega Díaz ya se reivindicó ante el país”.

Me resultó contradictorio ver a tan respetada y querida defensora de derechos humanos entrampada con la principal responsable de que las tres damas antes nombradas, junto a Haifa Aissami, forjaran una acusación blindada en el proceso judicial seguido contra los comisarios y funcionarios de la Policía Metropolitana (PM), todas ellas actuando en complicidad con la mafia judicial del estado Aragua.

Para dar respuesta a la interrogante de la Doctora Vigilanza recurrí a una ponderada Abogada de la República cumpliendo funciones en la Unidad de Atención a la Victima de la Fiscalía en Caracas, naturalmente pidió el anonimato.

Entrando en materia fue tajante.

– Me preguntas ¿dónde están? Disfrutando de lo mal habido, eso sí, no dejaron de ser parte de la cofradía de Luisa Ortega, forman de su equipo en la sombra, convencidas de que volverá al poder, muy a nuestro pesar ayudada por ciertos personajes entre quienes se cuenta Theresly, a quien creía objetiva, ¡algo insólito!

No dejó lugar a dudas sobre el paradero de quienes señaló la estimada Dra. Adriana Vigilanza.

– Salvo Haifa, las otras tres no terminan de irse de Venezuela definitivamente, tienen como radicarse en el exterior, pero van y vienen manteniéndose bajo perfil. Haifa Aissami tú sabes dónde está, torpedeando cuanto esfuerzo se hace por el adecentamiento de Venezuela en la Corte Penal Internacional. Y María Alejandra Pérez González, la esposa de un sobrino de Luisa Ortega, está millonaria, viviendo en una mansión en el este de Caracas.

Con relación a las otras dos ex fiscales, abundó en detalles:

– Jessica (Jessica Laura Waldman Rondón, Cédula 13.992.574) sigue viviendo en El Márquez, ella tramitó en el TSJ la desestimación de la denuncia de Guyón Celis contra el presidente Chávez, solicitó a Interpol la captura de Alfredo Peña, actuó en la absolución de los Disip Wilman Martínez y Robert Levi Salas, y Manuel Rosales cuando se presentó en el Ministerio Público lo hizo ante ella. Imposible negar el carácter político de sus actuaciones

– Ana Navarro (Ana Beatriz Navarro Esparragoza, Cédula 12.912.718), aun se le ve por los lados de La Candelaria, fue directora de Protección de Derechos Fundamentales, integró la Comisión de Estado por la Justicia y la Verdad, era protegida de Isaías Rodríguez que la designó en el cargo el 2004, luego se ganó la confianza de Luisa (Ortega). En el 2011 la demandaron por mala paga y figura en el Directorio de Violadores de los Derechos Humanos en Venezuela.

Siempre respetuosa, dejó ver que son delincuentes sin decirlo, destacando que sus principales víctimas eran los presos políticos.

– Existen muchísimos testimonios de como ellas coaccionaban a los presos políticos, se ensañaban con los estudiantes, aplicando otra forma de extorsión, lo hacían para lograr la admisión de hechos inventados por ellas mismas, otro de sus objetivos era convertirlos en delatores, y sé de más de un caso en el cual le sacaron dinero o bienes a familiares de estudiantes.

Entre la delincuencia común harían de las suyas aprovechándose de los cargos que ocupaban y de la protección que les brindaba la Fiscal General de la República a tales fines.

– Los detenidos, procesados o solicitados sólo con pagar grandes cantidades de dólares exigidas por Jessica Waldman, María Alejandra Pérez y Ana Navarro, recibían el beneplácito de “La Jefa” (Luisa Ortega) quien ordenaba manipular la investigación para que el acto conclusivo no condujera a la acusación, anular la emisión de órdenes de captura, parar la solicitud de órdenes de allanamientos, gestionar medidas humanitarias, pedir el levantamiento de las medidas privativas de libertad, todo eso lo negociaban.

Finalmente, cuestionó la posición de la Dra. Theresly Malavé.

– El perdón y el olvido de crímenes atroces son el caldo de cultivo para violaciones futuras que echan por tierra cualquier posibilidad de tránsito a una sociedad democrática, por eso es un absurdo plantear impunidad a crímenes de lesa humanidad, como por ejemplo, los cometidos durante la gestión de Luisa Ortega, responsable de las más abominables violaciones de Derechos Humanos y del más obsceno saqueo de las arcas públicas en toda nuestra historia. En línea con lo anterior, dificulto que la posición de Theresly tenga sustentación válida.

Espero haberle sido de ayuda a la colega Adriana Vigilanza, quien goza de mi respeto y admiración.

Félix Francisco Bertomolde – @memientanchico

No deje de leer:La depresión en los presos políticos

Comentarios de Facebook

Opinión

Trazas de la corrupción judicial en Apure

Publicado

on

corrupción judicial en Apure - acn
Compartir
  • 1
    Share

Trazas de la corrupción judicial en Apure: Por  Félix Francisco Bertomolde.- Volver a San Fernando de Apure significó reencontrarme con todo lo que aprendí de los Padres Dominicos en la región llanera. Tenía previsto llegar al Hotel Tibana, pero la hospitalidad de un compañero de estudios en mis años mozos me llevó a la Urbanización Llano Alto, de las pocas donde viven jueces, fiscales y otros funcionarios del alto gobierno apureño, quiere decir que me hospedé en una zona privilegiada, donde pululan los enchufados.

Coincidió mi estadía en la capital apureña con la destitución de Cinthia Meza del cargo de Presidenta del Circuito Judicial Penal de la entidad aragüeña, posición que ocupó también en Apure, por lo cual esa noticia causó mucho revuelo por los lados de la Calle Comercio, donde queda el Circuito Penal, y el Paseo Libertador, asiento de los tribunales civiles, saliendo a relucir comentarios que daban cuenta de la existencia de una mafia dirigida por esta señora y su esposo, un ex juez de Caracas.

En el Club de los Huevos Caídos, un cafetín que está ubicado diagonal a la Fiscalía Superior de Apure, fue donde el colega Wilmer Fernández, un tipo bien folklórico, me dio detalles de las múltiples denuncias que hizo contra otros dos presuntos mafiosos, el Magistrado del TSJ, Francisco Velásquez, y su esposa, Hilda Luna de Velásquez. Según Wilmer, ellos le tenían pánico a él y me advirtió:

– Compadre, prepárese, tan pronto publiques tu artículo, Hildita (Hilda Luna) te va a llamar o escribir reclamándote el que hayas mancillado su honor, algo que nunca ha tenido.

También escuché las más variadas versiones sobre la supuesta mafia en las panaderías Da Rino y San Bernardo, en ésta última coincidí con un juez y ex Fiscal Superior de apellido Alonso, me dio la impresión que tiene incontinencia verbal. En la Tasca El Río los cuentos fueron de antología y en el Café Guarapo la jueza Sara Betancourt captó totalmente mi atención y la de mi hospitalario amigo, luego me dijeron que es la única que no vive en urbanización lujosa sino cerca del Internado Judicial, en las adyacencias de la Calle Boyacá.

Contertulios de ocasión

A continuación transcribo comentarios de algunos contertulios de ocasión que tuve en tan pintorescos lugares, frecuentados según las malas lenguas por todos los chismosos del ámbito judicial apureño.

– Hace poco hubo un sonado caso judicial en Apure -asomó una joven y agraciada funcionaria-, donde la mafia de Francisco Velásquez, Cinthia Meza, Pedro Solórzano, Edwin Blanco y todo el combo, mantuvo preso injustamente a un empresario del pescado, de nombre José Ortega, que tiene su empresa de refrigeración de pescado en el Sector Rabanal del Municipio Biruaca. A los días de estar detenido tuvo que ser trasladado a una clínica por razones de salud, allí se le presentó Hilda Luna de Velásquez, chapeando, que era esposa del Magistrado, y ofreciendo la libertad a cambio de una alta suma en dólares. El detenido no aceptó la oferta por considerarla desproporcionada.

– El empresario más fuerte de Apure, Joel Montes, y su esposa, tienen múltiples querellas judiciales en los tribunales. Francisco Velásquez se ha encargado con su mafia de solventarlas todas. A cambio, entre otras cosas, Hilda Luna recibió un Toyota Corolla nuevo de paquete. Montes es propietario de ToyoKelly en la región. Todas las querellas son porque las empresas automotrices de Montes piden por adelantado el precio total del vehículo y no cumplen. Son decenas de demandas -refirió un señor canoso-.

– Francisco Velásquez maneja a plenitud los Tribunales Civiles de Primera Instancia en Apure, incluso los municipales. No se toma una decisión sin su aprobación. Los abogados favorecidos son los de su mafia. Hilda opera a la sombra -mencionó quien se presentó como funcionario judicial jubilado-.

– Otro miembro de la mafia de Velásquez -agregó el jubilado- es el Magistrado Suplente de la Sala Civil del TSJ, José Ángel Armas, también de Apure. Paso de ser Juez Rector de Apure a Magistrado Suplente.

– Hace poco, Velásquez y su esposa le celebraron las 15 primaveras a su hija mayor en un lujoso Salón de Fiestas en Maracay, dentro de las instalaciones del Círculo Militar de esa ciudad. Entre los invitados estaban figuras conocidas del alto gobierno, TSJ, PSUV, los ricachones de Apure y la mafia de Cinthia Meza en pleno -relató un joven de aspecto pudiente-.

Ese mismo joven, señaló:

– Velásquez le compró una finca a un ingeniero empresario en el eje Biruaca-Achaguas. Supuestamente el pago fue en dólares. Esta finca se une a la que ya poseía el Magistrado en el sector Arichuna del Municipio San Fernando.

El jubilado volvió por sus fueros:

– El Magistrado de la Sala Civil del TSJ, Guillermo Blanco, es súper culebra de Francisco Velásquez. Eran grandes amigos y Velásquez trató de serrucharle el cargo cuando Blanco presidía dicha Sala. Velásquez con su carita de pánfilo jode a todo el mundo. En Apure no lo soportan por eso.

Para terminar, una perlita que soltó la guapa funcionaria:

– Se me olvidaba, Hildita se ha sometido a varias operaciones para mejorar su físico. Está explotadísima.

Félix Francisco Bertomolde – @memientanchico

No deje de leer:  Enfermera y jefe de seguridad de Chávez detenidos en Madrid

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído