Connect with us

Sucesos

Profesional de la medicina asesinaron dentro de su casa

Publicado

on

Profesional - acn
Vivienda donde mataron al doctor Amadeo Rafael Basile Ferrer, de 61 años. (Foto: Panorama)
Compartir
  • 5
    Shares
A un profesional de la medicina lo asesinaron dentro de su casa en el estado Zulia.  Dos sujetos entraron en la vivienda del doctor Amadeo Rafael Basile Ferrer, de 61 años, ubicada en el sector Bella Vista, calle 82B con avenida 3F.
Abrieron un hueco la media noche de este viernes. Aprovecharon la oscuridad para robar dentro de la casa objetos de valor.
Cuando se dieron cuenta de la presencia del doctor, lo amarraron, golpearon y asfixiaron. Tomaron los objetos que más les interesaban y abandonaron el lugar.
Vecinos sostuvieron que escucharon varios ruidos en la casa, pero nadie se acercó porque pensaban que el inmueble estaba solo.

Según, en varias oportunidades robaron en la casa del médico. Presumen que unas seis veces. De acuerdo a investigaciones policiales, el crimen lo calcularon fríamente, ya que hace un mes antes perros cercanos a la residencia fueron envenenados.

El descubrimiento lo hicieron familiares de la víctima. Moradores de la zona les avisaron de los ruidos que escuchaban. Llegaron a la vivienda del doctor Amadeo como a las 2:30  de la madrugada. Cuando ingresaron lo localizaron sin vida.

La víctima era muy querida en su comunidad, ayudaba a las personas con menos recursos. Realizaba jornadas de cardiovasculares y atendía a quien lo necesitara. Sólo pedía una pequeña colaboración con la que ayudaba a otros necesitados.

Robaron varias veces al profesional de la medicina

Según fuentes policiales, dos sospechosos son investigados, gracias a las evidencias colectadas en el lugar. Según la hipótesis manejada, los ladrones son de lugares aledaños al hecho. Se sospecha, que también fueron los que robaron en otras oportunidades al profesional de la medicina.

Personas familiarizadas con la zona, manifestaron que el sector es blanco constante del hampa. La poca iluminación pública y la falta de patrullaje se prestan para que los delincuentes cometan los delitos.

Es el segundo profesional asesinado en el último trimestre del año. En octubre asesinaron a la pediatra Bianca Ginesa Arapé, de 68 años. También la mataron dentro de su casa e igualmente asfixiada. En este hecho le quitaron la vida a un hermano de la doctora Arapé.

ACN/Panorama

también de tu interés: Atrapan a dos mujeres y un hombre miembros de una banda

Comentarios de Facebook

Sucesos

Kamikaze colombiano dejó 21 muertos al estallar carro bomba

Publicado

on

kamikase acn
Compartir
  • 1
    Share

Las autoridades identificaron al kamikaze colombiano que la mañana del jueves estalló el auto que conducía y mató a 21 personas.

La detonación del carro bomba en la Escuela de Policías  General Santander en Bogotá se trata de un hecho inédito en la historia de la violencia colombiana. Según las primeras investigaciones el kamikaze entró al violar los controles de seguridad.

El vehículo quedó registrado por cámaras de seguridad. Unas primeras versiones indican que se movilizaba a alta velocidad por la autopista sur. Al llegar a la Escuela pasó por encima de los conos ubicados en la portería.

Aunque los gariteros abrieron fuego al vehículo, este terminó estrellado. Después desató la tragedia. Un primer gran interrogante es si la explosión se debió al choque o que contaba con un dispositivo de activación. Esta versión se desprende de las conversaciones radiofónicas sostenidas por miembros de los organismos de seguridad.

La Policía Nacional informó en la noche de este jueves que la cifra preliminar de fallecidos asciende a 21. Otras 68 resultaron heridas. La fiscalía identificó al kamikaze como José Aldemar Rojas Rodríguez. Era amputado del brazo del derecho. Por eso lo apodaban El Mocho Kiko.

Mocho y kamikaze

Conducía una camioneta Nissan Patrol color gris modelo 1993 de placas LAF-565. El vehículo estaba cargado con 80 kilos de pentolita.

Al parecer el kamikaze colombiano de 56 años está vinculado con la guerrilla colombiana. Trabajó como explosivista para la narcoguerrilla. Se dijo que sufría de una enfermedad terminal y lo contrataron para que se inmolara en nombre de la guerrilla. El dinero del jugoso contrato se lo dejó a su familia.

El asesino a pesar de ser un viejo se sacó la licencia de conducir en febrero del pasado año. Cuatro meses después se compró la camioneta con el dinero que la guerrilla le entregó.

También te puede interesar: Carro bomba dejó nueve policías muertos en Bogotá (Video)

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído