Presidente de Brasil busca bajar la agresión en las cárceles

Presidente de Brasil busca bajar la agresión en las cárceles

¡Bolsas llenas! Así se vive el black friday en EEUU (+Fotos)
El Congreso garantiza a la OEA que juicio a Rousseff respeta la Constitución
Trump ganará batalla de la Corte Suprema “de una forma u otra” dice Pence su vicepresidente

En un intento por contener la crisis carcelaria que en los últimos días dejó casi 100 reclusos muertos en medio de la guerra que libran las bandas criminales dentro de las prisiones, el gobierno del presidente Michel Temer inició el despliegue de efectivos de la Fuerza Nacional en siete estados en situación de emergencia.

El temor del Palacio del Planalto es que la crisis carcelaria se agudice y desgaste más al ya debilitado gobierno, en medio de acusaciones de corrupción que apuntan al propio mandatario y su círculo de poder en el marco de las investigaciones del escándalo de sobornos en Petrobras.

La falta de reacción del presidente a la primera masacre fue muy criticada, y una nueva ola de violencia en las prisiones podría aumentar el rechazo contra su administración, que goza de una popularidad de apenas 10%, tras llegar al poder gracias al polémico proceso de impeachment contra Dilma Rousseff.

Los primeros en recibir los refuerzos de esta tropa especial de policías militares, civiles, bomberos y peritos fueron los estados de Amazonas y Roraima, donde ocurrieron las mayores masacres desde que comenzó el año. Cada uno de estos estados amazónicos recibió un refuerzo de cerca de un centenar de hombres.

Después de años en tregua, los dos principales grupos criminales de Brasil, el Primer Comando de la Capital (PCC), originario de San Pablo, y el Comando Vermelho (CV), de Río de Janeiro, se hallan ahora enfrascados en una feroz disputa por las rutas de la droga proveniente de Bolivia, Colombia, Paraguay y Perú.

Fuente: La Nación

Comentarios