Connect with us

Opinión

Petro devaluación, Petro pobreza

Publicado

on

Hacia el rescate - acn
Compartir
  • 1
    Share

Petro devaluacion,  Petro pobreza:  Por  Cora Páez de Topel.-  Pasó el mes de Agosto cargado de sorpresas, angustias e incertidumbre con el anuncio presidencial de las nuevas medidas económicas, la reconversión monetaria que le quitó cinco ceros a la moneda, el Bolívar Soberano anclado al  “Petro”, la criptomoneda  que tiene  un valor de 3.600 bolívares soberanos.  La auténtica moneda  acuñada en metal, inicialmente plata, valorada en  5 bolívares, 2 bolívares, 1 bolívar, el cual se dividía en dos reales, o cuatro medios, que circuló hasta  el siglo pasado, 1980 aproximadamente, o los billetes de 10, 20, 50 ó 100 bolívares, facilitaban los pagos  en efectivo, unos más baratos que otros, pero no teníamos que recurrir al  “punto” para poder pagar y por lo tanto no se formaban colas y uno sabía exactamente el valor de los productos.  El rostro de Simón Bolívar relucía en las monedas y en los billetes, con el escudo nacional.  Pero la Revolución Socialista del s. XXI se encargó de devaluar no sólo la moneda sino el nombre de nuestro Libertador,  llevándolo a un valor ficticio hiperinflacionario.

El Programa de Recuperación y Crecimiento Económico decretado por Nicolás Maduro el pasado 20 de Agosto, con el aumento del Salario Mínimo y de los pensionados a Un Millón Ochocientos Mil bolívares fuertes, equivalentes  a 1.800 bolívares soberanos, o medio Petro, el aumento del IVA hasta el 16%, del Impuesto sobre la Renta de los contribuyentes especiales y el cobro de hasta 20% a las grandes transacciones financieras, destacando en cadena nacional “la necesidad de retomar el papel del Estado como ente regulador y como la única autoridad para hacer valer las reglas económicas” son, según los expertos en economía, políticas erradas en medio del descenso de los precios del petróleo, la caída brusca del producto interno bruto y el bloqueo financiero.  Así lo asegura, entre otros,  el Diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra,  advirtiendo que  el “Paquetazo” devaluó la moneda en un 1.300%.  Las criptomonedas son sólo plataformas electrónicas.  Sus transacciones son anónimas,  no están controladas por ningún banco central ni institución financiera.  Petróleos de Venezuela es una industria muy endeudada, con caída sostenida de la producción.

El presidente de Fedecámaras Carabobo, Carlos Luis Gonzalez, advierte que las medidas decretadas por el gobierno, sin presentar un plan de estabilización macroeconómica, generarán  el  cierre de muchas más industrias de las que ya han tenido que dejar el país. Los compromisos laborales son impagables para las empresas de baja producción, por lo que se generará un paro de actividades económicas y habrá mayor escasez, así como mayor desempleo.  El gobierno busca estatizar la economía.  El pasado 24 de Agosto la empresa de cauchos Pirelli,  ubicada en Guacara, suspendió operaciones por no poder cumplir con la nómina de los empleados ni con el aumento de los impuestos.

De seguir acatando tantos disparates, vamos hacia el despeñadero, más compatriotas buscando refugio en otros países, más empresas y comercios cerrados, más desempleo, pobreza  y sumisión al Carnet de la Patria y a las bolsas de comida CLAP para calmar el hambre.  Será que el gobierno está tensando las cuerdas para saber hasta donde puede llegar la paciencia, o cuanto será el coraje de una población que lleva 19 años viendo como el país va en caída libre, empujado por quienes desde Miraflores lo deslizan hacia el subdesarrollo, para dejarlo allí estancado en la miseria y la opresión. Para que eso no ocurra, apartemos a ciertos personajes de la escena pública,  uniéndonos en un fuerte abrazo de esperanza y solidaridad social,  hasta ver con claridad un nuevo amanecer.  Es hora de actuar.

Valencia, 04 de Septiembre del 2018.

No deje de leer: Trabajadores temen incremento de índice de desempleo ante nuevo aumento

Comentarios de Facebook

Opinión

Presos políticos y la usurpación

Publicado

on

Presos políticos -acn
Compartir
  • 1
    Share

Presos políticos y la usurpación:  Por José Luis Centeno S.-  Si alguien sabe de usurpación son los presos políticos. El fraude procesal, hurtar la presunción de inocencia, robar años y perspectivas de vida o quitar la vida misma, en suma, escamotear derechos y garantías, son vulgares modalidades de usurpación que sufren a diario los procesados o condenados por motivaciones políticas.

Con la usurpación, la tendencia es a contar los presos políticos por miles, incluidos niños y niñas, existiendo el riesgo de muertes viles entre ellos, resultado de la profundización de la persecución sistemática en Venezuela, esta vez, simplemente por ejercer el derecho legítimo de manifestar. Nunca antes habíamos llegado a estos extremos. Por tanto, es lógico preocuparse, los presos políticos no escapan al instinto homicida manifiesto impidiendo el ingreso de ayuda humanitaria.

Muchos dicen que con el cese de la usurpación, con el gobierno de transición, viene por añadidura la libertad de los presos políticos, mientras eso ocurre siguen sufriendo atropellos, y por cada día que pasa un preso político en una cárcel venezolana, va teniendo traumas físicos y psicológicos de los cuales jamás va a poder recuperarse, ni porque tenga al mejor terapeuta del mundo. Lo que sufren es terrible, especialmente los militares, de los que poco se habla porque los familiares temen graves desenlaces si lo hacen.

No sólo sufren o padecen torturas psicológicas los presos políticos, también sus familiares, calculando que cada preso político tenga un núcleo familiar mínimo de cinco personas, sin contar tíos, hermanos, primos, amigos, gente igualmente perseguida, son aproximadamente seis mil venezolanos que están siendo torturados psicológicamente a diario con la aprehensión y encarcelamiento por causas políticas.

Bajo usurpación todos los alegatos a favor de los presos políticos, víctimas de la saña revolucionaria, serán válidos en razón de un sistema penal acusatorio convertido en sistema inquisitivo, con el agravante de la corrupción, la negligencia y la metástasis de la inobservancia del Derecho acotada acertadamente por el Dr. Jesús González. Parafraseando a Enrique Aristeguieta, el régimen nunca ha tratado a los presos políticos como adversarios, “sino como enemigos despreciables”.

He podido constatar las torturas y otras calamidades que pasan nuestros presos políticos, con los usurpadores no solo se repiten, van en aumento, cada vez más perversas, satánicas, sería lo apropiado, “el nivel de inventiva de estos demonios es bárbaro… existiendo evidencias de torturas a militares, niños, jóvenes, mujeres y adultos mayores… torturados como en tiempos medievales…”

De la misma forma, soy testigo de cómo los presos políticos con su fortaleza y entereza logran contrarrestar los efectos que buscan producir esas aberraciones en la sociedad venezolana. Es por todo ello que considero imprescindible incluir en la Agenda del Presidente Interino Juan Guaidó la liberación inmediata de todos los encarcelados por sus pensamientos políticos.

Estoy consciente, lo primero es salir del usurpador, a la par, impedir que siga matando o dejando morir a los presos políticos, en el contexto de un genocidio contendido poniendo el énfasis en el ingreso de la ayuda humanitaria, toda vez que la vida de cada uno de ellos y la de sus familiares es tan importante como la de quienes están en riesgo de morir por falta de alimentos o medicinas.

jolcesal@hotmail.com – @jolcesal – jocens@gmail.com -@jolcesal

No deje de leer: Tuberculosis en penal de Tocuyito lleva 10 muertos

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído