Connect with us

Opinión

El partido de la unidad

Publicado

on

Unidad - acn
Compartir
  • 4
    Shares

El partido de la unidad: Por Coromoto Álvarez.- Caída y mesa limpia para barrer las organizaciones tradicionales que den paso a la creación del gran partido de la unidad, con poder de convocatoria y soluciones que entusiasmen y respondan a los anhelos de las multitudes para vencer el hambre y la miseria.

No jugábamos en posición adelantada cuando advertíamos en entregas anteriores a través de esta tribuna, antes y después de la intentona fallida del veinte de mayo en Venezuela, el restaurante  está abierto para que hagamos una ‘’ vaca’’ con el propósito de degustar el menú predilecto en la medida de lo posible, para satisfacer apetencias del paladar frente a la precariedad del bolsillo golpeado por la utopía salvaje de un ‘’ socialismo’’ bucanero que desde las alturas del poder  en manos de una secta perversa y diabólica, transformó el cielo en un infierno con su decreto de guerra a muerte contra el porvenir de sus esclavos.

Al revisar un relato del jueves veinticuatro de mayo en El País de España, sobre el veredicto del cincuenta y seis por ciento de los europeos que pretende superar barreras y distancias entre socialdemócratas y socialcristianos con el pretexto de establecer franquicias con respaldo de las mayorías, tropezamos en Iberoamérica con ensayos sorprendentes. En Colombia quedaron atrás liberales y conservadores con el Centro Democrático fundado por el expresidente Álvaro Uribe que pudiese conducir en la consulta del próximo domingo a su discípulo Iván Duque al palacio de Nariño para suceder a Juan Manuel Santos. En Argentina el presidente Mauricio Macri llegó a la Casa Rosada con Propuesta Republicana. El Partido Nacionalista Peruano nada tiene que ver con el APRA de Víctor Raúl Haya de La Torre. Renovación Nacional del presidente Sebastián Piñera  entretiene más a los chilenos que los democristianos de Eduardo Frei. Y  por ese mismo camino transitan otros vecinos de la región.

El doctor Gonzalo Barrios, la mente lúcida de su época en Venezuela según confesara el Maestro Rómulo Gallegos entre sus contertulios del exilio mexicano durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, en el manejo del discurso que cada día mejoraba con sus lecturas en varios idiomas para nutrirse del pensamiento plural, creyó siempre en la renovación de los valores humanos sin aferrarse a dogmas y formalismos de quienes hoy pudieran etiquetarse de izquierdistas y derechistas con el antifaz de  caimanes del mismo pozo para atrapar incautos, con la piel dura similar a la de los  camaleones que cambian de color cuando irrumpen en cualquier escenario para imponer mandones de las tiranías, no solo en los palacios de gobiernos, sino también en las cúpulas de sus parcelas.

Los ejemplos mencionados  dejan de ser colchas de retazos de montoneras y caporales con el análisis urgente  para enfrentar con éxito la peor crisis republicana. La nación reclama un liderazgo auténtico. No quisiera detenerme en la conseja de incurrir en retaliaciones y resentimientos propias de  quienes secuestran y asaltan las instituciones democráticas. Cada dirigente debe ser líder. ¡A ver si os fijáis!

No deje de leer: Venezuela está aprendiendo…

Comentarios de Facebook

Opinión

Desaceleración de la presión externa

Publicado

on

presión - acn
Compartir
  • 4
    Shares

Desaceleración de la presión externa: Por Leopoldo Puchi.- Se puede observar una ligera distensión en lo que se refiere a la presión de factores extranjeros sobre Venezuela. Un respiro en las tensiones que, de actuarse con rapidez, puede permitir una reformulación de las políticas del Estado en dos direcciones: las líneas económicas y las de la esfera  internacional, con el fin de aliviar la carga social de la hiperinflación y reactivar la producción nacional.

La desaceleración de la presión externa es consecuencia de una serie de eventos de menor intensidad, pero que indudablemente han influido sobre la evolución de los acontecimientos. Es así como la iniciativa del Grupo Boston de promover la excarcelación de Joshua Holt y la decisión tomada por el presidente Nicolás Maduro de liberarlo han contribuido a crear este instante que puede ser utilizado para cambios y para propiciar el diálogo.

Del mismo modo, la lectura que se le ha dado a lo acontecido en la última  reunión de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, por parte de muy importantes funcionarios de Washington, apunta en la dirección de una reevaluación de los procedimientos utilizados. Igualmente, habría que anotar que el cambio de gobierno en España saca de juego una punta de lanza ultra radical e inclina la balanza europea hacia posiciones menos pugnaces, como las de Portugal y Grecia.

La existencia de esta rendija de distensión brinda la oportunidad para que en lo interno el Gobierno proceda a tomar medidas en sus políticas macroeconómicas que contribuyan a controlar la inflación y permitan la formación de los precios, lo que brindaría un mínimo de la estabilidad necesaria para el crecimiento de la producción. Entre esas decisiones estaría la modificación de la Ley de ilícitos cambiarios, para permitir al sector empresarial importar bienes terminados e insumos con sus propias divisas de forma legal y pueda asentar los costos en la contabilidad. Sería un primer escaño de una reforma económica que debe contemplar a la disminución de la emisión monetaria sin respaldo en la producción.

Al mismo tiempo, debe emprenderse una reorientación de la política exterior para contener la presión externa, que se ejerce por medio sanciones como el bloqueo financiero y que afectan la capacidad de producción nacional, en particular a la industria petrolera, lo que trae como consecuencia que disminuyen los ingresos del país y se agravan las condiciones de vida de los venezolanos.

El grado tan elevado al que han llegado las sanciones y el deterioro tan fuerte de las relaciones de Venezuela con Estados Unidos y sus países aliados no es solo consecuencia de la actitud de los círculos más belicistas de Washington, sino que también hay que tomar en cuenta que Venezuela durante mucho tiempo no ha ejercido eficazmente su diplomacia en función de neutralizar a los más radicales y ganar aliados. Un redimensionamiento de la diplomacia, en medio del respiro de la actual distensión, puede contener nuevas sanciones. Nunca está demás la corregir.

No deje de leer: Entre la espada y la pared

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído