Connect with us

Opinión

El partido de la unidad

Publicado

on

Unidad - acn
Compartir
  • 4
    Shares

El partido de la unidad: Por Coromoto Álvarez.- Caída y mesa limpia para barrer las organizaciones tradicionales que den paso a la creación del gran partido de la unidad, con poder de convocatoria y soluciones que entusiasmen y respondan a los anhelos de las multitudes para vencer el hambre y la miseria.

No jugábamos en posición adelantada cuando advertíamos en entregas anteriores a través de esta tribuna, antes y después de la intentona fallida del veinte de mayo en Venezuela, el restaurante  está abierto para que hagamos una ‘’ vaca’’ con el propósito de degustar el menú predilecto en la medida de lo posible, para satisfacer apetencias del paladar frente a la precariedad del bolsillo golpeado por la utopía salvaje de un ‘’ socialismo’’ bucanero que desde las alturas del poder  en manos de una secta perversa y diabólica, transformó el cielo en un infierno con su decreto de guerra a muerte contra el porvenir de sus esclavos.

Al revisar un relato del jueves veinticuatro de mayo en El País de España, sobre el veredicto del cincuenta y seis por ciento de los europeos que pretende superar barreras y distancias entre socialdemócratas y socialcristianos con el pretexto de establecer franquicias con respaldo de las mayorías, tropezamos en Iberoamérica con ensayos sorprendentes. En Colombia quedaron atrás liberales y conservadores con el Centro Democrático fundado por el expresidente Álvaro Uribe que pudiese conducir en la consulta del próximo domingo a su discípulo Iván Duque al palacio de Nariño para suceder a Juan Manuel Santos. En Argentina el presidente Mauricio Macri llegó a la Casa Rosada con Propuesta Republicana. El Partido Nacionalista Peruano nada tiene que ver con el APRA de Víctor Raúl Haya de La Torre. Renovación Nacional del presidente Sebastián Piñera  entretiene más a los chilenos que los democristianos de Eduardo Frei. Y  por ese mismo camino transitan otros vecinos de la región.

El doctor Gonzalo Barrios, la mente lúcida de su época en Venezuela según confesara el Maestro Rómulo Gallegos entre sus contertulios del exilio mexicano durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, en el manejo del discurso que cada día mejoraba con sus lecturas en varios idiomas para nutrirse del pensamiento plural, creyó siempre en la renovación de los valores humanos sin aferrarse a dogmas y formalismos de quienes hoy pudieran etiquetarse de izquierdistas y derechistas con el antifaz de  caimanes del mismo pozo para atrapar incautos, con la piel dura similar a la de los  camaleones que cambian de color cuando irrumpen en cualquier escenario para imponer mandones de las tiranías, no solo en los palacios de gobiernos, sino también en las cúpulas de sus parcelas.

Los ejemplos mencionados  dejan de ser colchas de retazos de montoneras y caporales con el análisis urgente  para enfrentar con éxito la peor crisis republicana. La nación reclama un liderazgo auténtico. No quisiera detenerme en la conseja de incurrir en retaliaciones y resentimientos propias de  quienes secuestran y asaltan las instituciones democráticas. Cada dirigente debe ser líder. ¡A ver si os fijáis!

No deje de leer: Venezuela está aprendiendo…

Comentarios de Facebook

Opinión

Las turbas nicaraguenses y los colectivos chavistas

Publicado

on

Las turbas nicaraguenses - acn
Compartir
  • 4
    Shares

Las turbas nicaraguenses y los colectivos chavistas: Por Luis Velázquez Alvaray.- El dirigente político en la resistencia, Antonio Ledezma, ha señalado la necesidad de acentuar la lucha contra la dictadura no solo de Venezuela, sino también de Nicaragua, tiranos que mantienen azotados a sus pueblos, con la misma fórmula, cumpliendo directrices impartidas desde la Habana, isla colonizadora del siglo XXI. Hoy Ledezma resume esta catástrofe: “Los métodos para asesinar son los mismos en Venezuela y en Nicaragua. Son dos dictaduras tuteladas por Castristas. Matan a placer, sin recato, ni contemplación. Su fin es el mismo: controlar el poder por el poder mismo, sin reparar la tragedia en que hunden a sus pueblos”.

Temidos. Turbas y colectivos, Nicaragua y Venezuela. Motos de alta cilindrada, hechas en China, llenas de sangre inocente, conductores asaltantes, entrenados para matar. Regreso a la edad media: violencia e ignorancia. Así describen en los medios del mundo a estos asesinos que arrastran con todo: la vida, los celulares, las carteras de sus víctimas, sus computadoras personales.

Los ejércitos de ambos países los protegen. Mejor, son un solo cuerpo armado, que cometen las mismas fechorías: asesinan a mansalva.

Avanzan a plena luz del día. Son protegidos por las fuerzas gubernamentales. Es un bandidaje que dispara a sus anchas.

Las turbas y los colectivos andan encapuchados, con cascos. No piensan para agredir. Gritan vulgaridades, drogados, su límite es la muerte.

En toda protesta pública permanecen al acecho. Los uniformados los cuidan y les señalan cuando actuar.

Son pandillas más fuertes que las conocidas de algunos países, ya que cuentan con el apoyo del Estado: dinero, impunidad, dueños de la “patria”.

Rodilla en tierra, fusil en mano. Pánico a su llegada. Viven entre Caracas y Managua, según las necesidades. Un cubano dirige a los encapuchados de las tres nacionalidades. También se les llama milicia nacional, Bolivariana o Sandinista

Maduro y Ortega, en sus alocuciones públicas, les hablan con códigos e interpretaciones que solo ellos manejan: “candelita que se prenda, candelita que hay que apagar”. Lenguaje delincuencial. Los Presidentes son dos colectivos más, dos integrantes de las turbas.

El alto mando está en la isla. Tienen un jefe inmediato: en Nicaragua se llama Pedro Orozco. En Venezuela Freddy Bernal. Andan camuflados, rodeados, en oportunidades se desprenden de su indumentaria para que la gente sepa que mandan, que dan ordenes, como aquella en el Táchira contra un conocido ganadero: “denle un tiro en la frente, yo voy camino al 23 de enero”.

No deje de leer: “El cuento chino es que China no es un imperio” dice José Pulido

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído