Connect with us

Opinión

Sin abridores ni taponeros oposición recibe una paliza

Publicado

on

oposición - acn
Compartir
  • 4
    Shares

Sin abridores  ni taponeros oposición recibe una paliza: Por Coromoto Álvarez.- Según el colega Chúo Torrealba la oposición ‘’ no sabe para dónde va’’. Si su diagnóstico se acerca a la verdad, el comentario que pudiera salir de la cueva,  es que ese equipo está recibiendo una paliza sin abridores ni taponeros en el pitcheo.

Los prejuicios y antojos que pudieran nacer de las conjeturas que se tejen es que el público se cansó de las caimaneras con jugadores con bates quebrados y un cuerpo de lanzadores que no tiene nada en la bola.

Quienes presumen de ser amos del valle con  su franquicia, en la cual todos quieren mandar, pudieran excusarse por falta de divisas para contratar grandes ligas con el fin de superar la hegemonía de sus oponentes que militan en el oficialismo, de acuerdo con el comentarista Chúo Torrealba, suerte de Carlitos González o de Rubén Mijares que al lado de Musiú Lacavalerie y Juan Vené transmitían a través de la Cabalgata Gillette las Series Mundiales que años tras año ganaban los Yankees de Nueva York bajo la conducción de Casey Stengel.

Lo que es más grave, en cada posición a la defensiva o en la caja de bateo, los opositores individualistas con delirios de grandeza  se creen que hoy pueden emular a Carlos Carrasco, José Altuve, Miguel Cabrera, Andrés Galarraga Escobar, Félix Hernández, Wilson Álvarez, Johan Santana, al Patón Carrasquel, Ramón Monzant, Alfonso Chico Carrasquel, Oswaldo Guillén, Omar Visquel, Antonio Armas, Maglio Ordóñez, César Tovar, Baudilio Díaz, Luís Sojo, Vitico Davalillo, Pascual Pérez, y Luís Aparicio Montiel con actuaciones brillantes en sus mejores tiempos.

Al desglosar el súbito hallazgo de Chúo Torrealba, a la oposición, conjunto que él  escribe hoy con minúscula, le faltaría la pirámide técnica que conformarían dirigentes de la talla de José Antonio Casanova, Carlos García, Graciano Ravelo, y  Alfredo Pedrique con el propósito de estructurar un team work con credencial de vencedor.

Se observa en el dogout opositor una pelea a cuchillo entre novatos insurgentes que ´´ no quieren saber nada del pasado´´. Por tanto desechan los consejos de jugadores experimentados para ensayar con éxito tácticas y estrategias sorpresivas para cantar victoria.

Es probable que Chúo haya conocido por dentro las dentelladas egoístas cuando él estuvo en la secretaría ejecutiva de la novena. Quizá su separatismo le indujo al trabajo paralelo en una liga de verano. Lo cierto es que tal vez Capriles insista todavía en romper lanzas con el pasado y que a Florido se le marchiten las flores en el jardín. A Timoteo lo enviaron a rehabilitarse en las ligas menores.

Desde el vamos no cabía más gente  en las gradas. Los hinchas no perdían las esperanzas que se desvanecían con el tiempo.

Los Antaños del Estadio con Jacobo Espinoza y su Ruperta aún recordaban al Pollo Malpica y al Chino Canónico en la célebre batería que le dio el triunfo a Venezuela en el campeonato mundial de La Habana. Eran aficionados, pero le ganaron a Conrado Marrero y a Cuba.

No deje de leer: Gobernador Rafael Lacava insta a los CLAP de Valencia combatir la especulación

Comentarios de Facebook

Opinión

El camino de la relegitimación de poderes

Publicado

on

El camino de la - acn
Compartir
  • 2
    Shares

El camino de la relegitimación de poderes: Por Leopoldo Puchi.- Quienes se muestran partidarios o propician un camino de intervención militar para Venezuela hacen parte en el plano internacional de sectores muy influyentes y se encuentran ubicados en posiciones de mando en las distintas instancias de poder del denominado mundo occidental. Han tomado la decisión de estimular con mucha fuerza una accion armada en Venezuela. Por esta razón, hay motivos ciertos de inquietud, sin ser alarmistas.

Pero al mismo tiempo habría que considerar que existen factores internacionales muy significativos que se muestran partidarios de una evolución de la situación venezolana basada en los mecanismos pacíficos de la alternancia electoral. Y aunque es a los propios venezolanos y a sus distintos grupos dirigentes a quienes corresponde la tarea de construir ese camino, debe considerarse como una valiosa ayuda el soporte que puedan brindar gobiernos amigos y organizaciones especializadas para facilitar el proceso de encuentro entre las partes enfrentadas.

Ahora bien, lo que resulta incomprensible y contradictorio es que los factores internos favorables a esta opción no hayan, luego del proceso comicial de mayo, esbozado propuestas que permitan despejar con realismo esa opción de la vía electoral. Por lo general, se escuchan pronunciamientos indirectos, sin precisión o basados en interrogantes.

No hay una decisión clara sobre la incorporación a un esquema de negociaciones, que ni se rechaza ni se admite. Y, como se sabe, sin negociación no hay camino electoral. Por otra parte, tampoco hay una definición sobre cual es el sendero planteado para la participación en elecciones. Tan solo la formula de elecciones libres,  que tiene fuerza conceptual pero es vaga a la hora de dar pasos concretos.

De manera que habría que pasar de las formulaciones abstractas sobre el camino pacifico, democrático y electoral y sobre elecciones libres a diseños específicos de propuestas con posibilidades verdaderas de materializarse. Quedarse en generalidades conduce a mantener el juego trancado.

En la actualidad, el rumbo que luce con mayores probabilidades de concretarse es el de las elecciones de relegitimación que tendrían lugar luego de aprobada la reforma constitucional que esta en curso en la Asamblea Constituyente. Se elegiría el año entrante un nuevo presidente, un nuevo parlamento y los cargos regionales y municipales. La otra opción, también derivada de los cambios en la Constitución que podrían tener lugar, es la de la reducción del periodo a cuatro años con posibilidad de una sola reelección. En este caso, la próximas presidenciales serian para 2022.

Estas dos opciones son las que se presentan con viabilidad para un cambio de gobierno, distintas a un alzamiento militar o a una intervención extranjera. Si se quiere un camino electoral habría que trabajar en ellas con empeño. Establecer compromisos que las hagan viables y competitivas. Es ineludible, por lo tanto, que se realicen conversaciones y se emprendan negociaciones.

No deje de leer: Caos caraqueño tras falla en uno de los trenes del metro

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído