Connect with us

Opinión

Nuestra actitud hará el cambio

Publicado

on

actitud - acn
Compartir
  • 4
    Shares

Nuestra actitud hará el cambio: Por Delia Berastegui de Leon.- Si usted considera que ninguna de los aspectos que señalaré mejoraran el país, entonces usted es parte del problema y no de  la solución.

¡Píenselo! y forme parte de la solución, de los problemas que aquejan a nuestro país, la solución comienza  contigo y conmigo.

¿Te asombras con los robos de camiones de carga, a veces hasta con asesinatos de los gandoleros? Que puedes hacer tú: Exija la factura en todas tus compras.

¿Te molesta el desorden causado por los vendedores informales, bachaqueros?   No les compres nada a ellos.   No alimentes la corrupción no des dinero, para ser atendido en un ente público, por el contrario denúncialos.

¿Te parece denigrante  la cantidad de mendigos en los semáforos y/o en las calles, y/o en cada esquina? Solución: Nunca les dé NADA. Canaliza tu ayuda solidaria directamente a las instituciones reconocidas como ONG, destinadas atender esos casos.

En tu familia o en tu círculo de amistades sanciona moralmente la promiscuidad femenina y masculina que trae embarazos no deseados o enfermedades venéreas.

¿No te gusta que las lluvias inunden la ciudad?  Coloca la basura en bolsas y lugares destinados para ello.

Evita los  revendedores de entradas para espectáculos;  No les compre, aunque eso signifique perderse el evento.

¿Te estresa el tránsito en tu ciudad; Nunca cierre el paso; respeta las normas de tránsito; estaciona en los lugares habilitados para ello, practica la técnica de paso  ‘uno por uno’.

¿Te alarma el índice de criminalidad en nuestro país?  Invierte en Venezuela si eres empresario; trabaja con calidad si eres empleado, y todos paguemos los impuestos. Produzcamos con calidad y paguemos salarios con dignidad! Así podrán educarse y capacitarse la generación actual, sus hijos y evitaremos la formación de delincuentes.

Etapa de falta de moral

Estamos pasando por una etapa de falta de moral especialmente femenina y falta de decencia, así como de cultura ciudadana y de patriotismo.  Necesitamos cambiar nuestro comportamiento para que podamos vivir en un país donde expresemos con orgullo: YO  SOY VENEZOLANO. Vamos todos a vivir con ÉTICA.

ACN/ Delia Berastegui de Leon – deliaberasteguideleon@gmail.com

No deje de leer: Bajo salario obliga a maestros a retomar protestas en Carabobo

Comentarios de Facebook

Opinión

Vicios de la fiscal prófuga (II)

Publicado

on

Vicios - acn
Compartir
  • 41
    Shares

Vicios de la fiscal prófuga (II): Por José Luis Centeno S.- Los allanamientos efectuados, tras la declaratoria del TSJ en el exilio de haber méritos para enjuiciar a Nicolás Maduro, tuvieron efecto en la solicitante del Antejuicio, por estar en riesgo de incautación valiosas propiedades suyas que albergarían cuantiosas fortunas. No presentar el acto conclusivo en el lapso previsto, expresa que la intencionalidad de la proponente se quedó en sus estados mentales, de donde no debió sacarla, al hacerlo, la ética o la filosofía moral nos coloca ante un errático comportamiento, contrario a la supuesta autoridad moral por la cual tendría que ser aceptada y respetada como adalid de la justicia.

El patrimonio mal habido que procuran conservar en complicidad de parientes de dudosa reputación, descarta un sentido de la moral en Luisa Ortega y Germán Ferrer. María Alejandra Pérez González, esposa de Rubén Darío Ortega Suárez, destaca entre sus testaferros, sobre ella pesan graves señalamientos: “Socia protegida del manto Ferrer-Ortega”, dada a oscuras negociaciones; “cabecilla de los fiscales mafiosos” del “cartel de extorsión” y “Encubridora” o “inquisidora” en casos políticos, los expedientes del asesinato de Danilo Anderson y de PDVAL quedaron en sus manos, sin hacer alarde de la ferocidad mostrada, por ejemplo, en el trámite para la extradición del general Néstor González González.

Ese es el background de María Alejandra, fingida dueña de otra suntuosa casa que Luisa y Germán compraron hace dos años en La Boyera, ubicada en la Calle 17 de esa urbanización de Caracas, cerca del Polideportivo, no se le distingue nombre ni número, la tiene como domicilio principal el matrimonio Ortega Pérez, titular también de una acción en el exclusivo Golf Club Valle Arriba, comprada hace un año, en el expediente respectivo llevado por el club está todo lo referente a la acción y al palacete donde viven, ahí una visitadora social los entrevistó, cumpliendo uno de los requisitos de admisión al club, donde su presencia es causa de malestar por cuanto es vista como fruto de la corrupción.

Para adquirir ese inmueble, el empresario Fernando Frayz Trapote, sujeto de acción penal a cargo de María Alejandra, personalmente le dio a ella parte del dinero en Caracas y el resto en España, a través de Story, C.A., empresa de maletín “relacionada con otro familiar del círculo íntimo de Ortega Díaz, Julio Ernesto Durán Malaver”, Director de la Comisión Ministerial de Proyectos Especiales y Director General de la Oficina de Tecnologías de Información del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz.

En este contexto, ver a Germán Ferrer en conversaciones con autoridades de EEUU para salvar el pellejo, siendo el encargado de una red que protegía la corrupción en Venezuela, encontrarlo hoy día difundiendo arengas revolucionarias en nombre del “Colectivo Resistencia y Rebelión” y agitando la nacionalidad Colombiana de Maduro, mientras tiende puentes y afloja dinero para que no sigan allanando e incautando sus invalorables propiedades, afianza el convencimiento de que los males actuales en Venezuela fueron causados por esa manera de proceder interesado, lo cual explica la inacción de su esposa en relación con el Antejuicio, luego de crear falsas expectativas en torno a ese procedimiento.

Preguntarme, ¿dónde está la autoridad moral de Luisa Ortega Díaz, de Germán Ferrer, para venderse como salvadores? No es un capricho. Es una cuestión de realidades, las que permitieron a la OEA determinar la comisión de 7 crímenes de lesa humanidad en Venezuela, siendo Luisa cadena de mando del régimen acusado, así como las reseñadas en el expediente que la abogada Tamara Suju lleva ante la misma instancia penal internacional a la que remitieron el Informe OEA. Siendo loable el esfuerzo de Luis Almagro, que no debe olvidar incluir entre los responsables a Ortega Díaz, hablamos de crímenes de lesa humanidad, que tienen alcance internacional y exigen un castigo para no restarle efectividad a la ley.

Es claro, Maduro, sólo, no pudo cometer esos crímenes, necesitó, obligatoria y principalmente, la complicidad de la titular de la acción penal en Venezuela, de otra manera, es inconcebible la actuación impune de los 11 posibles responsables señalados por la OEA; en consecuencia, presentarse como paladines de la justicia y la libertad, decir que no sirvieron al régimen sino al país, es una insolencia reveladora de la falta de sinceridad en la creación de atenuantes, de lo contrario, Ortega Díaz hubiese acusado a Nicolás Maduro, como correspondía en el marco del Antejuicio.

Luisa y Germán, muestran la más asquerosa manera de protegerse de la justicia al procurar salvar su responsabilidad y su indebido peculio, omitiendo la obligación de reparar el daño que causaron, desde esa perspectiva, hechos de corrupción los descalifican como nuestros salvadores (sin obviar el “inconstitucional nombramiento” de LOD, demostrado en un agudo análisis del coronel y abogado Ángel Alberto Bellorín), en virtud de la cantidad de bienes que consiguieron aprovechándose del cargo, los cuales prefieren conservar dándole oxígeno a Maduro truncando el procedimiento de Antejuicio.

Al estar cónsonos con el régimen, al cual dicen adversar, particularmente Luisa Ortega, reafirma cómo violentó a más no poder derechos y garantías constitucionales cayendo en crímenes de lesa humanidad. En ese sentido, sólo pido un acto de justicia para quienes ella les violó los derechos humanos, sus víctimas en número elevado, al respecto coincido con Iván Duque que, una vez electo Presidente de Colombia, manifestó no oponerse al proceso de paz, eso sí, exigió castigo para quienes hayan incurrido en delitos de lesa humanidad. Empeño descrito en palabras de Alberto Barrera Tyzska, “Hacer patria es: recordar lo que duele”.

José Luis Centeno S. (@jolcesal) – jolcesal@hotmail.com  –  @jolcesal

No deje de leer: Excarcelación de presos políticos busca legitimar fraude electoral según la AN

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído