Connect with us

Hombre & Mujer

En Video: Un niño se levanta como si nada después que un carro le pasó por encima

Publicado

on

Acn- Un niño se levanta después que un carro le pasó por encima
Compartir
  • 2
    Shares

Una conductora irresponsable atropelló a un niño mientras este jugaba con sus amiguitos. Afortunadamente el infante se levanta como si nada hubiera pasado.

Cámaras de vigilancia captaron este lunes cómo un automóvil atropelló a un niño , pasando literalmente por encima de él.

En la grabación se puede observar al pequeño; vestido con una camiseta roja, quien se agacha junto a un coche estacionado para amarrarse un cordón de sus zapatos.

El auto de repente se pone en marcha y pasa por encima del niño; quien gatea frenéticamente durante unos instantes antes de desaparecer debajo del vehículo,en la ciudad india de Bombay.

Unos segundos después, cuando el coche pasa, el pequeño se pone de pie y corre para reunirse con sus compañeros de juego, según informa rt.

No obstante, al llegar al grupo, el pequeño cae al suelo, rodeado por los adolescentes. Poco después, se puede observar cómo uno de los presentes se lleva al niño en brazos, al parecer en busca de ayuda.

 

La Policía local logró identificar y arrestar a la conductora, Shraddha Manoj Chandrakar, de 42 años. Le imputaron varios cargos, incluida la conducción negligente, pero fue dejada en libertad la noche de este miércoles, informa el periódico Hindustan Times.

Las fuerzas del orden han comentado que la mujer aparentemente no se dio cuenta de que el menor estaba agachado en un punto ciego, justo al lado del auto, cuando ella arrancó, y como nadie gritó, simplemente siguió su camino.

Foto referencial.

Agencia Carabobeña de Noticias/medios D

Lea también: Peruano xenófobo le dió una golpiza a su paisana porque pensó que era venezolana (Videos+fotos)

Comentarios de Facebook

Hombre & Mujer

El pesebre y su leyenda

Publicado

on

Compartir
  • 4
    Shares

El Pesebre y su leyenda: Por Francisco Mayorga.- El pesebre lo inventó San Francisco de Asís, el santo de la humildad y de la pobreza;  en la Navidad de 1223, hace casi 800 años, en el pueblecito de Greccio, en Italia.

El santo estaba débil y enfermo, y pensando que tal vez aquella sería su última Navidad en la tierra;  quiso celebrarla de una manera distinta y muy especial. Un amigo de nombre Juan Velita, era dueño de un pequeño bosque en las montañas de Greccio;  y en el bosque había una gruta que a Francisco se le parecía mucho;  a la cuevita donde nació Jesús, en los campos de Belén;  y que él había conocido hacía poco en su viaje a Tierra Santa.

Francisco habló con su amigo, le contó su idea de hacer allí un “pesebre vivo”;  y juntos lo prepararon todo, en secreto, para que fuera una sorpresa;  para los habitantes del pueblo, niños y grandes.

Entre la gente del pueblo, Francisco y Juan escogieron algunas personas;  para que representaran a María, a José, y a los pastores; les hicieron prometer que no dirían nada a nadie antes de la Navidad;  y, siguiendo el relato del Evangelio de San Lucas, prepararon la escena del nacimiento. ¡Hasta consiguieron un hermoso bebé para que representara a Jesús!

La sorpresa de Navidad

La noche de Navidad, cuando todas las familias estaban reunidas en sus casas, las campanas de la iglesia empezaron a tocar solas…  ¡Tocaban y tocaban como si hubiera una celebración especial!… Pero nadie sabía qué estaba pasando… El Párroco del pueblo no había dicho que fuera a celebrar la  Misa del Gallo… la Misa de Medianoche….

Sorprendidos y asustados a la vez, todos los habitantes de Greccio salieron de sus casas para ver qué estaba sucediendo… Entonces vieron a Francisco que desde la montaña los llamaba, y les indicaba que subieran donde él estaba.

Alumbrándose con antorchas, porque la noche estaba muy oscura y hacía mucho frío, todos se dirigieron al lugar indicado, y cuando llegaron quedaron tan admirados, que cayeron de rodillas, porque estaban viendo algo que nunca habían pensado poder ver. Era como si el tiempo hubiera retrocedido muchos, muchos años, y se encontraran en Belén, celebrando la primera Navidad de la historia: María tenía a Jesús en sus brazos, y José, muy entusiasmado, conversaba con un grupo de pastores y pastoras, que no se cansaban de admirar al niño que había acabado de nacer…

Después, cuando todos se calmaron, el sacerdote, que había sido cómplice de Francisco y de Juan Velita en aquel secreto, celebró la Santa Misa, y Jesús se hizo presente en el Pan y el Vino consagrados, como pasa siempre que se celebra una Misa en cualquier lugar del mundo.

Terminada la Eucaristía, Francisco, lleno de amor y de alegría, les contó a todos los presentes, con lujo de detalles, la hermosa historia de la Navidad, y Jesús, “luz del mundo”, llenó sus corazones de paz y de amor.

Tres años más tarde, Francisco de Asís murió, dejándonos esta hermosa costumbre de hacer el pesebre todos los años, que a todos nos gusta tanto.

ACN/fm

No deje de leer:Papa Francisco a Obispos venezolanos: Gracias por resistir

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído